Mozzarella in carrozza

Presentación

La mozzarella in carrozza es una receta italiana originaria de Nápoles, pero difusa también en la región de Roma.

Se trata de una verdadera glotonería: suave pan de molde, cubierto por una crujiente y dorada capa y con un suave e hilante corazón de mozzarella derretida… ¡no hay quien pueda resistirse!

Con este entremés o plato único podrás conquistar incluso al paladar más exigente, pero sin tardar demasiado en prepararlo y sin complicaciones… que es un rasgo maravilloso de la receta jaja 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan blanco de molde: 600 g (= 12 rebanadas)
  • Mozzarella de bufala:  500 g
  • Huevos: 5 grandes
  • Harina de trigo: 100 g
  • Pan rallado: 300 g
  • Sal: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Empieza cortando la mozzarella en lonchas de 1 cm de espesor. Colócalas sobre una hoja de papel absorbente, cubre con otra hoja y aprieta delicadamente con tus manos para quitar el exceso de líquido. Si es necesario, repite hasta que las lonchas estén suficientemente secas.

Cubre una rebanada de pan con las lonchas de mozzarella (sin que sobresalgan), sazona con sal y coloca otra rebanada por encima. Presiona ligeramente con tus manos para compactarlo todo. Repite hasta terminar los ingredientes.

Rompe los huevos en un bol y vierte harina en un plato y pan rallado en otro.

Reboza los bocadillos pasándolos en harina, luego en huevo (dejando escurrir el exceso antes del siguiente paso) y finalmente en pan rallado.
(Nota: si no quieres ensuciarte mucho las manos, ayúdate con dos tenedores 😉 )

mozzarella in carrozza

En una sartén vierte aceite y deja que llegue a temperatura. Empieza a freír pequeñas cantidades a la vez (para que la temperatura no baje de golpe) hasta que estén bien doradas, dando la vuelta.

Retira y coloca sobre papel absorbente antes de emplatar.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes realizar un doble rebozado para que quede más crujiente: reboza la primera vez y luego deja los bocadillos en la nevera durante unos 15 minutos antes de volver a pasarlos en huevo y pan rallado.

Paté de pipas de girasol y tomates secos

Presentación

¿Buscas una alternativa vegetariana o vegana al paté de carne o pescado?

¿Quieres presentar algo distinto e inesperado sobre tus rebanadas?

Prepara este paté: es sencillamente increíble. Las pipas aportan una textura ideal, además del agradable sabor de girasol con el cual los tomates secos y la albahaca combinan de forma perfecta.

Presume de esta saludable receta para los entremeses en tu próxima quedada 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min (+1 noche para las pipas)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pipas de girasol (sin cáscara): 500 g
  • Tomates secos: 15 (aprox.)
  • Cebolla: 1 pequeña
  • Ajo: 1 diente
  • Albahaca: algunas hojas
  • Aceite de los tomates secos: 3 cucharadas
  • Pimentón dulce: ⅓ cucharada
  • Guindilla: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Deja las pipas a remojo en agua fría durante una noche entera. Al día siguiente retira las pipas del agua.

Limpia y pica el ajo y la cebolla. A continuación hazlos freír en el aceite de los tomates secos, sazonando con sal, pimienta, pimentón y guindilla, pero sin dejar que se doren demasiado.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 90

En tu robot tritura las pipas escurridas y el sofrito con su aceite aromatizado hasta lograr un paté de la consistencia que desees (más o menos liso). Comprueba si hace falta sazonar con alguna especia más y, eventualmente, mezcla para repartirla.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve sobre pan recién horneado (por ejemplo este delicioso garlic knot) o sobre una rebanada tostada.

Conserva en la nevera en un contenedor hermético.

Hinojo asado con Parmigiano Reggiano

Presentación

¿Estás buscando a una guarnición diferente, ligera pero llena de sabor? Deja de buscar, porque has llegado al sitio correcto 😉

Este hinojo asado muy delicado es exaltado por el robusto sabor del aceite de oliva virgen extra y el inconfundible toque del Parmigiano Reggiano que lo enriquece sumamente.

No te quedes mirando a la foto: ¡empieza a prepararlo, pues es muy sencillo!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Hinojos: 4
  • Aceite de oliva virgen extra: al gusto
  • Parmigiano Reggiano: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

Limpia los hinojos, elimina las extremidades y córtalos en trozos. hinojo gratinado con parmigiano reggiano

Colócalos en una bandeja para el horno, cubierta con un poco de papel vegetal, esparce pimienta, un poquito de sal y aceite de oliva por encima.

