Pollo con tomate, aceitunas y Parmigiano Reggiano

Presentación

Déjate cautivar por este segundo plato de pollo… ¡tendrás que volver a prepararlo en cuanto tus comensales le hayan sacado brillo a la olla que pongas en la mesa!

Este segundo de carne está muy rico y es una exitosa mezcla de ingredientes y texturas.

El tierno pollo está envuelto en una espesa salsa de tomate, aromatizada por un sabroso sofrito, aterciopelada gracias al queso… que también te encontrarás en indulgentes trocitos. El todo, resaltado por el rotundo y ácido sabor de las aceitunas 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechugas de pollo: 2 enteras o 4 mitades
  • Tomate triturado: 350 g
  • Cebollas: 1 grande
  • Aceitunas manzanilla con anchoas/aceitunas negras: 150 g (peso escurrido = 1 lata)
  • Aceite de oliva: lo suficiente
  • Ajo deshidratado: al gusto
  • Orégano: al gusto
  • Guindilla molida: al gusto
  • Cubo para caldo: 1
  • Pimienta: al gusto
  • Parmigiano Reggiano: al gusto

Realización

Limpia la cebolla y pícala finamente. Deja que se sofría en una olla con aceite de oliva. Incorpora el cubo de caldo para que se disuelva y sazona con ajo y pimienta.

Pica la pechuga de pollo en cubitos o tiras y añádela a la olla (con el fogón a máxima temperatura) cuando la cebolla esté bien dorada. Deja que se dore hasta que esté bien cocinado. Pollo olivas y tomate.jpg

Incorpora el tomate triturado y las aceitunas cortadas por la mitad. Sazona con orégano y verifica si hace falta corregir la cuantía de las demás especias.

Mientras se cocina unos minutos, ralla el Parmigiano Reggiano por la malla fina y, si te sobra la cáscara de queso, pícala en cubitos y deja que se cocine con el pollo: se ablandará y aportará mucho sabor.

Cuando hayas finalizado la cocción y la salsa haya absorbido los sabores y se haya espesado, esparce el queso rallado por encima y cubre con tapa unos minutos.

¡Sirve!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes utilizar Grana Padano u otro queso curado, si lo prefieres.

Puedes jugar mucho con las aceitunas: verdes, negras, sin relleno o con anchoas o pimientos 😉

Conserva durante 1 día en la nevera. Se puede volver a calentar.

Anuncios

Orecchiette con pulpo, tomates cherry y aceitunas

Presentación

Si te apetece una delicia que deleite tu paladar con su gusto y texturas y capture tu mirada con sus colores y formas no puedes perderte este primer plato.

Prepara las orecchiette combinadas con sabroso pulpo, intensas aceitunas, el toque ligeramente acidulado de los tomates cherry y una nota dulce y cítrica de la cáscara de limón caramelizada.

Ya… lo sé… suena increíblemente tentador… y tus comensales y tu quedaréis muy satisfechos con el resultado 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pulpo: 500 g
  • Tomates cherry: 300 g
  • Cáscara de 1 limón
  • Azúcar: 1 cucharadita
  • Aceitunas: 60 g
  • Orecchiette: 400 g
  • Ajo: 2 dientes
  • Guindilla: 2 frescas
  • Aceite de oliva: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Cocina el pulpo en agua con sal y un poco de vinagre hirviendo, durante unos 45 minutos, hasta que esté tierno. Déjalo enfriar el el agua de cocción.

Lava el limón y corta la cáscara en tiras sutiles (tratando de guardar unicamente la parte amarilla y no la blanca), y ponlas en un poco de agua hirviendo dos veces, cambiando el agua entre una inmersión y otra. Escurre y deja caramelizar en una sartén pequeña añadiendo una cucharadita de azúcar.

Corta el pulpo en trocitos.

Lava los tomates y córtalos por la mitad.

orecchiette con pulpo olivas y tomates cherry.jpg

En una sartén grande, calienta el aceite con los dientes de ajo triturados y las guindillas picadas (Nota: si quieres que sea menos picante, no pongas las semillas).

Añade a la sartén el pulpo, los tomates y las aceitunas. Sazona con sal.

