Pasta con pesto de tomates secos, pecorino y almendras

Presentación

¿Cansad@ de la pasta con el clásico pesto a la genovesa? ¿Buscas una alternativa intrigante?

Este sabroso primer plato vegetariano es la respuesta a todo y se prepara en pocos minutos con la ayuda de una batidora 😉

Los tomates secos confieren al pesto un toque dulce que crea un delicioso contraste con el aroma picante del queso Pecorino, la agradable textura de las almendras y el característico y robusto sabor del aceite de oliva virgen extra.

Pon ya el agua a calentar, que empezamos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pasta: 400 g (penne rigate, rigatoni, pajaritas, linguine, etc.)
  • Tomates secos: 20 medianos
  • Pecorino: 100 g
  • Almendras: 50 g
  • Albahaca: al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: 7-8 cucharadas

Realización

Pon a hervir el agua, añadiendo sal cuando llegue a ebullición.

En la espera, en tu batidora junta los tomates secos, la albahaca, las almendras y el pecorino. Añade el aceite de oliva y tritura todo.

Pon la pasta en agua hirviendo y mezcla cada minuto (desde el principio) para evitar que se pegue entre sí.pasta con pecorino tomates secos y almendras

Cuando la pasta esté al dente (falta 1-2 minutos de cocción más o menos), guarda un cucharón abundante de agua de cocción, y escurre la pasta.

En una sartén junta la pasta con el pesto de tomates secos. Añade un poco del agua de cocción que has guardado hasta lograr una salsa cremosa. Deja cocinar durante 1-2 minutos.

Emplata y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir la albahaca por perejil si lo prefieres.

Conserva la pasta con pesto de tomates secos, pecorino y almendras durante un día. Puede volverse a calentar.

Anuncios

Bolas de masa choux con relleno de mortadella y pistachos

Presentación

Las bolas de masa choux con relleno de mortadella y pistachos son unos entremeses fantásticos para cualquier buffet o fiesta.

Aunque sean muy sencillos de realizar, parecen algo muy elaborado y te harán pasar por una Reina de los fogones 😉

La cremosa mousse que rellena cada bola tiene todo el especial y característico sabor italiano de la mortadella que se junta de maravilla con los crujientes y aromáticos pistachos, creando un combinación única e increíble.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Bolas de masa choux: 20 (aquí la receta)
  • Mortadella: 300 g
  • Queso crema: 90 g
  • Nata líquida: 60 ml
  • Pistachos: 30 g (sin cáscara y sin sal)

Realización

Prepara las bolas de masa choux siguiendo la sencilla receta que encontrarás aquí.

Tritura los pistachos y apártalos. bolas de masa choux y mousse de mortadella y pistachos 2.jpg

En tu batidora pon la mortadella y la nata y acciónala.

Cuando la mortadella esté triturada añade el queso crema y acciona durante unos segundos más la batidora para mezclar la mousse.

Corta las bolas en dos partes (en sentido horizontal).

Para un acabado más limpio y uniforme, vierte la mousse en una manga pastelera y rellena cada bola.

Distribuye los pistachos triturados sobre la parte lateral de las bolas, esparciendolos poco a poco desde arriba y rodando cada bola para que se pegue a la mousse que sobresale de los laterales.

Emplata y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes preparar las bolas de masa choux con mousse de mortadella y pistachos con antelación: conservalas en la nevera durante las horas que necesites y extraelas unos 15 minutos antes de servir para que vuelvan a estar a temperatura ambiente 😉

Pajaritas con calabaza, speck y taleggio

Presentación

Un primer plato cuyos colores cálidos y olores intensos rinde homenaje a la estación que acaba de llegar, el otoño, y que ya nos trae sus frutos e ingredientes.

Prepara este sorprendente plato de pajaritas con calabaza, speck Taleggio para deleitarte con esta variedad de sabores italianos que se complementan a la perfección y que ofrecen una mezcla de texturas envuelta en la cremosidad del queso derretido.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pajaritas: 400 g
  • Calabaza: 500 g
  • Speck: 100 g (sustituible por bacon)
  • Queso Taleggio: 100 g (sustituible por Brie o Camembert)
  • Cebolla: 1 mediana
  • Aceite virgen extra: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Queso Parmigiano Reggiano: al gusto

Realización

Empieza limpiando la calabaza: hay que trocearla y eliminar las semillas y la corteza. Lava los trozos bajo el agua y sécalos. Pica en cubitos y aparta.

