Tartaletas de masa de hojaldre con calabacín, jamón y quesos

Presentación

Las tartaletas de masa de hojaldre son unos entremeses muy sencillos de realizar y que, por los bonitos que son, piden a gritos ser mordidos 😉

Son una versión de la quiche, pero hecha con masa de hojaldre (lo que las hace mucho más rápidas de preparar).

El relleno recién salido del horno es delicioso: jamón cocido, queso fundido que aún hila y frescos calabacines.

Si quieres una versión vegetariana, mira en las sugerencias al final de la receta 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Calabacines: 2 medianos
  • Jamón cocido: 100 g
  • Queso Gouda/Edam/Havarti: 100 g
  • Masa de hojaldre: 1 confección
  • Huevos: 2 medianos
  • Nata liquida (o vegetal): 4 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra: 3 cucharadas
  • Queso Parmigiano Reggiano: 50 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Curcuma: al gusto para el color (opcional)
  • Cebollino: al gusto

Realización

Limpia los calabacines y elimina las extremidades. Con un cuchillo o una mandolina pica los calabacines en rodajas y cocínalos en una sartén con el aceite de oliva durante unos 5 min.mini tartaletas de masa de hojaldre con calabacines

En la espera, bate los huevos en un bol con la nata, el Parmigiano rallado y el cebollino picado, la pimienta, la curcuma y una pizca de sal.

Extrae la masa de hojaldre de la nevera (debe trabajarse fría) y saca con un cortador para masa o un cuenco 6 círculos de unos 10 cm de diámetro.

Cubre los moldes para tartaletas redondas, untados con un poco de aceite o mantequilla, con la masa de hojaldre. Con lo que haya sobrado de los recortes de la masa, puedes realizar unos sutiles cordones para reforzar y decorar los bordes externos de las tartaletas.

Coloca en el fondo de cada tartaleta un poco de jamón, cubre con queso y rodajas de calabacín. Vierte por encima de cada porción aproximadamente unas 2 cucharadas del compuesto líquido de nata y huevos batidos.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el queso Gouda por Havarti, Edam u otros del mismo tipo.

Si quieres un sabor más fuerte, sustituye el jamón cocido por bacon crujiente o chorizo picante.

Si quieres una versión vegetariana, elimina el jamón y añade trocitos de queso azul o simplemente incorpora una cucharadita de curry en el compuesto de huevos y nata para dar más carácter al plato 😉

Anuncios

Espárragos cremosos envueltos en crujiente jamón

Presentación

Si te gustan los espárragos te enamorarás de esta receta.

Pruébalos en esta versión cremosa con queso fundido y un jamón deliciosamente crujiente y se convertirán en un must de tus comidas.

Y lo mejor es que se preparan muy sencillamente, así que empecemos ya 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Espárragos: 8 grandes
  • Jamón/Speck: 8 lonchas
  • Lonchas de queso para fundir: 8
  • Queso Parmigiano Reggiano: 10 g
  • Aceite de oliva virgen extra: 1 cucharada

Realización

esparragos cremosos envueltos en jamon.jpgLimpia los espárragos eliminando la parte final más dura. Cocínalos en una sartén con un poco de aceite de oliva, sin que lleguen a estar demasiado blandos.

Corta los espárragos enfriados por la mitad (para que se queden más cortos).

Envuelve las dos mitades en una loncha de queso para fundir y luego en una loncha de jamón.

Coloca los rollitos sobre una vajilla para horno y espolvorea un poco de Parmigiano rallado por encima.

Hornea en horno ya caliente a 180°C por 15 minutos.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes emplear también otros quesos semicurados, si no tienes las lonchas para fundir 😉

Queso Primosale frito

Presentación

¿Alguien ha dicho queso frito? ¡Para la quedada de esta tarde con tus amigos sería un plato perfecto! Especialmente, si buscas una alternativa a la mozzarella frita. Resultado de imagen de primosale

El Primosale es un queso siciliano de consistencia suave que encierra todo el sabor de la leche, siendo un pecorino blando curado entre 1 y 4 meses.

