Lomo rebozado a la mostaza

Presentación

¿Quien no ha preparado alguna vez el lomo rebozado “a la milanesa”? Lo hemos hecho todos y seguramente es un clásico en tu familia así como lo es en la mía.

Pero su éxito es totalmente justificado: es una receta muy rápida y sabrosa que gusta a todo el mundo… pero hoy vamos a darle una vuelta para que no nos aburramos de prepararla y vuelva la chispa al plato 😉

Hoy prepararemos un lomo a la mostaza que teñirá el rebozado de un precioso amarillo dorado y conferirá un sabor único a la carne.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Lomo: 500 g
  • Mostaza: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Huevos: 2
  • Pan rallado: para rebozar
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Corta lonchas de lomo y bátelas un poco para obtener el espesor deseado.

Sazona con sal y pimienta.lomo rebozado con mostaza.JPG

Unta la carne con un poco de mostaza.

Ahora pasa la carne por los huevos batidos y luego en el pan rallado.

Calienta el aceite en una sartén y, cuando esté caliente, añade la carne.

Deja que se dore por ambos lados. Retira y sirve.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir el lomo con mostaza como en la foto con una ensaladilla de repollo, zanahoria y manzana y un poco de ensaladilla de remolacha.

La carne puede comerse incluso al día siguiente o fría (pruebala en un bocadillo o en una hamburguesa 😉 )

Delicia de fruta con gelatina a la fresa

Presentación

¿Estás tratando de cuidar de tu silueta para el verano, pero no te resistes a un desayuno o una merienda gustosa?

No tienes que renunciar al sabor para esta saludable receta: una mezcla de frutas que puedes adaptar a tus gustos (o a lo que tengas en casa) con deliciosa gelatina a la fresa.

Puedes prepararla al día anterior y llevarla contigo al trabajo o ser un poco indulgente en casa, añadiendo un extra de nata batida, natilla o queso quark 😉


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 10 min (+ tiempo enfriado gelatina)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 3 porciones

Ingredientes

  • Gelatina a la fresa: 1 sobre
  • Agua: aprox. 500 ml (depende de las instrucciones de la gelatina)
  • Manzana: 1
  • Naranja: 1
  • Plátano: 1
  • Limón: un poco de zumo

Realización

Empieza con la gelatina: sigue las instrucciones de la confección (la mayoría de marcas requiere disolver la gelatina en 250 ml de agua hirviendo y luego añadir la restante cantidad de agua fría).

Deja que la gelatina se enfríe. Cuando haya llegado a temperatura ambiente habrá que controlar cada media hora cuando empieza a espesarse.

Entonces habrá que lavar la fruta y eliminar las cáscaras y la piel.

Ralla la manzana con un rallador a malla gruesa. Añade algunas gotas de zumo de limónpara que no se oxide.

Corta la naranja en trocitos y el plátano en rodajas.

gelatina de fruta.JPGCoge tres vasos transparentes o en tres copas: en cada uno coloca 1/3 parte de manzana; 1/3 parte de naranjas y 1/3 parte de plátano.

Ahora verte la gelatina, aún líquida, pero más espesa, casi hasta el borde del vaso.

Deja que se solidifique la gelatina y ¡listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes enriquecer las gelatinas con un poco de nata batida, natilla o un poco de queso quark a la vainilla o a la fresa (lo encuentras aromatizado en la marca Exquisa) y un poco de galletas trituradas 😉

Come las gelatinas como mucho al día siguiente desde la preparación. Si hace mucho calor, conserva en la nevera.

Refrescante limonada con fresas

Presentación

En mayo se puede disfrutar de largos días soleados con una temperatura agradable.

¿Porqué no acompañar estos elementos con unas sabrosísimas fresas de temporadas, servidas en una refrescante limonada?

Sirve esta limonada incluso a los niños, porqué no lleva nada de alcohol y no es nada amarga… o añade alcohol al gusto para despertar los sentidos en una cena con amigos o tu pareja 😉

(¡Todas las mejores combinaciones y propuestas con alcohol al final de la receta!)


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Fresas: 600 g
  • Limones: 2
  • Miel: 100-150 ml*
  • Agua: 1,5 l
  • Hielo: al gusto

*Se puede cambiar la dosis al gusto; emplear azúcar o sustituir por edulcorantes.


Realización

Lava tus limones y fresas con cuidado.

Elimina las hojas de las fresas.

Con tu batidora eléctrica bate las fresas con la miel y 1 taza de agua.

[Nota: si te molestan las semillas de fresa puedes filtrar la pulpa con un colador a malla fina 😉 ]refrescante lemonada con fresa

Vierte la pulpa en una jarra.

Ralla la cáscara de los limones y consérvala.

