Buñuelos de patatas con queso Idiazábal ahumado y pimientos confitados

Presentación

Este plato tuve la ocasión de aprenderlo directamente del chef que lo ideó, Juan Pozuelo, en una masterclass suya, pocos días antes de que la preparase personalmente en un episodio de su programa televisivo Sabor de Hogar.

Con mucha ilusión y cercanía me transmitió los conocimientos y los trucos para lograr este delicioso entremés, que es absolutamente ideal para las quedadas con amigos, para ver un partido y picar algo o para un buffet gustoso y cautivador.

Os aconsejo estos fáciles buñuelos vegetarianos en los que las patatas aportan una textura aterciopelada y el toque ahumado del queso Idiazábal y la frescura del cebollino completan de forma espectacular el plato. A continuación os sugiero también dos opciones distintas para acompañar los pimientos 😉

¡A cocinar!


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Queso Idiazábal ahumado: 250 g
  • Patatas: 250 g
  • Harina de trigo: 250 g
  • Pimientos del piquillo: 250 g
  • Ajos: 4
  • Cebollino fresco: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: para freír
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Pela las patatas y córtalas en trozos. Ponlas a cocinar en agua salada hasta que estén blandas.

En la espera, limpia unos ajos y pícalos finamente. Deja que se doren en una sartén con un poco de aceite de oliva. Corta en tiras los pimientos y añádelos a la sartén. Añade unas cucharadas de agua y deja unos minutos a fuego suave. Añade una cucharada de azúcar y deja algunos minutos más.

Escurre las patatas cocidas y, cuando estén ya frías, machácalas con un machacador de patatas o un prensador.

Ralla el queso Idiazábal por la malla fina del rallador y pica el cebollino. Junta estos dos ingredientes a las patatas y mezcla.

Forma unas bolitas con la masa.

Buñuelos de queso Idiazábal y patatas

En un bol mezcla agua y harina hasta obtener una masa homogénea de la consistencia de la nata líquida y, a continuación, reboza las bolitas en ella.

Nada más rebozarlas ponlas a freír en abundante aceite caliente hasta que estén doradas y ponlas a escurrir sobre papel absorbente.

Sirve las bolitas tibias con los pimientos a parte.

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes optar por crear una salsa en lugar de servir los pimientos en tiras: verte los pimientos cocinados en una batidora y deja que se conviertan en una salsa lisa y homogénea. Sirve en un plato a parte, para que los comensales puedan bañar los buñuelos en la salsa.



Anuncios

Mozzarella in carrozza

Presentación

La mozzarella in carrozza es una receta italiana originaria de Nápoles, pero difusa también en la región de Roma.

Se trata de una verdadera glotonería: suave pan de molde, cubierto por una crujiente y dorada capa y con un suave e hilante corazón de mozzarella derretida… ¡no hay quien pueda resistirse!

Con este entremés o plato único podrás conquistar incluso al paladar más exigente, pero sin tardar demasiado en prepararlo y sin complicaciones… que es un rasgo maravilloso de la receta jaja 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan blanco de molde: 600 g (= 12 rebanadas)
  • Mozzarella de bufala:  500 g
  • Huevos: 5 grandes
  • Harina de trigo: 100 g
  • Pan rallado: 300 g
  • Sal: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Empieza cortando la mozzarella en lonchas de 1 cm de espesor. Colócalas sobre una hoja de papel absorbente, cubre con otra hoja y aprieta delicadamente con tus manos para quitar el exceso de líquido. Si es necesario, repite hasta que las lonchas estén suficientemente secas.

Cubre una rebanada de pan con las lonchas de mozzarella (sin que sobresalgan), sazona con sal y coloca otra rebanada por encima. Presiona ligeramente con tus manos para compactarlo todo. Repite hasta terminar los ingredientes.

Rompe los huevos en un bol y vierte harina en un plato y pan rallado en otro.