Hornea en horno ya caliente a 180ºC durante unos 40 minutos, dando la vuelta pasada la mitad del tiempo y añadiendo un poco de aceite más.

Saca unas láminas de Parmigiano Reggiano en la espera.

Extrae la bandeja del horno y emplata los hinojos.

Añade las láminas de queso por encima y sirve.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes utilizar otros tipos de quesos curados, italianos (por ejemplo Pecorino) o españoles de vaca o de cabra 😉

Si quieres experimentar, ralla un poco de cáscara de limón por encima de los hinojos.

Cebra de mascarpone con amaretti

Presentación

Déjate conquistar por este triunfo de sabores…

El reconfortante sabor de la leche en el cremoso mascarpone se une a la almendra de los amaretti y al inconfundible cacao, en capas parecidas a las de las cebras que se alternan de forma tan acertada en este postre y están intercaladas por crujientes trozos de galleta.

Olvídate de todo mientras saboreas este divertido postre 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min (+2h en la nevera)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Mascarpone: 400 g
  • Azúcar glás: 100 g
  • Cacao: 2-3 cucharaditas
  • Amaretti: 100 g + para decorar
  • Huevos: 3 medianos
  • Sal: 1 pizca
  • Aroma de almendra: 2 ml

Realización

Bate las claras de huevo a punto de nieve, hasta que estén firmes.
(Nota: lo están si, dando la vuelta al cuenco, se quedan firmes en su sitio, sin caerse al suelo 😉 )

En otro bol mezcla el mascarpone con el azúcar glás, el aroma y la pizca de sal.

cebra de mascarpone y amaretti.jpg

Añade una yema a la vez, mezclando para que se incorpore bien.

Incorpora las claras poco a poco y de forma delicada, mezclando desde abajo hacia arriba, para no desperdiciar las burbujas de aire: así el postre se quedará ligero.

Ahora divide la masa en dos partes: a una añade los amaretti previamente triturados (tienen que quedar como un polvo) y a la otra añade el cacao. Mezcla ambas, por separado, para que queden homogéneas.

Ahora empieza a asemblar el postre: en unas copas altas coloca primero una masa, luego un poco de amaretti ligeramente desmenuzados, y a continuación la otra masa y más galletas y repite hasta terminar las masas. Finaliza decorando con las galletas.

Pon a enfriar durante 2 h en la nevera.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Incorpora gotas de chocolate o láminas de almendras entre las capas si te sientes indulgente 😉

Linguine con mini pulpos y aceitunas negras

Presentación

Atrévete a mezclar el marisco y las aceitunas en este primer plato de inspiración italiana.

Estos mini pulpos quedarán impresionantes tras haberse dorado y haber absorbido el aroma del ajo, con las intensas aceitunas negra y el ligeramente ácido toque de la salsa que envuelve tan bien a las linguine… ya lo sé… con tan solo leerlo y ver la foto se hace ya la boca agua…

¡Hay una solución: !hay que prepararlo en seguida!

Tardarás solo 30 minutos para presentar esta delicia en tu plato 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Linguine/Spaghetti: 350 g
  • Mini pulpos: 800 g (ya limpios)
  • Tomate cherry pelados: 200 g
  • Concentrado de tomate: 2 cucharadas
  • Aceitunas negras: 24
  • Vino blanco: 80 ml
  • Ajo: 2 dientes
  • Guindilla: al gusto
  • Perejil: al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: 2 cucharadas
  • Sal: al gusto

Realización

Vierte los mini pulpos en un colador y lávalos con abundante agua. Escúrrelos bien.

En una olla pon a hervir el agua para la pasta, añadiendo sal.

Limpia el ajo y tritúralo finamente con la guindilla. Hazlo sofreír con un poco de aceite en una olla grande (luego tendrá que caber la pasta).

Añade los mini pulpos y deja que se doren durante unos 3 minutos a alta temperatura, mezclando de vez en cuando. Sazona con sal y deja esfumar el vino.

pasta con mini pulpos y aceitunas

Con una espumadera retira los mini pulpos y déjalos a un lado y en un sitio caliente.

En la misma sartén añade el concentrado, los tomates y su líquido y las aceitunas también. Deja cocinar la salsa durante unos 7 minutos a baja temperatura.

Entonces añade los mini pulpos, vuelve a sazonar con sal si es necesario y deja cocinar durante un par de minutos. Luego apaga y mantén caliente.

