Arroz a la cubana

Presentación

El arroz a la cubana es un plato de la cocina cubana que tiene origen español, precisamente en los tiempos de la Cuba Colonial.

Este delicioso y nutriente primer plato vegetariano está compuesto de arroz blanco hervido con salsa de tomate, así como de un huevo frito y dos cortes de plátano frito que confieren al plato un inesperadamente exitoso contraste de dulce/salado. El arroz blanco, una vez hervido, se suele moldear con un molde circular o con una taza, para que se presente compacto.

Este goloso plato se suele servir caliente o, por lo menos tibio, y es una receta que cualquiera, incluso alguien sin ninguna experiencia en la cocina, puede clavar.

Existen variantes del plato en las que se suele servir con huevos revueltos en lugar de huevo frito, aunque esta preparación con la yema cremosa es tan agradable que mezclada con el arroz queda divina.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Arroz: 320 g
  • Tomate frito: 500 g
  • Huevos: 4 medianos
  • Plátanos: 4
  • Aceite de oliva: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Albahaca: para decorar

Realización

En una olla pon a hervir el agua salada para el arroz, que echarás cuando esté hirviendo.

aroz cubana (1).jpgPoco antes de servir fríe los huevos en una sartén con un poco de aceite y sazonando con sal.

En la misma sartén puedes también freír los plátanos pelados y cortados por la mitad en el sentido de la largueza: queremos que se caramelicen con su propio azúcar, por lo que vamos a emplear un fuego (o temperatura) alto.

Escurre el arroz y emplátalo ayudándote con un molde circular de acero. Trata de presionar bien con una cuchara para que el arroz quede bien compacto y no se desmorone al quitar el molde.

Calienta el tomate frito y vierte por encima del arroz.

Coloca también para cada plato un huevo y dos mitades del plátano. Decora con una hoja de albahaca.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si no tienes tanta prisa, prepara tu mism@ el tomate frito: haz sofreír un poco de cebolla, añade especias como orégano, albahaca, una cucharada de mantequilla o aceite de oliva virgen extra y tu tomate será delicioso 😉

Si eres un fan del bacon, puedes incorporar a la salsa de tomate un poco de crujiente bacon a este plato en origen vegetariano.

Anuncios

Nidos de patatas con huevos

Presentación

Los nidos de patatas con huevos cocidos son un plato muy tentador y divertido que puedes proponer a los niños (o a alguien más grandote también 😉 ) el día de Pascua, para animarles a comer con alegría.

Todo lo que te hace falta son unas patatas cortadas a la juliana, canóningos, salsa rosa, huevos, aceite y limón. ¡La diversión está servida!


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 35 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 nidos

Ingredientes

  • Patatas: 400 g
  • Huevos: 2 medianos
  • Canónigos: lo suficiente
  • Mayonesa: 25 g
  • Ketchup: 20 g
  • Aceite de oliva virgen extra: al gusto
  • Zumo de limón: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Empieza pelando las patatas. Rállalas con un rallador de malla gruesa o pícalas a la juliana.

Resultado de imagen de colino doppioPon a calentar en una olla pequeña, pero alta, una cantidad abundante de aceite de girasol.

Coge el molde doble para freír (está compuesto por dos coladores, uno más grande, en este caso 11 cm de diametro y uno más pequeño de 9 cm) que conferirá la forma de una cesta a las patatas. Coloca unos 100 g de patatas en el molde más grande y cierra el utensilio presionando el molde más pequeño por encima.

Cuando el aceite sea caliente, submérge el nido en el aceite caliente, dejándolo hasta que esté dorado.

Apoya el nido en un cuenco pequeño para que mantenga la forma.

Repite para obtener 3 nidos más.

nidos de patatas.jpg

Durante el proceso, prepara los huevos cocidos y ponlos en agua fría. Cuando se hayan enfriado, elimina la cáscara.

Córta los huevos en lonchas.

Sazona los canónigos con zumo de limón, sal y aceite de oliva.

