Ensalada de esparragos trigueros, tomates cherry, nueces y feta

Presentación

Esta ensaladilla primaveral se convertirá pronto en una de vuestras favoritas. La vinagreta es espectacular.

Aunque no haga falta mucho esfuerzo para preparar este plato, pues es muy sencillo, es una verdadera delicia… al fin y al cabo, las cosas mas simples son siempre las mejores.

Este plato tendrá un efecto «wow» garantizado… y además es un plato saludable, con agradables texturas y una cautivadora combinación de sabores, que podéis permitiros incluso si estáis en el medio de la «operación bikini» 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

VINAGRETA

  • Vinagre balsámico: 6 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra: 1/4 de taza
  • Mostaza de Dijón: 2 cucharaditas
  • Miel: 2 cucharaditas
  • Ajo: 1 diente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

ENSALADILLA

  • Espárragos: 1 kg
  • Tomates cherry: 250 g
  • Nueces sin cáscara: 80 g
  • Queso feta: 125 g
  • Aceite de oliva virgen extra: 2 cucharadas.

Realización

Lava los espárragos. Elimina la parte final del tallo, que es la más clara y más dura. Para saber hasta donde cortar, empieza a doblar el espárrago desde la extremidad: si se rompe crujiendo, habrá que eliminar más. Luego, corta con un cuchillo para tener un corte limpio. Lo que quede de espárrago, pícalo en trozos de unos 5 cm.

Cocina los espárragos en una sartén con unas cucharadas de aceite de oliva, hasta que estén blandos.

En la espera, lava los tomates y pártelos por la mitad.

Pica las nueces.

Pica el diente de ajo con un cuchillo o emplea un picador de ajos.

Prepara la vinagreta: en una pequeña sartén, lleva a ebullición al vinagre balsámico líquido y deja que se reduzca a la mitad.
(Nota: si empleas un vinagre envejecido varios años, no hace falta este paso, pues no es tan líquido.)

En un bol, vierte el vinagre, añade el ajo picado, la mostaza, la miel, el aceite de oliva, sal y pimienta molida.

Cuando los espárragos estén listos, ponlos en un bol, añade las nueces y los tomates y desmenuza 3/4 partes del queso feta.

Mezcla enérgicamente los ingredientes de la vinagreta para emulsionarla y vierte sobre los espárragos. Mezcla.

Esparce lo que ha quedado del queso feta sobre la superficie (así aparecerá blanco y no manchado de vinagreta) y sirve.

Ensalada de esparragos trigueros, tomates cherry, nueces y feta
Ensalada de esparragos trigueros, tomates cherry, nueces y feta

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si no tienes queso feta, pero aún así quieres ese toque, intenta con un poco de queso azul o gorgonzola (solo o mezclado con queso fresco): su intensidad combina muy bien con los demás ingredientes.

Pollo agridulce con miel y vinagre balsámico

Presentación

El pollo agridulce es un plato oriental que me parece delicioso.

Todas las recetas que he visto y probado llevan muchas salsas orientales distintas, por lo que me pregunté como podía crear una versión igual de gustosa, pero con ingredientes más comunes y presentes prácticamente cualquier cocina occidental.

Así que, después de algunas pruebas de mezclas, he encontrado la combinación perfecta: miel, vinagre de balsámico y guindilla molida.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechuga de pollo: 400 g
  • Miel: 5 cucharadas
  • Crema de vinagre balsámico de Modena: 4 cucharadas
  • Guindilla molida: 1 cucharadita (al gusto)
  • Puerro: 1 mediano
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Mantequilla: lo suficiente

Realización

Corta las pechugas de pollo en trocitos y sazónalas con sal y pimienta.

pollo agrodolceCalienta una sartén con unas cucharadas de mantequilla.

Pon el pollo en la sartén y añade un poco de guindilla molida (no te pases, siempre puedes añadir más después). Deja que se cocine a fuego alto, removiendo de vez en cuando.

En la espera, limpia un puerro y corta  rodajas de unos 3-4 mm aprox. y cocínalo en otra sartén con mantequilla, para que mantenga su color vivido.

Cuando el pollo esté bien dorado, añade la crema de vinagre balsámico, la miel y mezcla un poco.

Finalmente incorpora más mantequilla y un poco de agua.

Ahora deberías notar que se ha formado un fluido color caramelo oscuro. Deja que se espese hasta que consigas el espesor que deseas. (No lo dejes durante demasiado tiempo en la sartén para que no se seque excesivamente).

A la hora de emplatar, coloca un poco de puerro por encima de la carne, para exaltar los colores vívidos de este plato.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir este plato con una ensalada fría de repollo o con patatas. Intenta encajarla con sabores delicados para que sea la pieza central de la comida.

Si te apetece combinarla con arroz, excelente elección: te saldrá una versión aún más oriental.