Pollo a la hawaiana con arroz aromatizado al curry

Presentación

¡Lleva un poco de chispa y osadía a tu mesa con este toque hawaiano! 🌴

Innova tus segundos platos con este suave pollo dorado: añade unas lonchas de jugoso jamón cocido, unas tropicales rodajas de piña y goloso queso fundido… y decora con una cereza para que los ojos de tus invitados no se resistan a la vista del plato 😉

Sirve al lado un poco de arroz aromatizado al curry y con una nota de piña y el plato estará completo.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA EL POLLO:

  • Filetes de pollo: 4
  • Jamón cocido: 4 lonchas
  • Piña en almibar: 4 rodajas
  • Cerezas en almíbar: 4
  • Queso gouda/edam: 100 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Curry: al gusto
  • Aceite de oliva: para freír

PARA EL ARROZ:

  • Arroz: 300 g
  • Almíbar de piña: 100 ml
  • Nata líquida: 150 ml
  • Mantequilla: 1 cucharadita
  • Curry: 2 cucharaditas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Cocina el arroz en agua salada hasta que esté listo.

En la espera, machaca un poco los filetes de pollo para que no sean demasiado espesos y sazona con sal, pimienta y un poco de curry.

En una sartén caliente añade un chorrito de aceite y cocina el pollo por ambos lados hasta que esté dorado. Retira el pollo y, sobre la misma sartén bien caliente, añade otro chorrito de aceite dora ligeramente las rodajas de piña.

En una bandeja para horno coloca el pollo y sobre cada filete coloca una loncha de jamón cocido y una rodaja de piña. Por último, ralla un poco de queso encima.

Hornea en horno ya caliente a 200ºC durante unos 15 minutos.

En este tiempo el arroz estará ya cocido, así que escúrrelo.

Prepara la salsa para el arroz: en una olla derrite la mantequilla, añade la nata y las especias (sal, pimienta y curry). Deja que hierva y, desde ese momento, deja que se cocine unos 8 minutos para que la salsa se quede más espesa.

Vierte la salsa caliente sobre el arroz y mezcla bien. Deja que repose unos 2-3 minutos antes de servir el arroz.

Extrae el pollo del horno, añade una cereza en almíbar para decorar y sirve con el arroz.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Servir caliente o tibio. 

Anuncios

Buñuelos de patatas con queso Idiazábal ahumado y pimientos confitados

Presentación

Este plato tuve la ocasión de aprenderlo directamente del chef que lo ideó, Juan Pozuelo, en una masterclass suya, pocos días antes de que la preparase personalmente en un episodio de su programa televisivo Sabor de Hogar.

Con mucha ilusión y cercanía me transmitió los conocimientos y los trucos para lograr este delicioso entremés, que es absolutamente ideal para las quedadas con amigos, para ver un partido y picar algo o para un buffet gustoso y cautivador.

Os aconsejo estos fáciles buñuelos vegetarianos en los que las patatas aportan una textura aterciopelada y el toque ahumado del queso Idiazábal y la frescura del cebollino completan de forma espectacular el plato. A continuación os sugiero también dos opciones distintas para acompañar los pimientos 😉

¡A cocinar!


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Queso Idiazábal ahumado: 250 g
  • Patatas: 250 g
  • Harina de trigo: 250 g
  • Pimientos del piquillo: 250 g
  • Ajos: 4
  • Cebollino fresco: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: para freír
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Pela las patatas y córtalas en trozos. Ponlas a cocinar en agua salada hasta que estén blandas.

En la espera, limpia unos ajos y pícalos finamente. Deja que se doren en una sartén con un poco de aceite de oliva. Corta en tiras los pimientos y añádelos a la sartén. Añade unas cucharadas de agua y deja unos minutos a fuego suave. Añade una cucharada de azúcar y deja algunos minutos más.

Escurre las patatas cocidas y, cuando estén ya frías, machácalas con un machacador de patatas o un prensador.

Ralla el queso Idiazábal por la malla fina del rallador y pica el cebollino. Junta estos dos ingredientes a las patatas y mezcla.

Forma unas bolitas con la masa.

Buñuelos de queso Idiazábal y patatas

En un bol mezcla agua y harina hasta obtener una masa homogénea de la consistencia de la nata líquida y, a continuación, reboza las bolitas en ella.