Prepara la salsa rosa mezclando mayonesa y ketchup.

Ahora, poco antes de servir, asembla el plato: rellena los nidos con canóningos, añade un poco de salsa rosa en el centro y apoya las lonchas de huevos.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se aconseja consumir en cuanto se sirva. No es aconsejable congelar.

Puedes sustituir el contenido de los nidos por cubos de pollo asado y verduras.

Si no te gusta la salsa rosa, prueba la deliciosa salsa tártara (aquí la receta): combina de maravilla con los huevos.

Kogel-mogel horneado con frambuesas

Presentación

El Kogel-mogel es un postre polaco adorado por los niños y los adultos.

Hoy os presento una revisitación de la receta original, que es similar a un ponche de huevo.

Prepararemos una versión con frambuesas, completamente segura para el verano, puesto que las yemas serán horneadas por un breve tiempo.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Yemas: 6
  • Azúcar glás: 6 cucharaditas
  • Ramas de vainilla: 2
  • Frambuesas: 500 g

Realización

Pon las yemas en un bol grande. A las yemas añade las semillas de las ramas de vainilla y 3 cucharadas colmas de azúcar glás.kogel-mogel horneado con frambuesas 2

Bate las yemas con la ayuda de una batidora eléctrica. Cuando todos los ingredientes estén bien mezclados y empiecen a airearse, añade el resto de azúcar glás. Sigue batiendo hasta que la masa haya doblado su volumen.

 

El tradicional kogel-mogel estaría listo, pero para esta versión faltan unos pequeños pasos.

En unos pequeños recipientes aptos para el horno coloca unas frambuesas y recubre con las yemas batidas.

Hornea el kogel-mogel en horno pre-calentado a 200° durante 8-10 min.

Sirve aún caliente.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Esparce un poco de azúcar glás para acabar el look del postre.

Puedes sustituir las frambuesas por arándanos, fresas, moras, grosella, etc.

Sirve el kogiel-mogiel horneado aún caliente con unas bolas de helado a la vainilla.

Para un toque fresco, decora con hojas de hierbabuena o melisa.

Ensaladilla inspirada con caballa del sur

Presentación

El otro día estaba leyendo una receta de una estrella de la cocina polaca cuyos libros son verdaderos best-sellers… la monja Anastazja.

Me entraron muchas ganas de hacer una ensaladilla con algunos de los ingredientes que ella mezclaba: pescado y maíz.

Así me dejé inspirar y creé esta ensaladilla que os propongo hoy.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Maíz: 1 lata
  • Caballa del sur: 2 latas (180 g) – mejor si en aceite de girasol
  • Pepinillos agridulces: 3 grandes
  • Huevos: 5
  • Cebolla: 1/2
  • Queso gouda/edam/havarti: 200 g
  • Mayonesa: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

La receta no podría ser más sencilla.

Cocina los huevos hasta que estén duros (unos 5 minutos desde que el agua hierve).Resultado de imagen de egg cutter

(Nota: pon los huevos en la cacerola con agua fría desde el principio de la cocción. De ponerlos fríos de la nevera directamente en agua hirviendo podrían romperse por el shock térmico)

Pica los huevos en cubitos con un cuchillo o con el muy cómodo utensilio.

Pica finamente la cebolla y sazónala con sal y pimienta.

Pica también los pepinillos.

ensaladilla-inspiradaRalla el queso (empleando la malla grande) o córtalo en cubitos.

Escurre el maíz y la caballa del sur y trocea ésta última.

Junta todo en un bol y añade la mayonesa hasta obtener la consistencia deseada.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Resultado de imagen de makrela wędzonaPuedes añadir cebollino y otros ingredientes que te gustan.

La caballa del sur puede sustituirse por atún claro u otros pescados, incluso aquellos frescos ahumados (deberías probar esa versión: está deliciosa 😉 )

Bolitas de masa choux para sopas y ensaladas

Presentación

Las bolitas de masa choux son algo extremadamente versátil: puedes emplearlas en sopas y cremas o en ensaladas, en el lugar de los crostini y picatostes.

