Kluski sląskie – ñoquis silesianos – con Gulash aromatizado con setas

Presentación

Los kluski sląskie son unos ñoquis tradicionales polacos, precisamente de las regiones de la Alta y Baja Silesia.

Realizados a partir de patatas, se caracterizan por una cavidad en la parte superior que permite recoger eficazmente todo el jugo de la carne o la salsa con las que se suelen acompañar.

Esta vez, prepararemos este plato con un gulash, un estofado de cerdo aromatizado con setas.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

KLUSKI SLĄSKIE:

  • Patatas: 600 g
  • Fécula de patatas*: [ver el procedimiento]
  • Sal: al gusto

*sustituible por almidón de maíz

GULASH:

  • Lomo de cerdo: 800 g
  • Cebolla: 1 grande
  • Setas secas: 50 g
  • Fécula de patatas: lo suficiente
  • Aceite de oliva: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Laurel: 2 hojas
  • Orégano: al gusto
  • Caldo: 500 ml

Realización

Empieza preparando el gulash.

Pica la cebolla. Corta la carne en cubos, y sazona con sal y pimienta.

En una olla verte un poco de aceite y añade la cebolla. Cuando esté cuasi dorada pon la carne a cocinar. Añade el orégano y mezcla.

Cuando la carné esté dorada, añade el caldo, las setas secas picadas y las hojas de laurel. Tapa y deja cocinar unos 30 minutos.

En la espera, pela las patatas y déjalas hervir en agua salada hasta que estén blandas.

(Truco: para que las patatas se cocinen más rápidamente, puedes trocearlas).

Pasados los 30 minutos, quita la tapa al gulash y deja evaporar una parte del caldo que queda, para que haya suficiente líquido para la salsa y no demasiado.

Espesa con un poco de fécula de patatas disuelta en unos 50 ml de agua fría. Mezcla y deja cocinar unos 5 minutos más.

Ahora procede con los kluski sląskie.

 

Tritura las patatas escurridas como si fueras a hacer puré.

Compacta el puré de patatas en un bol y divídelo en 4 partes, trazando una cruz con el cuchillo. Extrae un cuarto de las patatas y compáctalo por encima de los restantes 3 cuartos.

Ahora coge la fécula de patatas (puede sustituirse sin problema por Maizena, pero la consistencia final será ligeramente distinta) y rellena el cuarto vacío hasta el nivel de las patatas.

(Nota: Así tendrás una proporción de 4:1, muy sencilla de mantener cuando quieras aumentar las porciones o disminuirlas 😉 )

Mezcla todo hasta obtener una masa compacta.

Ahora divide la masa en 4 partes y con cada una forma una serpiente de masa (diámetro aprox. de 2,5-3 cm ), enharinando ligeramente la encimera si necesario.

Con un cuchillo corta unos disquetes de 1-1,5 cm de ancho hasta terminar la masa.

En cada disquete crea una cavidad presionando un poco con tu pulgar en el centro.

Pon a hervir agua con sal. Cocina 1/3 de los ñoquis a la vez: tardarán aprox. unos 5 minutos. Cuando estén ya flotando desde hace un minuto, puedes escurrirlos.

Emplata los kluski sląskie y extiende por encima una abundante porción de gulash con su salsa.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes espesar la salsa con otros ingredientes, en vez de la harina de patatas: con una patata hervida molida o con el sistema polaco de la zasmażka: añade a una cucharada de mantequilla derretida en una sartén, una cucharada de harina de trigo y mezcla enérgicamente hasta que la masa empiece a ser dorada y a burbujear; disuelve en el caldo.

Puedes emplear tanto carne de cerdo, como de ternera. Experimenta también con distintos cortes: el morcillo de ternera, la paletilla del cerdo, etc. 😉

Anuncios

Kompot de ruibarbo

Presentación

El kompot es una bebida muy saludable, realizada cocinando uno o más tipos de fruta en agua endulzada, hasta sacarle todo el sabor y aroma.

