Galletas pascuales en forma de huevo

Presentación

Las galletas pascuales son un divertido postre que puedes servir el día de Pascua para sorprender a tus comensales.

La galleta es de mucha calidad, quizás la mejor que hayas probado, pues recuerda a las galletas de mantequilla danesas.

La forma de huevo pega muy bien con estas fiestas y la “yema” de estas galletas será toda una delicia: se trata de una crema al limón muy golosa 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LAS GALLETAS:

  • Mantequilla: 125 g
  • Azúcar: 70 g
  • Huevo: 1 mediano
  • Harina de trigo: 250 g
  • Aroma: 2 ml (limón, almendras o vainilla)
  • Cáscara de 1 limón

PARA LA CREMA:

  • Agua: 120 ml
  • Zumo de limón: 50 ml
  • Azúcar: 45 g
  • Maizena: 20 g
  • Cáscara de 1 limón
  • Colorante amarillo

 


Realización

Empezaremos por las galletas.

Deja la mantequilla fuera de la nevera durante media hora para que se ablande o si prefieres, teniendo cuidado de no llegar a derretirlo, ablándalo en el microondas.

Bate el huevo con el azúcar empleando una batidora de varillas eléctrica o manual, hasta que doble el volumen.

Añade el aroma, la cáscara de limón (lavado con anterioridad) y la mantequilla derretida y mezcla con la batidora.

Tamiza la harina y añádela en dos fases (primero una mitad y mezcla, luego la otra). Mezcla hasta lograr una consistencia homogénea.

Deja reposar la masa en la nevera por media hora, para que se endurezca.

En la espera prepara la crema al limón.

Lava bien el limón para poder rallar su cáscara. Exprime también el zumo y fíltralo por un colador de malla pequeña.

En una olla junta el azúcar, el zumo de limón y el agua. Deja calentar y cuando esté a punto de hervir, añade la maizena y mezcla mucho con una batidora de varillas para evitar que se formen grumos. Añade algunas gotas de colorante para lograr un bonito color amarillo. Cuando la crema se haya espesado, aparta del fuego: enfriándose logrará la consistencia correcta.

Vuelve a la masa para las galletas. galletas de pascua.JPG

Extiende la masa sobre la encimera con la ayuda de un rodillo de cocina, logrando un espesor de medio cm aproximadamente. Con un cortador de galletas en forma de huevo saca las galletas. Coge mitad de las galletas recortadas y practica un ulterior corte con un cortador más pequeño (o un vaso muy pequeño, como para chupitos): será el punto en el cual colocaremos la yema.

Coloca las galletas sobre un molde para horno cubierto con papel vegetal. Hornea en horno pre-calentado a 180°C hasta que estén ligeramente doradas.

Deja enfriar completamente y esparce sobre una galleta entera una cucharadita de crema al limón.

Esparce azúcar glás sobre las galletas con el hueco y colócalo por encima de la galleta entera. Rellena con más crema.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir la crema por natilla a la vainilla si quieres conservar el color de la yema.

Si lo prefieres, podrías untar las galletas con Nutella y rellenar el hueco con natilla al sabor chocolate.

Prueba también otros sabores de natilla: fresa, coco, dulce de leche, etc…

Puedes preparar las mismas galletas con un cortador en forma de flor: obtendrás unas maravillosas margaritas 😉

Anuncios

Nidos de patatas con huevos

Presentación

Los nidos de patatas con huevos cocidos son un plato muy tentador y divertido que puedes proponer a los niños (o a alguien más grandote también 😉 ) el día de Pascua, para animarles a comer con alegría.

Todo lo que te hace falta son unas patatas cortadas a la juliana, canóningos, salsa rosa, huevos, aceite y limón. ¡La diversión está servida!


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 35 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 nidos

Ingredientes

  • Patatas: 400 g
  • Huevos: 2 medianos
  • Canónigos: lo suficiente
  • Mayonesa: 25 g
  • Ketchup: 20 g
  • Aceite de oliva virgen extra: al gusto
  • Zumo de limón: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Empieza pelando las patatas. Rállalas con un rallador de malla gruesa o pícalas a la juliana.