Nada más rebozarlas ponlas a freír en abundante aceite caliente hasta que estén doradas y ponlas a escurrir sobre papel absorbente.

Sirve las bolitas tibias con los pimientos a parte.

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes optar por crear una salsa en lugar de servir los pimientos en tiras: verte los pimientos cocinados en una batidora y deja que se conviertan en una salsa lisa y homogénea. Sirve en un plato a parte, para que los comensales puedan bañar los buñuelos en la salsa.



Ensalada de esparragos trigueros, tomates cherry, nueces y feta

Presentación

Esta ensaladilla primaveral se convertirá pronto en una de vuestras favoritas. La vinagreta es espectacular.

Aunque no haga falta mucho esfuerzo para preparar este plato, pues es muy sencillo, es una verdadera delicia… al fin y al cabo, las cosas mas simples son siempre las mejores.

Este plato tendrá un efecto “wow” garantizado… y además es un plato saludable, con agradables texturas y una cautivadora combinación de sabores, que podéis permitiros incluso si estáis en el medio de la “operación bikini” 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

VINAGRETA

  • Vinagre balsámico: 6 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra: 1/4 de taza
  • Mostaza de Dijón: 2 cucharaditas
  • Miel: 2 cucharaditas
  • Ajo: 1 diente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

ENSALADILLA

  • Espárragos: 1 kg
  • Tomates cherry: 250 g
  • Nueces sin cáscara: 80 g
  • Queso feta: 125 g
  • Aceite de oliva virgen extra: 2 cucharadas.

Realización

Lava los espárragos. Elimina la parte final del tallo, que es la más clara y más dura. Para saber hasta donde cortar, empieza a doblar el espárrago desde la extremidad: si se rompe crujiendo, habrá que eliminar más. Luego, corta con un cuchillo para tener un corte limpio. Lo que quede de espárrago, pícalo en trozos de unos 5 cm.

Cocina los espárragos en una sartén con unas cucharadas de aceite de oliva, hasta que estén blandos.ensalada esparragos

En la espera, lava los tomates y pártelos por la mitad.

Pica las nueces.

Pica el diente de ajo con un cuchillo o emplea un picador de ajos.

Prepara la vinagreta: en una pequeña sartén, lleva a ebullición al vinagre balsámico líquido y deja que se reduzca a la mitad.
(Nota: si empleas un vinagre envejecido varios años, no hace falta este paso, pues no es tan líquido.)

En un bol, vierte el vinagre, añade el ajo picado, la mostaza, la miel, el aceite de oliva, sal y pimienta molida.

Cuando los espárragos estén listos, ponlos en un bol, añade las nueces y los tomates y desmenuza 3/4 partes del queso feta.

Mezcla enérgicamente los ingredientes de la vinagreta para emulsionarla y vierte sobre los espárragos. Mezcla.

Esparce lo que ha quedado del queso feta sobre la superficie (así aparecerá blanco y no manchado de vinagreta) y sirve.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si no tienes queso feta, pero aún así quieres ese toque, intenta con un poco de queso azul o gorgonzola (solo o mezclado con queso fresco): su intensidad combina muy bien con los demás ingredientes.

Rollitos de berenjenas con pavo y queso fresco – light

Presentación

¿Estás dudando sobre qué preparar pero no te apetece algo con muchas calorías?

No te preocupes: ya lo tienes solucionado 😉

Prepara estos rollitos de berenjenas en unos minutos y podrás comer cuantos quieras sin ningún remordimiento, deleitando tu paladar con el relleno ligero a base de pavo y queso fresco.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Berenjenas: 3
  • Jamón de pavo en lonchas: 150 g
  • Queso fresco: 200 g
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Sal: lo suficiente
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza lavando las berenjenas. Elimina la extremidad y corta en láminas de unos 3 mm de espesor.

rollitos berenjena pavo y queso

Colócalas sobre un plato o tabla de cortar, esparce sal y deja reposar aproximadamente 15 minutos para que pierdan el sabor amargo.

Seca las berenjenas con papel de cocina, y esparce por encima un poco de aceite de oliva con un pincel. Sazona con pimienta recién molida.