Es una bebida que se prepara a menudo en las casas polacas y en el oeste europeo, siempre a partir de fruta fresca de temporada y, a veces, con algunas especias.

En este periodo no se puede renunciar a un vaso de kompot de ruibarbo, un tallo rojo-verde muy popular en Polonia, Reino Unido y Estados Unidos, que confiere un peculiar color rosa a la bebida y un inconfundible sabor.

Este kompot se puede servir en muchas variantes, algunas más refrescantes y otras más otoñales: encuentras todas las ideas al final del post 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Agua: 1 litro
  • Ruibarbo: 3-4 peciolos
  • Zumo de limón: 1 cucharadita
  • Azúcar: al gusto*

*sustituible por miel, edulcorantes, sirope de agave, etc.


Realización

kompot de ruibarbo.JPGLava los peciolos de ruibarbo y córtalo en trozos más pequeños (¡no utilices las hojas porque no son edibles!).

Cocina el ruibarbo así preparado en una olla con el agua y el azúcar.

Apaga el fuego y retira el ruibarbo cuando esté blando o, alternativamente, filtra todo.

Vierte el kompot en una jarra.

Añade el zumo de limón hasta lograr el nivel deseado de dulzura y mezcla.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir al kompot una manzana o fresas… son versiones deliciosas que merece la pena probar 😉

Si quieres una versión refrescante, puedes añadir cubitos de hielo y hojas de hierbabuena. Sirve fría.

Por otra parte, si prefieres una versión con sabor otoñal, incorpora algunas rodajas de jengibre, unos clavos de olor y un poco de cardamomo en la olla durante la cocción. Sirve caliente 😉

Kogel-mogel horneado con frambuesas

Presentación

El Kogel-mogel es un postre polaco adorado por los niños y los adultos.

Hoy os presento una revisitación de la receta original, que es similar a un ponche de huevo.

Prepararemos una versión con frambuesas, completamente segura para el verano, puesto que las yemas serán horneadas por un breve tiempo.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Yemas: 6
  • Azúcar glás: 6 cucharaditas
  • Ramas de vainilla: 2
  • Frambuesas: 500 g

Realización

Pon las yemas en un bol grande. A las yemas añade las semillas de las ramas de vainilla y 3 cucharadas colmas de azúcar glás.kogel-mogel horneado con frambuesas 2

Bate las yemas con la ayuda de una batidora eléctrica. Cuando todos los ingredientes estén bien mezclados y empiecen a airearse, añade el resto de azúcar glás. Sigue batiendo hasta que la masa haya doblado su volumen.

 

El tradicional kogel-mogel estaría listo, pero para esta versión faltan unos pequeños pasos.

En unos pequeños recipientes aptos para el horno coloca unas frambuesas y recubre con las yemas batidas.

Hornea el kogel-mogel en horno pre-calentado a 200° durante 8-10 min.

Sirve aún caliente.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Esparce un poco de azúcar glás para acabar el look del postre.

Puedes sustituir las frambuesas por arándanos, fresas, moras, grosella, etc.

Sirve el kogiel-mogiel horneado aún caliente con unas bolas de helado a la vainilla.

Para un toque fresco, decora con hojas de hierbabuena o melisa.

Pascha – dulce de requesón y fruta seca

Presentación

Si tienes tiempo libre y te apetece algo dulce para alegrar estos días de fiesta aquí tienes una idea maravillosa 🙂

Esta receta polaca se denomina Pascha y, como se puede intuir, es un postre que se prepara durante la Semana Santa.

Los ingredientes estrella del plato son el requesón y la fruta seca que más te guste, enriquecidos con un toque de aromático ron.

