Pastel de zanahoria y naranja

Presentación

El pastel de zanahoria con aromático zumo de naranja es un postre delicioso, saludable y perfecto para el desayuno y la merienda.

Su maravilloso y brillante color es todo un preludio a lo bueno que sabe. La zanahoria confiere agradable humedad a la masa.

Además, es la receta ideal para quienes tratan de evitar la lactosa, porque no lleva leche, mantequilla o nata, y también para quienes quieren limitar el consumo de grasas.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 50 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Zanahorias: 400 g
  • Harina de trigo: 300 g
  • Azúcar: 90 g
  • Aceite de girasol: 80 ml
  • Zumo de naranja: 200 ml
  • Huevos: 2 grandes o 3 medianos
  • Levadura química: 1 sobre (= 16 g)
  • Aroma de naranja: 2 ml

Realización

Rompe los huevos en un bol y añade el azúcar.

Bate hasta que triplique su volumen y logres una masa clara muy espumosa.

Entonces, mientras sigues mezclando, añade poco a poco el aceite.

Añade el aroma y mezcla.

Limpia las zanahorias. Rállalas finamente o pásalas por la trituradora.
(Nota: Si quieres la textura perfecta, puedes rallarlas por la malla gruesa del rallador y luego pasarlas por la trituradora)

Añade entonces las zanahorias al compuesto, junto al zumo de naranja (posiblemente fresco). Mezcla todo.

Ahora incorpora la harina con la levadura, tamizándolas. Mezcla para obtener una consistencia homogénea.

Unta el molde (circular de 24 cm o aro de 26 cm) con un poco de aceite y esparce un poco de harina. Vierte la masa en el molde.

Hornea en horno pre calentado a 180°C durante 35-40 min: sabrás cuando está lista con la prueba del palillo (clava un palillo de madera en varios puntos del pastel y si sale limpio es porqué la cocción es suficiente).

Extrae del horno, deja que se enfríe y desmolda.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

El pastel se conserva durante 2-3 días bajo una campana de cristal o en la nevera, tapada con película, si la temperatura del ambiente es elevada.

 

Rösti de patatas

Presentación

Todo cocinero sabe que con las patatas se pueden hacer millones de recetas exquisitas.

Hoy podéis probar el Rösti, la típica tortilla de patatas suiza, precisamente del cantón de Berna, pero con nuestro toque personal.

Es perfecta para el desayuno, con queso fresco o como guarnición para platos de carne.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Patatas: 6 medianas
  • Harina: 3-5 cucharadas
  • Huevo: 1 mediano
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Pela las patatas y rállalas con la malla gruesa del rallador o con una mandolina.

Rompe un huevo en un bol y bátelo.

Añade al bol las patatas ralladas, sazona con sal y pimienta y mezcla.

Añade unas cucharadas de harina para que las tortitas sean más compactas y fáciles de freír: la cantidad depende del contenido de agua de las patatas empleadas.

rosti de patatas

En una sartén añade un poco de aceite y deja que se caliente. Cuando esté bien caliente habrá llegado el momento de freír los rösti.

Con una cuchara coge un poco de patatas y colócalas sobre la olla, aplastándolas ligeramente.

Da la vuelta cuando estén doradas para que se frían también por el otro lado.

Retira cada tortita de la sartén y deja escurrir sobre una hoja de papel de cocina.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir los rösti en muchísimas maneras: como guarnición de tus estofados, gulash, pollo asado, con queso fresco, con queso quark y cebollino, con creme fraîche y salmón, etc.

Si quieres que tu el rösti sea tu plato principal, puedes añadir 150g de gruyere.

 

Mezze maniche con calabacines y panceta

Presentación

Las mezze maniche con calabacines y panceta son un primer plato muy cremoso, sabroso y sencillo de realizar.