(Truco: para ahorrar tiempo trata de que los cubitos no sean muy grandes y así se cocinarán antes 😉 ).

Pica finamente la cebolla en cubitos y el speck a la julienne.

Pon a hervir en una olla agua y sal para la pasta.

En la espera de que llegue a ebullición, en una sartén vierte un poco de aceite virgen extra y añade la cebolla para que se dore.  En cuanto la cebolla esté dorada, añade una parte del speck y mezcla.

(Nota: no vamos a añadir todo el speck, porqué al estar curado, dejamos una parte cruda para la decoración. Sin embargo, si empleas bacon o panceta, añade todo a la sartén para que se haga crujiente).

Cuando notes que todo se ha dorado, incorpora los cubitos de calabaza y deja cocinar.

Tras unos minutos, aplasta una parte de los cubitos de calabaza con un tenedor, añade un poquito de agua y tapa la sartén. Sazona con sal y pimienta. Deja cocinar durante unos 10-15 minutos o hasta que la calabaza se haya ablandado. farfalle con calabaza, speck y taleggio 2.jpg

En la espera, cocina la pasta en agua salada hirviendo, recordando de remover desde el principio y con frecuencia: evitarás que las pajaritas se peguen entre sí.

Escurre la pasta poco antes de que esté hecha, incorporala a los ingredientes de la sartén (con el fogón encendido a baja temperatura), añade trocitos de queso Taleggio, que se derretirán, y remueve hasta completar la cocción.

Emplata y espolvorea un poco de queso Parmigiano Reggiano rallado por encima.

Sirve caliente y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes modificar los ingredientes italianos con los que tengas en tu cocina: bacon, panceta, queso Brie, queso Camembert, queso Grana Padano, etc…

Paccheri con pesto de calabacines y gambas

Presentación

Una de las combinaciones de ingredientes más exitosa es sin duda la de gambas y calabacines.

Para variar, puedes preparar un irresistible primer plato en el cual los calabacines son la base para un gustoso y fresco pesto que se junta a la perfección con las gambas y los paccheri.

Esta es una receta original, impactante pero sencilla, que deberás incluir en tus cenas veraniegas con amigos y familia.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Paccheri: 400 g (sustituible por cualquier tipo de pasta)

PARA EL PESTO:

  • Calabacines: 200 g
  • Piñones: 30 g
  • Albahaca: 10 g
  • Aceite virgen extra de oliva: 125 ml
  • Parmigiano Reggiano: 30 g
  • Pecorino: 30 g
  • Sal: al gusto

PARA LAS GAMBAS:

  • Gambas: 250 g
  • Ajo: 1 diente
  • Aceite virgen extra de oliva: 30 g
  • Sal: al gusto

 


Realización

Empieza preparando poniendo a hervir el agua para la pasta con un poco de sal.

Coge las gambas: con un cuchillo, talla su caparazón por toda la largueza y, con la punta, retira el intestino.

En una sartén anti-adherente vierte un poco de aceite de oliva y dora el diente de ajo (limpiado previamente). Cuando esté dorado, retíralo, y añade las gambas. Deja cocinar durante unos 5 minutos a temperatura mediana, hasta que su exterior sea ligeramente crujiente.

Mientras esperas que las gambas estén listas, vierte los paccheri e el agua hirviendo, mezcla, y prepara el pesto.

Lava los calabacines y elimina las extremidades. Cortalos y sazona con un poco de sal.

En tu batidora junta los calabacines, los piñones y las hojas de albahaca (anteriormente limpiadas delicadamente con un trapo seco). Incorpora también el Parmigiano Reggiano rallado, el Pecorino y el aceite de oliva virgen extra.paccheri con pesto de calabacines y gambas

Tritura todo hasta lograr un compuesto cremoso, sazona con una pizca de sal y aparta.

