Espárragos cremosos envueltos en crujiente jamón

Presentación

Si te gustan los espárragos te enamorarás de esta receta.

Pruébalos en esta versión cremosa con queso fundido y un jamón deliciosamente crujiente y se convertirán en un must de tus comidas.

Y lo mejor es que se preparan muy sencillamente, así que empecemos ya 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Espárragos: 8 grandes
  • Jamón/Speck: 8 lonchas
  • Lonchas de queso para fundir: 8
  • Queso Parmigiano Reggiano: 10 g
  • Aceite de oliva virgen extra: 1 cucharada

Realización

esparragos cremosos envueltos en jamon.jpgLimpia los espárragos eliminando la parte final más dura. Cocínalos en una sartén con un poco de aceite de oliva, sin que lleguen a estar demasiado blandos.

Corta los espárragos enfriados por la mitad (para que se queden más cortos).

Envuelve las dos mitades en una loncha de queso para fundir y luego en una loncha de jamón.

Coloca los rollitos sobre una vajilla para horno y espolvorea un poco de Parmigiano rallado por encima.

Hornea en horno ya caliente a 180°C por 15 minutos.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes emplear también otros quesos semicurados, si no tienes las lonchas para fundir 😉

Higos con rosas de jamón

Presentación

Existen muchísimos tipos de higos y aún más maneras de degustarlos.

Esta receta al estilo finger food es la que estabas buscando para empezar o terminar tu comida con estilo: unos dulces y pulposos higos caramelizados adornados con unas preciosas y deliciosas rosas de jamón curado.

¿El secreto del éxito de este plato? Sin duda unos ingredientes frescos y de calidad 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 8 porciones

Ingredientes

  • Higos: 8
  • Jamón: 8 lonchas
  • Azúcar de caña: 30 g

Realización

Limpia el exterior de los higos con un trapo suave y seco y luego, con un cuchillo, incide una cruz por el lado del tallo, sin llegar hasta el final.

Abre los higos en las 4 partes que habrás obtenido tras el corte.

Coloca los higos sobre una bandeja para horno cubierta con papel vegetal.

higos y jamón.jpg

Esparce el azúcar por encima y carameliza la superficie empleando un soplete o dejando en el horno con función grill durante unos minutos.

En la espera, prepara las rosas de jamón. Para lograr una flor más ancha, corta cada loncha a mitad (por el lado largo) y enrolla las dos mitades sobre sí: primero una y luego, por encima, la otra.

(Nota: para que las rosas conserven la forma, es aconsejable emplear lonchas no demasiado finas)

Coloca cada rosa sobre un higo, emplata y ¡listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prepara este plato poco antes de servirlo.

Emplea un jamón «dulce» para sacarle todo el partido a la combinación de ingredientes.

Panzerotti

Presentación

Los Panzerotti son unas empanadas italianas muy sabrosas.

Su masa dorada es muy suave y esponjosa, gracias a la pasta para pizza con la que se realiza.

El relleno con tomate, embutidos y queso es muy personalizable, para lograr complacer a cualquier paladar.

Esta receta es perfecta como entremés, para aperitivos y fiestas.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Harina de trigo: 300 g
  • Harina de fuerza: 200 g
  • Levadura fresca en cubito: 1/2 cubito = 12 g (tipo: Saccaromices Cerevisiae)
  • Agua: 350 ml
  • Sal: 1 cucharaditaimage6
  • Aceite extra-virgen de oliva: 1 cucuharada

PARA EL RELLENO:

  • Gouda / Edam: lo suficiente
  • Mozzarella para pizza: lo suficiente
  • Tomate triturado: 1/3 lata
  • Jamón cocido: lo suficiente *
  • Chorizo: lo suficiente*
  • Orégano: al gusto
  • Albahaca: al gusto

PARA FREÍR:

  • Aceite de girasol: lo suficiente

*para vegetarianos: se puede sustituir por queso azul, atún o verduras


Realización

En una taza, pon una parte del agua caliente (no hirviendo, pero bastante caliente) y disuelve el medio cubito de levadura fresca.

En tu batidora, verte la harina, la sal, el agua, la levadura disuelta y la cucharada de aceite.