Son una nube de origen polaca (ahí se llaman groszek ptysiowy) que no se conoce mucho aquí, pero que se hace de forma muy simple y da mucha satisfacción prepararlas.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 50 g
  • Mantequilla sin sal: 33 g
  • Agua: 50 g
  • Huevos: 2 medianos

Realización

Verte el agua en una olla. Añade la mantequilla. Deja que la mantequilla se derrita y el compuesto llegue a hervir bastante.

Entonces verte la harina de un golpe y empieza a mezclar muy rápidamente y enérgicamente.masa-choux

Sigue mezclando hasta que la masa se desprenda de los bordes de la olla.

Apaga del fuego y deja que se enfríe durante un minuto.

Rompe un huevo dentro la olla y mezcla todo.

Añade el segundo huevo sólo cuando el primero se haya incorporado por completo.

Mezcla más hasta que la masa quede homogénea.

Coloca la masa en una manga pastelera o utiliza una cucharadita.

masa choux bolitas.JPGCubre la bandeja para horno con papel vegetal y ahí encima coloca las bolitas con la manga o la cucharadita.

La dimensión debería ser de 7-10 mm más o menos, porque va a crecer mucho en el horno.

(Ojo: deja una buena separación entre una bolita y otra)

Hornea en horno pre-calentado a 180°C durante unos 7 min con sistema ventilado.

(Nota: El tiempo varía mucho de horno en horno por lo que extrae en cuanto estén doradas).

Extrae de la nevera y deja que se enfríen.bolitas en sopa.JPG

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar las bolitas en una bolsa de plástico o en una caja de lata durante un par de semanas, aunque aconsejo congelarlas para que puedas disfrutar de ellas en el mejor momento y con la mejor calidad.

Sirve en sopas o con ensaladas.

 

Galletas al ron rellenas de manzana

Presentación

Este fin de semana prepara algo especial para un desayuno rico y saludable.Resultado de imagen

Estas golosas y blandas galletas tienen sorpresa: un exquisito relleno de manzanas.

Aunque no tengas mucho tiempo, estas pastas son muy fáciles de realizar y merecen sin duda la pena.

No te conformes con las galletas compradas: estas son indudablemente de mejor calidad e incluso pueden ser un regalo original 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 35 min (+ 30 min reposo en la nevera)
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Harina: 250 g
  • Mantequilla sin sal: 80 g
  • Azúcar granulado: 80 g
  • Huevo: 1 entero
  • Levadura química: 1/2 sobre (8 g)
  • Nata líquida o leche: 2 cucharadas
  • Ralladura de 1 limón

PARA EL RELLENO:

  • Manzana: 1 (yo adoro las Fuji)
  • Aroma: 1 ml (ron – o limón)
  • Zumo de 1 limón
  • Azúcar glás: para decorar

Realización

Empieza a preparar la masa.

En un bol tamiza la harina con la levadura e incorpora azúcar. Mezcla un poco.

Ralla la cáscara de un limón y añade el huevo y la mantequilla blanda troceada.

Trabaja la masa manualmente o con la planetaria, hasta que el compuesto sea homogéneo.

No te preocupes si al principio la masa parece arenosa: en cuanto sigas amasando se quedará compacta.

Obtenida una bola de masa, envuélvela en película transparente y deja que repose en la nevera durante media hora.

En la espera, ralla la manzana sin piel directamente en una olla y añade un poco de zumo de limón (Si te gusta puedes poner una pizca de canela).

Cocina la manzana durante un par de minutos.

Extrae la masa de la nevera y extiéndela sobre la encimera enharinada, con la ayuda de un rodillo. Debería quedar de 3 mm de espesor.

Recorta círculos de masa con un vaso o un cortador de masa de unos 5 cm aprox.

Vuelve a amasar los recortes hasta que hayas conseguido todos los círculos que puedas.