Elimina con un cuchillo toda la parte blanca de la cáscara (que de utilizarse daría un sabor amargo a la limonada) y tírala.

Corta en 4 los corazones de los limones y elimina las semillas.

En la batidora, sin que haga falta limpiarla, echa la ralladura de limón y los cuartos de limones, junto a 2 tazas de agua. Deja batir.

Entonces añade a la jarra este jugo y mezcla, para que se junte bien con las fresas.

Añade lo que queda de agua y mezcla.

Ajusta la dulzura si necesario.

Añade hielo y sirve.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes decorar la limonada con trozos o lonchas de fresas y limón.

Resultado de imagen de melisa hojasPrueba a dar un toque refrescante y sorprendente añadiendo hojas de hierbabuena, hierba luisa, melisa o albahaca.

Si quieres convertir esta limonada en un cóctel para una tarde con amigos, añade el tipo de alcohol que más te guste y que mejor se adecue a la compañía: te sugiero elegir entre vino blanco, cava, vodka, tequila, rum y cachaça 😉

Mini cheesecakes de Gorgonzola con coulis de higos

Presentación

Sorprende a tu pareja con unas impactantes cheesecakes con aromático Gorgonzola, delicado Requesón y sabroso Parmigiano Reggiano.

Las tartitas, aunque tengan una pinta increíble, son sencillas de realizar, y se sirven con una deliciosa coulis de higos.

Venga, ni te lo pienses, empecemos ya 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 45 min (+4 h en la nevera)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 12 mini cheesecakes (Ø 5,5)

Ingredientes

PARA LAS CHEESECAKES

  • Crackers: 100 g
  • Nueces sin cáscara: 50 g (+ 12 enteras para la decoración)
  • Mantequilla: 50 g (+ para untar los moldes)
  • Huevos: 2
  • Parmigiano Reggiano: 50 g
  • Queso crema para untar: 250 g (sabor natural)
  • Requesón: 200 g
  • Gorgonzola dulce: 100 g
  • Gorgonzola picante: 100 g
  • Pan rallado: para los moldes

PARA LA COULIS

  • Higos maduros: 800 g (= 30 higos medianos/pequeños)
  • Mantequilla: 25 g
  • Azúcar: 40 g
  • Agua: 50 ml

Realización

Empezaremos con la realización de las mini cheesecakes.

Tritura los crackers junto con las nueces en tu trituradora hasta que su consistencia resemble la del polvo. Entonces añade la mantequilla anteriormente derretida.

Mezcla con un tenedor para repartir la mantequilla: habrás obtenido un compuesto parecido a las migas.

Entonces coge los moldes para magdalenas y úntalos con mantequilla. Esparce un poco de pan rallado para que luego sea más sencillo extraer las tartitas.

Coloca un poco del compuesto de crackers molidos y, empleando una cuchara, presiona para que se compacte en el fondo de cada molde.

Pon los moldes en el frigorífico para que la mantequilla se endurezca.

En un bol mezcla los huevos con el Parmigiano Reggiano rallado, añade el queso crema, el requesón y los dos tipos de Gorgonzola.

Trabaja la crema ayudándote con la batidora eléctrica.

Cuando hayas logrado una consistencia homogénea, repártela entre los 12 moldes.

Mini cheesecakes de gorgonzola con coulis de higosHornea en horno pre-calentado a 180°C durante aproximadamente 25-30 min, cubriendo la superficie con una hoja de película de aluminio (para evitar que se dore exageradamente).

Deja enfriar a temperatura ambiente y luego deja que repose en la nevera durante mínimo 4 horas.

En la espera, prepararemos la coulis de higos.

Corta los higos por la mitad, extrae la pulpa con una cucharadita y ponla en una olla.

Añade la mantequilla y el azúcar y luego enciende la placa.

Cuando la mantequilla esté derretida, vierte el agua y deja cocinar durante un par de minutos después de la ebullición.

Cuando la salsa esté más densa, deja enfriar a temperatura ambiente y entonces en la nevera durante una hora.

A la hora de emplatar, desmoldea las mini cheesecakes, colócalas en un plato y esparce por encima la coulis de higos. Decora cada tortita con las nueces.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el Gorgonzola picante con queso azúl.

 

Ensalada de pepinos crudos con feta a la parrilla y piñones

Presentación

¿Hart@ de la misma ensalada verde?

¿Te apetece algo delicioso, que te haga disfrutar mientras lo degustas y que te haga sentir bien contigo misma?

Prepara esta ensalada de pepinos frescos con sabroso queso feta a la parrilla, aromáticos piñones y apetitosas olivas y verás que esta receta se convertirá en un habitué en tu mesa 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pepinos: 4-5 medianos
  • Feta: 300 g
  • Piñones: al gusto
  • Olivas: al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Zumo de limón: al gusto
  • Menta: al gusto (opcional)

Realización

Coge una loncha de queso feta (si tiene unos 3 cm de espesor mejor) y úntala por ambos Resultado de imagen de parrilla sartenlados con un poco de aceite de oliva.

