Orecchiette con achicoria roja y salchicha

Presentación

Empieza el año nuevo con un gustoso y rico primer plato de tradición italiana.

Imagen relacionada

Las orecchiette son un corte de pasta muy curioso que recoge de maravilla el condimento y queda a la perfección con la achicoria roja, muy difusa en el norte del Bel Paese, y sabrosa salchicha dorada.

Toda esta delicia, se completa con un toque refinado de vinagre balsámico de Modena y un poco de queso Parmigiano Reggiano… ¡más rico e italiano no podría ser!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Orecchiette: 350 g
  • Achicoria roja: 200 g
  • Salchicha: 200 g
  • Cebolleta: 1
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Vinagre balsámico de Modena: 1 cucharada (denso)
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Parmigiano Reggiano: al gusto (rallado, servir separadamente)

Realización

Limpia la achicoria roja, seca sus hojas y pícala a la juliana.

Pela y pica finamente la cebolleta.

Vierte un poco de aceite de oliva en una sartén grande y haz un sofrito con la cebolleta. Incorpora la salchicha desmenuzada y deja que se dore.  Añade la achicoria roja y remueve de vez en cuando, hasta que se haya ablandado.

orecchiette con radicchio y salchicha

Añade la cucharada de vinagre balsámico y deja esfumar. Apaga el fogón y sazona con sal y pimienta, si necesario.

Pon a hervir agua con sal en una olla y cocina la pasta. Retira las orecchiette cuando estén aún ligeramente al dente, pues terminarás la cocción en la sartén, tras escurrirlas.

(Nota: guarda un poco de agua de cocción por si necesitas hidratar el condimento, mientras terminas de cocinar la pasta).

Emplata y sirve con un poco de Parmigiano Reggiano rallado al lado, por si alguien quiere acompañarlo con el queso.

Para decorar, puedes esparcir algunas gotas de vinagre balsámico.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir un poco de bacon picado y tostado, si te gusta.

Si no encuentras las orecchiette, puedes sustituir por otros cortes de pasta corta, como coditos (pipette), pajaritas (farfalle), hélices (fusilli), o los clásicos macarrones (penne) 😉

Anuncios

Cestas de masa de hojaldre con variedad de rellenos

Presentación

¿Quién ha dicho que las cestas no se pueden comer?

Hoy puedes preparar unas friables cestas de masa de hojaldre que llevan dos rellenos distintos: un intenso puerro y chorizo y una sabrosa combinación de salchicha y patatas especiadas.

¿He contado ya que hay queso fundido por encima?

¿A que esperas? Ponte el delantal así empezamos a preparar este versátil y gustoso entremés.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 35 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 2 confecciones
  • Queso gouda o edam: lo suficiente
  • Puerro: 1/2 grande
  • Chorizo: 200 g
  • Salchichas: 2 (tipo Wudy Aia grandes = 170 g)
  • Patatas: 2 medianas
  • Mantequilla: un poco
  • Orégano: al gusto*
  • Levístico (apio de monte): al gusto*
  • Mejorana: al gusto*
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

*opcional y personalizable


Realización

Pela las patatas y córtalas en trozos. Deja que se cocinen en agua salada.

Limpia los puerros y córtalos finamente en medias rodajas.

Corta en cubitos el chorizo y la salchicha.

En una sartén dora el chorizo y luego añade el puerro. Cocina hasta que éste último se ablande. Sazona con sal, pimienta y las hierbas que prefieras.cestas antes de hornear1.JPG

Deja reposar este relleno para que se enfríe un poco.

En la sartén deja dorar la salchicha. Añade las patatas escurridas y mezcla todo. Salpimienta y sazona con hierbas.

Deja enfriar también.

Retira la masa de hojaldre de la nevera (tiene que estar fría cuando se trabaja) y extiéndela en la encimera.

Corta cuadrados de masa suficientemente grandes para crear unas cestas cuando colocados en el fondo del molde de acero.

(NOTA: si tienes masa redonda, te quedarán algunos trozos con forma de triangulo o demasiado pequeños: puedes ensamblar trozos para que te quede una cesta suficientemente grande)

cestas con queso.JPGColoca los rellenos sobre las masa que has puesto en los moldes.

Añade unos trocitos de queso por encima de las cestas y hornea (en horno pre-calentado, con modalidad ventilada) a 190º C hasta que se doren.

Extrae las cestas de las

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir las cestas calientes o frías: son deliciosas independientemente de la temperatura.

Puedes preparar este entremés incluso por la mañana y servirlas por la tarde.

El relleno es completamente personalizable: ¡libera tu fantasía!

Por ejemplo, si quieres un toque picante añade guindilla molida o en trozos a las patatas o emplea chorizo picante.

