Tortitas de calabaza

Presentación

¿Quién no se ilusiona al oír que va a haber tortitas para comer? Sean dulces o saladas, las tortitas suelen asociarse a un buen momento. Por ello hay que apostar por nuevas fórmulas que puedan permitirnos saborear las verduras en este formato tan apetecible y perfecto tanto para una comida como para el picoteo entre amigos.

Las tortitas de calabaza son toda una experiencia para los ojos y para el paladar. Su color chillón es lo primero que nos atrae, pero es el sabor y la textura lo que te atrapa de verdad: el suave dulzor y aroma de la calabaza, exaltado con la nuez moscada, y la textura, súper suave y parecida a la de una mousse, te dejarán apilando tortitas en tu plato. 🎃🥞

Degústalas solas o con las diversas salsas que te animamos a probar en el apartado de sugerencias: en todo caso se convertirán en una forma de proponer la calabaza a la que recurrirás con frecuencia.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Calabaza: 320 g (peso sin piel ni semillas)
  • Huevos: 2 medianos
  • Harina de trigo: 2-3 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Nuez moscada: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de oliva/de girasol: para freír

Realización

Ralla la calabaza por la malla gruesa de tu rallador (manual o eléctrico) para disminuir los tiempos de cocción. Pon la calabaza rallada en un bol grande y deja que se cocine unos 5 minutos en el microondas.

Saca la calabaza y viértela en tu batidora. Deja que se enfríe un poco antes de cascar los huevos y sazonar con sal, pimienta y nuez moscada. Bate hasta lograr una mousse uniforme. Añade unas dos cucharadas de harina y bate otra vez. Vierte la mezcla en el bol.

Vierte un buen chorro de aceite en una sartén y deja que se caliente a fuego medio-alto. Cuando haya llegado a temperatura, empieza a formar tortitas de 1-2 cucharadas de masa cada una. Cuando estén doradas por un lado, da la vuelta y deja que se doren por el otro lado también. Cuando estén listas, coloca sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Tortitas de calabaza
Tortitas de calabaza

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prueba las tortitas de calabaza con salsa de asado espesada con un poco de maizena, con salsa amatriciana o, si quieres una versión 100% vegetariana, con salsa de setas o con una crema de quesos derretidos: te encantarán.

Si te gustan mezclas de especias como las nórdicas (parecidas al pumpkin spice), que combinan de muerte con la calabaza, prueba a añadir una pizca de la mezcla marroquí Ras El Hanout, que lleva también pimienta negra y nuez moscada, pero también cardamomo, canela, jengibre, pimentón y comino 😉

Tortitas de coliflor con salsa amatriciana

Presentación

Las tortitas pueden convertirse en un verdadero as en la manga, gracias a su versatilidad, a las infinitas combinaciones de ingredientes y a su carácter apetecible. 🥞😋

Tienes que estrenar estas tortitas de coliflor con salsa amatriciana porque: 1) el conjunto tiene potencial para causar adicción, 2) es una receta con bajo contenido de hidratos de carbono (así que come sin remordimientos 😉 ), 3) en muy poco tiempo te queda un plato que tus ojos querrán devorar.

Son geniales como entremés, plato único o tapa y la coliflor pasa desapercibida a los peques. Puedes personalizar la salsa a tu gusto o para un plato 100% vegetariano: en el apartado de sugerencias encuentras unas ideas 😉

¿A qué esperas para prepararlas?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LAS TORTITAS:

  • Coliflor: ½ grande
  • Huevos: 2 medianos
  • Harina de trigo: 4 cucharadas abundantes
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

PARA LA SALSA AMATRICIANA:

  • Tomate triturado: 300 g
  • Cebolla: ½ grande
  • Panceta salada, guanciale o bacon ahumado: 80-100 g
  • Jengibre molido o guindilla molida: al gusto (opcional)
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de girasol: para sofreír

Realización

Empieza preparando la salsa.

Corta la panceta salada o el guanciale en tiras.
(Nota: aunque la receta original italiana no utiliza el bacon ahumado, si lo tienes puedes utilizarlo junto a la panceta o sólo: la salsa queda un poco diferente pero está muy rica 😉 ).

Limpia la cebolla y pica finamente una mitad.

Vierte un poquito de aceite en la sartén y deja que se caliente. Añade la panceta y deja que se cocine a fuego alto hasta dorarse ligeramente y lograr un punto crujiente. Entonces añade inmediatamente la cebolla, remueve y baja a fuego mediano: deja que se poche.

Añade el tomate triturado, mezcla y prueba si hace falta sazonar con sal y pimienta. Si te gusta un sabor redondo y muy ligeramente picante, añade un poco de guindilla molida o de jengibre: aunque no estén tampoco en la receta original, siéntete libre de personalizar la salsa a tu gusto.

Deja que se cocine tapada durante unos 10 minutos y luego apaga.

Ahora empieza a preparar las tortitas.

Limpia la coliflor quitando las hojas y eventuales imperfecciones. Trocea un poco la mitad para que entre con facilidad en tu batidora/robot de cocina. Activa tu batidora y deja que desmenuce la coliflor hasta reducirla en algo parecido a un cous cous.
(Ojo: si tu batidora es pequeña, tal vez sea mejor que desmenuces primero un cuarto de coliflor, vacíes el recipiente y luego repitas con la otra parte 😉 ).

En un bol grande, casca dos huevos, sazona con sal y pimienta y bátelos unos 30 segundos con un tenedor. Vierte la coliflor desmenuzada en ese bol y mezcla para repartir el huevo. Añade las cucharadas de harina y mezcla bien otra vez.

Ahora vamos a ver si las tortitas tienen la consistencia correcta para ser fritas con facilidad. Calienta bien el aceite en la sartén (no tiene que ser abundante, pero sí tiene que cubrir toda la superficie de la sartén) y vierte una cucharada abundante de compuesto sobre la sartén, aunque trata de hacer unas tortitas más bien pequeñas para que te resulte fácil dar la vuelta. Aplasta un poco con la cuchara para reducir el espesor y espera a que se dore por un lado.
Cuando esté dorada, intenta dar la vuelta utilizando unos tenedores y/o una pala para fritos: si la tortita se queda firme y no se parte en trocitos, entonces puedes seguir friendo; sin embargo, si se parte, recoge la masa de la sartén, añádela al bol y pon 2 cucharadas más de harina. Mezcla y vuelve a freír.

Fríe las tortitas por ambos lados hasta que queden bien doradas o ligeramente marrones. Colócalas sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Sirve con la salsa al lado o directamente encima.

Tortitas de coliflor con salsa amatriciana
Tortitas de coliflor con salsa amatriciana

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prueba las tortitas con otras salsas: pruébalas con un estofado de carne, con ragú, con salsa de tomates y verduras para una versión vegetariana, etc.

Si quieres que el plato resulte más fácil de digerir y reducir las molestias que puede provocar la coliflor, cocina esta verdura durante unos 3 minutos al microondas después de haberla triturado. Deja enfriar un poco antes de juntar con los huevos batidos.