Coloca sobre una sartén de grill caliente las láminas de berenjenas y cocina por ambos lados.

Extiende sobre cada lámina de berenjena una loncha de jamón y, sobre ésta, un poco de queso fresco. Enrolla y sujeta cada uno con un palillo.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes decorar y añadir más sabor con un poco de perejil, albahaca o cebollino picados o con un poco de orégano.

Si quieres probar un aliño diferente… prueba con un poco de miel y te sorprenderás 😉

Queso Primosale frito

Presentación

¿Alguien ha dicho queso frito? ¡Para la quedada de esta tarde con tus amigos sería un plato perfecto! Especialmente, si buscas una alternativa a la mozzarella frita. Resultado de imagen de primosale

El Primosale es un queso siciliano de consistencia suave que encierra todo el sabor de la leche, siendo un pecorino blando curado entre 1 y 4 meses.

La consistencia de esta delicia será crujiente en la parte exterior y tiernamente firme en el interior… todo envuelto en un dorado rebozado. ¿Qué más se puede desear?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Queso Primosale: 650 g
  • Harina: 150 g
  • Pan rallado: 150 g
  • Huevos: 2 mediano
  • Sal: 1 cucharadita
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Corta el Primosale en lonchas o en cubitos (dependiendo del corte de queso que tengas).

En un cuenco bate los huevos y en otros dos vierte respetivamente la harina y el pan rallado.

Esparce un poquito de sal fina sobre el queso y pasalo, en este orden, por la harina, el huevo y el pan rallado. Trata de rebozar cada lado.Primosale frito

Fríe en aceite de girasol bien caliente hasta que esté dorado.

(Nota: sumerge pocos trozos de queso a la vez, para que la temperatura del aceite no baje repentinamente 😉 )

Escurre sobre papel de cocina para absorbir el exceso de aceite.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se aconseja consumir recién frito.

Si deseas dar un toque aromático al rebozado, prueba a incluir en el pan rallado un poco de orégano fresco o romero picado.

Zanahorias de masa de hojaldre rellenas

Presentación

Las zanahorias de masa de hojaldre son unos originales entremeses: unas falsas mini zanahorias de crujiente masa de hojaldre rellenas de una sabrosa crema al atún.

Preparar las zanahorias de masa de hojaldre es simple y divertido 😉 : hará falta un poco de masa de hojaldre, unas gotas de colorante alimentar y unos conos de aluminio. Rellena las zanahorias con el relleno que de atún o con muchos otros que te sugiero al final de la receta, y termina realizando las hojas de la zanahoria con perejil.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 1 confección
  • Huevo: 1 mediano
  • Colorante alimentar naranja (o amarillo+rojo): lo suficiente
  • Perejil: un ramo
  • Mantequilla: 10 g

PARA EL RELLENO:

  • Queso crema: 100 g
  • Atún en aceite de oliva: 80 g
  • Alcaparras: 3-4 pequeñas
  • Perejil: 1 ramo
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza extendiendo la masa de hojaldre sobre tu encimera. Con un cortador para pizza o un cuchillo, saca tiras de unos 3 cm de anchura.

Unta la superficie de la masa con huevo batido y enrolla las tiras por el lado largo, para lograr una serpiente larga de masa. zanahorias de masa de hojaldre.jpg

Coge los conos de aluminio y esparce un poco de mantequilla por encima. Empezando por el vértice, enrolla las serpientes de masa, tratando de sobreponer cada giro sobre el anterior. Coloca los conos terminados sobre una bandeja cubierta de papel vegetal.

En un cuenco pequeño vierte un cucharón de agua, añade unas gotas de colorante amarillo y un poquito de rojo para lograr un naranja brillante (o simplemente emplea el colorante naranja para paella 😉 ).

Esparce el color sobre los conos con un pincel para cocina.

Hornea a 200°C (en horno estático ya caliente) durante unos 10 minutos.

En la espera, prepara el relleno: en un bol junta el atún escurrido, el queso crema, las alcaparras, el perejil, sal, pimienta y tritura todo con tu batidora de mano, hasta lograr una crema homogénea.

Extrae la bandeja del horno y cuando la masa esté fría, separa cada cono de aluminio del hojaldre con cuidado, para que no se partan o crujan.