Reboza los bocadillos pasándolos en harina, luego en huevo (dejando escurrir el exceso antes del siguiente paso) y finalmente en pan rallado.
(Nota: si no quieres ensuciarte mucho las manos, ayúdate con dos tenedores 😉 )

mozzarella in carrozza

En una sartén vierte aceite y deja que llegue a temperatura. Empieza a freír pequeñas cantidades a la vez (para que la temperatura no baje de golpe) hasta que estén bien doradas, dando la vuelta.

Retira y coloca sobre papel absorbente antes de emplatar.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes realizar un doble rebozado para que quede más crujiente: reboza la primera vez y luego deja los bocadillos en la nevera durante unos 15 minutos antes de volver a pasarlos en huevo y pan rallado.

Corn dog y ensalada con feta y tomates secos

Presentación

¿Te apetece un poco de street food americano en su versión casera?

Atrévete a cocinar estos corn dogs: se preparan de forma verdaderamente muy sencilla y el resultado es un plato original para servir las salchichas de una forma distinta y cautivadora… cubiertas con una deliciosa y dorada capa de masa frita.

Prepara este entremés para ti, los peques o para una quedada con tus amigos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: 8 raciones

Ingredientes

MASA PARA CORN DOG

  • Harina de trigo: 240 g
  • Harina de maíz: 120 g
  • Azúcar: 1 cucharadita
  • Sal: 1 cucharadita
  • Levadura química en polvo: 3 cucharaditas
  • Huevo: 1 mediano (*)
  • Leche: 120 ml (*)
  • Agua caliente: lo suficiente (*)

OTROS INGREDIENTES PARA CORN DOG

  • Salchichas (frankfurt): 1 confección
  • Aceite de girasol (para freír): 1 l

ENSALADA

  • Ensalada Iceberg: ½ unidad
  • Zanahoria: 1
  • Pepino: 1
  • Ajo: 1 diente
  • Tomates secos: 3 unidades
  • Aceite de tomates secos: 1 cucharada
  • Albahaca fresca: 1 manojo
  • Queso feta: 100 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empezamos preparando la masa para los corn dog: mezcla en un bol los ingredientes secos (los primeros 5 en la lista de los ingredientes) y añadimos los ingredientes mojados (los marcados con el *). Mezcla hasta que la masa quede lisa, añadiendo un poco de agua caliente hasta lograr la consistencia de una nata espesa.

En una olla pon a calentar el aceite de girasol: sabrás que ha llegado a temperatura si echando sobre el mismo una pizca de harina notas que empieza a sofreír alegremente, pero sin volverse marrón demasiado rápido (en este caso sería demasiado caliente y es aconsejable cambiar el aceite).

Mezcla la masa y, si quieres que te resulte más fácil el siguiente paso, viérte sufieciente masa para rellenar casi un vaso muy alto (deja un centímetro del borde).

Ahora coge una brocheta de madera y clávala en una salchicha en el sentido de la largueza (como si fuese un polo), por lo menos hasta la mitad.

Agarrando el palillo, sumerge la salchicha en el vaso con la masa para crear una capa que cubra toda la carne. Extrae y sumerge en el aceite caliente. Deja que se cocine hasta que esté uniformemente dorado.

Ahora prepara la ensalada: en un bol, desmenuza la ensalada en trozos más pequeños. Elimina la piel de las zanahorias y de los pepinos y crea láminas de estas verduras utilizando el pela-patatas, que hay que incorporar a la ensalada. Añade también el diente de ajo laminado, los tomates secos picados y las hojas de albahaca desmenuzadas con las manos. Sazona con sal, pimienta y el aceite de los tomates secos. Por último, incorpora el queso feta picado en cubos. corn dog.jpg

Sirve los corn dog, recién fritos, con la ensalada de tomates secos y feta al lado.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Personaliza el sabor de los corn dogs con las salsas más emblemáticas del street food neoyorquino: ketchup y mostaza 😉

Atrévete también a experimentar otras combinaciones como el alioli, la salsa de yogur y hierbas, la salsa BBQ o la salsa brava 😉

 

Queso Primosale frito

Presentación

¿Alguien ha dicho queso frito? ¡Para la quedada de esta tarde con tus amigos sería un plato perfecto! Especialmente, si buscas una alternativa a la mozzarella frita. Resultado de imagen de primosale

El Primosale es un queso siciliano de consistencia suave que encierra todo el sabor de la leche, siendo un pecorino blando curado entre 1 y 4 meses.