En cuanto la manzana ya no esté caliente, puedes colocar un poco en el centro de un círculo de masa. Con otro círculo puedes cubrir la base de la galleta y apretar los bordes.

Repite hasta agotar la masa.

Cubre una bandeja para horno con papel vegetal y coloca ahí las galletas.

Hornea en horno ventilado pre-
calentado a 180°C durante 15 min (o hasta que se doren).

2-3 min antes de terminar la cocción, da la vuelta a las galletas, para que se hagan uniformemente.

Espera a que se enfríen un poco antes de esparcir azúcar glás (si deseas ponerlo).

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerenciasgalletas-al-ron-rellenas-de-manzana

Puedes poner ron en lugar del aroma, pero cuidado con la cantidad de nata necesaria.

Las galletas se conservan de maravilla durante 3 días bajo una campana de cristal, en una caja de lata o en una bolsa de plástico.

Profiteroles con natilla al chocolate

Presentación

¿Qué ricos son los profiteroles? No hay persona a la que no le gustan.

Pero porque conformarse con comerlos de vez en cuando, si puedes prepararlos muy rápidamente y con poco esfuerzo en cualquier momento.

Los profiteroles de masa choux son un postre muy ligero y fácil de hacer que es perfecto para los buffets o para las fiestas.

El relleno es personalizable: natillas de cualquier gusto, nata batida o lo que prefieras.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Agua: 150 ml
  • Mantequilla: 100 g
  • Harina de trigo: 150 g
  • Huevos: 5 medianos (o 4 grandes)

PARA EL RELLENO:

  • Natilla: al gusto (chocolate, vainilla, coco, fresa, …)
  • Nata batida

Realización

En una olla verte el agua y la mantequilla.

Deja que la mantequilla se derrita y sigue calentando hasta que llegue a ebullición.masa choux.JPG

En ese momento verte la harina y mezcla enérgicamente hasta que la masa quede homogénea y que se retire fácilmente desde los bordes de la olla

Apaga el fuego y aparta la olla para que se enfríe durante un par de minutos.

Añade un huevo  y sigue mezclando hasta que se incorpore completamente. Tienes que emplear un batidor de varillas o una espátula.

(Ojo: no añadas el huevo siguiente hasta que no se haya incorporado por completo. Tienes que conseguir una masa cremosa homogénea)

Repite este proceso hasta terminar los huevos.

En cuanto tengas la masa lista, puedes preparar ya los profiteroles.

Cubre una bandeja con papel vegetal y allí, empleando unas cucharas o una manga pastelera, coloca unos buñuelos de unos 2 cm de diámetro.

(Ojo: distancia bastante cada profiterol del siguiente porque la masa crece y se infla mucho en el horno).

Precalenta el horno a 180ºC y luego deja que se cocinen durante 25-30 min (tienen que quedarte dorados). Yo utilicé el horno ventilado, pero estático vale también.

profiteroles horneados.JPGCuando estén dorados, déjalos en el horno con la tapa ligeramente abierta, para que los profiteroles puedan seguir cocinándose en el interior  sin quemarse por fuera, durante 20 min.

Cuando se hayan enfriado un poco puedes rellenarlos con natillas o nata batida empleando una jeringa para cocina o simplemente cortando por la mitad cada buñuelo y rellenando directamente.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

profiteroles-con-chocolateSi quieres un toque más, puedes espolvorear un poco de azúcar glás o verter unos hilos de chocolate fundido por encima.

Puedes conservar los buñuelos secos durante tres días bajo una campana de cristal, y rellenar antes de servir.

Puedes preparar una porción abundante y congelar los buñuelos después de haberlos horneado.

Racuchy – Pancakes con melocotones

Presentación

Los Racuchy son pancakes polacos con relleno de fruta que se preparan rápidamente y son ideales para desayunar o merendar.

