Cebra de mascarpone con amaretti

Presentación

Déjate conquistar por este triunfo de sabores…

El reconfortante sabor de la leche en el cremoso mascarpone se une a la almendra de los amaretti y al inconfundible cacao, en capas parecidas a las de las cebras que se alternan de forma tan acertada en este postre y están intercaladas por crujientes trozos de galleta.

Olvídate de todo mientras saboreas este divertido postre 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min (+2h en la nevera)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Mascarpone: 400 g
  • Azúcar glás: 100 g
  • Cacao: 2-3 cucharaditas
  • Amaretti: 100 g + para decorar
  • Huevos: 3 medianos
  • Sal: 1 pizca
  • Aroma de almendra: 2 ml

Realización

Bate las claras de huevo a punto de nieve, hasta que estén firmes.
(Nota: lo están si, dando la vuelta al cuenco, se quedan firmes en su sitio, sin caerse al suelo 😉 )

En otro bol mezcla el mascarpone con el azúcar glás, el aroma y la pizca de sal.

cebra de mascarpone y amaretti.jpg

Añade una yema a la vez, mezclando para que se incorpore bien.

Incorpora las claras poco a poco y de forma delicada, mezclando desde abajo hacia arriba, para no desperdiciar las burbujas de aire: así el postre se quedará ligero.

Ahora divide la masa en dos partes: a una añade los amaretti previamente triturados (tienen que quedar como un polvo) y a la otra añade el cacao. Mezcla ambas, por separado, para que queden homogéneas.

Ahora empieza a asemblar el postre: en unas copas altas coloca primero una masa, luego un poco de amaretti ligeramente desmenuzados, y a continuación la otra masa y más galletas y repite hasta terminar las masas. Finaliza decorando con las galletas.

Pon a enfriar durante 2 h en la nevera.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Incorpora gotas de chocolate o láminas de almendras entre las capas si te sientes indulgente 😉

Melocotones a la parrilla con mascarpone

Presentación

Todos se quedarán fascinados y cautivados por esta irresistible receta. Imagínate a unos sabrosos y veraniegos melocotones con unas delicadas marcas de la parrilla tan ricas de sabor, cubiertas por una voluptuosa cucharada de mascarpone aromatizado a la vainilla.

Todo esto completado por dulce miel, espolvoreado con crujiente granola y una frambuesa roja y unas hojas de vibrante hierbabuena para un toque extra de color.

Un postre sencillo pero extremadamente rico… que te dejará soñando sobre cuando volverás a prepararlo 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Melocotones: 6 (maduros pero firmes)
  • Aceite de girasol: 2 cucharaditas
  • Mascarpone: 250 g
  • Semillas de ½ vaina de vanilla
  • Extracto de vainilla: ½ cuchardita
  • Granola con miel: 100 g (puede sustituirse por muesli o nueces/almendras picadas)
  • Miel: 60 ml
  • Frambuesas frescas: 12
  • Hojas de hierbabuena: para decorar

Realización

Calienta la parrilla o la sartén grill.

Mientras esperas, lava los melocotones y córtalos por la mitad. Elimina el hueso.

melocotones a la parrilla.jpg

En un bol, vierte el mascarpone y añade el extracto de vainilla y las semillas de la vaina. Mezcla y refrigera.

Con un pincel de cocina, unta ligeramente la superficie de las mitades de los melocotones con aceite. Asa cada mitad durante unos 3 minutos o hasta que tengan unas bonitas marcas de la parrilla y entonces, con la ayuda de una espátula, da la vuelta y deja asar el otro lado durante unos 3 minutos más, para que se ablanden pero mantengan su forma. Retira de la parrilla.

Con dos cucharas (o una cuchara de helado) forma una bola de mascarpone y colócala en cada mitad de melocotón. Esparce miel por encima y coloca sobre 1/3 parte de la superficie del melocotón la granola. Decora con una frambuesa y hojas de hierbabuena.

 

Sirve inmediatamente.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes preparar tu granola sol@: mezcla tus muesli favoritos con nueces y almendras picadas y deja tostar en el horno hasta que se conviertan en crujientes delicias.

Dátiles con mascarpone y un toque de ron

Presentación

Prepárate para un creación que te permitirá reciclar los dátiles de las fiestas navideñas (o que te da una excusa para volver a comprarlos 😉 )

En unos minutos tendrás un sofisticado postre que funde la suave textura del queso y del dátil y la crujiente de las nueces.

