Mousse de requesón con peras caramelizadas y láminas de almendras

Presentación

Un postre simple y muy goloso… ¡pero libre de culpa!

Podrás disfrutar a tope de esta mousse hasta el fondo del tarro porque está hecha con un requesón muy ligero, aromatizado con cáscara de limón, intercalado con unas capas de jugosas peras caramelizadas y unas crujientes láminas de almendras… ¡todo lo mejorcito sin el menor remordimiento!

Descubramos juntos cómo preparar este postre que está para chuparse los dedos… ¡o para chupar las cuchara! 🥄


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Requesón: 300 g
  • Azúcar: 1 cucharada
  • Azúcar glás: ½ cucharada (puedes aumentar hasta 1)
  • Limón: zumo de ½ y cáscara
  • Láminas de almendras: 20 g

Realización

Pela y limpia las peras y córtalas en trocitos. Pon las peras en una sartén, añade el zumo de limón y esparce un poco de azúcar. Deja que se caramelicen uniformemente hasta que cobren un bonito color ámbar. Entonces deja que se enfríen.

Mousse de requesón con peras caramelizadas y láminas de almendras

Si tu requesón tiene exceso de líquido, deberías colocarlo sobre un colador de malla fina durante unos minutos.

Pasa el requesón por una prensa de patatas o machácala con un tenedor, añade el azúcar glás y la cáscara rallada del limón. Mezcla bien.

Ahora emplata: en tus tarritos o copas coloca un poco de peras, mousse de requesón y más peras. Acaba decorando con láminas de almendras.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Conserva el postre en la nevera durante un máximo de 2 días.

Puedes sustituir las peras por manzanas y, si no te gustan las almendras, combinar las manzanas con uvas pasas.

Energéticos polos de café y cacao

Presentación

El verano tiene muchas ventajas… y el calor como excusa para comer helados y polos es seguramente una de ellas 😉

¿Porqué comprar los polos en el supermercado si puedes prepararlos tú sol@, más saludables y 100% personalizables según tus gustos y exigencias?

Estos polos son perfectos para quienes quieren refrescarse y disfrutar de una deliciosa y energética dosis de café. El aromático café además está potenciado por el redondo sabor del cacao… pero puedes sustituir por canela molida si te gusta más el toque especiado (las sugerencias al final de la receta).

Si queréis rebajar la intensidad y el robusto sabor del café podéis emplear leche o nata… básicamente podéis preparar la fórmula que más os agrade 😀 ¡y la pausa café ya no será la misma!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 5 min (+4 h en el congelador)
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 8 polos

Ingredientes

  • Café largo: 300 ml
  • Agua/Leche/Nata: 100 ml aprox.
  • Cacao amargo en polvo: 4 cucharadas escasas
  • Azúcar o edulcorante: al gusto

Realización

Disuelve el cacao amargo en el café aún caliente y endulza a tu gusto (recuerda que el dulzor del polo no queda tan intenso como parece cuando está líquido 😉 ). polos café y cacao.jpg

Si quieres emplear nata o leche, de vaca o vegetal (aquí una guía para elegir la mejor leche vegetal) puedes añadirla ahora, o simplemente añadir los mismos 100 ml de agua o café, para una versión más light, vegana y clásica de los polos. Deja enfriar.

Vierte la mezcla en los moldes para polos y cierra con la cobertura con el palillo incorporado.

(Truco: si no tienes los moldes, puedes emplear unos vasos de plástico desechables, cubrirles con película de aluminio o transparente, perforar el centro con un cuchillo y clavar ahí los habituales palitos de madera o, si tampoco los tienes, una cuchara de metal con la parte redonda dentro al líquido, para que queden sujetos en posición recta 😉 )

Pon los polos en el congelador durante al menos 4 horas o hasta que estén sólidos.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si, en lugar de emplear cacao, quieres probar la versión especiada con canela (puedes añadir una pizca de las especias nórdicas o para tarta de calabaza también), te aconsejo utilizar azúcar vainillado para sacarle todo el provecho 😉

Juega con las leches vegetales para dar un toque especial a tus polos: prueba la leche de avellana y te sorprenderás 😉

Trifle de manzana con Calvados y cardamomo

Presentación

Para un postre sabroso sin mayores remordimientos, prepara este delicioso Trifle.