La consistencia de esta delicia será crujiente en la parte exterior y tiernamente firme en el interior… todo envuelto en un dorado rebozado. ¿Qué más se puede desear?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Queso Primosale: 650 g
  • Harina: 150 g
  • Pan rallado: 150 g
  • Huevos: 2 mediano
  • Sal: 1 cucharadita
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Corta el Primosale en lonchas o en cubitos (dependiendo del corte de queso que tengas).

En un cuenco bate los huevos y en otros dos vierte respetivamente la harina y el pan rallado.

Esparce un poquito de sal fina sobre el queso y pasalo, en este orden, por la harina, el huevo y el pan rallado. Trata de rebozar cada lado.Primosale frito

Fríe en aceite de girasol bien caliente hasta que esté dorado.

(Nota: sumerge pocos trozos de queso a la vez, para que la temperatura del aceite no baje repentinamente 😉 )

Escurre sobre papel de cocina para absorbir el exceso de aceite.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se aconseja consumir recién frito.

Si deseas dar un toque aromático al rebozado, prueba a incluir en el pan rallado un poco de orégano fresco o romero picado.

Rosas de Carnaval con confituras

Presentación

El Carnaval está cada vez más cerca y los postres clásicos nunca pasan de moda.

Todavía, la innovación también hay que llevarla a la cocina y en este caso respeto a la forma: unas preciosas rosas de masa para intrigoni/orejas de Carnaval.

Se prepara más rápidamente y sencillamente de lo que parece y la presentación es muy original 😉

La masa es increíble: no se queda completamente seca, sino que crujiente por fuera y ligeramente suave por dentro… lo que, junto a la confitura, la hace muy muy golosa!


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Aceite de girasol: para freír
  • Azúcar glás: para decorar
  • Confituras: al gusto (mango, fresa, cerezas)

PARA LA MASA:

  • Huevos: 3 medianos
  • Azúcar: 3 cucharadas
  • Licor aromático: 3 cucharadas (anís, ron, whisky o también vino blanco)
  • Aceite de girasol: 3 cucharadas
  • Sal: 3 pizcas
  • Harina de trigo: 420 g
  • Cáscara de 1 limón y de 1 naranja
  • Aroma: 2 ml (naranja, limón, ron) [opcional]

Realización

Lava un limón y una naranja y ralla las cáscaras por una malla fina, pero sin rallar la parte blanca y amarga por debajo de la piel.

En un bol rompe los huevos, y añade todos los ingredientes excepto por la harina.

(Truco: el licor, además de aromatizar, gracias a su contenido alcohólico permite que la masa no absorba grasa mientras se fríe 😉 )

Mezcla bien todos los ingredientes con la cuchara.rosas de carnaval 1.JPG

Incorpora poco a poco la harina (en 3 veces) y mezcla para que se incorpore cada vez que añadas más.

Amasa bien para que obtener una textura homogénea.

Coge mitad de la masa y extiéndela con un rodillo sobre la encimera bien enharinada. Esparce un poco de harina por encima de la masa también, para que no se te pegue el rodillo.

El espesor debe ser de unos 2-3 mm.

Coge dos vasos: uno con un diámetro más grande que otro (por ejemplo 3,7 cm y 3 cm).

Recorta tantos círculos de masa con el primer vaso como con el segundo.

Con un cuchillo recorta los pétalos, incidiendo sin llegar al centro (o los pétalos no se sujetarán) en todos los círculos [como en la foto de arriba].

