Mozzarella in carrozza

Presentación

La mozzarella in carrozza es una receta italiana originaria de Nápoles, pero difusa también en la región de Roma.

Se trata de una verdadera glotonería: suave pan de molde, cubierto por una crujiente y dorada capa y con un suave e hilante corazón de mozzarella derretida… ¡no hay quien pueda resistirse!

Con este entremés o plato único podrás conquistar incluso al paladar más exigente, pero sin tardar demasiado en prepararlo y sin complicaciones… que es un rasgo maravilloso de la receta jaja 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan blanco de molde: 600 g (= 12 rebanadas)
  • Mozzarella de bufala:  500 g
  • Huevos: 5 grandes
  • Harina de trigo: 100 g
  • Pan rallado: 300 g
  • Sal: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Empieza cortando la mozzarella en lonchas de 1 cm de espesor. Colócalas sobre una hoja de papel absorbente, cubre con otra hoja y aprieta delicadamente con tus manos para quitar el exceso de líquido. Si es necesario, repite hasta que las lonchas estén suficientemente secas.

Cubre una rebanada de pan con las lonchas de mozzarella (sin que sobresalgan), sazona con sal y coloca otra rebanada por encima. Presiona ligeramente con tus manos para compactarlo todo. Repite hasta terminar los ingredientes.

Rompe los huevos en un bol y vierte harina en un plato y pan rallado en otro.

Reboza los bocadillos pasándolos en harina, luego en huevo (dejando escurrir el exceso antes del siguiente paso) y finalmente en pan rallado.
(Nota: si no quieres ensuciarte mucho las manos, ayúdate con dos tenedores 😉 )

mozzarella in carrozza

En una sartén vierte aceite y deja que llegue a temperatura. Empieza a freír pequeñas cantidades a la vez (para que la temperatura no baje de golpe) hasta que estén bien doradas, dando la vuelta.

Retira y coloca sobre papel absorbente antes de emplatar.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes realizar un doble rebozado para que quede más crujiente: reboza la primera vez y luego deja los bocadillos en la nevera durante unos 15 minutos antes de volver a pasarlos en huevo y pan rallado.

Tomates rellenos de arroz y mozzarella

Presentación

El arroz con tomate es un clásico que gusta a grandes y niños… pero añadir mozzarella que hila mejora infinitamente el plato…

Y si el sabor nos conquista, el ojo también merece también ser seducido… y qué forma mejor que servir este primer plato directamente en la cáscara del ingrediente clave: ¡el tomate!

Este plato tiene una pinta extraordinaria que, afortunadamente, no requiere un esfuerzo extraordinario, sino que todo lo contrario 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Arroz: 200 g
  • Tomates: 4
  • Mozzarella: 1
  • Cebolla: ½
  • Passata di pomodoro/Tomate triturado: 150 ml
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Pon a hervir agua salada y, cuando llegue a ebullición vierte el arroz y mezcla.

En la espera de que el arroz se cocine, lava los tomates maduros y corta la parte superior para crear un sombrerito. Vacía el interior del tomate, guardando la pulpa que retires y poniendo los tomates boca-abajo para escurrir. 

Prepara ahora la salsa para el arroz. En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofríe la cebolla finamente picada hasta que esté dorada. Añade la pulpa del tomate y la passata. Sazona con sal y deja reducir (el tiempo varía ligeramente entre passata y tomate triturado). Apaga y deja que se enfríe.

Cuando el arroz esté listo, escúrrelo. Añade la salsa de tomate, mezcla y deja enfriar hasta poder manejar el arroz con las manos.

Coge los tomates, sazona con un poquito de sal y rellena con unas cucharadas de arroz ya enfriado y trocitos de mozzarella. Cubre con el sombrerito de tomate.

Coloca los tomates rellenos sobre una bandeja para horno ligeramente untada con aceite y hornea a 190°C durante unos 15-20 minutos (aunque depende del horno): no tienes que quemarlos, pero tampoco dejarlos crudos.

Extrae del horno y sirve calientes.

Tomates rellenos de arroz y mozzarella
Tomates rellenos de arroz y mozzarella

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sazonar con orégano, albahaca u otros ingredientes que te apetezcan, como panceta crujiente, chorizo, atún, olivas etc… así que deja volar tu fantasía 😉

Tiras de pollo gusto pizza – con tomate, mozzarella y orégano

Presentación

Las tiras de pollo con tomate y mozzarella son un segundo plato de carne muy apetecible!

