Higos con rosas de jamón

Presentación

Existen muchísimos tipos de higos y aún más maneras de degustarlos.

Esta receta al estilo finger food es la que estabas buscando para empezar o terminar tu comida con estilo: unos dulces y pulposos higos caramelizados adornados con unas preciosas y deliciosas rosas de jamón curado.

¿El secreto del éxito de este plato? Sin duda unos ingredientes frescos y de calidad 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 8 porciones

Ingredientes

  • Higos: 8
  • Jamón: 8 lonchas
  • Azúcar de caña: 30 g

Realización

Limpia el exterior de los higos con un trapo suave y seco y luego, con un cuchillo, incide una cruz por el lado del tallo, sin llegar hasta el final.

Abre los higos en las 4 partes que habrás obtenido tras el corte.

Coloca los higos sobre una bandeja para horno cubierta con papel vegetal.

higos y jamón.jpg

Esparce el azúcar por encima y carameliza la superficie empleando un soplete o dejando en el horno con función grill durante unos minutos.

En la espera, prepara las rosas de jamón. Para lograr una flor más ancha, corta cada loncha a mitad (por el lado largo) y enrolla las dos mitades sobre sí: primero una y luego, por encima, la otra.

(Nota: para que las rosas conserven la forma, es aconsejable emplear lonchas no demasiado finas)

Coloca cada rosa sobre un higo, emplata y ¡listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prepara este plato poco antes de servirlo.

Emplea un jamón “dulce” para sacarle todo el partido a la combinación de ingredientes.

Anuncios

Paccheri con pesto de calabacines y gambas

Presentación

Una de las combinaciones de ingredientes más exitosa es sin duda la de gambas y calabacines.

Para variar, puedes preparar un irresistible primer plato en el cual los calabacines son la base para un gustoso y fresco pesto que se junta a la perfección con las gambas y los paccheri.

Esta es una receta original, impactante pero sencilla, que deberás incluir en tus cenas veraniegas con amigos y familia.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Paccheri: 400 g (sustituible por cualquier tipo de pasta)

PARA EL PESTO:

  • Calabacines: 200 g
  • Piñones: 30 g
  • Albahaca: 10 g
  • Aceite virgen extra de oliva: 125 ml
  • Parmigiano Reggiano: 30 g
  • Pecorino: 30 g
  • Sal: al gusto

PARA LAS GAMBAS:

  • Gambas: 250 g
  • Ajo: 1 diente
  • Aceite virgen extra de oliva: 30 g
  • Sal: al gusto

 


Realización

Empieza preparando poniendo a hervir el agua para la pasta con un poco de sal.

Coge las gambas: con un cuchillo, talla su caparazón por toda la largueza y, con la punta, retira el intestino.

En una sartén anti-adherente vierte un poco de aceite de oliva y dora el diente de ajo (limpiado previamente). Cuando esté dorado, retíralo, y añade las gambas. Deja cocinar durante unos 5 minutos a temperatura mediana, hasta que su exterior sea ligeramente crujiente.

Mientras esperas que las gambas estén listas, vierte los paccheri e el agua hirviendo, mezcla, y prepara el pesto.

Lava los calabacines y elimina las extremidades. Cortalos y sazona con un poco de sal.

En tu batidora junta los calabacines, los piñones y las hojas de albahaca (anteriormente limpiadas delicadamente con un trapo seco). Incorpora también el Parmigiano Reggiano rallado, el Pecorino y el aceite de oliva virgen extra.paccheri con pesto de calabacines y gambas

Tritura todo hasta lograr un compuesto cremoso, sazona con una pizca de sal y aparta.

Cuando la pasta esté al dente (aprox. 1 minuto antes de que esté lista), retira los paccheri, guardando el agua de cocción.

Lo siguiente es terminar la cocción de la pasta en la sartén donde están las gambas. Cocina durante un minuto (hasta lograr la consistencia deseada de la pasta), añadiendo un poco de agua de cocción.

Al final, con el fogón apagado, añade el pesto de calabacines y mezcla bien.

Emplata y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Enriquece este plato con unas almendras tostadas en la sartén con las gambas o, si quieres un toque de color, con unos tomates cherry.

Puedes emplear cualquier tipo de pasta en el lugar de los paccheri: tanto larga (espaguetis, linguine, bucatini, etc.) como corta (macarrones, hélices, farfalle, trofie, etc.).

Si prefieres un pesto original (“a la genovesa”), realizado principalmente con albahaca, aquí encuentras la receta 😉

Puedes conservar este primer plato durante un día en la nevera.