Puedes preparar esta receta con pocos ingredientes cuando lleguen improvisamente unos amigos sin avisar o cuando tengas que hacer felices a unos niños 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Mezze maniche: 400 g (u otro tipo de pasta corta)
  • Calabacines: 3 medianos
  • Panceta: 100 g
  • Nata para cocinar: 200 ml (=1 confección)
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Nuez moscada: al gusto
  • Parmigiano Reggiano: al gusto (opcional)

Realización

Pon el agua a hervir en una olla y añade la sal.

Corta la panceta en cubitos y deja que se dore en una sartén.

Mezze maniche con calabacines y panceta 2.jpg

Lava los calabacines, elimina las extremidades y corta cubitos.

Añade los calabacines a la sartén y deja que que cocinen.
[Ojo: no debería hacer falta más grasa, pero si la panceta es muy magra (o si has empleado bacon) quizás tengas que añadir un poco de aceite o mantequilla]

Sazona con nuez moscada, pimienta y sal (pero cuidado, porque la panceta suele ser salada).

Añade la nata y mezcla.

Cocina la pasta y, cuando esté lista escúrrela, guardando una taza de agua de cocción.

Mezcla la pasta con la salsa y, si notas que la salsa no es suficientemente cremosa, añade un poco de agua de cocción.

Emplata y decora con un poco de pimienta.

Si te gusta el queso, ralla un poco de Parmigiano Reggiano y espárcelo por encima.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir la panceta con jamón o jamón cocido.

 

Tapas de masa de hojaldre con espárragos y tomates secos

Presentación

Si te gustan las tapas deberías probar esta crujiente delicia de masa de hojaldre rellena de la parte mejor de los espárragos y de todo el sabor de los tomates secos.

Pero ten cuidado: son bocaditos adictivos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 24 tapas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre de mantequilla: 1 confección (rectangular)
  • Tomates secos: 150 g
  • Puntas de espárragos: 48 (largueza de unos 3 cm)
  • Huevo: 1 mediano

Realización

Saca la masa de hojaldre de la nevera: tiene que estar fría cuando se trabaja.

Con un cuchillo o un cortador de pizza, recorta 24 cuadrados de unos 5 cm de lado.

Con la masa que te sobre, corta unas bandas de 5 cm de largo y unos 8 mm de ancho.

Pica los tomates secos en cubitos y colócalos en los cuadrados de masa.

Coloca dos puntas de espárragos por una diagonal, con las puntas hacia fuera.

Enrolla las extremidades libres de los espárragos y envuelve cada tapa con una banda, cuidando de que las extremidades de la banda estén por debajo.

tapas de hojaldre con esparragos y tomate seco 4.jpgColoca las tapas sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.

Bate un huevo y unta cada tapa empleando un pincel de cocina.

Hornea en horno pre calentado a 180°C hasta que cada tapa esté bien dorada.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si te gusta el queso crema, puedes añadir media cucharadita por debajo de los cubitos de tomate seco.

 

 

 

Linguine con brócoli, queso robiola y nueces

Presentación

¿Al llegar a casa os apetece un plato sencillo y ligero pero exquisito?

Resultado de imagen de robiolaPrepara un apetitoso plato de linguine siguiendo esta receta y te quedarás impactado.

La cremosidad de la salsa, obtenida empleando un queso fresco italiano (precisamente del Piamonte) denominado Robiola e intensos brócoli, es contrastada por la textura crujiente de las nueces para ofrecerte un primer plato que querrás proponer a tus invitados para impresionarlos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Linguine (o espaguetis): 380 g
  • Brócoli: 200 g
  • Ajo: 1 diente mediano
  • Nueces: 12 medianas
  • Robiola: 100 g (sustituible por queso fresco o queso crema)
  • Aceite virgen extra de oliva
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Pon los brócoli en una olla. Añade abundante agua y un poco de sal. Deja que se cocine unos 7 minutos desde la ebullición.

linguine con pesto de brócoli y nuecesLimpia el diente de ajo y pícalo.