No hay nada más dulce y refrescante que este postre, que lleva un toque de ron y una pizca de canela.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min (+2h en la nevera)
  • Coste:  mediano
  • Dosis: para 24 porciones

Ingredientes

  • Dátiles: 12
  • Mascarpone: 100 g
  • Canela: 1/2 cucharadita
  • Nueces: 6 enteras
  • Ron: 1 cucharada

Realización

datiles con mascarpone y nuecesCorta los dátiles por la mitad y elimina las semillas en el interior: así lograrás unas barquitos que rellenarás con el mascarpone. Aparta los dátiles por ahora.

Mezcla el mascarpone con la canela y el ron. Pon el contenido en una manga pastelera con punta de estrella (si no tienes una, simplemente usa una cuchara).

Rellena cada mitad de dátil con la crema y coloca media nuez por encima de cada porción.

Deja reposar 2 horas en la nevera para que la crema que solidifique.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Conserva durante 1 día en la nevera en un contenedor hermético.

Si prefieres una versión más ligera, puedes sustituir la mitad o el 100% del mascarpone con requesón 😉

Puedes sustituir el ron por otros licores que prefieras.

Tiramisú veraniego con fresas

Presentación

El Tiramisú es un postre italiano celebre en todo el mundo.

Suele hacerse con café y cacao, pero para el verano existe una versión más ligera, fresca y saludable que se prepara con fresas u otro tipo de fruta.

Prueba esta deliciosa variante del Tiramisú y te enamorarás de su textura y sabor.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min (+ 2h en la nevera)
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Fresas: 300 g 
  • Galletas Savoiardi (Ladyfingers): 1 confección
  • Mascarpone: 250 g
  • Azúcar: 3 cucharadas
  • Huevos: 2
  • Zumo de fruta: 1 vaso (Frutos rojos, melocotón, piña, naranja,…)
  • Almendras para decorar (opcional)
  • Ron al miel (opcional)

Realización

Corta las fresas en dos o cuatro partes, dependiendo del tamaño que tengan.

Si quieres un toque alcohólico, puedes echarle un poco de ron al miel encima, y dejar que cojan su sabor durante unos 15 min. Si quieres una versión que puedan comer los niños también, no pongas ron.

Divide las yemas de las claras en boles distintos.

Monta las claras hasta que sean espumosas y firmes.

A las yemas añade el azúcar y, utilizando una batidora o un batidor de varillas, mezcla hasta que tenga un color amarillo muy claro y haya aumentado su volumen.

Añade entonces el mascarpone y mezcla hasta que todo sea homogéneo.

Ahora une las claras a las yemas, utilizando una cuchara para mezclar desde abajo hacía arriba, siempre en el mismo sentido.

Verte el zumo de fruta en un plato para sopa suficientemente ancho como para sumergir los savoiardi enteros en él. Si has utilizado alcohol antes, puedes verter también lo que ha sobrado por debajo de las fresas.

Moja rápidamente cada galleta en el zumo por ambos lados y ponlos en el contenedor que hayas elegido: 

MONOPORCIÓN: un vaso ancho o una copa (p.e. para Martini)

PORCIONES POR DIVIDIR SUCESIVAMENTE: una fuente de cristal o cerámica.

Ahora empieza creando capas de galleta, luego la crema de mascarpone y por encima fresas. Repite así creando 2 o 3 niveles, dependiendo del contenedor que hayas elegido.

Deja que el tiramisú se enfríe durante mínimo 2 horas en la nevera.

Si quieres decorar con algo crujiente, utiliza almendras picadas.

TRUCO: si quieres que sean aún más crujientes y dulces, deja que se cocinen en una sartén con azúcar (=caramelo).

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si quieres sustituir las fresas por otro tipo de fruta, puedes hacerlo sin problema: prueba los melocotones (frescos y en almíbar), albaricoques o con naranjas: te encantarán estas versiones.

Puedes preparar el postre incluso la tarde antes de
servirlo, aunque dependiendo del tipo de fruta que hayas elegido, podría oxidarse o secarse la fruta.
Si quieres guardar durante más de 12h el postre en la nevera, haz que la última capa sea de mascarpone, así protegerá la fruta por debajo.