Alcachofas “alla giudía”

Presentación

Las alcachofas “alla giudía” son un plato italiano originarios del Lazio, la región de Roma.

En esta receta os enseñamos como elegir a las mejores alcachofas para preparar este deliciosa guarnición: en efecto, lo básico es tener un ingrediente de calidad y saberlo limpiar con cuidado, para dejar solo la parte mejor.

Bien juntitas en una sartén u olla, estas alcachofas expuestas a una cocción dulce y lenta hacen que de unas flores duras se conviertan en un refinado, perfumado y suave plato.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 55 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Alcachofas
  • Ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal


Realización

COMO ESCOGER LAS ALCACHOFAS

  • Elige aquellos que tengan un color verde brillante y sin manchas negras o marrones.
  • Deben estar apretadas y duras, incuso su tallo deberá ser firme. Cuida de elegir las alcachofas que no tengan las hojas separadas ni estén blandas.
  • Para estar segura de que sean frescas, prueba a doblar una hoja exterior: si se rompe fácilmente, será señal de que está fresca.

LIMPIEZA DE LAS ALCACHOFAS

Antes de todo, baña tus manos con zumo de limón, para evitar que los zumos de las alcachofas te las manchen. En alternativa, ponte unos guantes 😉

Para la misma razón, prepara agua con zumo de limón en un bol, donde luego pondrás las alcachofas limpias para que no se vuelvan negras.

1.PNG

Ahora empieza limpiando la punta de las alcachofas (1), eliminando unos 2-3 cm.

Procede a eliminar las hojas exteriores más duras, hasta llegar a las más tiernas (2).

Una vez que hayas llegado al corazón, puedes encargarte del tallo: elimina la parte final pues suele ser la más dura (3).

La parte que queda del tallo la puedes pelar con un pela-patatas o eliminar su superficie fibrosa con un cuchillo (4).  Ahora ya tienes a un tallo tierno listo para cocinar.

(Nota: no trates de ahorrar alguna hoja o más tallo de lo debido, pues dejarse partes fibrosas incide mucho sobre la calidad del plato.)

Corta cada alcachofa por la mitad en el sentido largo (5).

Elimina la zona con “vello” interior ayudándote con un cuchillo o una cuchara.

PREPARACIÓN

Coloca las mitades de alcachofas en una olla pequeña, para que estén cerca.

Pica el ajo y el perejil para crear un pesto. Esparce sobre las alcachofas y añade aceite de oliva virgen extra. Sazona con sal.

IMG_E4060.JPG

Vierte agua en la sartén hasta cubrir las alcachofas por la mitad.

Coge una hoja de papel vegetal (para horno), moja en agua y exprime. Cubre la sartén con ella y luego con la tapa.

Deja cocinar durante unos 15 minutos a fuego mediano. Pasado ese tiempo, quita el papel vegetal, vuelve a poner la tapa y deja cocinar otros 30 minutos: el agua estará evaporando casi del todo.

Tras estos 45 minutos, prueba si las alcachofas están tiernas.

Emplata y ¡listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve calientes.

Anuncios

Tiras de pollo gusto pizza – con tomate, mozzarella y orégano

Presentación

Las tiras de pollo con tomate y mozzarella son un segundo plato de carne muy apetecible!

Los ingredientes confieren a la carne un tentador gusto pizza que, aun requiriendo muy poco tiempo para prepararse, consigue dar mucho sabor y carácter a anónimas lonchas de pollo 😉

¡Empieza ya y verás como se convertirá en un clásico de tu mesa!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechuga de pollo: 600 g
  • Tomate triturado: 500 ml
  • Mozzarella: 200 g
  • Orégano: al gusto
  • Harina: 50 g
  • Aceite de oliva: 4 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

pollo con tomate y mozzarellaCorta el pollo en lonchas y luego en tiras de unos 3 cm aproximadamente.

Reboza las tiras en harina y sacude ligeramente para eliminar el exceso.

Calienta el aceite en una sartén y dora rápidamente el pollo. Sazona con sal y pimienta.

Añade el tomate triturado, cubre con la tapa y deja cocinar durante 10 minutos, mezclando de vez en cuando.

En la espera, pica en trozos la mozzarella y, antes de apagar el fuego, añade al pollo. Deja que se derrita durante unos minutos, luego apaga el fuego y sirve, esparciendo un poco de orégano.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el orégano por hojas de albahaca.