Rellena las zanahorias con el relleno (empleando una manga pastelera será mucho más sencillo 😉 ). Termina creando las hojas de la zanahoria con un poco de perejil.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Consume pronto, para aprovechar al máximo la textura crujiente de la masa de hojaldre.

Puedes sustituir el relleno de atún por relleno al jamón, paté de anchoas, tapenade de olivas, queso crema con tomates secos o por ensaladilla rusa.

Si quieres cambiar el perejil, una alternativa ideal para el relleno de atún es el eneldo.

Filetes de ternera con Gorgonzola

Presentación

¿Un plato sencillo que traiga el buen humor a la mesa? ¡Aquí lo tienes!

Los filetes de ternera acompañados por el robusto aroma y sabor del queso Gorgonzola son una delicia que no puedes perderte.

Empieza a calentar la sartén ya, que empezamos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 6 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Filete de ternera: 600 g (cortado en lonchas finas)
  • Gorgonzola: 60 g
  • Pimienta: al gusto

Realización

Cocina la carne en una sartén caliente, a fuego mediano.filete de ternera al gorgonzola.jpg

Gira los filetes y coloca por encima unos trocitos de gorgonzola.

Baja el fuego y tapa la sartén. Deja cocinar hasta que se derrita el queso.

Sazona con pimienta (no suele hacer falta sal, porque el gorgonzola suele llevar ya).

Emplata y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el gorgonzola por queso azúl, si lo prefieres.

Pastel salado con calabacines, queso y embutidos

Presentación

En verano nos apetece algo frío y ligero que se pueda servir a la familia y a los amigos.

¿Qué mejor idea que un pastel salado?

Este es muy ligero, bien aireado, y se queda agradablemente húmedo gracias a los calabacines. Además tiene todo lo más apetecible: ¡queso y embutidos!


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Calabacines: 200-250 g
  • Huevos: 3 medianos
  • Harina: 250 g
  • Fécula de patatas/ Harina de maíz: 50 g
  • Aceite de girasol: 120 g
  • Leche: 150 ml
  • Levadura química: 15 g (= 1 sobre)
  • Sal: 2 cucharaditas
  • Azúcar: 1/2 cucharadita
  • Wurstel tipo Frankfurt: 100 g
  • Chorizo picante: 50 g
  • Queso Gouda: 100 g

Realización

Limpia los calabacines y elimina las extremidades. Rállalos por la malla gruesa de un rallador.

Pica el chorizo en cubitos y saltéalo en una sartén para que quede crujiente.

Pica en cubitos los wurstels y el queso también.

En un bol bate los huevos con la sal y el azúcar hasta que quede una masa bien aireada.

Añade la leche y el aceite y mezcla.pastel salado con calabacines queso y embutidos 2

Incorpora la harina, la fécula y la levadura tamizándolas. Mezcla para que quede una masa homogénea.

Añade los calabacines, los wurstels, el chorizo y el queso y mezcla.

Cubre un molde (yo empleé uno rectangular de 18×30 cm) con papel vegetal y vierte la masa en el molde.

Hornea en horno pre-calentado a 180°C durante aprox. 30 min (depende de cada horno). (Truco: la forma mejor para averiguar si el pastel está listo es realizando la prueba del palillo de madera: lo clavas en varios puntos del pastel y si sale limpio ya puedes sacarlo del horno).

Extrae el pastel del horno y sirve.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes saborear lonchas del pastel aún calientes o frías.

Conserva el pastel bajo una campana de cristal o en la nevera, tapada con película transparente.

El contenido del pastel es altamente personalizable: puedes sustituir las salchichas tipo Frankfurt con jamón cocido, el chorizo picante por chorizo dulce, el queso Gouda por Havarti o queso para sandwich, etc.

Árbol de Navidad de masa de hojaldre rellena

Presentación

Si ver árboles de Navidad por todos lados en este período del año tan mágico te hace feliz como a mi y deseas decorar con adornos navideños cada rincón de tu casa y jardín, ¿porqué no hacerlo también en la mesa?

Esta receta es perfecta para sorprender a tus invitados (y a ti mism@) con un entremés que se puede comer tanto con pescado y mariscos como con carne y platos vegetarianos.