La consistencia de esta delicia será crujiente en la parte exterior y tiernamente firme en el interior… todo envuelto en un dorado rebozado. ¿Qué más se puede desear?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Queso Primosale: 650 g
  • Harina: 150 g
  • Pan rallado: 150 g
  • Huevos: 2 mediano
  • Sal: 1 cucharadita
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Corta el Primosale en lonchas o en cubitos (dependiendo del corte de queso que tengas).

En un cuenco bate los huevos y en otros dos vierte respetivamente la harina y el pan rallado.

Esparce un poquito de sal fina sobre el queso y pasalo, en este orden, por la harina, el huevo y el pan rallado. Trata de rebozar cada lado.Primosale frito

Fríe en aceite de girasol bien caliente hasta que esté dorado.

(Nota: sumerge pocos trozos de queso a la vez, para que la temperatura del aceite no baje repentinamente 😉 )

Escurre sobre papel de cocina para absorbir el exceso de aceite.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se aconseja consumir recién frito.

Si deseas dar un toque aromático al rebozado, prueba a incluir en el pan rallado un poco de orégano fresco o romero picado.

Quiche de alcachofas, anchoas y quesos

Presentación

La quiche, término francés para el pastel salado, es una sencilla y sabrosa receta que puedes preparar como entremés, plato para un buffet o incluso como segundo plato vegetariano, para servirlo con una ensalada ligera.

El relleno de este pastel está preparado con alcachofas, enriquecidas por anchoas y cubitos de Provola, para que cada bocadito sea una gustosa delicia.

Una de las ventajas de esta quiche es que puede prepararse con antelación y puede ser calentada unos minutos en el horno o en el microondas antes de servirla 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas (Molde de 27 cm de diámetro)

Ingredientes

PARA LA MASA BRISEÈ:

  • Harina de trigo: 200 g
  • Agua helada: 70 ml
  • Mantequilla: 100 g + para untar el molde
  • Sal: 1 cucharadita

PARA EL RELLENO:

  • Alcachofas: 400 g (unas 10)
  • Anchoas: 4
  • Queso Provola ahumado: 100 g
  • Parmigiano Reggiano: 70 g
  • Cebollas: 2 medianas
  • Huevos: 3 medianos
  • Leche: 200 ml
  • Vino blanco: 200 ml
  • Ajo: 2 dientes
  • Perejil: 1 ramo
  • Aceite de oliva virgen extra: 4 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza por la masa brisèe: en el bol de tu batidora junta la harina, la mantequilla fría troceada y la sal y mezcla todo hasta lograr una masa arenosa (puedes hacerlo a mano también). Ahora coloca la masa sobre la encimera, añade el agua muy fría y mezcla todo con rapidez hasta lograr una masa homogénea.

Processed with MOLDIV

Cuando esté lista, forma una bola y envuélvela en película transparente  y deja reposar en la nevera durante 40 minutos mínimo.

En la espera, prepara el relleno.

Coge las alcachofas y límpialas como aparece en la foto.Limpia las cebollas y el ajo. Pica finamente el ajo y deja sofreír en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva. Añade las alcachofas troceadas y deja que se cocinen unos minutos. Sazona con sal y pimienta. Después de unos minutos, añade medio vaso de agua caliente que dejarás evaporar.

En una sartén distinta pon 2 cucharadas de aceite y las anchoas a las que habrás eliminado la espina central. Deja que se disuelvan y luego añade las cebollas troceadas. Deja que se cocinen sin llegar a dorarse y luego añádelas a las alcachofas en la otra sartén. Mezcla y baña los ingredientes con un vaso de vino blanco, que dejarás esfumar. Si necesario, ajusta la cantidad de sal, apaga el fuego y añade el perejil picado, mezclando para repartirlo uniformemente.

Coge la masa brisèe y extiéndela con un rodillo de cocina hasta un espesor de unos 3 mm. Unta el molde (de 27 cm de diámetro), posiblemente desmontable para quiche, con mantequilla. Cubre el molde con la masa: para ayudarte puedes enrollar la masa en un rodillo de cocina y desenrollar la masa poco a poco en la posición correcta.