Si quieres dar un sabor más intenso, añade también trocitos de queso azul o gorgonzola.

Pasta con pez espada y berenjenas

Presentación

La pasta con pez espada y berenjenas es un plato italiano, originario de la Sicilia, muy simple de realizar y sabroso. En la zona de Messina suele prepararse con frecuencia para ocasiones especiales o fiestas.

Unas hojas de menta pueden enriquecer el sabor del pescado y del tomate, donando al plato más frescura.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pasta fresca: 1 kg (o 400 g de pasta seca)
  • Pez espada: 350 g
  • Tomates triturados: 250 g
  • Berenjenas: 2
  • Cebolla: 1
  • Ajo: 1 diente
  • Cognac/Vino blanco: 70 ml
  • Aceite de oliva: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Menta: 4 hojas (+ para decorar)

Realización

Lava las berenjenas, elimina la parte superior y corta en lonchas largas. Esparce sal sobre las mismas y deja que reposen unos 10 minutos para que salga el líquido amargo.

En la espera, limpia una cebolla y pícala en cubitos. Deja que se sofría en una sartén con un poco de aceite de oliva. Pica en cubitos al pez espada también e incorpóralo a la cebolla, dejando que se dore. Añade el cognac (o vino blanco) y deja que se esfume.

pasta con pez espada y berenjenas.jpg

Mientras esperas que el pescado esté listo vuelve a las berenjenas: con papel de cocina absorbe el líquido que se ha depositado en superficie. Pica las lonchas en cubos y fríe en una sartén. Cuando estén dorados escurre sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.

Añade el tomate triturado a la sartén con el pescado, sazona con sal, pimienta y añade las hojas de menta troceadas. Deja que se cocine unos 5-10 minutos.

En la espera, pon a hervir agua con sal para la pasta, que añadirás solo cuando esté herviendo.

Pasado el tiempo para la salsa, incorpora también las berenjenas y mezcla delicadamente, para que los sabores se repartan homogéneamente.

Escurre la pasta y condimenta con la salsa. Decora con menta y sirve caliente.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir la menta por albahaca, para un sabor más tradicional.

Si prefieres dar más cuerpo, puedes eliminar las hierbas y esparcir un poco de primosale, pecorino o parmigiano reggiano rallado por encima.

Queso Primosale frito

Presentación

¿Alguien ha dicho queso frito? ¡Para la quedada de esta tarde con tus amigos sería un plato perfecto! Especialmente, si buscas una alternativa a la mozzarella frita. Resultado de imagen de primosale

El Primosale es un queso siciliano de consistencia suave que encierra todo el sabor de la leche, siendo un pecorino blando curado entre 1 y 4 meses.

La consistencia de esta delicia será crujiente en la parte exterior y tiernamente firme en el interior… todo envuelto en un dorado rebozado. ¿Qué más se puede desear?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Queso Primosale: 650 g
  • Harina: 150 g
  • Pan rallado: 150 g
  • Huevos: 2 mediano
  • Sal: 1 cucharadita
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Corta el Primosale en lonchas o en cubitos (dependiendo del corte de queso que tengas).

En un cuenco bate los huevos y en otros dos vierte respetivamente la harina y el pan rallado.

Esparce un poquito de sal fina sobre el queso y pasalo, en este orden, por la harina, el huevo y el pan rallado. Trata de rebozar cada lado.Primosale frito

Fríe en aceite de girasol bien caliente hasta que esté dorado.

(Nota: sumerge pocos trozos de queso a la vez, para que la temperatura del aceite no baje repentinamente 😉 )

Escurre sobre papel de cocina para absorbir el exceso de aceite.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se aconseja consumir recién frito.

Si deseas dar un toque aromático al rebozado, prueba a incluir en el pan rallado un poco de orégano fresco o romero picado.

Escalopes de jugoso pollo con champiñones

Presentación

Un segundo plato de tradición italiana: los escalopes de pollo con champiñones (Scaloppine ai funghi).

Es un plato muy delicado que se prepara con bastante rapidez y gusta a todos.