En la espera, al haber llegado el agua a ebullición vierte las linguine y deja cocinar hasta que estén “al dente”: es decir, cuando falte poco más de un minuto para que la textura sea perfecta, retira, guardando una parte de agua de cocción en un vaso.

Vierte la pasta en la olla con la salsa y mezcla bien, volviendo a encender el fogón bajo la olla. Si la salsa resulta poca o seca, añade un poco de agua de cocción.

Cuando la pasta esté lista, emplata y esparce un poco de perejil picado.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes utilizar también orégano en lugar del perejil, si lo prefieres 😉

Bizcocho polaco con levadura fresca, melocotones y almendras – ciasto drożdżowe

Presentación

¿Has preparado alguna vez un bizcocho con levadura de panadería… esa fresca que encuentras en cubitos? ¿¡No?! ¡Hay que solucionarlo inmediatamente!

Si nunca has probado un bizcocho de este tipo no sabes realmente lo que te estás perdiendo… la increíble suavidad de la masa recién salida del horno se puede comparar con una nube y los melocotones frescos de finales de temporada aportan su aroma y dulzura y se mezclan con el toque crujiente de las almendras.

Disfruta de este bizcocho ligero con tus desayunos, acompañado por una taza de leche, o durante la merienda o una pequeña pausa café… y verás como desaparece rápido 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 50 minutos (+1 h de reposo)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Leche (de vaca/vegetal): 1 vaso
  • Aceite de girasol: 1 vaso
  • Azúcar: ¾ vaso
  • Huevos: 4 medianos
  • Levadura fresca: 1 cubito (= 25 g; tipo saccaromyces cerevisiae)
  • Harina de fuerza: 4 vasos (puedes utilizar la normal, si no tienes la de fuerza)
  • Sal: 1 pizca
  • Aroma: 2 ml (vainilla, mantequilla o ron)

Realización

Bate los huevos con el azúcar y el aroma hasta lograr un compuesto espumoso.

Calienta un poco la leche. Disuelve la levadura fresca troceada en un poco de ella.

Añade al compuesto de huevos la leche con levadura, el resto de leche y el aceite. Mezcla.

Tamiza la harina en el bol y mezcla todo hasta lograr una masa elástica y homogénea.bizcocho con levadura fresca melocotones y almendras 2.JPG

Cubre un molde (de unos 26 cm de diámetro) con papel vegetal y vierte allí la masa.

Deja reposar durante 1 hora (incluso 1,5 h) en un sitio tibio-cálido, cubriendo con un trapo limpio.

Cuando falten unos minutos, enciende el horno, para que se vaya calentando a 180ºC. Asimismo, empieza a lavar los melocotones y a cortarlos en trozos.

Remueve el trapo: la masa habrá más que duplicado su volumen. Coloca la fruta por encima y esparce las láminas de almendras. Hornea durante aproximadamente 45 min.

[Ojo: los tiempos de horneado varían dependiendo del horno, por lo tanto es conveniente efectuar la prueba del palillo para controlar que esté listo → clava en el centro del bizcocho (donde no haya fruta) un palillo de madera: si sale limpio, puedes sacar el bizcocho del horno].

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes utilizar otros tipos de fruta para este bizcocho: ciruelas, ruibarbo, fresas, melocotones en almíbar, todo tipo de frutos rojos, etc…

Puedes añadir por encima de la fruta un poco de lo que los polacos llaman kruszonka y los alemanes streusel: es una especie de crumble de harina (100 g) con azúcar (50 g) y mantequilla fría o margarina sin sal (60 g) que aportará mucho gusto y textura al postre.

Personalmente, me encanta recién salido del horno porqué es muy suave y tibio, así que recomiendo calentar cada porción durante unos 10 segundos en el microondas antes de servir para obtener el mismo efecto, aunque es cuestión de gustos y es delicioso frío también.

Si quieres llevar este postre a niveles estelares, puedes cortar el bizcocho por la mitad, en sentido horizontal, y untar con confitura casera de melocotones… pero ten cuidado: el bizcocho se hace aún mas peligrosamente adictivo 😉

¡Nuestro segundo Liebster Award!

¡No sabéis la ilusión que nos acompaña al escribir este post! 😃

Hace tiempo el blog recibió su primer premio y lo compartimos con grande emoción. Hoy, nos acompaña la misma sensación de orgullo y felicidad al comunicaros que tenemos…

🎉🎉🎉 ¡¡¡nuestro segundo Libester Award!!! 🎉🎉🎉

Aventuras en Cocina Blog ha sido nominado otra vez al Liebster Award por el blog Libro Café y Manta. Muchísimas gracias, de verdad.