Resultado de imagen de colino doppioPon a calentar en una olla pequeña, pero alta, una cantidad abundante de aceite de girasol.

Coge el molde doble para freír (está compuesto por dos coladores, uno más grande, en este caso 11 cm de diametro y uno más pequeño de 9 cm) que conferirá la forma de una cesta a las patatas. Coloca unos 100 g de patatas en el molde más grande y cierra el utensilio presionando el molde más pequeño por encima.

Cuando el aceite sea caliente, submérge el nido en el aceite caliente, dejándolo hasta que esté dorado.

Apoya el nido en un cuenco pequeño para que mantenga la forma.

Repite para obtener 3 nidos más.

nidos de patatas.jpg

Durante el proceso, prepara los huevos cocidos y ponlos en agua fría. Cuando se hayan enfriado, elimina la cáscara.

Córta los huevos en lonchas.

Sazona los canónigos con zumo de limón, sal y aceite de oliva.

Prepara la salsa rosa mezclando mayonesa y ketchup.

Ahora, poco antes de servir, asembla el plato: rellena los nidos con canóningos, añade un poco de salsa rosa en el centro y apoya las lonchas de huevos.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se aconseja consumir en cuanto se sirva. No es aconsejable congelar.

Puedes sustituir el contenido de los nidos por cubos de pollo asado y verduras.

Si no te gusta la salsa rosa, prueba la deliciosa salsa tártara (aquí la receta): combina de maravilla con los huevos.

Conejitos pascuales

Presentación

¡Feliz Domingo de Resurrección a todos!

Hay que celebrar en alegría y en familia este día especial, haciendo las cosas que más nos apetecen y relajan.

Y, debido a que a todos nos encanta cocinar, también se puede preparar algo riquísimo que nos recuerde al espíritu pascual, como unos conejitos pascuales 😉

Venga, preparemos esta receta juntos, empezando por una suavísima masa brioche.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 3 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de fuerza: 650 g
  • Leche: 150 g
  • Huevos: 4 medianos + 1 para el acabado
  • Azúcar: 120 g
  • Levadura fresca: 20 g (10 g si empleas levadura seca, tipo saccaromices cerevisiae)
  • Mantequilla: 120 g
  • Sal: una pizca
  • Aroma: 2 ml (vainilla o limón)
  • Cáscara de limón: 1 unidad
  • Uva pasa: para decorar

Realización

La preparación es muy sencilla, pero te aconsejo emplear una amasadora eléctrica para ahorrar tiempo.

Verte en el bol de tu amasadora la harina, el azúcar, la pizca de sal, el aroma, la ralladura de cáscara de limón (ojo a que esté bien lavada) y 4 huevos.

Ahora hay que trocear en el bol la mantequilla, que debe estar bien blanda para que se incorpore bien a la masa.

[Truco: si tienes prisa y no tienes mantequilla fuera de la nevera, deja calentar los trozos de mantequilla durante unos 20 segundos en el microondas a máxima potencia, pero cuidado con que no se derrita 😉 ]

Calienta la leche para que sea caliente (pero no tanto como para que te quemes si la tocas, es decir unos 45°C).

En la leche disuelve la levadura.

[Truco: para que la levadura no pierda su capacidad de levantar la masa no hay que pasarse con la temperatura de la leche, pero el hecho de que sea caliente va a ayudar a que crezca mejor y más rápidamente]

Añade entonces la leche a los demás ingredientes en el bol y deja que amase durante unos 5 minutos: tienes que lograr una masa homogénea y elástica.

Deja reposar la masa, tapada con un trapo, durante 2 horas en un sitio caliente.

Pasado ese tiempo, notarás como la masa ha más que doblado su volumen.

Ahora hay que amasar un poco sobre la encimera bien enharinada, para obtener la consistencia perfecta.