Ensaladilla de brócoli y surimi

Presentación

Esta ensaladilla con mayonesa es una delicia que deberías apuntarte como tu nueva manera favorita de preparar los brócoli.

Sirve los brócoli con una combinación sorprendente de ingredientes: surimi y pepinillos.

¿A qué la idea te intriga? 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Brócoli: 1 mediano
  • Surimi: 220 g
  • Pepinillos agridulces: 2 medianos
  • Mayonesa: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Limpia el brócoli y deja que se cocine en agua salada.

Escurre cuando esté listo, deja enfriar y pica en trocitos.IMG_6247.JPG

Pica también unos pepinillos en cubitos.

Corta los palitos de surimi en rodajas.

Aparta un puñado de cada tipo de ingredientes para la guarnición.

Junta todos los ingredientes en un bol y añade unas cucharadas de mayonesa, un poco de sal y pimienta. Mezcla.

Sirve la ensaladilla a cada comensal, colocando por encima de la misma un poco de los ingredientes que habías guardado (y no mezclado con la mayonesa) para exaltar los colores del plato.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes emplear los pepinillos encurtidos agridulces, al estilo polaco o a la bavaresa, o también los pepinillos fermentados (ogórki kiszone).

Pizza con base de coliflor – sin gluten

Presentación

Nunca has probado, ni imaginado algo así.

Concédete el capricho de una pizza sin sentirte culpable: esta masa está hecha con deliciosa y delicada coliflor, que aporta una textura sorprendentemente agradable.

Prepara esta receta sin gluten también durante una dieta low carb para alegrar tu día y saborear un trocito de paraíso.

El sabor de la masa, por supuesto, no es igual al del pan, sino que aromatizado con las especias que prefieras (aquí un poco de ajo y curry), pero el topping puede ser tu favorito (puedes personalizarlo completamente) 😉

Al final del post, ¡consejos para una versión 100% vegetariana!


Información

  • Dificultad: mediana
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Coliflor: 1 mediana/grande
  • Huevos: 2 medianos
  • Mozzarella para pizza/Gouda: 1/4 taza
  • Parmigiano Reggiano: 1/4 taza
  • Ajo deshidratado: al gusto
  • Curry: al gusto (opcional)
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

PARA EL TOPPING (personalizable):

  • Mozzarella/Gouda: 8 lonchas
  • Jamón cocido: 8 lonchas
  • Chorizo picante: 50 g
  • Tomate fresco: 1 mediano
  • Orégano/albahaca: al gusto

Realización

Limpia la coliflor y elimina las hojas.

Con un rallador para queso, ralla en coliflor por la malla fina.

(Nota: si tienes prisa puedes emplear una batidora de comida).

Divide la coliflor rallada en 4 partes y deja que cada una se cocine en el microondas durante 2 minutos.

(Nota: recuerda emplear una vajilla apta para microondas 😉 )

Cuando hayas cocinado toda la coliflor, deja que se enfríe un poco antes de seguir.

Ha llegado el momento de eliminar el exceso de agua de la coliflor, para asegurarnos de que la base para pizza sea firme. Con tus manos, coge un poco de coliflor rallada y aprieta para que salga cuanta más agua posible. Alternativamente, puedes utilizar un colador de malla fina y apretar la coliflor con un cuenco o una cuchara.

A continuación, la coliflor escurrida debe mezclarse en un bol con los dos huevos, la sal, la pimienta, el Parmigiano Reggiano y la Mozzarella. Mezcla todo.

pizza con base de coliflor 2.JPG

Sobre una bandeja para horno cubierta con una hoja de papel vegetal, extiende la masa tratando de obtener bien un rectángulo, bien unas pizzas redondas. Trata de repartir la masa de forma uniforme, nivelándola con tus manos.

Hornea a 220°C hasta que la base para pizza esté ligeramente dorada.

En la espera, pica el chorizo y saltéalo en una sartén para que suelte un poco de grasa y sea crujiente.

Extrae la bandeja del horno y coloca el topping (queso, jamón cocido, lonchas de tomate, chorizo crujiente y orégano/albahaca). Vuelve a hornear unos minutos hasta que se funda el queso.