Los ingredientes confieren a la carne un tentador gusto pizza que, aun requiriendo muy poco tiempo para prepararse, consigue dar mucho sabor y carácter a anónimas lonchas de pollo 😉

¡Empieza ya y verás como se convertirá en un clásico de tu mesa!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechuga de pollo: 600 g
  • Tomate triturado: 500 ml
  • Mozzarella: 200 g
  • Orégano: al gusto
  • Harina: 50 g
  • Aceite de oliva: 4 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

pollo con tomate y mozzarellaCorta el pollo en lonchas y luego en tiras de unos 3 cm aproximadamente.

Reboza las tiras en harina y sacude ligeramente para eliminar el exceso.

Calienta el aceite en una sartén y dora rápidamente el pollo. Sazona con sal y pimienta.

Añade el tomate triturado, cubre con la tapa y deja cocinar durante 10 minutos, mezclando de vez en cuando.

En la espera, pica en trozos la mozzarella y, antes de apagar el fuego, añade al pollo. Deja que se derrita durante unos minutos, luego apaga el fuego y sirve, esparciendo un poco de orégano.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el orégano por hojas de albahaca.

Si quieres dar un sabor más intenso, añade también trocitos de queso azul o gorgonzola.

Círculos de masa de hojaldre con setas y mozzarella

Presentación

Te apetece un entremés rápido y delicioso?

Crujiente con queso fundido por encima?

Algo perfecto para almorzar, merendar o cenar?

¡Venga, empecemos ya a preparar los círculos de masa de hojaldre con setas y mozzarella!


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre de mantequilla: 1  confección
  • Setas en : 200 g
  • Mozzarella: 200 g
  • Orégano/Perejil: al gusto

Realización

Con un vaso o un cortador de masa redondo, corta unos círculos de masa de hojaldre.

Pica la mozzarella en cubitos.

Coloca un poco de mozzarella por encima de la masa de hojaldre.

Añade unas setas por encima y luego un poco de mozzarella más.

Termina con un poco de orégano o perejil.

Hornea a 180°C hasta que la masa esté dorada.

¡Listos!masa de hojaldre - setas y mozzarella.jpg

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes personalizar la receta con los ingredientes que prefieras.

Conserva bajo una campana de cristal o en una bolsita de plástico durante 2 días.

Pastel de carne, quesos y patatas

Presentación

¿Un segundo plato muy completo y gustoso que se sirve todo en el mismo molde? ¡Existe!

Este pastel lo tiene todo: carne, patatas y quesos.

Y lo mejor es que es muy simple de realizar y gusta también a los niños.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Carne picada: 300 g (vacuno, cerdo o mixta)
  • Queso mozzarella: 150 g
  • Quesitos: 4 triángulos
  • Patatas: 5-6 grandes
  • Cebolla: 1/2
  • Mantequilla: unas cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Mejorana/orégano: al gusto
  • Pimientón dulce: al gusto
  • Guindilla molida: al gusto
  • Curry: al gusto

Realización

En primer lugar hay que pelar las patatas y dejar que se cocinen en agua salada.

En la espera, pica finamente la cebolla y deja que se dore en una sartén con un poco de mantequilla.

Añade la carne picada y sazona con sal, pimienta y especias.

Remueve de vez en cuando, hasta que haya logrado un bonito color.

Escurre las patatas cocidas y córtalas en rodajas.pastel-de-carne-queso-y-patatas

En un molde para horno crea una primera capa de patatas.

Por encima añade la carne picada, luego el queso mozzarella rallado y los quesitos cortados en cubitos finos.

Termina con otra capa de patatas.

Unta la superficie con un poquito de mantequilla.

Hornea a 180°C durante unos 20 minutos. Añade la función grill en los últimos 10 minutos, para que las patatas de arriba consigan una capa cruijente.

Extrae del horno y sirve.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


pastel-de-carne-y-quesos-con-patatasSugerencias

Puedes añadir más queso: tanto en otra capa por encima del primer estrato de patatas como con otro tipo de queso más (queso azúl, gouda, para untar,…)

Servir caliente.

Conservar durante no más de 2 días (en la nevera).

Mini-pizzas de berenjena

Presentación

¿Te apetece una pizza pero no tienes tiempo de preparar una o no quieres hidratos de carbono?