Haz adherir la masa al molde y elimina el exceso con un cuchillo. Con un tenedor o un palillo de madera pincha la masa en el fondo.

pastel salado con alcachofas 2.jpg

Recorta un círculo de papel vegetal y ponlo por encima de la masa y cubre con legumbres secas o arroz para que la masa se cocine uniformemente. Hornea a 190°C durante unos 15 min. Pasado ese tiempo, extrae el molde del horno y quita las legumbres y el disco y vuelve a hornear unos 7 minutos para que coja color y quede dorado.

En la espera, en un bol, bate los huevos con la leche, el queso Parmigiano Reggiano rallado y sazona con un poco de sal. Trocea la Provola en pequeños cubitos y, una vez extraída la base del horno, distribuye el queso por encima. Añade la mezcla con alcachofas y vierte por encima el compuesto con leche y huevos.

Con la masa que haya sobrado, crea dos serpientes de masa de la misma circunferencia del molde (85 cm), forma una trenza y aplícala al borde.

Hornea durante unos 15-20 min más a 190°C, hasta que la superficie del pastel esté dorada.

Deja reposar el pastel salado tras extraerlo del horno durante unos 10 minutos al menos antes de servirla.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar la quiche durante un par de días, bajo una campana de cristal o en una bolsita de plástico.

Girasol de hojaldre con espinacas y requesón

Presentación

El girasol de hojaldre con espinacas y requesón es un entremés perfecto para cualquier temporada.

Nadie podrá apartar la mirada de esta flor, que les conquistará por su sabor.

Un clásico maridaje como las espinacas y el requesón puede ser toda la estrella de una comida y ser muy cool.

Puedes preparar la receta también con masa brisée o brioche, o incluso servir unas versiones dulces, por ejemplo con requesón y chocolate, siguiendo las sugerencias al final de la receta 😉

 


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 2 (redondas)
  • Espinacas: 400 g congeladas (o 850 g frescas)
  • Huevos: 2 medianos
  • Requesón: 450 g
  • Parmigiano Reggiano: 50 g
  • Pecorino Romano: 50 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Semillas de amapola: 1 cucharada (para decorar)

PARA UNTAR:

  • Yema: 1
  • Leche: 1 cucharada

Realización

Empieza preparando el relleno de nuestro girasol.

En una sartén, cocina las espinacas sazonando con un poco de sal y pimienta.

Si notas que hay mucha agua, deja que se sequen o, cuando se haya enfriado, aprieta las verduras con tus manos y eliminar el exceso.

Trita un poco las espinacas con un cuchillo, mezcla con el requesón, los quesos curados rallados y los huevos. (Ajusta sal y pimienta si necesario.)

girasol hojaldre.jpg

Extiende sobre tu encimera un rollo de masa de hojaldre recién salido de la nevera,  distribuye una parte del relleno en el centro y creando un aro, pero dejando 1 cm libre del borde.

Si quieres facilitarte la tarea, puedes emplear una manga pastelera.

Con un pincel, esparce un poco de agua sobre el margen libre, cubre con la segunda hoja de masa y sella bien los círculos con las puntas de un tenedor.

Apoya en el centro del disco una taza o un vaso y presiona ligeramente para incidir el centro de la flor.

girasol de hojaldre con espinacas y requesón.jpg

Dejando la taza apoyada, corta 20 “pétalos” con un cuchillo o un cortador para pizza, pero sin arrancar cada trozo.

(Truco: para ser más precis@, divide el círculo en 4 y luego cada cuadrante en 5 pétalos 😉 )

Coge cada pétalo y gíralo de 90° hacia arriba, para que el relleno sea visible, y repite con cada trozo. Quita la taza.

Bate la yema con la leche y, con la ayuda de un pincél natural o de silicona, unta la masa de hojaldre. Esparce las semillas de amapola solo en el centro del girasol.

Hornea en horno ya caliente a 200°C hasta que la masa de hojaldre esté bien dorada.

 

 

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve el girasol de hojaldre tanto caliente como frío.