Os invito todos a visitar el maravilloso blog de Hannah y, con una buena taza de café en la mano y algún bollo preparado con nuestras recetas, a dejaros inspirar a la lectura de libros de varios géneros, épocas y escritores que la anfitriona os comentará, con su toque personal, tras una lectura crítica.

Ahora os preguntaréis qué es este reconocimiento.Ik-ben-genomineer-voor-een-Liebster-award-2018

Los Liebster son un premio simbólico que otorgan otros bloggers a quienes han empezado su aventura bloguera hace no mucho para reconocer el esfuerzo necesario para sacarlo adelante y expandir la audience.

Es una especie de “cadena premio” en la que tu blog puede volver a ser nominado hasta 11 veces, si quienes son nominados reconocen tu dedicación y calidad.

Son un premio muy especial por su significado… tanto para quienes están nominando, como para quienes tienen el honor y la alegría de ser nominados y nominar a su vez otros 5, 11 o 20 blogs ☺️

☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆

Para poder blandir este galardón, debemos seguir estas reglas y contestar a las siguientes 11 preguntas escogidas por Hannah, lo que procedemos a hacer 😉

1) ¿Cuánto tiempo llevas con el blog?

Llevamos documentando con ilusión nuestros experimentos culinarios desde hace poco más de 2 años. El blog celebra su cumpleaños cada 29 de junio 🎂

2) ¿Por qué decidiste hacer un blog?

Cocinar es apasionante, pues te permite replicar sabores tradicionales y traer a la memoria recuerdos de infancia, reproducir recetas aprendidas en un viaje y teletransportarte a ese sitio o dejarte probar un trocito de un mundo desconocido con una receta nueva y exótica.

Comer es una necesidad, pero cocinar con pasión es algo distinto, que puede aportar mucha alegría, buenos momentos y gran satisfacción.

Decidí abrir un blog para transmitir todo esto y contagiar al mundo con este entusiasmo mediante nuestras deliciosas recetas 🙂

3) ¿Por qué has elegido ese nombre para tu blog?

La elección del nombre ha sido fruto de una larga reflexión…

Tuvimos muchas buenas ideas, pero creo que más allá de lo que pueda ser un nombre bonito, divertido o una sabia selección de una marca, lo que queríamos era transmitir la esencia de este recorrido entre fogones, de una exploración culinaria llena de entusiasmo y… realmente cada receta encierra en sí un reto, mucha pasión y gratificación: algo que encuentras en una aventura… de ahí Aventuras en Cocina 🙂

4) ¿Te gusta leer blogs de temática variada, o te mantienes en lo tuyo?

Aunque podría estar hablando/leyendo de cocina a todas horas, me encanta explorar, no solo en las recetas, sino que en todo en la vida. Así que, por supuesto, me dejo sorprender por blog de temática muy variada y aprendo de ellos cosas nuevas y muy diferentes entre sí.

5) Aproximadamente, ¿cuántos libros crees que has leído en tu vida?

Vaya, vaya… leer es algo que me encanta, pues como las recetas, un buen libro te lleva a otro lugar, te hace explorar nuevas sensaciones y te transmite mucho más de lo que podrías imaginarte.

Soy una ávida lectora y en verano, cuando dispongo de más tiempo, soy capaz de leerme unos 50 libros… asís que diría que sin duda muchos centenares… aunque no sabría si he llegado a mil 🤔

6) ¿Dónde es tu lugar favorito para leer?

Depende de la estación y del momento… por debajo de un árbol, cuando hay sol y hace calor; en el sofá o en la cama, cubierta con una acogedora manta cuando hace frío, llueve o por la noche.

7) La temática de tu blog, ¿está relacionada con tu trabajo o parte de alguna afición?

El blog está claramente relacionado con un hobby y me encanta dedicarme a ello (y a cocinar y comer, ¡por supuesto!) en el tiempo libre.

8) ¿Prefieres libro en papel o digital?

Me encantan los libros en papel… mover las hojas, olerlos, tenerlos en las manos… pero me he acostumbrado a los libros digitales por su versatilidad, porque siempre llevo el móvil conmigo (o a menudo tablet y portátil) y en cualquier momento de pausa o en los tiempos muertos puedo aprovechar para continuar la inmersión en la historia o en el ensayo. Además, me encanta el fondo negro a la hora de leer los libros y el hecho de poder descargar un libro, por muy nuevo o difícil que sea de encontrar en papel, en tan solo unos minutos.