Coge el círculo más pequeño y pégalo por encima del más grande, presionando suficientemente en el centro de la flor con la yema de un dedo. Repite con todos los círculos.

Calienta unos 3 cm de aceite de girasol en una sartén. Fríe las rosas, dando la vuelta para que se doren por ambos lados. Notarás como la masa se hincha.

rosas de carnaval con confituras

Escurre sobre una hoja de papel de cocina y deja enfriar.

Esparce un poco de azúcar glás por encima y coloca un poco de confitura en el centro de cada rosa.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si cubres las rosas con una campana de cristal o con una bolsita de plástico, aguantan perfectamente unos 3-4 días y se quedan crujientes fuera y levemente suaves en el centro 😉

Descubre también los intigoni emiliani: ¡se preparan con los mismos ingredientes!

Tortitas de berenjenas envueltas en crujientes patatas

Presentación

Si buscas una forma de preparar las berenjenas que sorprenda a tu familia, comensales o, incluso a ti mism@, ¡has encontrado la receta ideal!

Estas tortitas de berenjenas son sorprendentes: están envueltas por una crujiente y deliciosa capa de patatas que te hará olvidar de cualquier otra guarnición para tus platos de carne o pescado.

Y ya verás que los niños no te pedirán otra cosa desde ahora en adelante 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Berenjenas: 2
  • Patatas: 3 medianas
  • Huevos: 3
  • Harina: para rebozar
  • Aceite de girasol: para freír
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Limpia y pela las berenjenas. Córtalas en rodajas de 5-8 mm aproximadamente de espesor.

Esparce un poco de sal y deja reposar durante unos 5 minutos. Pasado ese tiempo elimina el líquido que ha salido de las berenjenas con una servilleta.

Pasa las rodajas en harina por ambos lados.

Pela las patatas y rállalas por la malla gruesa de un rallador.IMG_0538

En un bol rompe los huevos y bátelos, añadiendo sal y pimienta.

Pasa las rodajas de berenjena en el huevo batido.

A continuación, cubre las rodajas de berenjena por ambos lados con las patatas ralladas.

Fríe en un poco de aceite de girasol caliente hasta que las tortitas estén doradas por ambos lados.

Escurre sobre papel absorbente.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sazonar las patatas con las especias que prefieras.

Sirve con asados, chuletas, filetes, pescado frito, etc… o como plato principal, acompañadas por una salsa de setas o a base de los jugos de la carne 😉

Rösti de patatas

Presentación

Todo cocinero sabe que con las patatas se pueden hacer millones de recetas exquisitas.

Hoy podéis probar el Rösti, la típica tortilla de patatas suiza, precisamente del cantón de Berna, pero con nuestro toque personal.

Es perfecta para el desayuno, con queso fresco o como guarnición para platos de carne.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Patatas: 6 medianas
  • Harina: 3-5 cucharadas
  • Huevo: 1 mediano
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Pela las patatas y rállalas con la malla gruesa del rallador o con una mandolina.

Rompe un huevo en un bol y bátelo.

Añade al bol las patatas ralladas, sazona con sal y pimienta y mezcla.

Añade unas cucharadas de harina para que las tortitas sean más compactas y fáciles de freír: la cantidad depende del contenido de agua de las patatas empleadas.

rosti de patatas

En una sartén añade un poco de aceite y deja que se caliente. Cuando esté bien caliente habrá llegado el momento de freír los rösti.

Con una cuchara coge un poco de patatas y colócalas sobre la olla, aplastándolas ligeramente.

Da la vuelta cuando estén doradas para que se frían también por el otro lado.

Retira cada tortita de la sartén y deja escurrir sobre una hoja de papel de cocina.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir los rösti en muchísimas maneras: como guarnición de tus estofados, gulash, pollo asado, con queso fresco, con queso quark y cebollino, con creme fraîche y salmón, etc.