Prueba las mini-pizzas de berenjena para un pasto saludable, un entremés muy gustoso y perfecto para romper la rutina.

¿Y sabes que es lo mejor? Que puedes ponerle todos los ingredientes que prefieras por encima, sin renunciar a ninguno 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Berenjenas: 3 largas
  • Mozzarella : 300 g (mejor si para pizza)
  • Tomate triturado: 250 g
  • Embutidos o jamón: al gusto*
  • Oregano: al gusto
  • Albahaca: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Aceite extra-virgen de oliva: al gusto

*si quieres una versión vegetariana substituye con queso azul


Realización 

Lava las berenjenas y corta rodajas de unos 7 mm de espesor. 

Esparce sal por encima y deja reposar unos 5-10 min, para que suelte un líquido y así pierda su amargor. Quita ese liquido con papel para cocina, cuando haya transcurrido el tiempo.

Presiona con un cuchillo la superficie de un lado de de cada rodaja, haciendo cortes poco profundos. Ahora, pon un poco de aceite sobre los cortes, para que llegue en el interior de la berenjena.

Pon cada rodaja sobre el molde para horno, esparce una cucharadita de tomate triturado, el embutido que hayas elegido y la mozzarella cortada en cubitos o lonchas.

Si te parece, por un poco de sal y las especias que prefieras (orégano, albahaca).

Hornea durante unos 10-15 min en horno ventilado a 180°. (Comprueba el tiempo, puesto que varía de horno a horno).

Sirve recién horneadas.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes poner chorizo, jamón, panceta, salchicha o cualquier otro embutido, pero es aconsejable que tenga un sabor decidido. 

Cuidado con la cantidad de sal, puesto que el embutido, jamón o mozzarella podrían llevar ya bastante.

Si quieres una versión que no contenga lactosa: utiliza mozzarella sin lactosa o gouda/edam (que contienen menos que la mozzarella).

Si quieres una versión vegetariana, puedes poner mozzarella y queso azul para que tenga un sabor más intenso.

Pasta «alla Checca»

Presentación

La pasta «alla Checca» es un primer plato muy fresco, sabroso y típicamente veraniego.

Se prepara muy rápidamente, puesto que requiere trocear los 3 ingredientes clave y juntarlos con la pasta.

Si te apetece pasta y al mismo tiempo quieres algo ligero, prueba esta deliciosa fusión de tomates, pasta y gustoso queso mozzarella, aromatizada con albahaca fresca.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pasta corta (macarrones, tiburones, espirales, pajaritas): 300 g
  • Tomates normales o cherry: 200 g
  • Mozzarella: 200 g
  • Parmigiano Reggiano: al gusto
  • Albahaca: al gusto
  • Aceite de oliva extra-virgen: 40 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Pon a calentar agua salada en una olla. Cuando esté hirviendo, verte la pasta y deja que se cocine.

pomodorini

Lava los tomates y córtalos en trozos o mitades, dependiendo del tipo que hayas elegido.

Si buscas un sabor mas suave, elige los tomates normales, pero si quieres algo mas acidulo o marcado, sin duda escoge los tomates cherry. (Además, puedes elegir tomates de distintos colores, y cautivará la mirada).

La mozzarella también hay que cortarla en trocitos o cubos, dependiendo de si hayas elegido bolitas más o menos grandes de este queso.

Lava las hojas de albahaca. 

Cuando la pasta esté cocida, escurre el agua y añade prontamente aceite, para que no se pegue. Deja reposar durante unos 5-10 minutos, para que se enfríe.

Añade los tomates y la mozzarella. Mezcla un poco.

Ahora con tus propias manos (y sin cuchillo o tijeras) fragmenta las hojas de albahaca, para que desprendan su sabor y no se oxiden, depositándolas en la misma olla de la pasta.

Mezcla y controla si hace falta ajustar con sal y pimienta.

Emplata y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

La pasta se puede comer tibia o fría y, por lo tanto aguanta incluso un par de días en un contenedor hermético en la nevera.

Se aconseja añadir siempre un poco de albahaca fresca, para darle ese toque fresco y aromático que tiene sobre todo cuando recién troceado.

La receta original es esta, pero nadie te prohíbe añadir olivas, alcaparras, feta o cualquier ingrediente de temporada que te apetezca.