La masa es por su naturaleza un poco blanda.

Ha llegado el momento de preparar los conejitos 😀

Hay dos formas muy divertidas que os quiero proponer hoy: conejito de perfil y conejito de espaldas.

CONEJITO DE PERFIL

Coge un poco de masa y crea una tira cilíndrica de 1,5 cm de diámetro, larga unos 25-30 cm.

Enróllala sobre sí misma, para lograr una espiral.

conejito pascual de perfil - antes de hornearColoca la espiral sobre una bandeja cubierta con papel vegetal.

Ahora coge un poco de masa y haz una gota con ella: será la cabeza. En la parte puntiaguda de la gota haz una incisión que llegue hasta la mitad de la misma. Aparta las dos extremidades para obtener las dos orejas.

Coloca la cabeza por encima de la espiral, tratando de hacerlo dirigiendo el morro del conejo (la parte redonda de la antigua gota) en la dirección de las patas (la extremidad que sobresale de la espiral).

[Hay que utilizar, sin duda alguna, un poco de imaginación para visualizar el conejito jeje 🙂 ]

Por último, con otro poquito de masa, haz una bolita y pégala a la espiral para obtener la cola.

Decora la cabeza del conejito con una uva pasa: el ojo visible del animal de perfil.

Bate un huevo y, con un pincél de silicona u otro apto para cocina, esparcelo sobre los conejitos: así tendrás un acabado lúcido.

Si te apetece, puedes espolvorear un poco de azúcar sobre las colas de los conejos.

CONEJITO DE ESPALDAS

Coge un poco de masa y trata de formar una tira cilíndrica de unos 2 cm de diámetro y unos 25 cm de largo.conejito pascual de espaldas - antes de hornear.JPG

Coloca la tira sobre la bandeja cubierta con papel vegetal.

Empieza a doblarla delicadamente por la mitad.

Coge las extremidades y enróllalas sobre sí mismas dos veces.  Las extremidades serán las orejas, por lo que hay que darle una forma más puntiaguda.

Trata de dar una forma circular a la base del conejo (ahí donde antes has doblado la tira).

En el hueco que te ha quedado del círculo coloca una bolita de masa: ya tienes la cola 😉

Bate un huevo y, con un pincél de silicona u otro apto para cocina, espárcelo sobre los conejitos: así tendrás un acabado lúcido.

conejito pascual de espaldasSi te apetece, puedes espolvorear un poco de azúcar sobre las colas de los conejos.


 

Cualquier conejito hayas elegido, debes hornear a 180°C (horno pre calentado) hasta que estén bien dorados.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes decorar los conejitos de perfil con un lazo al cuello.

Los conejitos son mejores el mismo día en el que se hornean, pero aguantan hasta 3 días bajo una campana de cristal o en una bolsita de plástico.conejito pascual - de perfil.JPG

Si quieres lograr la misma suavidad de lo recién horneado incluso en los días siguientes, puedes calentarlos en el microondas durante unos 15-20 segundos a máxima potencia.

Los conejitos pueden cortarse por la mitad y enriquecerse con mermeladas, natillas y nutella.

Golosas torrijas al chocolate

Presentación

No hay Semana Santa sin torrijas, pero esto no significa que no se pueda innovar y ser creativos.

Lo que tiene de mejor la receta hay que conservarlo, pero vamos a hacer algún sencillo cambio, pero que va a dar una vuelta a todo el sabor de las torrijas… ¡¡¡Añadiremos el chocolate!!!

Seguro que estás curios@ jejeje, por lo que empecemos ya 😉

 


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan para torrijas: 1 confección*
  • Leche de vaca o vegetal: aprox. 1 litro
  • Vainilla en rama: 1 unidad
  • Cacao en polvo: 3-4 cucharaditas
  • Azúcar granulado: al gusto
  • Huevos: 3
  • Aceite de girasol: para freír

*puedes sustituir por otro tipo de pan (aquí las indicaciones)


Realización

Corta el pan para torrijas en rebanadas espesas, si no tienes ya las rebanadas separadas.