Esta versión lleva melocotones, porque estamos en plena temporada de esta deliciosa fruta, pero puedes sustituirlos (o combinar) con cualquier tipo de fruta fresca que se te ocurra (manzanas, ciruelas, plátanos, fresas, naranjas, piña, arándanos,…) o incluso emplear fruta en almíbar.

Es un plato extremamente exquisito, así que aparta unos cuantos pancakes para tu familia antes de empezar a comerlos, porque te aseguro que ya no podrás parar 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Yogur: 125 g (= 1 vasito al sabor de fruta – melocotón, pera, cerezas, …)
  • Leche: 3/4 de taza (= 150 ml)
  • Harina: 1 taza (= 200 ml)
  • Levadura química para postres: 1/2 cucharadita
  • Huevos: 2
  • Azúcar: 2 cucharadas
  • Limón: zumo de 1
  • Aroma: 2 ml (vainilla, naranja, ron o mantequilla)
  • Sal: 1 pizca
  • Melocotones: 2 grandes
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Corta los melocotones en trozos finos. melocotones

Rompe los huevos en un bol y bátelos con un batidor de varillas hasta que aumenten su volumen.

Añade el yogur, la leche, el aroma, el zumo de limón y el azúcar y mezcla.

Por último, incorpora la harina con la pizca de sal y la levadura y termina de batir.

masa racuchyLa textura tiene que parecerse a la que tiene la nata líquida espesa.

Pon los melocotones en la masa, removiendo para que se repartan.

Verte un poco de aceite de girasol en una sartén y deja que se caliente (7 sobre 9 en la placa).

Con una cuchara coge un poco de masa con los melocotones y crea tortitas (de unos 6-7 cm de diámetro aproximadamente).

OJO: es normal que no salgan perfectamente circulares por el tipo de masa y la fruta troceada.racuchy en la sartén.JPG

Deja que los Racuchy se doren por ambos lados y escúrrelos sobre papel de cocina para eliminar el aceite en exceso.

Sirve calientes o frías.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servirlos con fruta fresca, con un poco de miel por encima, con mermelada o sirope de arce.racuchy

Los Racuchy son tortitas que pueden llevar melocotones, manzanas, ciruelas, plátanos, fresas, naranjas, piña, arándanos y cualquier otro tipo de fruta que se te ocurra. Así que prepara estos pancakes con el relleno de temporada o con el que más te guste.

Prueba a mezclar dos o más tipos de fruta (plátano con melocotones o arándanos) para un plato sorprendente.

Añade dos o tres cucharadas de coco rallado para un sabor y una textura especiales. 

Puedes conservarlos durante 2 días bajo una campana de cristal.

Galletas hojaldradas con nata

Presentación

Estas Galletas son una friable y suave delicia para el paladar.

Un mordisco es suficiente para adorarlas.

Su textura hojaldrada es muy ligera y y su delicada dulzura proviene de los gránulos de azúcar que adornan la superficie.

La nata y la mantequilla proporcionan esa ligereza y todo el aroma de unas sanas galletas caseras de indudable calidad.

Acompaña tu café o té con estas maravillosas galletas hojaldradas con nata.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min (+ 20 min de reposo opcional)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 270 g
  • Mantequilla: 150 g
  • Nata: 5 cucharadas (posiblemente espesa)
  • Huevo: 1
  • Azúcar granulado: para esparcir (puede ser vainillado)
  • Aroma: 1 ml (nata, mantequilla, ron)

Realización

Mezcla en un bol la harina, la mantequilla blanda, una yema y las cucharadas de nata.

Trabaja la masa para que quede homogénea, sin olvidar esparcir un poco de harina sobre la encimera, puesto que el compuesto está naturalmente pegajoso y suave.

IMG_1288.JPGAhora puedes empezar directamente a extender la masa o, como hice yo, puedes dejarla en la nevera unos 20 min para que se compacte y sea más fácil de manipular.

Extiende la masa con un rodillo de cocina sobre tu encimera bien espolvoreada con harina.

Con un cortador para galletas, con un vaso o un cuchillo recorta las formas que prefieras.