Ensaladilla de guisantes con chorizo y salchicha

Presentación

La ensaladilla de guisantes es una sencilla delicia que puedes preparar en menos de 10 minutos y con pocos ingredientes.

Varía de vez en cuando tu rutinaria ensalada por esto, que tiene todo el rico sabor del chorizo, de las salchichas y de gustosa cebolla salteada.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Guisantes: 250 g (= 1 lata)
  • Chorizo: 120 g
  • Salchicha: 120 g (tipo Wudy Aia)
  • Cebolla: 1/2
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Mantequilla: 1 cucharada

Realización

Pica la cebolla muy finamente y sazona con sal y pimienta.

Corta cubitos de chorizo y de salchicha. Resultado de imagen de beneficios de la arveja

Dora primero el chorizo en una sartén, y luego añade la salchicha.

Añade un poco de mantequilla e incorpora la cebolla. Deja que se dore también.

Apaga el fuego y en un bol mezcla el contenido de la sartén con los guisantes escurridos.

Emplata y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir este plato caliente o frío.

Puedes conservar esta ensaladilla durante un día en la nevera.

Żurek – sopa con salchicha, jamón y huevos

Presentación

El Żurek es una sopa que es muy representativa de la cocina polaca.

Este plato típico tiene un sabor muy particular, característico y decidido.

No puede faltar en el Domingo de Resurrección, pero es tan deliciosa que se prepara durante todo el año.

Sus ingredientes determinantes son los huevos, el jamón cocido y la salchicha, en una base de caldo que tu mismo crearás rápidamente.

¡A cocinar!


Información

  • Dificultad: mediana
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 8 personas

Ingredientes

  • Zanahorias: 2 medianas
  • Cebolla: 1 pequeña
  • Apio rábano: 1/4
  • Jamón cocido: 300 g
  • Salchicha: 1
  • Ajo: 3-4 dientes
  • Perejil: al gusto
  • Mejorana: al gusto
  • Kren (salsa de rábano picante* – horseradish): al gusto
  • Huevos: 8 (1 para cada persona)
  • Nata liquida: 250 ml
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Mantequilla: al gusto
  • Limón: lo suficiente

*la salsa de rábano picante se puede comprar en las tiendas Carrefour, Alcampo y Lidl o la puedes realizar tu solo (pero es más complicado encontrar el rábano en raíz).


Realización

En una olla pon las zanahorias peladas, el apio rábano, el perejil, el ajo y 1,5 litros de agua.

Mole la pimienta y añádela con la cantidad de sal que estimes oportuna.

Deja que cocine a baja temperatura durante unos 15 min.

Añade la salchicha y sigue cocinando todo por otros 30 min.

Extrae la salchicha.

Del caldo que hayas obtenido, elimina las verduras.

En una olla distinta, deposita la cebolla precedentemente pelada y picada en cubitos. Sazona con sal y un poco de pimienta.

Deja que se cocine con mantequilla, hasta hacerse transparente. Entonces añade la mejorana (1 cucharadita aprox.) y el jamón cocido cortado al estilo julienne. Deja que se dore.

Corta la salchicha en rodajas (y en medias rodajas si el diámetro de la salchicha es muy grande).

Añadir el caldo a la cebolla y al jamón; mezcla e incorpora las zanahorias (que has apartado del caldo) cortadas en cubitos y la salchicha.

Cocina hasta que esté herviendo desde hace 5 min. Entonces añade el kren (una cucharada aprox. – pero depende mucho del gusto personal) y el ajo crudo cortado con una prensa de ajos.

Deja que se cocine durante 5 min más.

Incorpora la nata liquida, mezcla y deja que siga cocinándose durante 2 min. 

En el plato para sopa, corta el huevo que has precedentemente cocido en 4 o 8 trozos con un cuchillo, cortando por la mitas, y luego por la mitad otra vez (o puedes utilizar la maquina de la imagen para que salga preciso y lo hagas más sencillamente).

Añade la sopa, esparce un poco de pimienta molida y sirve caliente.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Regula a tu gusto el kren, puesto que es picante y tiene un sabor bastante intenso, pero no olvides que diluido en la sopa será menos fuerte de lo que parezca cuando lo pruebes con una cuchara.

Puedes conservar la sopa durante 2 días en la nevera.

Orecchiette con salchicha y brócoli

Presentación

Las orecchiette con salchicha y brócoli son un primer plato italiano extremamente sabroso, que une de forma exitosa estos dos ingredientes y que resalta esta hortaliza de manera tan apetecible que será apreciada también por quien no suele comerla.