Cocina la pasta en abundante agua salada hirviendo, mezclando frecuentemente. Escurre cuando estén en su punto y junta con el condimento, añadiendo también la cáscara de limón, un poquito de aceite de oliva crudo y un poco de pimiento recién molido.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve este plato tanto caliente como frío, disfrutándolo en cualquier temporada 😉

Usa las aceitunas sin hueso para dejarte llevar por este plato sin preocupaciones.

Rigatoni a la ceniza

Presentación

¿Ha llegado la hora de almorzar y aún no sabes que preparar? ¡No hay problema! Llegan a tu mesa los rigatoni a la ceniza.

Es un primer plato que se prepara en muy poquito, como mucho unos 15 minutos, y que añade a un clásico como la pasta con Gorgonzola, olivas negras molidas.

Este paté de olivas proporciona un sabor especial y además queda muy bien para la vista: las olivas trituradas parecen cenizas de verdad, y de aquí el nombre.

Deja probar esta delicia a tus comensales y evita improvisar: ya tienes la solución para la comida 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Rigatoni: 350 g (o macarrones, pajaritas, etc.)
  • Queso Gorgonzola dulce: 180 g
  • Olivas negras: 40 (sin hueso)
  • Nata líquida: 120 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Pon en el bol de tu batidora las olivas y tritúralas ligeramente. Si lo prefieres, emplea un cuchillo y pica finamente.

rigatoni a la ceniza

En una olla pon a hervir agua salada.

Mientras esperas que llegue a ebullición, elimina la piel y trocea en cubitos. Ponlo en una sartén con la nata líquida. Deja que el queso se derrita, mezclando de vez en cuanto.

Cocina la pasta y escúrrela 2-3 minutos antes del tiempo, poniéndola directamente en la sartén. Añade un cucharón de agua de cocción y termina de cocinar la pasta, mezclando frecuentemente.

Al final de la cocción, incorpora las olivas trituradas y mezcla bien.

Emplata y espolvorea un poco de pimienta recién molida.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se aconseja consumir en seguida, pero puede conservarse en la nevera durante dos días.

Si quieres enriquecer la receta con hierbas aromáticas, puedes probar con el tomillo o orégano.

Si, por otra parte, quieres dar un toque especial, añade azafrán a la crema de queso.

Si eres muy golos@, puedes espolvorear Parmigiano Reggiano por encima y gratinar al horno esta delicia 😉

Abadejo de Alaska con olivas verdes y cebolla

Presentación

El abadejo de Alaska es una variedad de pescado blanco muy sabrosa, pero no suficientemente conocida, que deberías degustar cuanto antes.

Esta receta combina este pescado con gustosas olivas verdes rellenas de anchoa y un sofrito de cebolla aromatizado con mejorana.

Sirve este segundo plato también a los más pequeños, porqué no lleva espinas 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Abadejo de Alaska: 4 filetes
  • Olivas verdes con anchoas: 240 g (= 2 latas)
  • Cebolla: 1 grande
  • Aceite de girasol: para freír
  • Mejorana: al gusto
  • Curry: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Divide cada largo filete en dos más pequeños y sazona el pescado con sal, pimienta y un poco de curry.Abadejo de Alaska con olivas y cebolla.JPG

Limpia la cebolla y pícala a la juliana.

Calienta la sartén, añade un poco de aceite y dora la cebolla con la mejorana.

Corta las olivas por la mitad e incorpóralas a la cebolla. Mezcla y apaga el fogón.

Retira las verduras de la sartén.

Añade más aceite a la misma sartén y fríe los filetes de abadejo.

Emplata el pescado con las verduras y sirve.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve este plato tanto caliente como frío: siempre es delicioso 😉

Rollo de lomo con relleno de tomates secos y olivas verdes

Presentación

Prepara este rollo de lomo de cerdo aromatizado con hierbas provenzales para alegrar y sorprender a tu familia o a tus amigos.

Es un plato muy sabroso: crujiente por fuera y jugoso por dentro y ¡lleva sorpresa!