Si quieres que tu el rösti sea tu plato principal, puedes añadir 150g de gruyere.

 

Golosas torrijas al chocolate

Presentación

No hay Semana Santa sin torrijas, pero esto no significa que no se pueda innovar y ser creativos.

Lo que tiene de mejor la receta hay que conservarlo, pero vamos a hacer algún sencillo cambio, pero que va a dar una vuelta a todo el sabor de las torrijas… ¡¡¡Añadiremos el chocolate!!!

Seguro que estás curios@ jejeje, por lo que empecemos ya 😉

 


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan para torrijas: 1 confección*
  • Leche de vaca o vegetal: aprox. 1 litro
  • Vainilla en rama: 1 unidad
  • Cacao en polvo: 3-4 cucharaditas
  • Azúcar granulado: al gusto
  • Huevos: 3
  • Aceite de girasol: para freír

*puedes sustituir por otro tipo de pan (aquí las indicaciones)


Realización

Corta el pan para torrijas en rebanadas espesas, si no tienes ya las rebanadas separadas.

Si no encuentras pan para torrijas, échale un ojo a este artículo sobre qué pan es mejor elegir para que tus torrijas tengan la textura ideal.

Si quieres emplear LECHE DE VACA:

  • En una olla verte la leche de vaca.
  • Abre la rama de vainilla y extrae con un cuchillo el contenido de la misma. Incorpóralo a la leche y deja que la leche se cocine durante unos 5 minutos a fuego mediano, para que absorba los aromas.
  • Añade 3 cucharaditas de cacao en polvo y mezcla para que se disuelva.
  • Apaga y deja que se enfríe un poco.

Si quieres emplear LECHE VEGETAL:

  • Para quienes prefieran leche vegetal, sugiero escoger una leche aromatizada a la vainilla [por ejemplo de soja] y simplemente emplearla fría sin emplear la rama de vainilla, añadiendo directamente las 3 cucharaditas de cacao
    Si lo prefieres, puedes elegir una leche aromatizada al cacao y entonces añadir la rama de vainilla.

Ahora, bate los huevos con un tenedor.

En un plato verte el azúcar granulado y una cucharadita de cacao en polvo. Mezcla.

Coge las rebanadas y empápalas en la leche, para que se mojen uniformemente, incluso en el interior.

Pasa cada rebanada en los huevos batidos, mojando cada lado.

torrijas cacaoColoca las rebanadas en una sartén caliente, donde has puesto previamente unas cucharadas de aceite.

Deja que se doren por ambos lados.

Extrae y rápidamente coloca sobre papel de cocina, para eliminar el exceso de aceite.

Aún calientes, deben pasarse en el azúcar por ambos lados.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Habitualmente, las torrijas se sirven frías. Sin embargo, para tranquilizar aquellos que no logran esperar a que se enfríen para comerlas, garantizo personalmente que son muy gustosas incluso calientes 🙂

Pueden conservarse durante un día bajo una campana de cristal o cubiertas con película transparente.

Torrijas tradicionales

Presentación

¿Qué Semana Santa sería sin uno de los postres españoles más tradicionales?

Si aún no has pensado en las torrijas, ya ha llegado el momento en preparar unas cuantas 😉

Venga, que seguramente tienes todo lo necesario en casa para preparar esta sencilla y barata exquisitez.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan para torrijas: 1 confección*
  • Leche de vaca o vegetal: aprox. 1 litro
  • Vainilla en rama: 1 unidad
  • Canela en rama: 1 unidad
  • Canela en polvo: al gusto
  • Azúcar granulado: al gusto
  • Huevos: 3
  • Aceite de girasol: para freír

*puedes sustituir por otro tipo de pan (aquí las indicaciones)


Realización

Corta el pan para torrijas en rebanadas espesas, si no tienes ya las rebanadas separadas.

Si no encuentras pan para torrijas, échale un ojo a este artículo sobre qué pan es mejor elegir para que tus torrijas tengan la textura ideal.