Las orecchiette son el formato de pasta ideal para combinar con este rico condimento, puesto que su forma a concha recoge muy bien los ingredientes. (Sin embargo, se puede sustituir por otros tipos de pasta corta, como farfalle, fusilloni o mezze maniche).

¿A que esperas? ¡Pruébalas!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Orecchiette: 350g
  • Brócoli: 1 unidad
  • Salchichas: 4 medianas (o 5 pequeñas)
  • Cebolla: 1/2 mediana
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Mantequilla: un trocito
  • Parmigiano Reggiano: al gusto
  • Ajo deshidratado: al gusto

Realización

Empieza la preparación poniendo a calentar una cacerola con agua salada hasta que hierva.

Limpia el brócoli, separa las puntas (deberían quedarte unos pequeños “bouquet” verdes) y ponlas en la cacerola, donde tienen que cocinarse durante unos 6-7 minutos.

En una sartén prepara el sofrito: cebolla picada y ajo deshidratado con mantequilla. Sazónalo con pimienta y sal.

Cuando la cebolla empieza a parecer hecha de cristal, añade la carne de salchicha (sin la tripa que la envuelve) y mezcla bien hasta que esté bien cocida.

TRUCO: Cuando el brócoli esté listo, no escurras el agua: extrae la hortaliza con una espumadera y ponla en la sartén. Utilizar el agua de la cocción de los brócoli para cocinar la pasta confiere a las orecchiette y a todo el plato un sabor más completo.

Cocina durante unos minutos los brócoli juntos con la carne para que tomen sabor.

En cuanto las orecchiette estén en su punto, escúrrelas y mézcalas con el contenido de la sartén.

Cuando las emplates, espolvoriza un poco de Parmigiano Reggiano rallado por encima.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Este plato se puede conservar durante un día en la nevera.

Si eres fan del picante, puedes echarle un poco de guindilla molida a la carne.

Es aconsejable rallar personalmente el Parmigiano Reggiano, puesto que el queso que se puede comprar ya rallado pierde bastante a nivel de sabor.

Huevos a la escocesa

Presentación

Los huevos a la escocesa son huevos cocidos en agua hirviendo y revestidos de una capa crujiente de carne picada empanada.

Existen muchas variaciones de la receta dependiendo de la región del Reino Unido o de lo Países Bajos en la que se preparen.

La versión original escocesa lleva el huevo entero para cada “albóndiga”, pero mi re visitación emplea cuartos de huevo, para que sean más pequeñas y fáciles de comer.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Huevos: 5 medianos
  • Carne picada: 400 g (puede ser de salchicha, de cerdo, mixta, etc…)
  • Pan rallado (normal o con ajo y perejil)
  • Aceite para freír (de girasol, de cacahuetes)
  • Cebolla: 1/2
  • Mantequilla: un trocito
  • Orégano: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Lo primero: pon 4 huevos en una cacerola y llénala de agua fría.

TRUCO: no pongas los huevos directamente en el agua hirviendo porque podrían romperse por el choque térmico.

Ahora pon la cacerola a calentar hasta que hierva. A los 5 minutos puedes apagar y escurrir los huevos. Para que se enfríen más rápido puedes poner los huevos en agua fría.

Pela los huevos y déjalos por un lado.

Prepara el sofrito de cebolla, poniendo en una sartén la cebolla finamente picada y la mantequilla. La cebolla tiene que parecer hecha de cristal.

Ha llegado el momento de preparar la carne: toma la carne picada que hayas elegido y sazónala con sal, pimienta y orégano. (Si no te gusta el orégano, puedes poner alguna hierba distinta). Incorpora el huevo crudo y mezcla muy bien para que la carne adquiera una consistencia homogénea y suave. Une la cebolla y termina de mezclar.

uova scozzese procedimento
Para realizar las “albóndigas” crea pequeñas hamburguesas de carne y coloca un cuarto de huevo (cortado por el lado largo) con la yema a contacto con la carne.

Envuelve el huevo con la carne como en la foto. uova scozzese 4.JPG

Ahora hay que empanar la carne rellena con pan rallado (si lleva ajo y perejil será más aromático).

En cuanto tengas listos todos los huevos a la escocesa puedes freírlos en aceite vegetal hasta que estén bien dorados.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si quieres que tu emplatado resulte más impactante, corta el huevo a la escocesa por el lado largo y apoya una mitad a la guarnición que hayas elegido (por ejemplo calabacinos fritos), para que sobresalga y cautive la mirada.kanapka uovo scozzese.jpg

Puedes conservar el huevo a la escocesa durante unos 2 días en la nevera.

Es posible utilizar el huevo a la escocesa para unos bocadillos deliciosos. Intenta combinarlo con tomate y pepinillos encurtidos: ¡te gustará!