Calienta bien la sartén parrilla (u otra sartén antiadherente también).

Cuando esté bien caliente coloca el feta y deja que se forme una corteza suficientemente gruesa y crujiente antes de dar la vuelta al otro lado.

[Ojo: este queso no suele derretirse mucho, pero de todas formas da la vuelta rápidamente y delicadamente]

Deja que aparezca la corteza por el otro lado también antes de quitar el queso de la sartén.

En cuanto esté más tibio (no dejes que se enfríe demasiado) córtalo en cubitos grandes.

Aprovecha el calor de la sartén para tostar los piñones.ensalada de pepinos con feta a la parrilla.jpg

Lava muy bien los pepinos, porque en esta receta su piel decorará la ensalada.

[Nota: si de todas formas prefieres pelar el pepino puedes hacerlo tranquilamente 😉 ]

Elimina las extremidades y, con un pelador de patatas, saca láminas de pepino cortando por toda la largueza del mismo.

En un bol sazona los pepinos con aceite virgen extra, zumo de limón y pimienta.

[Ojo: como el feta es salado, mejor no añadir sal o hacerlo con moderación].

Emplata los pepinos junto a los cubitos de feta, los piñones tostados, unas olivas y decora con algunas hojas troceadas (no cortadas, así son más sabrosas) de menta fresca.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes refinar el toque de limón sustituyendo el zumo por la ralladura de la cáscara 😉

Es aconsejable comer la ensalada en seguida.

 

Pasta con crema de requesón y pistachos

Presentación

Existen más de mil maneras de preparar la pasta, y cualquier italiano sabe que con muy pocos ingredientes se puede crear un primer plato que hará feliz a cualquiera.

Esta receta es una demostración de esto: con tan solo pasta, delicioso requesón y unos intensos pistachos se puede alegrar el día a grandes y peques… y sin remordimientos, porqué el queso es muy ligero y los pistachos son saludables 😉


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pasta: 370 g (cualquier tipo; en la foto: mezze maniche rayadas)
  • Requesón: 300 g
  • Pistachos: 100 g (sin cáscara)
  • Pimienta: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

Este plato se realiza muy rápidamente y sencillamente, así que pon ya el agua a hervir en una olla, con un poco de sal.

Cuando esté hirviendo pon la pasta y mezcla (en seguida y luego cada minuto) para que no se pegue.

[Truco: añadir aceite sirve de poco para que la pasta no se pegue, lo que funciona de verdad es remover cada minuto y justo inmediatamente tras haber puesto la pasta en el agua 😉 ]

Puedes elegir cualquier tipo de pasta corta o larga para esta receta 🙂

Ahora debes picar manualmente o triturar con una batidora los pistachos a los cuales has quitado la cáscara: no queremos un polvo fino, pero sí unos trocitos muy pequeños.

Pasta con crema de requesón y pistachosGuarda una taza de agua de cocción de la pasta y luego escúrrela cuando esté cocida.

Vuelve a poner la pasta en la olla y añade el requesón y un tercio de taza de agua de cocción.

Mezcla para que el requesón se reparta y si no ves que tiene la consistencia de una crema añade más agua (depende de la marca de requesón que empleas).

[Mejor empezar con poca agua y luego añadir que echar demasiada y luego aguantarse jeje.]

Sazona con sal y pimienta y emplata.

Por encima de cada plato esparce una generosa cantidad de pistachos picados.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes enriquecer la receta con nuez moscada molida.

Si no tienes pistachos en casa, puedes sustituirlos con nueces o, si quieres dar un giro a la receta, por albahaca.

Si quieres añadir algo de carne a la receta, prueba con un poco de salchicha desmenuzada y previamente salteada en la sartén… ya no querrás probar nada distinto 😉

Sabrosa crema para untar con salmón ahumado, eneldo y limón

Presentación

Prepara esta deliciosa y sencilla crema para untar tus bagels, tostadas o para acompañar crujientes y frescas verduras.

Si te encanta el salmón ahumado y el queso crema ésta es tu receta: es muy fácil de realizar pero muy sofisticada y golosa 😉

 


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Queso crema: 250 g (sabor natural o hierbas)
  • Salmón ahumado: 180 g
  • Yogur griego: ½ taza
  • Pepino: 1 pequeño
  • Cebolletas: 2 pequeñas
  • Ralladura de cáscara de ½ limón
  • Eneldo: al gusto

Realización

Crema para untar con salmón ahumado, eneldo y limónPela el pepino y rállalo sobre la malla gruesa del rallador.