Se puede preparar también al día anterior, dejar en la nevera y, justo antes de hornear, untar con la yema y leche 😉

Puedes cambiar el relleno a tu gusto. Aquí te sugiero unas ideas: 1) jamón cocido y queso; 2) acelga, requesón y fuet; 3) tomate y mozzarella en cubitos; 4) calabacines, jamón cocido y queso provola.

Prueba también unas versiones dulces: 1) con 450 g de requesón, 100 g de azúcar, 100 g de chocolate en gotas, 1 huevo batido; 2) mascarpone, nutella y avellanas molidas.

Pajaritas con calabaza, speck y taleggio

Presentación

Un primer plato cuyos colores cálidos y olores intensos rinde homenaje a la estación que acaba de llegar, el otoño, y que ya nos trae sus frutos e ingredientes.

Prepara este sorprendente plato de pajaritas con calabaza, speck Taleggio para deleitarte con esta variedad de sabores italianos que se complementan a la perfección y que ofrecen una mezcla de texturas envuelta en la cremosidad del queso derretido.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pajaritas: 400 g
  • Calabaza: 500 g
  • Speck: 100 g (sustituible por bacon)
  • Queso Taleggio: 100 g (sustituible por Brie o Camembert)
  • Cebolla: 1 mediana
  • Aceite virgen extra: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Queso Parmigiano Reggiano: al gusto

Realización

Empieza limpiando la calabaza: hay que trocearla y eliminar las semillas y la corteza. Lava los trozos bajo el agua y sécalos. Pica en cubitos y aparta.

(Truco: para ahorrar tiempo trata de que los cubitos no sean muy grandes y así se cocinarán antes 😉 ).

Pica finamente la cebolla en cubitos y el speck a la julienne.

Pon a hervir en una olla agua y sal para la pasta.

En la espera de que llegue a ebullición, en una sartén vierte un poco de aceite virgen extra y añade la cebolla para que se dore.  En cuanto la cebolla esté dorada, añade una parte del speck y mezcla.

(Nota: no vamos a añadir todo el speck, porqué al estar curado, dejamos una parte cruda para la decoración. Sin embargo, si empleas bacon o panceta, añade todo a la sartén para que se haga crujiente).

Cuando notes que todo se ha dorado, incorpora los cubitos de calabaza y deja cocinar.

Tras unos minutos, aplasta una parte de los cubitos de calabaza con un tenedor, añade un poquito de agua y tapa la sartén. Sazona con sal y pimienta. Deja cocinar durante unos 10-15 minutos o hasta que la calabaza se haya ablandado. farfalle con calabaza, speck y taleggio 2.jpg

En la espera, cocina la pasta en agua salada hirviendo, recordando de remover desde el principio y con frecuencia: evitarás que las pajaritas se peguen entre sí.

Escurre la pasta poco antes de que esté hecha, incorporala a los ingredientes de la sartén (con el fogón encendido a baja temperatura), añade trocitos de queso Taleggio, que se derretirán, y remueve hasta completar la cocción.

Emplata y espolvorea un poco de queso Parmigiano Reggiano rallado por encima.

Sirve caliente y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes modificar los ingredientes italianos con los que tengas en tu cocina: bacon, panceta, queso Brie, queso Camembert, queso Grana Padano, etc…

Cestas de masa de hojaldre con quesos y espinacas

Presentación

Este finger food es una delicia que no puede faltar en los buffets.

La crujiente masa de hojaldre encierra en sí una deliciosa masa de espinacas con queso crema y queso feta, aromatizada con un poco de bacon.

Las cestas puedes servirse tanto calientes como frías y volverán a todos tus comensales adictos a tus fiestas 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 1 confección
  • Queso crema: 120 g (sabor natural)
  • Bacon: 2 lonchas (opcional)
  • Espinacas: 400 g
  • Feta: 100 g
  • Mantequilla: 1 cucharada
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza picando las lonchas de bacon. Saltéalas en una sartén.