El lomo está relleno con ricos tomates secos y gustosas olivas verdes: una combinación maravillosa.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 45 m (+2 horas mínimo para el marinado)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Lomo de cerdo: 1 kg
  • Ajo: 4 dientes
  • Tomates secos (conservados en aceite): 180 g
  • Olivas rellenas de pimientos/ajo: 10-12 unidades
  • Mantequilla: 2 cucharadas
  • Miel: 1 cucharada
  • Especias provenzales: 1 cucharadita
  • Pimienta: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

 

Corta el lomo en horizontal por el lado largo, pero sin llegar hasta el final: así lograrás una hoja de carne el doble de ancha que antes.

Frota el lomo con el ajo, las hierbas provenzales, la sal y la pimienta.

Recubre con película transparente y deja marinar por lo menos dos horas en la nevera. Si puedes dejar la carne a reposo durante toda la noche aún mejor, porqué así lograrás que todos los aromas de las especias sean absorbidos por la carne.

En la espera, limpia el ajo eliminando la piel y la extremidad. Pasa el ajo por una prensa de ajos.

Escurre los tomates secos del aceite y córtalos en tiras finas.

Parte las olivas por la mitad.

Transcurrido el debido tiempo, coloca los tomates secos y las olivas sobre la hoja de lomo.

Enrolla la carne y átala con un hilo o cuerda alimentaria.

rollo de lomo con tomates secos y olivas verdes

En una sartén añade un poco de mantequilla y deja que la carne se dore por todos los lados: así lograrás sellar todos los jugos en el interior y conseguirás una carne más apetecible y crujiente por fuera.

Transfiere la carne a una bandeja para el horno y vierte también la grasa de la cocción en la sartén.

Hornea durante 1 hora (aprox.) a 200°C, recordando de vez en cuando de hidratar un poco la superficie del rollo con los jugos de cocción.

15 minutos antes de sacar el lomo del horno, untalo con la miel y esparce la pimienta.

Dejar que la carne repose durante unos 10 minutos antes de servir.

Elimina la cuerda y corta en lonchas.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir el rollo tibio o, en aquellos días calurosos, incluso frío.

Olivas recubiertas con queso feta y crujientes nueces

Presentación

Propone a tus invitados este sabroso y divertido entremés de olivas recubiertas con queso feta y crujientes nueces.

Es muy sencillo de realizar y puedes pedir a los niños que te ayuden 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Olivas negras sin hueso: 1 lata (= 200 g)
  • Queso crema para untar: 200 g
  • Queso feta: 150 g
  • Nueces: 100 g

Realización

olivas recubiertas con queso feta y crujientes nueces

Elimina la cáscara de las nueces y pícalas con un cuchillo.

Coloca las nueces picadas en un plato plano.

Desmenuza el queso feta en un bol y añade el queso crema. Mezcla para repartir todo homogéneamente.

Coge una cucharadita de mezcla de quesos y recubre con ella una oliva.

Pasa las olivas recubiertas en las nueces picadas.

Enfría durante media hora en la nevera, para que se compacte.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir alguna especia, por ejemplo pimienta, dentro de la mezcla de quesos.

 

Ensalada de pepinos crudos con feta a la parrilla y piñones

Presentación

¿Hart@ de la misma ensalada verde?

¿Te apetece algo delicioso, que te haga disfrutar mientras lo degustas y que te haga sentir bien contigo misma?

Prepara esta ensalada de pepinos frescos con sabroso queso feta a la parrilla, aromáticos piñones y apetitosas olivas y verás que esta receta se convertirá en un habitué en tu mesa 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pepinos: 4-5 medianos
  • Feta: 300 g
  • Piñones: al gusto
  • Olivas: al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Zumo de limón: al gusto
  • Menta: al gusto (opcional)

Realización

Coge una loncha de queso feta (si tiene unos 3 cm de espesor mejor) y úntala por ambos Resultado de imagen de parrilla sartenlados con un poco de aceite de oliva.

Calienta bien la sartén parrilla (u otra sartén antiadherente también).

Cuando esté bien caliente coloca el feta y deja que se forme una corteza suficientemente gruesa y crujiente antes de dar la vuelta al otro lado.

[Ojo: este queso no suele derretirse mucho, pero de todas formas da la vuelta rápidamente y delicadamente]

Deja que aparezca la corteza por el otro lado también antes de quitar el queso de la sartén.

En cuanto esté más tibio (no dejes que se enfríe demasiado) córtalo en cubitos grandes.