Si no encuentras pan para torrijas, échale un ojo a este artículo sobre qué pan es mejor elegir para que tus torrijas tengan la textura ideal.

Si quieres emplear LECHE DE VACA:

  • En una olla verte la leche de vaca.
  • Abre la rama de vainilla y extrae con un cuchillo el contenido de la misma. Incorpóralo a la leche y deja que la leche se cocine durante unos 5 minutos a fuego mediano, para que absorba los aromas.
  • Añade 3 cucharaditas de cacao en polvo y mezcla para que se disuelva.
  • Apaga y deja que se enfríe un poco.

Si quieres emplear LECHE VEGETAL:

  • Para quienes prefieran leche vegetal, sugiero escoger una leche aromatizada a la vainilla [por ejemplo de soja] y simplemente emplearla fría sin emplear la rama de vainilla, añadiendo directamente las 3 cucharaditas de cacao
    Si lo prefieres, puedes elegir una leche aromatizada al cacao y entonces añadir la rama de vainilla.

Ahora, bate los huevos con un tenedor.

En un plato verte el azúcar granulado y una cucharadita de cacao en polvo. Mezcla.

Coge las rebanadas y empápalas en la leche, para que se mojen uniformemente, incluso en el interior.

Pasa cada rebanada en los huevos batidos, mojando cada lado.

torrijas cacaoColoca las rebanadas en una sartén caliente, donde has puesto previamente unas cucharadas de aceite.

Deja que se doren por ambos lados.

Extrae y rápidamente coloca sobre papel de cocina, para eliminar el exceso de aceite.

Aún calientes, deben pasarse en el azúcar por ambos lados.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Habitualmente, las torrijas se sirven frías. Sin embargo, para tranquilizar aquellos que no logran esperar a que se enfríen para comerlas, garantizo personalmente que son muy gustosas incluso calientes 🙂

Pueden conservarse durante un día bajo una campana de cristal o cubiertas con película transparente.

Pascha – dulce de requesón y fruta seca

Presentación

Si tienes tiempo libre y te apetece algo dulce para alegrar estos días de fiesta aquí tienes una idea maravillosa 🙂

Esta receta polaca se denomina Pascha y, como se puede intuir, es un postre que se prepara durante la Semana Santa.

Los ingredientes estrella del plato son el requesón y la fruta seca que más te guste, enriquecidos con un toque de aromático ron.

¿Y lo mejor? No hace falta hornear nada y su preparación es muy sencilla 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min (+ tiempo de reposo)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Requesón: 1 kg
  • Nata líquida: 4 cucharadas
  • Mantequilla: 200 g
  • Yemas cocidas: 6
  • Azúcar glás: 200 g
  • Azúcar con vainilla: 25 g
  • Almendras: 100 g
  • Nueces: 100 g
  • Cáscara de naranja y limón: 40 g
  • Albaricoques secos: 100 g
  • Pistachos: 100 g
  • Ron: 25 ml

Realización

Introduce en el bol de tu batidora las yemas cocidas junto con la mantequilla. Mezcla hasta que la masa esté uniforme.

Añade un poco de requesón a la vez, mientras que la batidora sigue mezclando.

Al ser el requesón un queso poco hidratado, añade 4 cucharadas de nata.

Finalmente, incorpora el azúcar glás y el azúcar con vainilla. Mezcla.
pascha - dulce de requesón y fruta secapascha - dulce de requesón y fruta secaPica las nueces, las almendras, los pistachos, las cáscaras de cítricos y los albaricoques.

Añade la fruta picada a la mezcla de requesón y mezcla, para repartir homogéneamente.

Ahora escoge un molde para que luego te resulte simple desmoldar.

[Truco: si quieres, puedes cubrir el interior del molde con una servilleta resistente. Así será más simple desmoldar 😉 ]

Verte la masa en el molde y trata de nivelarla bien: no queremos que se queden burbujas de aire en el interior. Por lo tanto, bate ligeramente el molde contra la encimera, para que el queso se asiente.