Añade una cucharada de mantequilla e incorpora las espinacas. Sazona con sal y pimienta y mezcla. Deja cocinar y, cuando esté listo, añade el queso crema y el feta troceado.

cestas de queso y espinacas.jpg

Mezcla para repartir todos los ingredientes y deja enfriar.

Extrae de la nevera la masa de hojaldre (que debe trabajarse estando fría) y recorta 12 cuadrados.

En un molde para magdalenas coloca los cuadrados y aprieta en el centro, para dar la forma de una cesta a la masa.

Reparte en todas las cestas el relleno de espinacas y queso y cubre con los 4 vértices del cuadrado.

Hornea en horno ya caliente a 180°C hasta que la masa de hojaldre esté dorada.

Extrae del molde y ¡listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes evitar el bacon y sustituirlo por un poco de cebolla para una versión light o vegetariana 😉

Tartichèvre – gratin de patatas con queso de oveja

Presentación

Un gratín muy aromático y simplemente delicioso.

Una verdadera exquisitez francés, que puedes preparar con unos ingredientes fácilmente accesibles.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Patatas: 1 kg
  • Cebollas: 2 medianas
  • Lacón / Jamón cocido: 125 g
  • Vino blanco: 100 ml
  • Caldo: 100 ml
  • Queso fresco de cabra: 150 kg
  • Queso de cabra semicurado: 150 g
  • Comino: 1 cucharadita
  • Aceite de oliva: 2 cucharadas + para untar el molde
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Lava las patatas y cocínalas en agua salada hirviendo durante unos 20-25 min, hasta que estén blandas.

Pela las cebollas y pícalas. Haz un sofrito con la cebolla, el jamón picado, el comino y el aceite, cocinando todo unos 3 minutos.

Tartichèvre

Al sofrito añade el vino, el caldo y deja cocinar. Finalmente, incorpora el queso de cabra fresco y sazona con sal y pimienta al gusto.

Escurre las patatas y, cuando se hayan enfriado, pélalas y córtalas en rodajas.

Unta el molde para horno con un poco de aceite y coloca la mitad de las patatas. Esparce sobre las mismas la mezcla de jamón y queso y, por encima, coloca las restantes patatas.

Finalmente, coloca lonchas de queso de cabra y hornea, en horno ya caliente, a 200°C durante unos 30 min.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir la tartichévre caliente, tibia o fría.

Puedes acompañar con una ensalada de rúcula.

Solomillo de pavo con calabacines y queso brie

Presentación

Prepara el solomillo de pavo de una forma diferente de lo habitual…

Esta receta te propone un plato de inspiración oriental, con un sabor ligeramente agridulce y picante, completado con crujientes calabacines y cremosos trocitos de queso brie.

Sirve este segundo plato ligero y gustoso para dar un rumbo diferente a la cena 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Solomillo de pavo: 600 g
  • Calabacines: 2 medianas
  • Queso brie: 120 g
  • Salsa de soja: 4 cucharadas
  • Vinagre balsámico: 2 cucharadas
  • Miel: 2-3 cucharadas
  • Mantequilla: 2 cucharadas
  • Guindilla molida: 1 cucharadita
  • Pimienta: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

Limpia los calabacines y corta rodajas finas.

Corta el solomillo en trocitos. Sazona con sal, pimienta y guindilla.Solomillo de pavo con calabacines y queso brie.JPG

En una sartén caliente con un poco de mantequilla, pon la carne a cocinar y cuando esté ligeramente dorada por fuera, añade la salsa de soja y el vinagre balsámico, para que evapore el alcohol.

Cuando la salsa se haya reducido un poco, añade la miel y mezcla todo.

Incorpora ahora los calabacines.

Cuando la miel esté caramelizada y la carne esté envuelta de una salsa suficientemente densa, apaga el fuego.

Emplata la carne y los calabacines y añade el brie troceado por encima.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir semillas de sésamo o cacahuetes salteados para completar el plato, si te gusta la idea 😉

Rosca salada de masa brioche con relleno

Presentación

Soluciona tu comida con una sola receta que pondrá la sonrisa en la cara a todos.

Prepara una rosca salada de suavísima masa brioche con un relleno increíble y altamente personalizable.