9) Un libro que te haya decepcionado y no hayas podido acabar.

Ay… yo soy más de elogiar que de criticar… no me gusta nada hablar mal de algo/alguien y, en este caso de un libro y un escritor… además la apreciación de los libros es algo muy personal que varía: lo que me encanta puede que tu lo aborrezcas y al revés.
¿Pasamos a la siguiente pregunta? 😅

10) ¿Qué te ha aportado tener un blog?

Crear este blog ha sido una forma de reclamar mi propio espacio en la blogosfera y atreverme a compartir mis recetas, trucos y consejos… y un poco de mí… con el mundo, esperando poder transmitir las mismas sensaciones y entusiasmo a los que leen o cocinan lo que publico.

Mi decisión/reto auto-impuesto de publicar dos veces a la semana supone mucho trabajo y dedicación, pues se trata de un hobby que me encanta pero que tengo que compaginar con las obligaciones y actividades diarias… y es muy complicado en determinados períodos. Así que conseguir alcanzar mis expectativas y ver como los seguidores y visitadores de todo el mundo crecen y aprecian el fruto de este esfuerzo me aporta mucha mucha satisfacción y felicidad.

11) ¿Qué consejo le darías a alguien que empieza un blog?

Escribe contenido de calidad, posiblemente con regularidad, y no le tengas miedo a la hoja en blanco o a publicar un trocito de tí 😉

☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆┊★┊☆

Y ahora… *redoble de tambores*… porque, Señoras y Señores, ¡tengo el honor de nominar a 5 nuevos Blogs con menos de 200 seguidores WordPress, que merecen este reconocimiento por su esfuerzo y calidad!

Liebster.png

Sin más preámbulos, y sin un orden particular, quiero felicitar a:

Las preguntas que os propongo son las siguientes:

  1. ¿Por qué decidiste crear un blog?
  2. ¿Cuánto tiempo llevas con el blog y cuanto tiempo te lleva publicar entradas?
  3. ¿Por qué has elegido ese nombre para tu blog?
  4. ¿Por qué crees que has sido nominad@ a un Liebster?
  5. ¿De qué te gusta más escribir en tu blog (algún subgénero, categoría…)?
  6. Comparte un consejo que trate sobre alguna temática de tu blog.
  7. ¿Qué te ha aportado tener un blog?
  8. ¿Qué consejo le darías a alguien que empieza un blog?
  9. Dime: tu receta favorita, una receta nueva que quieres probar y la receta que siempre te sale fenomenal.
  10. ¿Si tuvieras que hacer un viaje gastronómico, que país elegirías y por qué?
  11. Comparte un recuerdo de la infancia relacionado con la comida.

¡Enhorabuena a los nuevos nominados y a por el tercer Liebster Award! 😉

Pollo con tomate, aceitunas y Parmigiano Reggiano

Presentación

Déjate cautivar por este segundo plato de pollo… ¡tendrás que volver a prepararlo en cuanto tus comensales le hayan sacado brillo a la olla que pongas en la mesa!

Este segundo de carne está muy rico y es una exitosa mezcla de ingredientes y texturas.

El tierno pollo está envuelto en una espesa salsa de tomate, aromatizada por un sabroso sofrito, aterciopelada gracias al queso… que también te encontrarás en indulgentes trocitos. El todo, resaltado por el rotundo y ácido sabor de las aceitunas 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechugas de pollo: 2 enteras o 4 mitades
  • Tomate triturado: 350 g
  • Cebollas: 1 grande
  • Aceitunas manzanilla con anchoas/aceitunas negras: 150 g (peso escurrido = 1 lata)
  • Aceite de oliva: lo suficiente
  • Ajo deshidratado: al gusto
  • Orégano: al gusto
  • Guindilla molida: al gusto
  • Cubo para caldo: 1
  • Pimienta: al gusto
  • Parmigiano Reggiano: al gusto

Realización

Limpia la cebolla y pícala finamente. Deja que se sofría en una olla con aceite de oliva. Incorpora el cubo de caldo para que se disuelva y sazona con ajo y pimienta.