Cubre el postre con otra servilleta y deja reposar en la nevera por lo menos un par de horas.

Extrae del molde y quita las eventuales servilletas.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


pascha_02Sugerencias

Puedes decorar con frutas secas la superficie de la Pascha.

Si lo prefieres, puedes preparar monoporciones.

La mezcla de frutas secas es completamente personalizable.

Elimina el ron para una versión apta para toda la familia.

Torrijas tradicionales

Presentación

¿Qué Semana Santa sería sin uno de los postres españoles más tradicionales?

Si aún no has pensado en las torrijas, ya ha llegado el momento en preparar unas cuantas 😉

Venga, que seguramente tienes todo lo necesario en casa para preparar esta sencilla y barata exquisitez.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan para torrijas: 1 confección*
  • Leche de vaca o vegetal: aprox. 1 litro
  • Vainilla en rama: 1 unidad
  • Canela en rama: 1 unidad
  • Canela en polvo: al gusto
  • Azúcar granulado: al gusto
  • Huevos: 3
  • Aceite de girasol: para freír

*puedes sustituir por otro tipo de pan (aquí las indicaciones)


Realización

Corta el pan para torrijas en rebanadas espesas, si no tienes ya las rebanadas separadas.

Si no encuentras pan para torrijas, échale un ojo a este artículo sobre qué pan es mejor elegir para que tus torrijas tengan la textura ideal.

Si quieres emplear LECHE DE VACA:

  • En una olla verte la leche de vaca y añade la rama de canela.
  • Abre la rama de vainilla y extrae con un cuchillo el contenido de la misma. Incorpóralo a la leche y deja que la leche se cocine durante unos 5 minutos a fuego mediano, para que absorba los aromas.
  • Apaga y deja que se enfríe un poco.

Si quieres emplear LECHE VEGETAL:

  • Para quienes prefieran leche vegetal, sugiero escoger una leche aromatizada a la vainilla (la más común es la soja) y simplemente emplearla fría, ahorrando todo tiempo de la cocción con la vainilla y la rama de canela (la canela la compensaremos después con un poco más de canela molida).

Ahora, bate los huevos con un tenedor.

En un plato verte el azúcar granulado y canela molida al gusto. Mezcla.

Coge las rebanadas y empápalas en la leche, para que se mojen uniformemente, incluso en el interior.

torrijas tradicionalesPasa cada rebanada en los huevos batidos, mojando cada lado.

Coloca las rebanadas en una sartén caliente, donde has puesto previamente unas cucharadas de aceite.

Deja que se doren por ambos lados.

Extrae y rápidamente coloca sobre papel de cocina, para eliminar el exceso de aceite.

Aún calientes, deben pasarse en el azúcar por ambos lados.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Habitualmente, las torrijas se sirven frías. Sin embargo, para tranquilizar aquellos que no logran esperar a que se enfríen para comerlas, garantizo personalmente que son muy gustosas incluso calientes 🙂

Pueden conservarse durante un día bajo una campana de cristal o cubiertas con película transparente.

¿Cual es el mejor pan para torrijas?

Querid@s cociner@s,

esta Semana Santa estamos todos disfrutando el sol, las agradables temperaturas y haciendo todas aquellas actividades relajantes que habíamos planeado (y soñado hacer) hace tiempo,  por lo que el tiempo para ir de compras quizás nos resulte complicado de encontrar.

Hoy os propongo una guía muy breve [de ocu.org] que seguramente os resultará útil para evitar ir a comprar el pan para torrijas y realizar la receta con el pan más adecuado que tengáis en casa 🙂


¿Cuál es el mejor pan?

De la clásica barra a los panes especiales, quien quiera hacer torrijas, tiene donde elegir.

Pan de barra

Si optas por este pan, debe ser pan duro, del día anterior.

Tiene que mantenerse bastante tiempo en la mezcla de leche para que empape bien y se ablande la corteza.