En una sartén pon un poco de aceite y añade el ajo. Deja que el ajo se dore para que el aceite absorba su sabor. Entonces retira el ajo y apaga.

Elimina la cáscara de las nueces y pícalas. Añade las nueces a la sartén.

Escurre los brócoli, sin tirar el agua, y trocéalos. Ponlos también en la sartén.

En el agua de cocción de los brócoli cocina las linguine.

Añade la robiola a la sartén y mezcla todos los ingredientes. Utiliza un tenedor para desmenuzar más los brócoli y reducir todo a una crema.

Sazona con sal y pimienta.

Cuando la pasta esté lista, escúrrela y únela a la salsa. Mezcla para repartir bien y sirve.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si te gusta una salsa muy aterciopelada y cremosa, puedes batir los ingredientes de la salsa tras haberlos cocinado en la sartén con un mini-pymer.

Puedes decorar los platos con nueces gruesamente picadas o trocitos de brócoli.

Sustituye el queso robiola por otros quesos frescos: queso de burgos, queso crema para untar (tipo Philadelphia), requesón, etc.

Bizcocho suave de plátano y ron

Presentación

¿Has comprado unos maravillosos plátanos hace unos días y ya están muy maduros y no sabes que hacer con ellos?

¿Ya has probado los pancakes con frutas y ahora te apetece un delicioso bizcocho?

Pues para de buscar porque aquí tienes la solución a todo: un bizcocho de plátano muy sabroso, perfumado, suave y húmedo que le gusta a todo el mundo.

Además, es muy versátil: puedes presentarlo en muchas maneras (las encuentras al final de la receta) para sorprender siempre a tus comensales 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 270 g
  • Huevos: 3
  • Azúcar: 80 g
  • Mantequilla: 100 g
  • Leche: 3 cucharas
  • Plátanos: 4 medianos (o 3 grandes)
  • Limón: un poco de zumo
  • Levadura química: 1 sobre (=16 g)
  • Aroma de ron: 2 ml (sustituible por vainilla o mantequilla)
  • Sal: 1 pizca

Realización

Derrite la mantequilla en una olla o en el microondas y deja que se enfríe un poco.

Bate los huevos en un bol y añade el azúcar.

[Nota: los plátanos muy maduros suelen ser dulces, personalmente considero que 80 g son suficientes para que el bizcocho sea dulce como para disfrutar varias porciones sin cansarse. Sin embargo, puedes incrementar la dosis a tu gusto (30-50 g más) si eres fan de los bizcochos muy dulces].

Bate los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que logres un compuesto claro y espumoso que ha doblado su volumen.

Pela los plátanos y aplástalos con un tenedor. Rocía el puré de plátano con zumo de limón y mezcla para repartir: así evitarás que el plátano se oxide y se vuelva negro.

Añade los plátanos a los huevos batidos mientras sigues mezclando con la batidora.

Añade las 3 cucharadas de leche y el aroma (el de ron es sorprendente junto al plátano). Mezcla.

Añade la harina tamizada con la levadura: así la masa ganará más aire y será más ligera. Mezcla hasta que obtengas una consistencia homogénea.bizcocho de platano

Por último, mientras sigues mezclando, añade la mantequilla poco a poco, para que se incorpore totalmente.

Recubre el molde (rectangular de 22x10cm o circular de 24 cm) de papel vegetal o, en alternativa, úntalo con mantequilla y recubre con un poco de harina.

Verte la masa en el molde y hornea en horno pre calentado a 180°C durante aprox. 30-35 min (el método infalible es la prueba del palillo de madera: clávalo en varios puntos en los últimos minutos de cocción y si sale limpio es porque el bizcocho está listo).

Extrae del horno, deja que se enfríe un poco y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar el bizcocho durante 3 días bajo una campana de cristal o cubierto con película transparente, pero espera a que esté frío para taparlo. Evita exponerlo a calor extremo: si la temperatura del ambiente es muy elevada, conserva en la nevera.