¿Y lo mejor? No hace falta hornear nada y su preparación es muy sencilla 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min (+ tiempo de reposo)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Requesón: 1 kg
  • Nata líquida: 4 cucharadas
  • Mantequilla: 200 g
  • Yemas cocidas: 6
  • Azúcar glás: 200 g
  • Azúcar con vainilla: 25 g
  • Almendras: 100 g
  • Nueces: 100 g
  • Cáscara de naranja y limón: 40 g
  • Albaricoques secos: 100 g
  • Pistachos: 100 g
  • Ron: 25 ml

Realización

Introduce en el bol de tu batidora las yemas cocidas junto con la mantequilla. Mezcla hasta que la masa esté uniforme.

Añade un poco de requesón a la vez, mientras que la batidora sigue mezclando.

Al ser el requesón un queso poco hidratado, añade 4 cucharadas de nata.

Finalmente, incorpora el azúcar glás y el azúcar con vainilla. Mezcla.
pascha - dulce de requesón y fruta secapascha - dulce de requesón y fruta secaPica las nueces, las almendras, los pistachos, las cáscaras de cítricos y los albaricoques.

Añade la fruta picada a la mezcla de requesón y mezcla, para repartir homogéneamente.

Ahora escoge un molde para que luego te resulte simple desmoldar.

[Truco: si quieres, puedes cubrir el interior del molde con una servilleta resistente. Así será más simple desmoldar 😉 ]

Verte la masa en el molde y trata de nivelarla bien: no queremos que se queden burbujas de aire en el interior. Por lo tanto, bate ligeramente el molde contra la encimera, para que el queso se asiente.

Cubre el postre con otra servilleta y deja reposar en la nevera por lo menos un par de horas.

Extrae del molde y quita las eventuales servilletas.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


pascha_02Sugerencias

Puedes decorar con frutas secas la superficie de la Pascha.

Si lo prefieres, puedes preparar monoporciones.

La mezcla de frutas secas es completamente personalizable.

Elimina el ron para una versión apta para toda la familia.

Żurek – sopa con salchicha, jamón y huevos

Presentación

El Żurek es una sopa que es muy representativa de la cocina polaca.

Este plato típico tiene un sabor muy particular, característico y decidido.

No puede faltar en el Domingo de Resurrección, pero es tan deliciosa que se prepara durante todo el año.

Sus ingredientes determinantes son los huevos, el jamón cocido y la salchicha, en una base de caldo que tu mismo crearás rápidamente.

¡A cocinar!


Información

  • Dificultad: mediana
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 8 personas

Ingredientes

  • Zanahorias: 2 medianas
  • Cebolla: 1 pequeña
  • Apio rábano: 1/4
  • Jamón cocido: 300 g
  • Salchicha: 1
  • Ajo: 3-4 dientes
  • Perejil: al gusto
  • Mejorana: al gusto
  • Kren (salsa de rábano picante* – horseradish): al gusto
  • Huevos: 8 (1 para cada persona)
  • Nata liquida: 250 ml
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Mantequilla: al gusto
  • Limón: lo suficiente

*la salsa de rábano picante se puede comprar en las tiendas Carrefour, Alcampo y Lidl o la puedes realizar tu solo (pero es más complicado encontrar el rábano en raíz).


Realización

En una olla pon las zanahorias peladas, el apio rábano, el perejil, el ajo y 1,5 litros de agua.

Mole la pimienta y añádela con la cantidad de sal que estimes oportuna.

Deja que cocine a baja temperatura durante unos 15 min.

Añade la salchicha y sigue cocinando todo por otros 30 min.

Extrae la salchicha.

Del caldo que hayas obtenido, elimina las verduras.

En una olla distinta, deposita la cebolla precedentemente pelada y picada en cubitos. Sazona con sal y un poco de pimienta.

Deja que se cocine con mantequilla, hasta hacerse transparente. Entonces añade la mejorana (1 cucharadita aprox.) y el jamón cocido cortado al estilo julienne. Deja que se dore. 

Corta la salchicha en rodajas (y en medias rodajas si el diámetro de la salchicha es muy grande).