Esta versión tiene “gusto pizza”: lleva una salsa de tomate riquísima, jamón cocido, crujiente bacon y queso… que se fundirá será absolutamente irresistible 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 20 min (+3 h reposo)
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Harina de fuerza: 450 g
  • Leche: 110 g
  • Huevos: 3 medianos
  • Levadura fresca: 15 g (tipo saccaromices cerevisiae)*
  • Mantequilla: 90 g
  • Sal: 2-3 cucharaditas

PARA EL RELLENO:

  • Tomate triturado: 125 ml
  • Cebolla: 1/2
  • Mantequilla: 2 cucharadas
  • Albahaca seca: 1 cucharadita
  • Orégano seco: 1 cucharadita
  • Queso Gouda: 300 g
  • Jamón cocido: 200 g
  • Bacon: 200 g

*En alternativa, levadura seca del mismo tipo: 8 g


Realización

La preparación es bastante sencilla, pero te aconsejo emplear una amasadora eléctrica para ahorrar tiempo.

Para preparar la masa, vierte en el bol de tu amasadora la harina, la sal, los huevos y la mantequilla troceada, que debe estar bien blanda para que se incorpore bien a la masa.

[Truco: si tienes prisa y no tienes mantequilla fuera de la nevera, deja calentar los trozos de mantequilla durante unos 20 segundos en el microondas a máxima potencia, pero cuidado con que no se derrita 😉 ]

Calienta la leche para que sea caliente (pero no tanto como para que te quemes si la tocas, es decir a menos de unos 45°C). En la leche disuelve la levadura.

[Truco: para que la levadura no pierda su capacidad de levantar la masa no hay que pasarse con la temperatura de la leche, pero el hecho de que sea caliente va a ayudar a que crezca mejor y más rápidamente]

Añade entonces la leche a los demás ingredientes en el bol y deja que amase durante unos 5 minutos: tienes que lograr una masa homogénea y elástica.

Deja reposar la masa, tapada con un trapo, durante 2 horas en un sitio caliente.

En la espera, puedes cocinar el bacon  en una sartén (no hace falta añadir grasa), para que esté bien crujiente.

Asimismo, puedes preparar la salsa de tomate: en una sartén añade unas cucharadas de mantequilla y la cebolla picada. Deja que se dore. Añade orégano y albahaca y mezcla. Incorpora el tomate triturado y deja cocinar un par de minutos. Aparta del fuego.

Pasado ese tiempo de reposo, notarás como la masa ha más que doblado su volumen.

Ahora hay que amasar un poco sobre la encimera bien enharinada, para obtener la consistencia perfecta.

[Nota: La masa es por su naturaleza un poco blanda.]

Con un rodillo, extiende la masa sobre papel vegetal hasta lograr un rectángulo de unos 50 cm de largo y unos 30 de ancho.

rosca salada de masa brioche con relleno 2

Unta toda la superficie con la salsa de tomate (enfriada) y sucesivamente coloca lonchas de queso y por encima bacon y jamón cocido.

Ayudandote con la hoja de papel vegetal sobre la cual has extendido la masa, enrolla ésta última.

Coge un molde con aro de 28 cm de diámetro y coloca el rollo. Junta las extremidades del rollo para crear una rosca.

Deja que repose durante unos 30-60 minutos tapada con un trapo.

Unta la superficie de la rosca con un poco de aceite de oliva (emplea un pincel de silicona para repartir todo uniformemente).

Hornea unos 35 minutos (aprox.) a 180°C hasta que esté bien dorado.

Deja enfriar unos minutos y sirve.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes revolucionar el relleno: sustituye la salsa de tomate con pesto; cambia el jamón cocido y el bacon por chorizo, mortadella, salsichón, etc. y emplea el tipo de queso que prefieras (havarti, cheddar, edam, queso azúl).

Si quieres una versión vegetariana, sustituye los embutidos por lonchas de calabacines, patatas, berenjenas o emplea olivas, alcaparras, etc.

Conserva durante 3-4 días bajo una campana de cristal.

Se puede congelar.