Aprovecha el calor de la sartén para tostar los piñones.ensalada de pepinos con feta a la parrilla.jpg

Lava muy bien los pepinos, porque en esta receta su piel decorará la ensalada.

[Nota: si de todas formas prefieres pelar el pepino puedes hacerlo tranquilamente 😉 ]

Elimina las extremidades y, con un pelador de patatas, saca láminas de pepino cortando por toda la largueza del mismo.

En un bol sazona los pepinos con aceite virgen extra, zumo de limón y pimienta.

[Ojo: como el feta es salado, mejor no añadir sal o hacerlo con moderación].

Emplata los pepinos junto a los cubitos de feta, los piñones tostados, unas olivas y decora con algunas hojas troceadas (no cortadas, así son más sabrosas) de menta fresca.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes refinar el toque de limón sustituyendo el zumo por la ralladura de la cáscara 😉

Es aconsejable comer la ensalada en seguida.

 

Calamares con olivas

Presentación

¿Tienes ganas de pescado pero ya te aburren tus habituales recetas?

Hoy te propongo una deliciosa combinación de calamares y olivas al vino blanco y tomate que gustará a todos.

Y si no te apetece salir a comprar pescado fresco… puedes hacer una trampilla… con anillos de calamares descongelados, que seguramente tienes en tu congelador.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Calamares: 1 kg
  • Olivas negras: 200 g
  • Tomate triturado: 80 g
  • Cebolla: 1
  • Vino blanco: 100 ml
  • Mantequilla: 50 g
  • Perejil: al gusto
  • Ajo: 1 diente
  • Aceite de oliva virgen extra: 3 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Limpia los calamares eliminando la piel, el cartílago y las entrañas.

Lava los calamares bajo el agua corriente.

Corta anillos de calamares de un centimetro de ancho.

En una sartén, pon a calentar la mantequilla y el aceite.

Pica la cebolla y el perejil y limpia el diente de ajo.

En la sartén coloca el ajo con la cebolla picada. Sazona con sal y pimienta.

Deja que la cebolla se fría hasta dorarse y entonces añade los calamares, que se deben cocinar unos 5 minutos a temperatura media.

Añade el vino blanco y espera a que evapore.calamares con olivas 2.jpg

Añade la salsa de tomate y finalmente las olivas negras.

Cocina durante unos 5 minutos, evitando que la salsa se retire demasiado (entoces deberías añadir un poco de agua), y entonces añade el perejil picado.

 

Acompaña con un poco de pan tostado y ¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Es aconsejable servir el plato recién cocinado.

Puedes emplear anillos descongelados si no tienes calamares frescos.

El plato se conserva un día en la nevera y puede ser recalentado en una sartén.

Se puede congelar si el pescado empleado era fresco.

Para un sabor más delicado, puedes utilizar olivas verdes… y si te sientes creativo las olivas con anchoas 😉

Listones de masa de hojaldre con paté de olivas y queso

Presentación

Los listones de masa de hojaldre con paté de olivas y queso son unos delicados entremeses que alegrarán tu mesa y buffet sin duda alguna.

La masa friable con el queso fundido combina excelentemente con el intenso sabor de olivas.

Prepara esta delicia para consumirla en cualquier momento del día, solo o en compañía.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 2 confecciones
  • Paté de olivas: 125 g
  • Queso gouda/edam: 170 g

Realización

Extrae la masa de hojaldre de la nevera (tiene que trabajarse fría).

Extiende la masa y unta la superficie con abundante paté de olivas.

Coloca unas lonchas de queso por encima del paté.

Dobla la masa de hojaldre por la mitad (si empleas masa de hojaldre rectangular procura doblar por la mitad el lado más largo, así te quedarán listones más cortos).

Con un cuchillo o un cortapizzas corta listones de unos 2-2,5 cm de ancho.

Dobla un par de veces cada listón.

Coloca cada listón en una bandeja cubierta de papel vegetal.

Hornea a 190ºC (en horno pre-calentado) durante 15 min (aproximadamente – depende de tu horno), mejor si con sistema ventilado.

Retira cuando estén bien dorados.

¡Listos para servir!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir lonchas de jamón cocido si te apetece.

Si prefieres sustituir el queso en lonchas por queso crema no hay problema 😉