Anímate a poner en la mesa a esta delicia 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechugas de pollo: 2 grandes
  • Champiñones: 8-10 grandes
  • Cebolla: 1/2
  • Aceite de oliva: lo suficiente
  • Harina: lo suficiente
  • Cubo para caldo (sabor setas): 1/2 (opcional o sustituible por sabor vegetal/pollo)
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Perejil: para decorar

Realización

Pica finamente la cebolla.

Deja que se cocine en una sartén con aceite de oliva (o si lo prefieres, mantequilla) hasta que esté dorada. Para dar más sabor puedes incorporar medio cubito para caldo al sabor de setas (o uno vegetal/de pollo, si no encuentras el de setas).

Limpia los champiñones con un trapo húmedo (no los laves en agua, pues perderían sus propiedades organolépticas). Corta los champiñones por la mitad y pica en láminas de unos 3-4 mm.

Deja cocinar con la cebolla durante unos minutos. Sazona con sal y pimienta.

En la espera, corta cada pechuga en lochas de 1-1,2 cm de espesor y, con la ayuda de una maza para carne, bate ligeramente cada una para que sea menos espesa.

Sazona con sal y pimienta.

Esparce harina sobre cada trozo, asegurándote de que cubra cada parte, por ambos lados.

En una nueva sartén vierte un poco de aceite de oliva y, cuando esté caliente, coloca el pollo. Deja que se dore y luego da la vuelta. Notarás que poco a poco se va creando una salsa en la sartén.escalopes de pollo con championes

(Nota: Si necesitas sacar a los escalopes de pollo para tener sitio en la sartén, no te preocupes, las volverás a ponerlo dentro antes de incorporar a las setas.)

Cuando hayas cocinado todo el pollo, pon por encima las setas cocinadas y mezcla un poco. Deja cocinar un par de minutos y apaga el fuego.

Decora con un poco de perejil troceado.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes preparar el plato algunas horas antes y calentarlo sin problemas antes de servirlo.

Consumir dentro de 2 días, conservando lejos de fuentes de calor.

Croquetas de patatas y espinacas

Presentación

Las croquetas (a la italiana) de patatas son un entremés perfecto para picar en compañía.

Además son una forma muy lista de reutilizar las patatas cocidas que te hayan sobrado del día anterior 😉

Esta versión lleva deliciosas hojas de espinaca en el interior, pero puedes sustituirlas con lo que más te guste (al final de la receta encontrarás unas alternativas o complementos divinos) y es sabrosamente crujiente por fuera y agradablemente suave por dentro… ¡para chuparse los dedos!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 12 croquetas

Ingredientes

PARA EL RELLENO:

  • Patatas: 500 g
  • Espinacas: 100 g
  • Queso Gouda: 80 g
  • Huevo: 1 mediano
  • Ajo liofilizado: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

PARA REBOZAR:

  • Huevos: 2 medianos
  • Pan rallado: lo suficiente

Realización

Pela las patatas, trocéalas y cocínalas en agua salada. Deja enfriar y pásalas por una prensa para patatas.

[Nota: Puedes emplear también patatas que te hayan sobrado del día anterior si las tienes 😉 ]croquetas de patatas y espinacas.jpg

Limpia las espinacas, pícalas y cocinarlas unos minutos con un poco de sal, pimienta y ajo liofilizado.

Ralla el queso Gouda por una malla gruesa.

En un bol, junta las patatas, las espinacas, el queso y el huevo. Mezcla hasta que te quede una masa homogénea.

Divide la masa en 12 partes y forma con cada una unos cilindros: nuestras croquetas.

Bate un huevo y pasa cada croqueta por ello y, a continuación, por el pan rallado.

Fríe en aceite de girasol bien caliente hasta que estén doradas por todos los lados.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si quieres que las croquetas sean aún más irresistibles, añade a las patatas un poco de bacon crujiente.

Si no te gustan las espinacas, puedes sustituir con albahaca fresca o perejil, o poner setas salteadas, queso azul o simplemente chorizo picante . Deja que tu fantasía o lo que tienes en la nevera te guíe 😉

Puedes también mojar las croquetas en salsas, por ejemplo alguna con quesos fundidos.

Intrigoni emiliani – Orejas de Carnaval italianas

Presentación

En Emilia-Romagna, una región del norte de Italia, no se puede celebrar el Carnaval sin unos deliciosos intrigoni, crujientes por fuera y levemente suaves por dentro.