El toque caramelizado de las galletas speculoos combina perfectamente con las manzanas aromatizadas con calvados, el intenso cardamomo y la nota refrescante del limón.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1h 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Manzanas: 2
  • Speculoos (galletas al carmel): 100 g
  • Yogur a la manzana: 150 g
  • Maizena: 1 cucharadita
  • Calvados/Ron: 2 cucharadas (opcional)
  • Miel: 1 cucharada
  • Zumo de manzana: 150 ml
  • Cardamomo molido: 1 pizca
  • Limón: 1/2 (para cáscara y zumo)

Realización

Mezcla la maizena con el azúcar y el Calvados (sustituible por zumo de manzana).

trifle de manzanas cardamomo y calvados.jpgElimina la piel de la manzana y sus semillas. Trocéala en 8 partes y luego en láminas de medio cm de espesor. Esparce zumo de limón por encima para que no se oxiden.

Haz hervir dulcemente a las manzanas en al zumo de manzana, donde habrás añadido a una pizca de cardamomo, miel y ralladura de cáscara de limón. Tras unos minutos, añade la mezcla con el Calvados, remueve bien y deja cocinar hasta que la salsa se espese. Quita del fuego y deja enfriar.

Desmenuza las galletas speculoos.

Prepara 4 vasos transparentes y coloca en ellos, alternando, varias capas de manzana, yogur y galletas.

Si posible, deja reposar al menos una hora en la nevera antes de servir.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el cardamomo por canela o el Calvados por Ron.

Delicia al limón – receta light

Presentación

La Delicia al limón es una interpretación muy libre del tiramisú italiano, pero realizada con limones y una crema de requesón, para que cualquiera pueda saborear este postre sin grandes remordimientos 😉

La preparación es sencilla y se tarda muy poco: ¿a qué esperas para despedirte del verano con este fresco postre?


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Savoiardi: 300 g

PARA LA CREMA:

  • Requesón: 250 g
  • Nata liquida para montar: 250 g (puede ser vegetal)
  • Azúcar: 40 g + 40 g
  • Huevos: 2 medianos
  • Mantequilla: 20 g
  • Agua: 60 ml
  • Zumo de limón: 50 ml
  • Cáscara de 1 limón

Realización

Empieza lavando el limón bajo el agua.

Ralla la cáscara del limón y luego extrae su zumo.

Bate los huevos con el azúcar durante varios minutos, hasta lograr una crema bien aireada. Incorpora poco a poco el zumo de limón filtrado (para eliminar las impurezas), sin parar de mezclar. Vierte el compuesto en una olla y deja espesar a fuego bajo, mezclando con frecuencia. Al final, añade la mantequilla y aparta del fuego. Deja enfriar cubriendo la crema (directamente por encima, no la olla) con película transparente.

Cuando la crema esté fría, se podrá poner el la nevera para que se compacte.

En la espera, prepara el extracto con limón: en una olla lleva casi a ebullición al agua, 40 g de azúcar y la cáscara de limón. Cuando llegue a ebullición, apaga el fogón, retira la cáscara del limón y deja enfriar.

Coge de la nevera la crema al limón y añade el requesón. Mezcla todo delicadamente hasta lograr una consistencia homogénea.

Monta la nata con los restantes 40 g de azúcar. Incorpora la mitad de la nata a la crema y mezcla con movimientos desde abajo hacia arriba (para no eliminar la consistencia aireada).

tiramisú light al limón.jpgAhora empieza a disponer los ingredientes en tus copas, vasos o contenedores.

Moja rápidamente las galletas savoiardi en el extracto con limón y coloca en los vasos. Por encima, extiende un poco de nata batida, luego una capa de crema al limón y vuelve a empezar con las galletas hasta terminar con una última capa de crema al limón.

Entonces, puedes decidir si quieres dejar los postres en la nevera durante unas 1-8 horas o si decorar con un poco de nata y limón y servir ya.

(Nota: Cuanto más los postres se queden esperando en la nevera tanto más suaves serán las galletas… decide si te gusta más o menos crujiente y elige el tiempo de reposo de entre 1 hora y 8 horas 😉 )

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes preparar este postre incluso la noche anterior y servirlos por el almuerzo 😉