¿Qué esperas? ¡A cocinar!


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masas de hojaldre: 2 (si de Mantequilla mucho mejor)
  • Queso crema: 150 g (sabor natural o a las hierbas)
  • Queso azul/Gorgonzola: 70 g
  • Orégano: al gusto (opcional)
  • Huevo: 1

Realización

Coge la masa de hojaldre de la nevera (puesto que tiene que estar fría cuando se utiliza) y extiéndela sobre tu encimera.

Puedes emplear tanto la circular como la rectangular: es indiferente.

arbol de navidad 1.JPGUnta la masa con el queso crema, tratando de poner una capa homogénea en todo el círculo/rectángulo.

Ahora desmenuza el queso azul en trocitos muy pequeños y espárcelos por encima del queso crema.

Espolvorea el orégano.

Coge la otra masa de hojaldre y colócala por encima de la otra (cubriendo los quesos y el orégano): haz coincidir los bordes y aprieta un poco para que adhiera bien y el aire se salga.

Ahora la parte más artística de la receta.

Coge un cuchillo y recorta los dos lados del árbol de navidad, así como la base y el tronco.

[Ojo: Con lo que te ha sobrado de masa puedes hacer pequeños bocados de hojaldre: ¡aquí no se tira nada!]

Coloca una tira de papel de horno ancha como el tronco a lo largo del árbol: te sirve como guía para cortar las ramas.

Ahora recorta las ramas en ambos lados y deja 1,5 cm (aprox.) entre cada corte.

Ha llegado el momento del truco: coge cada “ramo” y gíralo un par de veces sobre sí mismo. (Cuidado con no hacerlo demasiado fuerte o lo arrancas 😉 )

Rompe el huevo y bátelo un poco. Con un pincel de silicona u otro de cocina extiende el huevo sobre la masa de hojaldre: así lograrás un color dorado maravilloso.

Hornéalo en horno pre-calentado a 180°C , modalidad ventilada, hasta que esté bien dorado (unos 10-20 min, dependiendo del horno).arbol de navidad 4.JPG

Extrae del horno, emplata y sirve.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes emplear quesos crema aromatizados (al tomate, al salmón, al pimiento, al jamón,…) si lo prefieres.

El queso azul puede sustituirse por otros ingredientes como tomates secos, olivas, anchoas, … así como el orégano puede cambiarse por cebollino o algo diferente.

arbol-de-navidad-5Lo único: es conveniente que los ingredientes que sustituyen al queso azul se troceen finamente para que sea sencillo cortar y girar las ramas del árbol.

La masa de hojaldre es conveniente servirla caliente o dentro de unas horas desde la cocción, aunque se pueda comer también al día siguiente.

Conserva la masa, ya enfriada, dentro de una bolsita de plástico o bajo una campana de cristal.

Listones de masa de hojaldre con paté de olivas y queso

Presentación

Los listones de masa de hojaldre con paté de olivas y queso son unos delicados entremeses que alegrarán tu mesa y buffet sin duda alguna.

La masa friable con el queso fundido combina excelentemente con el intenso sabor de olivas.

Prepara esta delicia para consumirla en cualquier momento del día, solo o en compañía.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 2 confecciones
  • Paté de olivas: 125 g
  • Queso gouda/edam: 170 g

Realización

Extrae la masa de hojaldre de la nevera (tiene que trabajarse fría).

Extiende la masa y unta la superficie con abundante paté de olivas.

Coloca unas lonchas de queso por encima del paté.

Dobla la masa de hojaldre por la mitad (si empleas masa de hojaldre rectangular procura doblar por la mitad el lado más largo, así te quedarán listones más cortos).

Con un cuchillo o un cortapizzas corta listones de unos 2-2,5 cm de ancho.

Dobla un par de veces cada listón.

Coloca cada listón en una bandeja cubierta de papel vegetal.

Hornea a 190ºC (en horno pre-calentado) durante 15 min (aproximadamente – depende de tu horno), mejor si con sistema ventilado.

Retira cuando estén bien dorados.

¡Listos para servir!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir lonchas de jamón cocido si te apetece.

Si prefieres sustituir el queso en lonchas por queso crema no hay problema 😉