Añadir el caldo a la cebolla y al jamón; mezcla e incorpora las zanahorias (que has apartado del caldo) cortadas en cubitos y la salchicha.

Cocina hasta que esté herviendo desde hace 5 min. Entonces añade el kren (una cucharada aprox. – pero depende mucho del gusto personal) y el ajo crudo cortado con una prensa de ajos.

Deja que se cocine durante 5 min más.

Incorpora la nata liquida, mezcla y deja que siga cocinándose durante 2 min. 

En el plato para sopa, corta el huevo que has precedentemente cocido en 4 o 8 trozos con un cuchillo, cortando por la mitas, y luego por la mitad otra vez (o puedes utilizar la maquina de la imagen para que salga preciso y lo hagas más sencillamente).

Añade la sopa, esparce un poco de pimienta molida y sirve caliente.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Regula a tu gusto el kren, puesto que es picante y tiene un sabor bastante intenso, pero no olvides que diluido en la sopa será menos fuerte de lo que parezca cuando lo pruebes con una cuchara.

Puedes conservar la sopa durante 2 días en la nevera.

Ensaladilla fría de remolacha

Presentación

Si te gusta la remolacha o quieres atreverte a probarla en una original versión, corre a comprarla, porqué hoy vamos a preparar una sencilla pero sabrosa ensaladilla fría de remolacha aromatizada al ajo.

Esta guarnición polaca combina divinamente con pollo, asados, carne a la parrilla y es una muy buena elección para estos días de sol, perfectos para una una barbacoa en compañía.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Remolacha roja cocida: 2-3 unidades
  • Ajo: 1/2 diente *
  • Mayonesa: 1-2 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

*la cantidad de ajo puede modificarse al gusto. Si no te gusta el ajo, sustituye con cebollino picado.


Realización

Ralla la remolacha roja con la malla gruesa de un rallador.

Sazona con sal y pimienta.ensaladilla remolacha y ajo

Con un moledor de ajos desmenuza el ajo e incorpóralo a la remolacha.

Añada la mayonesa (dependiendo de la densidad de la mayonesa varía ligeramente la cantidad).

Mezcla y sirve.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

La ensaladilla se sirve fría: esto significa que la puedes preparar con horas de antelación y emplatarla pocos minutos antes de servir.

Puedes conservar sin problema esta guarnición en la nevera 1 día.

Evita exponer la mayonesa a fuentes de calor por tiempo prolongado.

Bolitas de patatas de ensueño

Presentación

Empieza ya a guardar la receta, porqué se volverá en una de las formas favorita de preparar patatas ara toda la familia, para cualquier amigo o comensal.

Estas bolitas de patatas llevan una capa delicadamente crujiente en el exterior y una consistencia sorprendente en el interior.

Puedes añadirle todas las especias que prefieras o que combinen con los demás platos.

Lo único: prepara una doble o triple dosis porque te las acabarán en un par de minutos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 35 min
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Patatas: 500 g
  • Maizena / Fécula de patatas: en proporción de 1:4 con las patatas*
  • Huevo: 1
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Curry: al gusto
  • Guindilla molida: al gusto
  • Nuez moscada: al gusto
  • Pan rallado: para rebozar

* Sencilla proporción de volumen explicada en la realización


Realización

Pela las patatas y deja que se cocinen en agua salada. Cuando están listas escúrrelas.

Trabaja las patatas con un moledor/triturador de patatas hasta obtener una consistencia homogénea.cuartos.png

Sazona con sal, pimienta y las demás especias (que se pueden personalizar según los gustos personales).

Ahora coloca las patatas en un bol y aplástalas para obtener una masa compacta. Marca las dos diagonales, para dividir la masa en 4 partes.

Saca una de las partes y colócala por encima de las otras 3.

En el hueco de la parte extraída debes poner la maizena o la fécula hasta el nivel de las patatas. En esto consiste la proporción de 1:4 😉

Añade un huevo y amasa hasta lograr una masa compacta y lisa.