Hay que sacar rebanadas grandes evitando la greña (el corte del pan) pues si no se abriría  y rompería con la leche.

Su precio ronda 1,80 euros/kg

Pan candeal

Este pan, de miga suave, muy compacta y con poca humedad, es muy adecuado para elaborar torrijas.

Es también preferible que sea del día anterior.

Su corteza es algo más dura, con lo que hay que tener la precaucación de asegurarnos que también queda suficientemente empapada.

Su precio es es de unos 3 euros/kg

Pan de chapata

Este pan, más aromático, tiene gran número de alveolos (agujeros), a veces de gran tamaño.

Eso hace que le resulte muy difícil captar la humedad de la leche.

Su corteza es dura.

Todo eso contribuye a que no sea el más adecuado para las torrijas.

Cuesta unos 2 euros/kg.

Pan de molde

Resultado de imagen de pan de moldeSu textura, muy blanda, hace que se rompan con facilidad.

Requiere mucho cuidado.

Es mejor utilizar una rebanada gruesa, que aguante mejor el empapamiento.

El coste de este pan es de 1,50 euros/kg

Pan de torrijas de panadería

Este pan especial es una barra de miga consistente y corteza blanda.

Suelen llevar un alto contenido en gluten, grasas y azúcares

Sus marcas están pensadas para hacer las rebanadas de tamaño correcto.

El resultado es bueno, facilitado por su particular composición y formato.

Su precio ronda los 2 euros/kg

Pan de torrijas industrial

Resultado de imagen de pan especial para torrijasSon los últimos del mercado, y ya hay distintas marcas comerciales.Se presentan en un envase a modo de pan de molde, a veces con las rebanadas ya cortadas.

Presentan una miga muy compacta, una corteza muy blanda.

Algunos están ya aromatizados con limón y canela.

Hemos probado 3 marcas, y comprobamos que soportan muy bien el proceso de empapamiento y elaboración.

Estos panes salen a unos 2,20 euros/kg


¿Cuál elijo?

Descartando la chapata, poco adecuada para esta preparación, y el pan de molde fino, los demás panes salen airosos de nuestras pruebas: pueden ser usados para preparar las torrijas.

Por su facilidad para trabajar y sus buenos resultados, los panes especiales de torrija son la mejor alternativa, si bien su coste es ligeramente superior al precio de una barra de pan convencional.

Esta es una solución rápida si no disponemos de otro tipo de pan.

Żurek – sopa con salchicha, jamón y huevos

Presentación

El Żurek es una sopa que es muy representativa de la cocina polaca.

Este plato típico tiene un sabor muy particular, característico y decidido.

No puede faltar en el Domingo de Resurrección, pero es tan deliciosa que se prepara durante todo el año.

Sus ingredientes determinantes son los huevos, el jamón cocido y la salchicha, en una base de caldo que tu mismo crearás rápidamente.

¡A cocinar!


Información

  • Dificultad: mediana
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 8 personas

Ingredientes

  • Zanahorias: 2 medianas
  • Cebolla: 1 pequeña
  • Apio rábano: 1/4
  • Jamón cocido: 300 g
  • Salchicha: 1
  • Ajo: 3-4 dientes
  • Perejil: al gusto
  • Mejorana: al gusto
  • Kren (salsa de rábano picante* – horseradish): al gusto
  • Huevos: 8 (1 para cada persona)
  • Nata liquida: 250 ml
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Mantequilla: al gusto
  • Limón: lo suficiente

*la salsa de rábano picante se puede comprar en las tiendas Carrefour, Alcampo y Lidl o la puedes realizar tu solo (pero es más complicado encontrar el rábano en raíz).


Realización

En una olla pon las zanahorias peladas, el apio rábano, el perejil, el ajo y 1,5 litros de agua.

Mole la pimienta y añádela con la cantidad de sal que estimes oportuna.

Deja que cocine a baja temperatura durante unos 15 min.