Cuando la pasta esté al dente (aprox. 1 minuto antes de que esté lista), retira los paccheri, guardando el agua de cocción.

Lo siguiente es terminar la cocción de la pasta en la sartén donde están las gambas. Cocina durante un minuto (hasta lograr la consistencia deseada de la pasta), añadiendo un poco de agua de cocción.

Al final, con el fogón apagado, añade el pesto de calabacines y mezcla bien.

Emplata y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Enriquece este plato con unas almendras tostadas en la sartén con las gambas o, si quieres un toque de color, con unos tomates cherry.

Puedes emplear cualquier tipo de pasta en el lugar de los paccheri: tanto larga (espaguetis, linguine, bucatini, etc.) como corta (macarrones, hélices, farfalle, trofie, etc.).

Si prefieres un pesto original (“a la genovesa”), realizado principalmente con albahaca, aquí encuentras la receta 😉

Puedes conservar este primer plato durante un día en la nevera.

Crostini de polenta con salsa de Gorgonzola y Parmigiano Reggiano

Presentación

Estos exquisitos crostini de polenta con salsa de Gorgonzola y Parmigiano Reggiano alegran la mirada y el paladar 😉

Sirve este gustoso plato originario del norte de Italia como entremés, segundo plato vegetariano o como un pincho con tu cóctel o cerveza.

La textura de los crostini es fantástica y se junta con éxito con la cremosa salsa de quesos.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Polenta a cocción rápida: 375 g
  • Parmigiano Reggiano: 40 g
  • Gorgonzola: 200 g
  • Mantequilla: 40 g
  • Leche: 500 ml
  • Nata líquida: 50 ml
  • Romero: 2 ramas
  • Aceite de oliva virgen extra: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza preparando la polenta.

En una olla deja hervir 1,5 l de agua con un poco de sal.

Vierte la polenta “como lluvia”, mezclando enérgicamente con un batidor de varillas.

Cocina durante unos 7-8 minutos: la polenta estará lista cuando empezará a desprenderse de las paredes de la olla.

Baja la temperatura de la placa e incorpora la mantequilla. Remueve.

Vierte la polenta sobre una tabla y extiéndela (con la ayuda de una espátula, por ejemplo) hasta que tenga un espesor de 1,5 cm.

Deja que se enfríe y después, con un cuchillo, corta porciones de 3×8 cm.

(Truco: para que el cuchillo no se pegue a la polenta, mojalo en agua antes de cada corte)

Coloca la polenta sobre una bandeja para horno cubierta con papel vegetal.

Unta la polenta con un poco de aceite y esparce el romero picado por encima.

Hornea en horno ya caliente a 200°C durante unos 5 min (aprox.).

crostini de polenta con salsa de gorgonzola y parmigiano reggiano

(Nota: si quieres una versión aún más crujiente, puedes freír la polenta en aceite de girasol o cacahuetes).

Emplata los crostini.

Ahora prepara la salsa.

En una olla, junta la leche con la nata y calienta a baja temperatura.

Retira del fogón y añade el Gorgonzola troceado y el Parmigiano Reggiano rallado. Mezcla.

Vuelve a poner la olla sobre la placa a baja temperatura y sazona con pimienta.

Deja cocinar durante unos minutos.

Vierte la salsa bien caliente en una salsera y sirve con los crostini de polenta.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el Gorgonzola con queso azúl.

Pasta con crema de requesón y pistachos

Presentación

Existen más de mil maneras de preparar la pasta, y cualquier italiano sabe que con muy pocos ingredientes se puede crear un primer plato que hará feliz a cualquiera.

Esta receta es una demostración de esto: con tan solo pasta, delicioso requesón y unos intensos pistachos se puede alegrar el día a grandes y peques… y sin remordimientos, porqué el queso es muy ligero y los pistachos son saludables 😉


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pasta: 370 g (cualquier tipo; en la foto: mezze maniche rayadas)
  • Requesón: 300 g
  • Pistachos: 100 g (sin cáscara)
  • Pimienta: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

Este plato se realiza muy rápidamente y sencillamente, así que pon ya el agua a hervir en una olla, con un poco de sal.