Si te sobra masa de los recortes, vuelve a amasar, extender y recortar.

Coloca las galletas sobre una bandeja para horno cubierta con papel de horno.

Bate con un tenedor la clara del huevo que te ha sobrado, y con un pincel de silicona (u otro para uso alimentario) unta la superficie de las galletas.

IMG_1338.JPGSobre las galletas untadas con clara ahora puedes esparcir abundantes pizcas de azúcar granulado (recuerda que la masa no lleva azúcar, así que esto es lo que le dará sabor dulce).

Hornea en horno pre-calentado, a 175° hasta que queden doradas (5-10 min).

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar las galletas durante una semana en un contenedor de lata.

No las dejes sueltas en una bolsa, puesto que son bastante friables y se molen si chocan contra cosas.

Abunda con el azúcar sobre la superficie y, si quieres adornarlas, escoge el azúcar colorado.

Tortitas de masa para churros con hierbas aromáticas y calabacines

Presentación

Estas Tortitas son unas exquisitas tapas que puedes preparar con masa para churros enriquecida con calabacines y hierbas aromáticas.

¿Porque no disfrutar de los churros en su versión salada y además tan rica y sabrosa?

Deleita tu paladar con este plato que puedes servir como entremés, tapa, pincho o aperitivo.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 130 g
  • Agua: 200 ml
  • Mantequilla: 120 g
  • Levadura química para postres: 1 cucharadita
  • Huevos: 2 medianos
  • Calabacín: 1 pequeño
  • Cebolla: 1/4
  • Sal: 5 g
  • Pimienta: al gusto
  • Orégano: al gusto (opcional)
  • Mejorana: al gusto (opcional)
  • Sazonador para pollo: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Pica muy finamente un poco de cebolla y deja que se dore con una nuez de mantequilla.

Ralla el calabacín en la malla gruesa del rallador y deja que se cocine durante no más de un minuto con la cebolla. Salpimienta. Aparta para que se enfríe un poco.

En una olla deja derretir la mantequilla con el agua y la sal a temperatura baja (3-4 sobre 9 en la placa).

En un bol mezcla la harina con la levadura, la pimienta, el orégano, la mejorana (y/u otras especias que te gusten) y un poco de sazonador para pollo.

Cuando la mantequilla esté completamente derretida, sube la temperatura para que al agua empiece a hervir. Entonces añade toda la harina especiada en el mismo momento, volviendo a temperatura baja.

Mezcla rápidamente con un batidor de varillas y sigue haciéndolo hasta que espese tanto que puedas crear una bola sólida.

Coloca la masa en un bol donde pueda enfriarse y sigue removiendo.

En cuanto la masa esté fría, añade los huevos y remueve enérgicamente, hasta que notes que se ha incorporado completamente.

Ahora puedes añadir el calabacín con la cebolla y mezcla para que todo se reparta homogéneamente.

Calienta aceite de girasol en una olla (a temperatura 6-7 sobre 9).

Mete la masa en una manga pastelera o simplemente utiliza una cuchara, y cuando el aceite haya llegado a estar caliente (o sea: si sumerges un poco de masa chisporrotea), empieza a crear pequeñas tortitas y deposítalas directamente en la sartén.

Notarás que la masa se hincha un poco. Cuando veas que se ha dorado bien por un lado (y se ha vuelto más rígida) da la vuelta y deja que se haga por ese lado también.tortitas calabacin.jpg

NOTA: Las tortitas de unos 5-6 cm de diámetro son más fáciles de girar que las más grandes 😉

Escurre las tortitas sobre papel para cocina y sirve.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si prefieres algo más tradicional, puedes dar la forma de churros a la masa, empleando una manga pastelera.churros con calabacin y queso fundido

Puedes poner lonchas de queso por encima de las tortitas o de los churros cuando estén aún calientes, para que se derrita encima.

Si prefieres una salsa con la que servir estas delicias, puedes preparar una con queso crema, hierbas provenzales o cebolleta.