Añade la salchicha y sigue cocinando todo por otros 30 min.

Extrae la salchicha.

Del caldo que hayas obtenido, elimina las verduras.

En una olla distinta, deposita la cebolla precedentemente pelada y picada en cubitos. Sazona con sal y un poco de pimienta.

Deja que se cocine con mantequilla, hasta hacerse transparente. Entonces añade la mejorana (1 cucharadita aprox.) y el jamón cocido cortado al estilo julienne. Deja que se dore. 

Corta la salchicha en rodajas (y en medias rodajas si el diámetro de la salchicha es muy grande).

Añadir el caldo a la cebolla y al jamón; mezcla e incorpora las zanahorias (que has apartado del caldo) cortadas en cubitos y la salchicha.

Cocina hasta que esté herviendo desde hace 5 min. Entonces añade el kren (una cucharada aprox. – pero depende mucho del gusto personal) y el ajo crudo cortado con una prensa de ajos.

Deja que se cocine durante 5 min más.

Incorpora la nata liquida, mezcla y deja que siga cocinándose durante 2 min. 

En el plato para sopa, corta el huevo que has precedentemente cocido en 4 o 8 trozos con un cuchillo, cortando por la mitas, y luego por la mitad otra vez (o puedes utilizar la maquina de la imagen para que salga preciso y lo hagas más sencillamente).

Añade la sopa, esparce un poco de pimienta molida y sirve caliente.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Regula a tu gusto el kren, puesto que es picante y tiene un sabor bastante intenso, pero no olvides que diluido en la sopa será menos fuerte de lo que parezca cuando lo pruebes con una cuchara.

Puedes conservar la sopa durante 2 días en la nevera.

Makowiec – tarta de semillas de amapola

Presentación

De vez en cuando hay que concederse un postre que requiere más trabajo, pero cuyo sabor lo merece todo.

El makowiec es una receta polaca que se considera como una de las más complicadas de la cocina nacional Imagen relacionada(pero no te preocupes: con las indicaciones tan claras y los trucos que me reveló mi abuela, te saldrá de maravilla).

Esta tarta se caracteriza por su ingrediente estrella, las semillas de amapola (mak, en polaco). Después de haberlas preparado soltarán su sabor característico que deberías probar una vez en la vida.

La tarta con semillas y fruta seca es típica de las grandes fiestas: Navidad y Semana Santa.


Información

  • Dificultad: difícil
  • Tiempo preparación: 2 h
  • Coste: medio
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA EL RELLENO DE SEMILLAS DE AMAPOLA:

  • Semillas de amapola: 250 g
  • Fruta seca (uva pasa, albaricoque, cáscara de naranja confitada, nueces…): al gusto
  • Huevos: 2
  • Fécula de patatas/Maizena: 1 cucharada
  • Miel: 1 cucharada
  • Mantequilla sin sal: 1 cucharada (= 25 g)
  • Aroma (vainilla, naranja o rum): 2 ml

PARA LA MASA:

  • Harina de trigo: 250 g
  • Huevos: 2
  • Mantequilla: 75 g
  • Azúcar: 60 g

Realización

Lo primero que hay que hacer es poner las semillas en una cacerola, cubriéndolas de agua por un par de centímetros.

Remueve las semillas con una cuchara y deja que el agua se estabilice: así podrás ver si en la superficie flotan posibles impurezas, como fragmentos (más claros) del tallo de la amapola. Extrae esas eventuales impurezas y repite el proceso hasta que ya no haya.

Ahora deja a remojo las semillas durante una hora (o más).

Después hay que cocinarlas durante unos 20 minutos a fuego medio, añadiendo agua a la cacerola si es necesario.

semillas de amapola molidas.JPGEscurre las semillas con un colador de malla fina y verte el contenido en el bol de la trituradora.

(Nota: puedes emplear una batidora con las lamas de acero montadas o también la picadora de carne con la malla muy fina).