Ha llegado el momento de hacer unas pequeñas bolitas (2 cm de diámetro, más o menos).

Reboza las bolitas en pan rallado (si lleva ajo y perejil estupendo).

Calienta abundante aceite de girasol en una sartén y, cuando esté caliente, empieza a freír las bolitas.

Tienen que dorarse uniformemente, así que gíralas y muévelas de vez en cuando.

Una vez que estén listas, colócalas sobre papel de cocina, para absorber el exceso de aceite.

bolitas de patatas.JPG¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir las bolitas calientes o tibias… son increíbles a cualquier temperatura.

Puedes añadir panceta salteada en la masa de patatas, si quieres algo exquisito 😉

Berlinas – Bomboloni – Pączki

Presentación

Carnaval está muy cerca y no se puede dejar pasar una ocasión como esta sin preparar algo para los más glotones.

Las berlinas, bombas, donuts sin agujero, bomboloni (en italiano) o  pączki (en polaco), son unas bolas de masa muy suave que se fríen y rebozan en azúcar.

Existen en todos las cucinas de todos los países porque, sinceramente, ¿quien se resiste a algo tan bueno?

Para los más atrevidos: se pueden rellenar con crema, nocilla, nata o mermelada… una delicia para el paladar 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min (+3h 30min de reposo)
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 4 personas (15 berlinas)

Ingredientes

  • Leche: 100 ml
  • Levadura fresca en cubito: 10 g
  • Azúcar: 20 g (+ para rebozar)
  • Aceite de girasol: 40 ml (+ para freír)
  • Huevo: 1
  • Naranja: ralladura de 1/2 cáscara
  • Harina de trigo: 140 g
  • Harina de fuerza: 140 g
  • Aroma: 1 ml (vainilla o naranja) – opcional

Realización

Calienta un poco la leche y disuelve la levadura allí.

Añade a la leche el aceite, el huevo, el aroma, la ralladura de naranja y el azúcar. Mezcla.

Incorpora las harinas tamizándolas y mezclando constantemente para evitar grumos.

Mezcla durante unos 5 minutos, para que la masa logre una consistencia elástica y homogénea.

Haz una bola con la masa y deja que repose unas 2h 30min- 3h, cubierta con un trapo limpio y en un lugar caliente. Tiene que triplicar el volumen.

Ahora espolvorea un poco de harina de trigo sobre la encimera y amasa la masa que ha reposado, para que sea lisa.

Extiende con la ayuda de un rodillo de cocina, hasta un espesor de poco más de 1 cm.

Con un vaso o un cortador circular saca unos círculos de masa y colócalos en un sitio sonde puedan seguir creciendo durante una media hora.

Calienta abundante aceite de girasol en una sartén y cuando esté bien caliente (unos 170°C), empieza a freír las berlinas.

Debes girar más veces cada berlina, para que se dore y cocine uniformemente.

Reboza las berlinas aún muy calientes en azúcar granulado.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

berlinas.pngPuedes preparar una crema o emplear nata batida, mermeladas o nocilla para rellenar cada berlina con una manga pastelera.

Si prefieres espolvorear la superficie de las berlinas con azúcar glás en lugar del granulado, adelante! Es cuestión de gustos 😉

Conserva durante 2 días bajo una campana de cristal.

Kompot – infusión especiada de manzanas y cítricos

Presentación

No hay nada más reconfortante y relajante que saborear una taza de bebida caliente en una tarde invernal, ¿no es verdad?

Prepara conmigo una infusión con unos simples ingredientes de temporada y atrévete a servirlo en copas (también hay formas de convertir esto en un cóctel alcohólico al final del post 😉 ) o en el interior de unas manzanas… para un efecto espectacular.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Manzanas: 1 kg
  • Agua: 1 litro
  • Miel: 3 cucharadas (adaptable al gusto)*
  • Naranja: cáscara de 1
  • Limón: 1
  • Canela: 1 rama o 1 cucharadita (si molida)
  • Clavos de olor: 3-5 unidades (opcional)

*sustituible por azúcar


Realización

Lava las manzanas y los cítricos.