Esta receta es popular en toda Italia, tanto que tiene muchos nombres: frappe, chiacchiere, bugie, etc. y también hay algo parecido en España (las orejas de Carnaval) y en Polonia (chrusty)… pero ninguna de estas versiones tiene la característica forma de los intrigoni, obtenida dando la vuelta a la masa, algo que los hace muy bonitos de ver.

Esta receta es fabulosa porque la masa no se queda completamente seca, lo que la hace muy golosa… y aguanta esta textura durante varios días 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Aceite de girasol: para freír
  • Azúcar glás: para decorar

PARA LA MASA:

  • Huevos: 3 medianos
  • Azúcar: 3 cucharadas
  • Licor aromático: 3 cucharadas (anís, ron, whisky o también vino blanco)
  • Aceite de girasol: 3 cucharadas
  • Sal: 3 pizcas
  • Harina de trigo: 420 g
  • Cáscara de 1 limón y de 1 naranja
  • Aroma: 2 ml (naranja, limón, ron) [opcional]

Realización

Lava un limón y una naranja y ralla las cáscaras por una malla fina, pero sin rallar la parte blanca y amarga por debajo de la piel.

En un bol rompe los huevos, y añade todos los ingredientes excepto por la harina.

(Truco: el licor, además de aromatizar, gracias a su contenido alcohólico permite que la masa no absorba grasa mientras se fríe 😉 )

Mezcla bien todos los ingredientes con la cuchara.

Incorpora poco a poco la harina (en 3 veces) y mezcla para que se incorpore cada vez que añadas más.

Amasa bien para que obtener una textura homogénea. intrigoni.JPG

Coge mitad de la masa y extiéndela con un rodillo sobre la encimera bien enharinada. Esparce un poco de harina por encima de la masa también, para que no se te pegue el rodillo.

El espesor debe ser de unos 2-3 mm.

Con un cuchillo o un cortador para pizza recorta unos trapecios. Incide una línea en el centro de cada trapecio como aparece en la foto.

Agarra una punta del trapecio y hazla pasar dentro del corte central. Extiende ligeramente la masa para que te la masa doblada se encuentre más o menos en el centro del intrigone.

Repite con la segunda parte de la masa.

intrigoni - orejas de carnaval.JPG

Calienta unos 2-3 cm de aceite de girasol en una sartén. Si pones demasiado poco aceite se quemarán, mientras que deberían flotar.

Fríe los intigoni por ambos lados hasta que estén bien dorados. En la cocción se hincharán bastante 😉

Escurre sobre una hoja de papel para cocina.

Cuando estén fríos esparce el azúcar glás por encima.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si quieres preparar esta receta más rápidamente, puedes evitar dar la vuelta a la masa 😉

Descubre también las Rosas de Carnaval con confituras: ¡se preparan con los mismos ingredientes!

Si cubres los intrigoni con una campana de cristal o con una bolsita de plástico, aguantan perfectamente unos 3-4 días y se quedan cruijentes fuera y levemente suaves en el centro 😉

Orecchiette con achicoria roja y salchicha

Presentación

Empieza el año nuevo con un gustoso y rico primer plato de tradición italiana.

Imagen relacionada

Las orecchiette son un corte de pasta muy curioso que recoge de maravilla el condimento y queda a la perfección con la achicoria roja, muy difusa en el norte del Bel Paese, y sabrosa salchicha dorada.

Toda esta delicia, se completa con un toque refinado de vinagre balsámico de Modena y un poco de queso Parmigiano Reggiano… ¡más rico e italiano no podría ser!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Orecchiette: 350 g
  • Achicoria roja: 200 g
  • Salchicha: 200 g
  • Cebolleta: 1
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Vinagre balsámico de Modena: 1 cucharada (denso)
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Parmigiano Reggiano: al gusto (rallado, servir separadamente)

Realización

Limpia la achicoria roja, seca sus hojas y pícala a la juliana.

Pela y pica finamente la cebolleta.

Vierte un poco de aceite de oliva en una sartén grande y haz un sofrito con la cebolleta. Incorpora la salchicha desmenuzada y deja que se dore.  Añade la achicoria roja y remueve de vez en cuando, hasta que se haya ablandado.

orecchiette con radicchio y salchicha

Añade la cucharada de vinagre balsámico y deja esfumar. Apaga el fogón y sazona con sal y pimienta, si necesario.