Cuando esté hirviendo pon la pasta y mezcla (en seguida y luego cada minuto) para que no se pegue.

[Truco: añadir aceite sirve de poco para que la pasta no se pegue, lo que funciona de verdad es remover cada minuto y justo inmediatamente tras haber puesto la pasta en el agua 😉 ]

Puedes elegir cualquier tipo de pasta corta o larga para esta receta 🙂

Ahora debes picar manualmente o triturar con una batidora los pistachos a los cuales has quitado la cáscara: no queremos un polvo fino, pero sí unos trocitos muy pequeños.

Pasta con crema de requesón y pistachosGuarda una taza de agua de cocción de la pasta y luego escúrrela cuando esté cocida.

Vuelve a poner la pasta en la olla y añade el requesón y un tercio de taza de agua de cocción.

Mezcla para que el requesón se reparta y si no ves que tiene la consistencia de una crema añade más agua (depende de la marca de requesón que empleas).

[Mejor empezar con poca agua y luego añadir que echar demasiada y luego aguantarse jeje.]

Sazona con sal y pimienta y emplata.

Por encima de cada plato esparce una generosa cantidad de pistachos picados.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes enriquecer la receta con nuez moscada molida.

Si no tienes pistachos en casa, puedes sustituirlos con nueces o, si quieres dar un giro a la receta, por albahaca.

Si quieres añadir algo de carne a la receta, prueba con un poco de salchicha desmenuzada y previamente salteada en la sartén… ya no querrás probar nada distinto 😉

Tagliatelle con berenjenas y panceta

Presentación

La cocina italiana es muy variada y uno de sus pilares fundamentales son los ingredientes frescos.

Por esta razón existen muchas versiones de recetas con el mismo nombre y aún más recetas con los mismos ingredientes porque la creatividad es el único límite en cocina 🙂

Hoy prepararemos las tagliatelle con una salsa deliciosa cuyos ingredientes estrella son las berenjenas y la panceta.

Es una re-visitación familiar de la pasta alla Norma, una receta siciliana 🙂


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Tagliatelle: 400 g
  • Berenjena: 1 grande
  • Panceta curada: 100 g
  • Mantequilla: 1 cucharada
  • Cebolla: 1/2
  • Ajo deshidratado: una pizca
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Guindilla molida: una pizca
  • Tomate triturado: 250 g

Realización

Lava la berenjena.

Quita la parte superior de la berenjena y empieza a cortarla en cubitos.

Corta la panceta en palillos y deja que se vuelva crujiente en una sartén.

Retira la panceta (apártala en un plato) dejando su grasa en la sartén.

A la grasa añade el ajo deshidratado y la cebolla picada y deja que se doren ligeramente, entonces añade la berenjena y sazona con pimienta y sal (OJO: cuidado con la sal porque puede que la panceta ya lleve suficiente).

Pon a hervir el agua con un poco de sal en una olla, para las tagliatelle.

La berenjena tiene que dorarse y ablandarse (si hace falta añade un poquito de agua).

Entonces añade el tomate triturado, la guindilla y mezcla.

(OJO: no es necesario que la cantidad de guindilla sea tal que haga la salsa picante. Es suficiente que redondee el sabor.)

Deja que la salsa se cocine a fuego lento con una cucharada de mantequilla.

tagliatelle berenjena y panceta(Nota: la mantequilla quita un poco de acidez al tomate triturado que en España suele ser más ácido que la Passata italiana)

Verte las tagliatelle y mezcla en seguida. Vuelve a mezclar cada 1-2 minutos para que no se pegue la pasta.

Escurre la pasta cuando esté lista.

Añade a la salsa la panceta crujiente y mezcla.

Condimenta las tagliatelle con la salsa y mezcla.

Emplata y ¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si quieres un toque de queso, puedes rallar un poco de Parmigiano Reggiano aunque la mejor combinación es la Ricotta curada o el Primo Sale, pero es complicada de encontrar incluso en algunas regiones italianas, así que fuera de Italia lo es aún más 😦

Es aconsejable comer el plato recién hecho, aunque puede volverse a calentar posteriormente.

