Kluski sląskie – ñoquis silesianos – con Gulash aromatizado con setas

Presentación

Los kluski sląskie son unos ñoquis tradicionales polacos, precisamente de las regiones de la Alta y Baja Silesia.

Realizados a partir de patatas, se caracterizan por una cavidad en la parte superior que permite recoger eficazmente todo el jugo de la carne o la salsa con las que se suelen acompañar.

Esta vez, prepararemos este plato con un gulash, un estofado de cerdo aromatizado con setas.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

KLUSKI SLĄSKIE:

  • Patatas: 600 g
  • Fécula de patatas*: [ver el procedimiento]
  • Sal: al gusto

*sustituible por almidón de maíz

GULASH:

  • Lomo de cerdo: 800 g
  • Cebolla: 1 grande
  • Setas secas: 50 g
  • Fécula de patatas: lo suficiente
  • Aceite de oliva: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Laurel: 2 hojas
  • Orégano: al gusto
  • Caldo: 500 ml

Realización

Empieza preparando el gulash.

Pica la cebolla. Corta la carne en cubos, y sazona con sal y pimienta.

En una olla verte un poco de aceite y añade la cebolla. Cuando esté cuasi dorada pon la carne a cocinar. Añade el orégano y mezcla.

Cuando la carné esté dorada, añade el caldo, las setas secas picadas y las hojas de laurel. Tapa y deja cocinar unos 30 minutos.

En la espera, pela las patatas y déjalas hervir en agua salada hasta que estén blandas.

(Truco: para que las patatas se cocinen más rápidamente, puedes trocearlas).

Pasados los 30 minutos, quita la tapa al gulash y deja evaporar una parte del caldo que queda, para que haya suficiente líquido para la salsa y no demasiado.

Espesa con un poco de fécula de patatas disuelta en unos 50 ml de agua fría. Mezcla y deja cocinar unos 5 minutos más.

Ahora procede con los kluski sląskie.

 

Tritura las patatas escurridas como si fueras a hacer puré.

Compacta el puré de patatas en un bol y divídelo en 4 partes, trazando una cruz con el cuchillo. Extrae un cuarto de las patatas y compáctalo por encima de los restantes 3 cuartos.

Ahora coge la fécula de patatas (puede sustituirse sin problema por Maizena, pero la consistencia final será ligeramente distinta) y rellena el cuarto vacío hasta el nivel de las patatas.

(Nota: Así tendrás una proporción de 4:1, muy sencilla de mantener cuando quieras aumentar las porciones o disminuirlas 😉 )

Mezcla todo hasta obtener una masa compacta.

Ahora divide la masa en 4 partes y con cada una forma una serpiente de masa (diámetro aprox. de 2,5-3 cm ), enharinando ligeramente la encimera si necesario.

Con un cuchillo corta unos disquetes de 1-1,5 cm de ancho hasta terminar la masa.

En cada disquete crea una cavidad presionando un poco con tu pulgar en el centro.

Pon a hervir agua con sal. Cocina 1/3 de los ñoquis a la vez: tardarán aprox. unos 5 minutos. Cuando estén ya flotando desde hace un minuto, puedes escurrirlos.

Emplata los kluski sląskie y extiende por encima una abundante porción de gulash con su salsa.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes espesar la salsa con otros ingredientes, en vez de la harina de patatas: con una patata hervida molida o con el sistema polaco de la zasmażka: añade a una cucharada de mantequilla derretida en una sartén, una cucharada de harina de trigo y mezcla enérgicamente hasta que la masa empiece a ser dorada y a burbujear; disuelve en el caldo.

Puedes emplear tanto carne de cerdo, como de ternera. Experimenta también con distintos cortes: el morcillo de ternera, la paletilla del cerdo, etc. 😉

Anuncios

Ñoquis de harina cocida

Presentación

Los ñoquis de harina cocida son una receta muy rápida y perfecta para aquellos días en los que te apetezcan unos ñoquis pero te quedes sin patatas o sin tiempo para cocinarlas.

Es una receta baratísima: tan solo te hace falta tener harina y un poco de sal.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: muy barato
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 350 g
  • Agua: 400 ml
  • Sal: una cucharadita

Realización

Tamiza la harina con la sal y déjala a un lado.

En una olla verte el agua y la cucharadita de sal y deja que hierva.masa de harina cocida.JPG

En cuanto llegue a ebullición, verte la harina y empieza a mezclar enérgicamente durante unos minutos.

La masa tiene que quedar homogénea.

Forma una bola y deja que se enfríe un poco antes de dejarla reposar durante unos 20 min en la nevera.

En la espera puedes preparar la salsa con la que vas a acompañar los ñoquis.

noquis con harina cocida.JPGExtrae la masa de la nevera y coge un trozo. Crea una serpiente de masa y con un cuchillo corta pequeñas porciones.

Si tienes mucha prisa ya puedes empezar a cocinarlos en agua salada hirviendo, pero si quieres que estén algo más decorados, puedes hacer bolitas con cada porción y decorar con un tenedor.

Cocina en agua hirviendo durante no más de 1-2 min, dependiendo de lo grandes que sean los ñoquis.

Escurre y añade la salsa.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerenciasnoquis de harina cocida con salsa.JPG

Puedes añadir alguna especia a la harina: cúrcuma, curry, albahaca, perejíl, pimienta,…

Los ñoquis mejor se comen recién cocinados.

Pruébalos con cualquier condimiento que te apetezca: salsa de tomate, de quesos, de setas, pesto,…