Si quieres emplear LECHE DE VACA:

  • En una olla verte la leche de vaca y añade la rama de canela.
  • Abre la rama de vainilla y extrae con un cuchillo el contenido de la misma. Incorpóralo a la leche y deja que la leche se cocine durante unos 5 minutos a fuego mediano, para que absorba los aromas.
  • Apaga y deja que se enfríe un poco.

Si quieres emplear LECHE VEGETAL:

  • Para quienes prefieran leche vegetal, sugiero escoger una leche aromatizada a la vainilla (la más común es la soja) y simplemente emplearla fría, ahorrando todo tiempo de la cocción con la vainilla y la rama de canela (la canela la compensaremos después con un poco más de canela molida).

Ahora, bate los huevos con un tenedor.

En un plato verte el azúcar granulado y canela molida al gusto. Mezcla.

Coge las rebanadas y empápalas en la leche, para que se mojen uniformemente, incluso en el interior.

torrijas tradicionalesPasa cada rebanada en los huevos batidos, mojando cada lado.

Coloca las rebanadas en una sartén caliente, donde has puesto previamente unas cucharadas de aceite.

Deja que se doren por ambos lados.

Extrae y rápidamente coloca sobre papel de cocina, para eliminar el exceso de aceite.

Aún calientes, deben pasarse en el azúcar por ambos lados.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Habitualmente, las torrijas se sirven frías. Sin embargo, para tranquilizar aquellos que no logran esperar a que se enfríen para comerlas, garantizo personalmente que son muy gustosas incluso calientes 🙂

Pueden conservarse durante un día bajo una campana de cristal o cubiertas con película transparente.

Bolitas de patatas de ensueño

Presentación

Empieza ya a guardar la receta, porqué se volverá en una de las formas favorita de preparar patatas ara toda la familia, para cualquier amigo o comensal.

Estas bolitas de patatas llevan una capa delicadamente crujiente en el exterior y una consistencia sorprendente en el interior.

Puedes añadirle todas las especias que prefieras o que combinen con los demás platos.

Lo único: prepara una doble o triple dosis porque te las acabarán en un par de minutos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 35 min
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Patatas: 500 g
  • Maizena / Fécula de patatas: en proporción de 1:4 con las patatas*
  • Huevo: 1
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Curry: al gusto
  • Guindilla molida: al gusto
  • Nuez moscada: al gusto
  • Pan rallado: para rebozar

* Sencilla proporción de volumen explicada en la realización


Realización

Pela las patatas y deja que se cocinen en agua salada. Cuando están listas escúrrelas.

Trabaja las patatas con un moledor/triturador de patatas hasta obtener una consistencia homogénea.cuartos.png

Sazona con sal, pimienta y las demás especias (que se pueden personalizar según los gustos personales).

Ahora coloca las patatas en un bol y aplástalas para obtener una masa compacta. Marca las dos diagonales, para dividir la masa en 4 partes.

Saca una de las partes y colócala por encima de las otras 3.

En el hueco de la parte extraída debes poner la maizena o la fécula hasta el nivel de las patatas. En esto consiste la proporción de 1:4 😉

Añade un huevo y amasa hasta lograr una masa compacta y lisa.

Ha llegado el momento de hacer unas pequeñas bolitas (2 cm de diámetro, más o menos).

Reboza las bolitas en pan rallado (si lleva ajo y perejil estupendo).

Calienta abundante aceite de girasol en una sartén y, cuando esté caliente, empieza a freír las bolitas.

Tienen que dorarse uniformemente, así que gíralas y muévelas de vez en cuando.

Una vez que estén listas, colócalas sobre papel de cocina, para absorber el exceso de aceite.

bolitas de patatas.JPG¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir las bolitas calientes o tibias… son increíbles a cualquier temperatura.

Puedes añadir panceta salteada en la masa de patatas, si quieres algo exquisito 😉