Conservar durante un día en la nevera cubierto con película transparente o en otro lugar lejos de excesivo calor y luz.

Berlinas – Bomboloni – Pączki

Presentación

Carnaval está muy cerca y no se puede dejar pasar una ocasión como esta sin preparar algo para los más glotones.

Las berlinas, bombas, donuts sin agujero, bomboloni (en italiano) o  pączki (en polaco), son unas bolas de masa muy suave que se fríen y rebozan en azúcar.

Existen en todos las cucinas de todos los países porque, sinceramente, ¿quien se resiste a algo tan bueno?

Para los más atrevidos: se pueden rellenar con crema, nocilla, nata o mermelada… una delicia para el paladar 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min (+3h 30min de reposo)
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 4 personas (15 berlinas)

Ingredientes

  • Leche: 100 ml
  • Levadura fresca en cubito: 10 g
  • Azúcar: 20 g (+ para rebozar)
  • Aceite de girasol: 40 ml (+ para freír)
  • Huevo: 1
  • Naranja: ralladura de 1/2 cáscara
  • Harina de trigo: 140 g
  • Harina de fuerza: 140 g
  • Aroma: 1 ml (vainilla o naranja) – opcional

Realización

Calienta un poco la leche y disuelve la levadura allí.

Añade a la leche el aceite, el huevo, el aroma, la ralladura de naranja y el azúcar. Mezcla.

Incorpora las harinas tamizándolas y mezclando constantemente para evitar grumos.

Mezcla durante unos 5 minutos, para que la masa logre una consistencia elástica y homogénea.

Haz una bola con la masa y deja que repose unas 2h 30min- 3h, cubierta con un trapo limpio y en un lugar caliente. Tiene que triplicar el volumen.

Ahora espolvorea un poco de harina de trigo sobre la encimera y amasa la masa que ha reposado, para que sea lisa.

Extiende con la ayuda de un rodillo de cocina, hasta un espesor de poco más de 1 cm.

Con un vaso o un cortador circular saca unos círculos de masa y colócalos en un sitio sonde puedan seguir creciendo durante una media hora.

Calienta abundante aceite de girasol en una sartén y cuando esté bien caliente (unos 170°C), empieza a freír las berlinas.

Debes girar más veces cada berlina, para que se dore y cocine uniformemente.

Reboza las berlinas aún muy calientes en azúcar granulado.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

berlinas.pngPuedes preparar una crema o emplear nata batida, mermeladas o nocilla para rellenar cada berlina con una manga pastelera.

Si prefieres espolvorear la superficie de las berlinas con azúcar glás en lugar del granulado, adelante! Es cuestión de gustos 😉

Conserva durante 2 días bajo una campana de cristal.

Ñoquis de harina cocida

Presentación

Los ñoquis de harina cocida son una receta muy rápida y perfecta para aquellos días en los que te apetezcan unos ñoquis pero te quedes sin patatas o sin tiempo para cocinarlas.

Es una receta baratísima: tan solo te hace falta tener harina y un poco de sal.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: muy barato
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 350 g
  • Agua: 400 ml
  • Sal: una cucharadita

Realización

Tamiza la harina con la sal y déjala a un lado.

En una olla verte el agua y la cucharadita de sal y deja que hierva.masa de harina cocida.JPG

En cuanto llegue a ebullición, verte la harina y empieza a mezclar enérgicamente durante unos minutos.

La masa tiene que quedar homogénea.

Forma una bola y deja que se enfríe un poco antes de dejarla reposar durante unos 20 min en la nevera.

En la espera puedes preparar la salsa con la que vas a acompañar los ñoquis.

noquis con harina cocida.JPGExtrae la masa de la nevera y coge un trozo. Crea una serpiente de masa y con un cuchillo corta pequeñas porciones.

Si tienes mucha prisa ya puedes empezar a cocinarlos en agua salada hirviendo, pero si quieres que estén algo más decorados, puedes hacer bolitas con cada porción y decorar con un tenedor.