Sigue triturando durante unos 5 minutos por lo menos, o unas 3 veces en la picadora para carne. El objetivo es conseguir que la amapola suelte su leche.

Ahora puedes añadir los huevos, la fécula, la mantequilla (suave), el miel, el aroma y la fruta seca picada un cubitos.fruta seca para makowiec.JPG

(Truco: si has decidido poner uva pasa, te aconsejo hidratarla durante unos 20 minutos, por lo menos, en zumo de naranja, almíbar de piña o con un poco de ron 😉  La consistencia seca dejará paso a una versión más jugosa y sabrosa)

Remueve muy bien todo para que todo se mezcle.

Ahora toca preparar la base de masa brisée.

Mezcla con tu batidora la mantequilla (a temperatura ambiente, para que su consistencia sea suave) con el azúcar y añade los huevos y la harina. Mezcla todo hasta que te quede una masa lisa y homogénea.

Ahora coge el molde para tarta que vas a emplear (yo utilicé uno de 18×30 cm).

Cubre el molde con papel vegetal.

(Truco: para que el papel no se mueva, unta el molde con unas gotas de aceite, antes de colocar el papel para horno 😉 )

De la masa, quita 1/5 parte: te va a servir para decorar la superficie, más tarde.

Extiende la masa y colócala en el molde, hasta obtener una capa lisa que cubre el fondo. Si te sobra masa del recorte, añádela a lo que has apartado para las decoraciones.

masas para makowiec.JPG
Hornea la masa brisée en horno pre-calentado a 180°C (ventilado, si posible) hasta que notes que empieza a dorarse ligeramente.

En la espera, extiende la masa que habías apartado y extiéndela con un rodillo hasta un espesor de 5 mm. Con un cuchillo recorta unas tiras.

Cuando la masa esté lista, extrae el molde y coloca las semillas de amapola por encima de la masa.

makowiec-antes-de-hornearNivela el relleno y coloca las tiras de masa para decorar la superficie.

Hornea la tarta durante unos 20 minutos (cuidado: el tiempo es orientativo, puesto que depende de cada horno) o hasta que notes que las tiras están bien doradas.

Deja que se enfríe un poco antes de desmoldearlo con cuidado.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


makowiec.JPGSugerencias

Puedes conservar la tarta durante unos 3-4 días bajo una campana de cristal.

Puedes añadir un poco de glaseado por encima, decorando con un zig-zag.

Puedes emplear también almendras, si te gustan.

El entrecruzado en superficie es decorativo: puedes variarlo a tu gusto.

Asimismo, si prefieres lo prefieres, puedes poner una capa de masa o evitar por completo la masa (quizás poniendo el glaseado de forma uniforme).

Huevos con salsa tártara

Presentación

Los Huevos con salsa tártara son una combinación excelente que se puede presentar a los comensales como aperitivo o entremés.

Es una receta fresca, adapta para el verano o para comidas que quieras preparar rápidamente y con antelación.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Huevos: 12 medianos
  • Mayonesa: 15o ml
  • Pepinillos encurtidos: 3 medianos
  • Champiñones en lata: 100 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Pon los huevos en una cacerola con agua fría. Caliéntala en el fuego y desde cuando hierva cuenta unos 5 minutos.

TRUCO: no pongas los huevos frío de la nevera en agua hirviendo, puesto que podrían romperse por el shock térmico.

Cuando hayan pasado los 5 minutos, pon los huevos cocidos en agua fría para parar la cocción y evitar que se cree el anillo negro alrededor de la yema.

Corta finamente los pepinillos y los champiñones. Los champiñones en lata son muy prácticos y si los tienes laminados los cortarás aún más rápido.

Sazona con sal y pimienta. Añade la mayonesa y mezcla todo bien.

Pela los huevos y córtalos por la mitad.

Sirve con la salsa por encima o al lado.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir este plato en el Domingo de Resurrección, como se suele hacer tradicionalmente en Polonia.

Los huevos puedes incluso cocinarlos el día anterior y pelarlos antes de servirlos.