Corta las manzanas en trozos, eliminando tan solo las semillas (que aportarían un sabor amargo).

Pon las manzanas en una cacerola y añade agua hasta cubrirlas.

Ralla las cáscaras del limón y de la naranja y exprime el zumo de medio limón.

Añade los clavos de olor, si te gustan (son muy aromáticos: 3 son suficientes, pero si eres fan del sabor puedes legar hasta 5).Resultado de imagen de kompot z jabłek i cynamonu

Entonces, a una temperatura media, dejamos que cocinar durante unos 15 minutos.

Después de ese tiempo añadimos la canela. Deja que la cocción siga durante otros 5 minutos.

Ahora puedes:

  • retirar las especias y filtrar todo, exprimiendo las manzanas para que dejen su jugo;
  • dejar las manzanas y retirar las especias;
  • dejar todo.

Servir caliente o frío.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve con ramas de canela, clavos de olor y/o anís estrellado para un toque decorativo.

Esta versión sin alcohol es apta para toda la familia.

Sin embargo, si quisieras darle un carácter más “festivo” y limitar el consumo a adultos, puedes añadir ron o ron con miel 😉

Pierniczki suaves – galletas nórdicas especiadas II

Presentación

¿Estás echando de menos las Navidades ya al igual que yo?

Que te parece si llevamos algo de las fiestas a nuestras mesas? Algo que es tan bueno que se puede preparar todo el año…

Estoy hablando de las galletas nórdicas especiadas, pero esta vez en versión suave  😉

¡Atrévete a probar esta delicia!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 2 vasos
  • Huevos: 2
  • Azúcar: 1/2 vaso
  • Miel: 1 cucharada abundante
  • Mantequilla: 60 g
  • Especias nórdicas: 20 g       (receta en el enlace)
  • Levadura química/bicarbonato de sodio: 1 cucharadita
  • Levadura fresca: 1/2 cubito (12 g)

Realización

Tamiza la harina con la levadura química/bicarbonato.

Añade el azúcar y las especias y mezcla.

Añade la levadura fresca desmenuzada.

(Nota: si empleas levadura en cubito congelada, puedes calentar unos 20 ml de leche y dejar que se derrita allí. Añade 1-2 cucharadas de harina para compensar)masa pierniczki suaves.JPG

Pon a calentar en el microondas o en una cacerola la mantequilla con la miel: deja que se caliente hasta que la mantequilla esté completamente derretida. Incorpora todo a la harina.

Añade también los huevos y empieza a mezclar todo.

Debes obtener una masa homogénea y elástica.

Espolvorea un poco de harina sobre la encimera y empieza a extender la masa con un rodillo, hasta el espesor de 5-8 mm.

pierniczki suaves antes de hornear.JPGCon un cortador de galletas, un vaso o un cuchillo obtén las galletas.

La masa que sobra vuelve a amasarla y a extenderla para sacar más galletas, hasta terminarla.

Coloca las galletas sobre una bandeja para horno con papel vegetal y hornea a 180°C (ventilado) hasta que se doren.

(Truco: si quieres un acabado lúcido, bate un huevo y unta las galletas con pincel antes de hornear)

pierniczki suaves.JPG

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

pierniczki chocolate.jpgPuedes hacer lo que te apetezca con estas galletas:

  • dejarlas al natural para comerlas sin remordimientos
  • añadir glaseado (azúcar glás + limón + agua) por encima
  • añadir glaseado y chocolate rallado/nueces picadas/decoraciones de azúcar
  • bañarlas en chocolate fundido

Conservar en un contenedor de lata, bajo una campana de cristal o en una bolsita de plástico durante 1 semana.