Extrae del horno y sirve.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Personaliza tu pizza como prefieras: si quieres una versión completamente vegetariana, para el topping emplea mozzarella, queso azúl y completa con verduras (pimientos, cebolla, alcachofas, olivas, etc…) o atún 😉

pizza con base de coliflor 2.JPG

Kompot de ruibarbo

Presentación

El kompot es una bebida muy saludable, realizada cocinando uno o más tipos de fruta en agua endulzada, hasta sacarle todo el sabor y aroma.

Es una bebida que se prepara a menudo en las casas polacas y en el oeste europeo, siempre a partir de fruta fresca de temporada y, a veces, con algunas especias.

En este periodo no se puede renunciar a un vaso de kompot de ruibarbo, un tallo rojo-verde muy popular en Polonia, Reino Unido y Estados Unidos, que confiere un peculiar color rosa a la bebida y un inconfundible sabor.

Este kompot se puede servir en muchas variantes, algunas más refrescantes y otras más otoñales: encuentras todas las ideas al final del post 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Agua: 1 litro
  • Ruibarbo: 3-4 peciolos
  • Zumo de limón: 1 cucharadita
  • Azúcar: al gusto*

*sustituible por miel, edulcorantes, sirope de agave, etc.


Realización

kompot de ruibarbo.JPGLava los peciolos de ruibarbo y córtalo en trozos más pequeños (¡no utilices las hojas porque no son edibles!).

Cocina el ruibarbo así preparado en una olla con el agua y el azúcar.

Apaga el fuego y retira el ruibarbo cuando esté blando o, alternativamente, filtra todo.

Vierte el kompot en una jarra.

Añade el zumo de limón hasta lograr el nivel deseado de dulzura y mezcla.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir al kompot una manzana o fresas… son versiones deliciosas que merece la pena probar 😉

Si quieres una versión refrescante, puedes añadir cubitos de hielo y hojas de hierbabuena. Sirve fría.

Por otra parte, si prefieres una versión con sabor otoñal, incorpora algunas rodajas de jengibre, unos clavos de olor y un poco de cardamomo en la olla durante la cocción. Sirve caliente 😉

Tartichèvre – gratin de patatas con queso de oveja

Presentación

Un gratín muy aromático y simplemente delicioso.

Una verdadera exquisitez francés, que puedes preparar con unos ingredientes fácilmente accesibles.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Patatas: 1 kg
  • Cebollas: 2 medianas
  • Lacón / Jamón cocido: 125 g
  • Vino blanco: 100 ml
  • Caldo: 100 ml
  • Queso fresco de cabra: 150 kg
  • Queso de cabra semicurado: 150 g
  • Comino: 1 cucharadita
  • Aceite de oliva: 2 cucharadas + para untar el molde
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Lava las patatas y cocínalas en agua salada hirviendo durante unos 20-25 min, hasta que estén blandas.

Pela las cebollas y pícalas. Haz un sofrito con la cebolla, el jamón picado, el comino y el aceite, cocinando todo unos 3 minutos.

Tartichèvre

Al sofrito añade el vino, el caldo y deja cocinar. Finalmente, incorpora el queso de cabra fresco y sazona con sal y pimienta al gusto.

Escurre las patatas y, cuando se hayan enfriado, pélalas y córtalas en rodajas.

Unta el molde para horno con un poco de aceite y coloca la mitad de las patatas. Esparce sobre las mismas la mezcla de jamón y queso y, por encima, coloca las restantes patatas.

Finalmente, coloca lonchas de queso de cabra y hornea, en horno ya caliente, a 200°C durante unos 30 min.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir la tartichévre caliente, tibia o fría.

Puedes acompañar con una ensalada de rúcula.

Entremeses para celebrar el día de la Asunción de la Virgen

El 15 de agosto ya ha llegado y no hay mejor manera de pasar la festividad en familia que alrededor de una mesa, en buena compañía, degustando las más apetecibles recetas de entremeses.

Si aún no tienes claro que preparar, aquí tienes una selección de 12 recetas para la ocasión para que puedas escoger las que más te inspiren  😉