Resultado de imagen de chocolate dropsPuedes añadir canela si te gusta su sabor o pepitas de chocolate.

Si quieres decorarla un poco o añadir más dulzura a posteriori, puedes recubrir el bizcocho con un glaseado (azúcar glás + algunas cucharadas de zumo de limón).

Otra, de las muchísimas versiones en las que puedes servirlo es cortado horizontalmente por la mitad y untado con Nocilla o Nutella.

Burrito con pollo, nueces pecan y arándanos

Presentación

pollo nueces pecan y arándanos rojos para burrito.jpgEn los últimos días de mayo empieza a sentirse el calor y esto significa que no siempre nos apetece cocinar delante de los fuegos.

Por lo tanto, os propongo un burrito con un relleno sorprendente para salir de lo habitual: delicado pollo, crujientes nueces pecan y arándanos rojos con un toque de mayonesa.

Prepara esta delicia para el almuerzo, para un picnic… o incluso como aperitivo en un buffet 😉


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Tortillas: 4 grandes
  • Pollo troceado*: 3 tazas
  • Arándanos rojos secos: 1/2 taza
  • Nueces pecan: 1/2 taza
  • Apio picado: 3/4 taza
  • Mayonesa: 1/2 taza
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Perejil: al gusto

*puedes emplear pollo que te ha sobrado del caldo o cocinar pollo en una sartén y luego trocearlo.


burrito con pollo nueces pecan y arándanos rojosRealización

En un bol mezcla el pollo, los arándanos, las nueces y el apio picado. Sazona con sal y pimienta y añade mayonesa. Mezcla para repartir todo homogéneamente.

Coloca el relleno sobre la tortilla. Esparce un poco de perejil picado o en hojas.

Enrolla, corta por la mitad o en lonchas y ¡listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir las nueces pecan por otras nueces.

Si lo prefieres, puedes sustituir la mayonesa con salsa de yogur, salsa blanca para kebab o salsa cesar.

Galletas al coco y limón

Presentación

Concédete una merienda tropical con estas galletas con deliciosos trocitos de coco y toda la potente fragancia del limón.

Acompáñalas con té, leche o café y un zumo de fruta recién exprimido para empezar bien el día y no te preocupes de las calorías, porque estas galletas llevan muy pocas 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 150 g
  • Coco rallado: 100 g
  • Azúcar: 70 g
  • Huevos: 1 entero + 1 yema
  • Yogur: 100 g (sabor coco o limón)
  • Aceite de girasol: 2 cucharadas
  • Levadura: 1/2 cucharadita
  • Limón: ralladura de 1 cáscara
  • Aroma: 1 ml (limón, mantequilla o vainilla)

Realización

Mezcla las dos harinas con la levadura y el azúcar.

Dispone todo en forma de volcán y en el centro añade los huevos, el yogur, el aceite, la ralladura de la cáscara de un limón (anteriormente lavado) y el aroma.

Mezcla todos los ingredientes hasta que estén repartidos homogéneamente.

galletas coco y limon antes de hornear.JPG

Forma una bola de masa: no te preocupes de que esté pegajosa, porque así debe ser.

Deja que la masa repose durante media hora en la nevera.

Pasado ese tiempo, coge la mitad de la masa y extiéndela sobre la encimera enharinada con la ayuda de un rodillo.

[Ojo: para que no se te pegue el rodillo a la masa esparce un poco de harina por encima de la masa también]

Con un cortador de galletas o un vaso, recorta las galletas.

galletas con coco y limonAmasa el exceso de masa con la otra mitad y vuelve a extender con el rodillo para sacar más galletas.

Dispón las galletas sobre una bandeja cubierta con papel vegetal.

Hornea en horno pre calentado a 180°C durante aproximadamente unos 15-20 min (¡Cuidado! depende de tu horno, así que fíjate en que estén doradas).