Con tus manos comprime el pepino rallado para eliminar el exceso de agua.

Bate el queso crema y el yogur griego para lograr una consistencia cremosa.

Pica el salmón y el eneldo.

Ralla la cáscara de medio limón, anteriormente bien lavado.

Con una cuchara mezcla todos los ingredientes.

Si necesario, sazona con sal y pimienta.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes cubrir con película transparente y conservar durante unos 3 días en la nevera.

Si no te gusta el eneldo, sustitúyelo por cebollino picado 😉

Puré de coliflor, requesón y ajo salteado

Presentación

Como cualquier plato de asado, polpetas o pollo requiere una guarnición de verduras, ¿porqué optar por el omnipresente puré de patatas que, aun siendo rico, aburre un poquitín?

Ofrece a tus comensales un cremoso puré de coliflor que está deliciosamente enriquecido con requesón y tiene un toque inconfundible de ajo salteado.

Además, la receta tiene bajos niveles de hidratos de carbono y grasas, así que mejor empecemos a prepararla ya 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Ajo: 2 dientes
  • Coliflor: 1-1,5 kg
  • Mantequilla: 2 cucharadas
  • Requesón: 80 g
  • Cebollino: para decorar
  • Aceite de oliva virgen extra: 5 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Puré de coliflor con requesón y ajo salteadoLimpia el ajo, corta los dientes en 4 trocitos y deja que se doren en una sartén con unas gotas de aceite.

Corta las flores de coliflor y ponlas en una olla con agua salada para que en unos 10-15 min se ablanden. Controla con un tenedor que sean suaves.

Escurre del agua y colócalas sobre papel de cocina, para que éste absorba cuanta mas agua. No queremos una crema demasiado líquida 😉

En una batidora pon la coliflor, el ajo, un poco de sal, el requesón y la mantequilla (mejor si a temperatura ambiente para que no sea excesivamente dura). Deja que se reduzca en puré.

Sirve en un cuenco y decora con un poco de aceite, pimienta y cebollino picado.

 

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir alguna especia como el comino o el curry, si quieres darle un sabor más marcado.

El puré puede ser re calentado.

Brochetas de gambas y piña a la parrilla

Presentación

A finales de abril ya entran ganas de encender la barbacoa y pasar unas tardes muy entretenidas con la compañía de unos buenos amigos, unas copas y buena comida.

Aunque los amigos se repitan, la comida no debería hacer lo mismo: es interesante variar las portadas, sobre todo porqué hay muchas recetas que quedan siempre por probar.

Hoy, estoy convencida, te propongo una que nunca has realizado: gambas con piña 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Gambas: 400 g
  • Piña: 1
  • Perejil: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

La realización no podría ser más sencilla.gambas con piña

Limpia las gambas, quitando la cáscara.

Limpia la piña y corta en trocitos de la dimensión de las gambas.

Prepara las brochetas alternando gambas y piña.

Colócalos en la barbacoa y deja que se cocinen por ambos lados.

Sazona con sal y perejil fresco picado.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sazonar con guindilla molida si quieres un toque picante 😉

También puedes preparar la receta a la plancha o en una sartén adecuada.

Bocaditos de pollo con calabacines al pesto

Presentación

Si te apetece un plato razonablemente ligero y al mismo tiempo extremadamente gustoso, mejor guarda esta receta.

Este segundo de pollo lleva verduritas: calabacines bajo la forma de divertidos espaguetis y albahaca en el pesto… y solo contando como es el plato ya me pondría a cocinar otra porción jeje 😉

Es muy sencillo de preparar y es una manera alternativa de “convencer” a los peques que comer las verduras no tiene porqué ser un drama.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechugas de pollo: 3 grandes
  • Calabacines: 4 medianos
  • Pesto: 200 g
  • Nata: 3 cucharadas
  • Aceite de oliva: 3 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Harina: 2 cucharadas
  • Mantequilla: 3-4 cucharadas

Realización

Corta las pechugas en grandes cubitos.

Sazona con sal y pimienta.

En una sartén caliente añade el aceite de oliva y deja que el pollo se dore.

En la espera, lava los calabacines y obtén los espaguetis empleando un spiralizer o simplemente utilizando un rallador por la malla gruesa y deslizando cada calabacín por el lado largo.

Retira el pollo y añade a la sartén la mantequilla. Cuando esté derretida añade la harina y mezcla bien: debe dorarse y empezar a hacer burbujas.

Entonces puedes añadir el pesto (aquí la receta casera) y la nata: así obtendrás una cremosa y espesa salsa.pollo con calabacines al pesto

Incorpora los espaguetis de calabacín y deja que se cocinen con la tapa puesta.

Luego, añade el pollo y mezcla.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes enriquecer el plato con un poco de Parmigiano Reggiano rallado o con piñones.