cornetti-di-patate

 Croissant de patatas con corazón de mozzarella


erbazzone

 Erbazzone – pastel de espinacas


PIZZETTE DI MELANZANE

Mini-pizzas de berenjena


focaccia-genovese

Fügassa genovesa


IMG_1165

Rosas de masa de hojaldre con calabacines, queso y jamón


cordon-bleu-de-berenjenas

Cordon Bleu de berenjenas


img_0212

 Bolitas de patatas de ensueño


masa-de-hojaldre-setas-y-mozzarella

Círculos de masa de hojaldre con setas y mozzarella


patatas acordeon rellenas

Patatas acordeón rellenas


Crema para untar con salmón ahumado, eneldo y limón

Sabrosa crema para untar con salmón ahumado, eneldo y limón


Mini cheesecakes de gorgonzola con coulis de higos

Mini cheesecakes de Gorgonzola con coulis de higos


olivas recubiertas con queso feta y crujientes nueces

Olivas recubiertas con queso feta y crujientes nueces

Solomillo de pavo con calabacines y queso brie

Presentación

Prepara el solomillo de pavo de una forma diferente de lo habitual…

Esta receta te propone un plato de inspiración oriental, con un sabor ligeramente agridulce y picante, completado con crujientes calabacines y cremosos trocitos de queso brie.

Sirve este segundo plato ligero y gustoso para dar un rumbo diferente a la cena 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Solomillo de pavo: 600 g
  • Calabacines: 2 medianas
  • Queso brie: 120 g
  • Salsa de soja: 4 cucharadas
  • Vinagre balsámico: 2 cucharadas
  • Miel: 2-3 cucharadas
  • Mantequilla: 2 cucharadas
  • Guindilla molida: 1 cucharadita
  • Pimienta: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

Limpia los calabacines y corta rodajas finas.

Corta el solomillo en trocitos. Sazona con sal, pimienta y guindilla.Solomillo de pavo con calabacines y queso brie.JPG

En una sartén caliente con un poco de mantequilla, pon la carne a cocinar y cuando esté ligeramente dorada por fuera, añade la salsa de soja y el vinagre balsámico, para que evapore el alcohol.

Cuando la salsa se haya reducido un poco, añade la miel y mezcla todo.

Incorpora ahora los calabacines.

Cuando la miel esté caramelizada y la carne esté envuelta de una salsa suficientemente densa, apaga el fuego.

Emplata la carne y los calabacines y añade el brie troceado por encima.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir semillas de sésamo o cacahuetes salteados para completar el plato, si te gusta la idea 😉

Abadejo de Alaska con olivas verdes y cebolla

Presentación

El abadejo de Alaska es una variedad de pescado blanco muy sabrosa, pero no suficientemente conocida, que deberías degustar cuanto antes.

Esta receta combina este pescado con gustosas olivas verdes rellenas de anchoa y un sofrito de cebolla aromatizado con mejorana.

Sirve este segundo plato también a los más pequeños, porqué no lleva espinas 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Abadejo de Alaska: 4 filetes
  • Olivas verdes con anchoas: 240 g (= 2 latas)
  • Cebolla: 1 grande
  • Aceite de girasol: para freír
  • Mejorana: al gusto
  • Curry: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Divide cada largo filete en dos más pequeños y sazona el pescado con sal, pimienta y un poco de curry.Abadejo de Alaska con olivas y cebolla.JPG

Limpia la cebolla y pícala a la juliana.

Calienta la sartén, añade un poco de aceite y dora la cebolla con la mejorana.

Corta las olivas por la mitad e incorpóralas a la cebolla. Mezcla y apaga el fogón.

Retira las verduras de la sartén.

Añade más aceite a la misma sartén y fríe los filetes de abadejo.

Emplata el pescado con las verduras y sirve.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve este plato tanto caliente como frío: siempre es delicioso 😉

Helados piña-colada

Presentación

En agosto, durante los días más calurosos del verano, hay que comer cosas refrescantes.

¿Porqué no pruebas con unos helados deliciosos?

Esta receta te permite preparar unos helados caseros al sabor de piña-colada, con piña fresca y aromático coco.

Además, este refrescante postre está enriquecido con todo el rico aroma del ron, pero sin alcohol, para que los niños puedan disfrutarlo también 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 5 minutos (+1 noche en el congelador)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 8 porciones

Ingredientes

  • Leche de coco: 200 ml
  • Yogur a la piña: 125 ml
  • Piña fresca o congelada: 200 g
  • Coco rallado: 3 cucharadas
  • Extracto de ron: 2 ml
  • Miel: 1 cucharada

Realización

Helado piña-colada

Junta todos los ingredientes en una batidora.

(Nota: la cantidad de miel depende de tu gusto. Puedes añadir más cucharadas hasta llegar al nivel de dulzura deseado 😉 )

Bate hasta que la consistencia sea homogénea.

Vierte la mezcla en los moldes para helados e inserta los palitos.

Deja congelar durante una noche antes de servir.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes emplear también piña en almíbar, aunque es recomendable emplear piña fresca.