Cocina en agua hirviendo durante no más de 1-2 min, dependiendo de lo grandes que sean los ñoquis.

Escurre y añade la salsa.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerenciasnoquis de harina cocida con salsa.JPG

Puedes añadir alguna especia a la harina: cúrcuma, curry, albahaca, perejíl, pimienta,…

Los ñoquis mejor se comen recién cocinados.

Pruébalos con cualquier condimiento que te apetezca: salsa de tomate, de quesos, de setas, pesto,…

Focaccias de patatas con hierbas aromáticas

Presentación

Las focaccias son unos hogazas italianas muy sabrosos que se suelen comer solas o con quesos y embutidos.

Se trata de una alternativa más gustosa del pan, puesto que lleva algún ingrediente que destaca: en esta receta hierbas aromáticas como orégano o romero.

Prepara estas esponjosas y húmedas focaccias con simples ingredientes que seguramente tienes en casa, y disfrútalas en compañía para desayunar, merendar o almorzar.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min (+ 1h 30min de reposo)
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 300 g (puedes susituir la mitad por harina de fuerza)
  • Patatas: 400 g
  • Levadura fresca en cubito: 15 g
  • Aceite Extra-Virgen de Oliva: 3 cucharadas + para untar
  • Romero/Orégano: al gusto
  • Sal: 2 cucharaditas
  • Sal gruesa: para esparcir la superficie
  • Azúcar: una pizca

Realización

Pela las patatas y cocínalas en una olla con agua salada hasta que sean blandas.

TRUCO: Si quieres que se cocinen antes, puedes cortarlas en trozos.

Escúrrelas bien y tritúralas aún calientes, empleando un machacador de patatas o un tenedor.

Mientras las patatas se enfrían, prepara y mide los demás ingredientes.

Disuelve los trocitos de levadura en unas tres o cuatro cucharadas de agua tibia-caliente (no demasiado) y una pizca de azúcar granulado.

Junta harina, sal, aceite, patatas machacadas y la levadura. Mezcla con la planetaria o manualmente hasta que la masa quede homogénea.

(OJO: Para quien mezcle manualmente: prepara una montaña de harina, haz un hueco en el centro y coloca ahí los ingredientes líquidos y las patatas. Mezcla con movimientos circulares desde el centro hacía el exterior hasta incorporar todo).masa después de reposar.JPG

Notarás que la masa queda bastante líquida y pegajosa. Es la consistencia normal.

Espolvorea un poco de harina en un bol y verte la masa. Cubre con un trapo y deja que repose durante 1h 30 min en un lugar posiblemente caliente.

Cuando haya transcurrido ese tiempo, notarás que la masa ha doblado su volumen.

Verte la masa en sobre una encimera espolvoreada con harina. Divide en 6 partes (primero por la mitad, y luego cada mitad en tres partes 😉 ).

focaccia patatas antes de hornear.JPGUnta la bandeja para horno con un poco de aceite de oliva.

Con las palmas de tus manos untadas con un poco de aceite, coge la masa y colócala en la bandeja. Deja unos 4-5 cm por lo menos entre una focaccia y otra, o podría pegarse cuando crezca de volumen en el horno.

(NOTA: es normal que la masa se pegue a tus manos, así es su consistencia natural: por esta razón hay que untar bien las manos para que se separe más fácilmente.)

Enciende el horno a 200°C en modalidad ventilada y deja que se caliente.

Pon un poco de aceite de oliva por encima de cada focaccia, un poco de sal gruesa y especias a tu gusto (romero o orégano quedan genial).

Hornea durante unos 15-20 minutos hasta que se dore. Si quieres, cuando falten unos 3-4 minutos, puedes dar la vuelta a cada focaccia para obtener una cocción uniforme.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerenciasfocaccia abierta.JPG

Puedes consumir las focaccias calientes o frías.

Las focaccias se pueden comer solas o acompañadas por quesos y embutidos.

Prepara más para tener para el día siguiente: su consistencia esponjosa y húmeda aguanta perfectamente durante dos días, en una bolsa de plástico o bajo una campana de cristal.