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes moler el coco rallado con tu batidora para obtener harina de coco: ya no sentirás los trocitos de coco en las galletas.

Si quieres una versión más ligera, emplea yogur desnatado; si prefieres galletas completamente libres de lactosa, emplea yogures sin lactosa.

Conserva las galletas durante unos 3 días bajo una campana de cristal, en un contenedor de lata o dentro un bolsita de plástico.

Lomo rebozado a la mostaza

Presentación

¿Quien no ha preparado alguna vez el lomo rebozado “a la milanesa”? Lo hemos hecho todos y seguramente es un clásico en tu familia así como lo es en la mía.

Pero su éxito es totalmente justificado: es una receta muy rápida y sabrosa que gusta a todo el mundo… pero hoy vamos a darle una vuelta para que no nos aburramos de prepararla y vuelva la chispa al plato 😉

Hoy prepararemos un lomo a la mostaza que teñirá el rebozado de un precioso amarillo dorado y conferirá un sabor único a la carne.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Lomo: 500 g
  • Mostaza: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Huevos: 2
  • Pan rallado: para rebozar
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Corta lonchas de lomo y bátelas un poco para obtener el espesor deseado.

Sazona con sal y pimienta.lomo rebozado con mostaza.JPG

Unta la carne con un poco de mostaza.

Ahora pasa la carne por los huevos batidos y luego en el pan rallado.

Calienta el aceite en una sartén y, cuando esté caliente, añade la carne.

Deja que se dore por ambos lados. Retira y sirve.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir el lomo con mostaza como en la foto con una ensaladilla de repollo, zanahoria y manzana y un poco de ensaladilla de remolacha.

La carne puede comerse incluso al día siguiente o fría (pruebala en un bocadillo o en una hamburguesa 😉 )

Delicia de fruta con gelatina a la fresa

Presentación

¿Estás tratando de cuidar de tu silueta para el verano, pero no te resistes a un desayuno o una merienda gustosa?

No tienes que renunciar al sabor para esta saludable receta: una mezcla de frutas que puedes adaptar a tus gustos (o a lo que tengas en casa) con deliciosa gelatina a la fresa.

Puedes prepararla al día anterior y llevarla contigo al trabajo o ser un poco indulgente en casa, añadiendo un extra de nata batida, natilla o queso quark 😉


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 10 min (+ tiempo enfriado gelatina)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 3 porciones

Ingredientes

  • Gelatina a la fresa: 1 sobre
  • Agua: aprox. 500 ml (depende de las instrucciones de la gelatina)
  • Manzana: 1
  • Naranja: 1
  • Plátano: 1
  • Limón: un poco de zumo

Realización

Empieza con la gelatina: sigue las instrucciones de la confección (la mayoría de marcas requiere disolver la gelatina en 250 ml de agua hirviendo y luego añadir la restante cantidad de agua fría).

Deja que la gelatina se enfríe. Cuando haya llegado a temperatura ambiente habrá que controlar cada media hora cuando empieza a espesarse.

Entonces habrá que lavar la fruta y eliminar las cáscaras y la piel.

Ralla la manzana con un rallador a malla gruesa. Añade algunas gotas de zumo de limónpara que no se oxide.

Corta la naranja en trocitos y el plátano en rodajas.

gelatina de fruta.JPGCoge tres vasos transparentes o en tres copas: en cada uno coloca 1/3 parte de manzana; 1/3 parte de naranjas y 1/3 parte de plátano.

Ahora verte la gelatina, aún líquida, pero más espesa, casi hasta el borde del vaso.

Deja que se solidifique la gelatina y ¡listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes enriquecer las gelatinas con un poco de nata batida, natilla o un poco de queso quark a la vainilla o a la fresa (lo encuentras aromatizado en la marca Exquisa) y un poco de galletas trituradas 😉

Come las gelatinas como mucho al día siguiente desde la preparación. Si hace mucho calor, conserva en la nevera.