Pon a hervir agua con sal en una olla y cocina la pasta. Retira las orecchiette cuando estén aún ligeramente al dente, pues terminarás la cocción en la sartén, tras escurrirlas.

(Nota: guarda un poco de agua de cocción por si necesitas hidratar el condimento, mientras terminas de cocinar la pasta).

Emplata y sirve con un poco de Parmigiano Reggiano rallado al lado, por si alguien quiere acompañarlo con el queso.

Para decorar, puedes esparcir algunas gotas de vinagre balsámico.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir un poco de bacon picado y tostado, si te gusta.

Si no encuentras las orecchiette, puedes sustituir por otros cortes de pasta corta, como coditos (pipette), pajaritas (farfalle), hélices (fusilli), o los clásicos macarrones (penne) 😉

Pasta con pesto de tomates secos, pecorino y almendras

Presentación

¿Cansad@ de la pasta con el clásico pesto a la genovesa? ¿Buscas una alternativa intrigante?

Este sabroso primer plato vegetariano es la respuesta a todo y se prepara en pocos minutos con la ayuda de una batidora 😉

Los tomates secos confieren al pesto un toque dulce que crea un delicioso contraste con el aroma picante del queso Pecorino, la agradable textura de las almendras y el característico y robusto sabor del aceite de oliva virgen extra.

Pon ya el agua a calentar, que empezamos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pasta: 400 g (penne rigate, rigatoni, pajaritas, linguine, etc.)
  • Tomates secos: 20 medianos
  • Pecorino: 100 g
  • Almendras: 50 g
  • Albahaca: al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: 7-8 cucharadas

Realización

Pon a hervir el agua, añadiendo sal cuando llegue a ebullición.

En la espera, en tu batidora junta los tomates secos, la albahaca, las almendras y el pecorino. Añade el aceite de oliva y tritura todo.

Pon la pasta en agua hirviendo y mezcla cada minuto (desde el principio) para evitar que se pegue entre sí.pasta con pecorino tomates secos y almendras

Cuando la pasta esté al dente (falta 1-2 minutos de cocción más o menos), guarda un cucharón abundante de agua de cocción, y escurre la pasta.

En una sartén junta la pasta con el pesto de tomates secos. Añade un poco del agua de cocción que has guardado hasta lograr una salsa cremosa. Deja cocinar durante 1-2 minutos.

Emplata y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir la albahaca por perejil si lo prefieres.

Conserva la pasta con pesto de tomates secos, pecorino y almendras durante un día. Puede volverse a calentar.

Bolas de masa choux con relleno de mortadella y pistachos

Presentación

Las bolas de masa choux con relleno de mortadella y pistachos son unos entremeses fantásticos para cualquier buffet o fiesta.

Aunque sean muy sencillos de realizar, parecen algo muy elaborado y te harán pasar por una Reina de los fogones 😉

La cremosa mousse que rellena cada bola tiene todo el especial y característico sabor italiano de la mortadella que se junta de maravilla con los crujientes y aromáticos pistachos, creando un combinación única e increíble.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Bolas de masa choux: 20 (aquí la receta)
  • Mortadella: 300 g
  • Queso crema: 90 g
  • Nata líquida: 60 ml
  • Pistachos: 30 g (sin cáscara y sin sal)

Realización

Prepara las bolas de masa choux siguiendo la sencilla receta que encontrarás aquí.

Tritura los pistachos y apártalos. bolas de masa choux y mousse de mortadella y pistachos 2.jpg

En tu batidora pon la mortadella y la nata y acciónala.

Cuando la mortadella esté triturada añade el queso crema y acciona durante unos segundos más la batidora para mezclar la mousse.

Corta las bolas en dos partes (en sentido horizontal).

Para un acabado más limpio y uniforme, vierte la mousse en una manga pastelera y rellena cada bola.

Distribuye los pistachos triturados sobre la parte lateral de las bolas, esparciendolos poco a poco desde arriba y rodando cada bola para que se pegue a la mousse que sobresale de los laterales.

Emplata y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes preparar las bolas de masa choux con mousse de mortadella y pistachos con antelación: conservalas en la nevera durante las horas que necesites y extraelas unos 15 minutos antes de servir para que vuelvan a estar a temperatura ambiente 😉