Pica la pechuga de pollo en cubitos o tiras y añádela a la olla (con el fogón a máxima temperatura) cuando la cebolla esté bien dorada. Deja que se dore hasta que esté bien cocinado. Pollo olivas y tomate.jpg

Incorpora el tomate triturado y las aceitunas cortadas por la mitad. Sazona con orégano y verifica si hace falta corregir la cuantía de las demás especias.

Mientras se cocina unos minutos, ralla el Parmigiano Reggiano por la malla fina y, si te sobra la cáscara de queso, pícala en cubitos y deja que se cocine con el pollo: se ablandará y aportará mucho sabor.

Cuando hayas finalizado la cocción y la salsa haya absorbido los sabores y se haya espesado, esparce el queso rallado por encima y cubre con tapa unos minutos.

¡Sirve!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes utilizar Grana Padano u otro queso curado, si lo prefieres.

Puedes jugar mucho con las aceitunas: verdes, negras, sin relleno o con anchoas o pimientos 😉

Conserva durante 1 día en la nevera. Se puede volver a calentar.

Confitura de higos verdes y limón

Presentación

¿Por qué despedirte de estos higos tan jugosos… cuando termine esta temporada? ¡Guarda unos cuantos bajo la forma de una saludable confitura casera aromatizada al limón!

Se prepara con pocos ingredientes y muy sencillamente 😉

Además es muy versátil: sirve esta confitura sobre una rebanada de pan fresco o una tostada… o acompaña una selección de quesos con esta delicia. Utiliza también para condimentar una ensalada especial con nueces y quesos o para crear platos de carne increíbles.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Higos verdes frescos: 1 kg
  • Limón: 1,5
  • Azúcar: 4 cucharadas
  • Aroma de vainilla: 2 ml

Realización

Corta los higos por la mitad (en vertical).

Utiliza una cuchara para sacar cuanta más pulpa posible y tira la piel.

Pon la pulpa en una olla, vierte el azúcar y empieza a cocinar. confitura de higos

Añade a la olla la pulpa en trocitos de medio limón y la cáscara y zumo de 1 entero.

Incorpora el aroma y mezcla.

Deja cocinar unos 20 minutos, hasta que los higos se hayan derretido y la confitura se haya reducido.

Cuando esté lista, vierte la confitura bien caliente en los tarros limpios y cierra con tapa.

Ahora puedes poner los tarros boca abajo hasta que oigas el “clic” del vacío o hacerlos hervir unos minutos para obtener el mismo efecto.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prepara esta confitura también con higos rojos 😉

Tomates rellenos de arroz y mozzarella

Presentación

El arroz con tomate es un clásico que gusta a grandes y niños… pero añadir mozzarella que hila mejora infinitamente el plato…

Y si el sabor nos conquista, el ojo también merece también ser seducido… y qué forma mejor que servir este primer plato directamente en la cáscara del ingrediente clave: ¡el tomate!

Este plato tiene una pinta extraordinaria que, afortunadamente, no requiere un esfuerzo extraordinario, sino que todo lo contrario 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Arroz: 200 g
  • Tomates: 4
  • Mozzarella: 1
  • Cebolla: ½
  • Passata di pomodoro/Tomate triturado: 150 ml
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Pon a hervir agua salada y, cuando llegue a ebullición vierte el arroz y mezcla.

En la espera de que el arroz se cocine, lava los tomates maduros y corta la parte superior para crear un sombrerito. Vacía el interior del tomate, guardando la pulpa que retires y poniendo los tomates boca-abajo para escurrir. tomates rellenos de arroz y mozzarella2.jpg

Prepara ahora la salsa para el arroz. En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofríe la cebolla finamente picada hasta que esté dorada. Añade la pulpa del tomate y la passata. Sazona con sal y deja reducir (el tiempo varía ligeramente entre passata y tomate triturado). Apaga y deja que se enfríe.

Cuando el arroz esté listo, escúrrelo. Añade la salsa de tomate, mezcla y deja enfriar hasta poder manejar el arroz con las manos.

Coge los tomates, sazona con un poquito de sal y rellena con unas cucharadas de arroz ya enfriado y trocitos de mozzarella. Cubre con el sombrerito de tomate.

Coloca los tomates rellenos sobre una bandeja para horno ligeramente untada con aceite y hornea a 190°C durante unos 15-20 minutos (aunque depende del horno): no tienes que quemarlos, pero tampoco dejarlos crudos.

Extrae del horno y sirve calientes.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sazonar con orégano, albahaca u otros ingredientes que te apetezcan, como panceta crujiente, chorizo, atún, olivas etc… así que deja volar tu fantasía 😉