Acciona la batidora y mezcla durante unos 3 minutos, para que la masa quede homogénea.

(Puedes hacer todo esto a mano, también: primero mezcla la harina con sal, luego añade los líquidos poco a poco, mezclando constantemente).image1.jpeg

 

Divide la masa en bolas y colócalas sobre papel para horno o sobre una superficie (p.e. la encimera) con harina.

Deja que reposen durante 1 h 30 min tapadas con un trapo. Deberían doblar su volumen.

En la encimera enharinada, extiende cada bola utilizando un rodillo, creando unos círculos de masa de unos 3-4 mm.

Ahora, rellena el centro de cada círculo con una cucharadita de tomate triturado (deja los bordes sin tomate o no conseguirás pegar las extremidades), añade el queso que prefieras y el jamón/chorizo.

SUGERENCIA: El chorizo sabe más rico en el relleno si lo cortas en medias rodajas y lo fríes previamente en una sartén.stampo ravioli

Si te gusta, puedes poner un poco de orégano y/o albahaca.

Ahora dobla cada círculo por la mitad, intentando contener el tomate en su sitio, para que no llegue a los bordes, y sella la extremidad, con tus dedos enharinados (puedes decorar con tus dedos o con un tenedor.

Si tienes este utensilio para raviolis en talla grande (13-16 cm) puedes utilizarlo, tras haberlo enharinado.

Deja que reposen unos 15 min, para que la masa crezca un poco más.

En una freidora o en una sartén pon abundante aceite de girasol y fríe cada image2.jpegpanzerotto por ambos lados, hasta que se dore. Notarás que la masa se hincha un poco.

Cuando estén listos, escúrrelos y deposítalos sobre papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes crear el relleno que más prefieras: jamón y setas, fuet y queso crema, atún y pimientos/cebolla, jamón cocido y queso azul etc…

El tomate queda genial con el atún y los pimientos.

Quiche Lorraine

Presentación

La Quiche Lorraine es un plato globalmente conocido de la Cocina Francesa (y precisamente de la Lorena).

Se trata de una deliciosa tarta salada con panceta, embutidos y queso, envueltos en un extraordinario compuesto de huevos y nata.

Por fuera, a quiche está constituida por una crujiente capa de masa brisée.

Su sabor único, su suave textura y la sencillez con la que se realiza son lo que más se aprecia de este plato.

¡Además, es perfecto para el almuerzo, la cena o para picar en compañía!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1h 30min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA BRISÉE:

  • Mantequilla: 100 g (muy fría)
  • Harina de trigo: 200 g
  • Agua: 70 ml (muy fría)
  • Sal: al gusto

PARA EL RELLENO:

  • Huevos: 4 mediano (1 entero + 3 yemas)
  • Queso gruyere o gouda: 150 g
  • Nata: 300 ml
  • Panceta curada: 200 g
  • Jamón cocido o salchichas: 100 g
  • Nuez moscada: 1 pizca
  • Pimienta: 1 pizca
  • Sal: al gusto

Realización

Se empieza con la masa brisée.

En el bol de tu batidora pon la harina, la mantequilla fría (tiene que haber salido de la nevera justo antes de verterse), una pizca de sal y mezcla.

Deberías notar una estructura bastante arenosa. Al bol, añade el agua (cuanto más helada mejor) y mezcla con tus manos, hasta obtener un panecillo.

Recubre la masa de película transparente y deja que se enfríe durante unos 40 min en la nevera, para que se vuelva más compacto.

En la espera, puedes preparar el relleno: ralla el queso, corta la panceta en cubitos y fríelos en la sartén (junto con el jamón cocido cortado en cubitos, si te apetece), para que sea más crujiente y sabroso.

Cuando la masa esté lista, esparce harina sobre la encimera y extiende muy rápidamente la masa, logrando un círculo que sea suficientemente grande como para cubrir tu molde (de 24 cm de diámetro) y desbordar un poco.

Enrolla la masa sobre el rodillo y colócala sobre el molde, anteriormente untado con mantequilla. 

Intenta hacer adherir bien la masa al molde y a los bordes. Corta el exceso con un cuchillo y, finalmente, con un tenedor pincha el fondo.

Corta un círculo de papel para horno un poco más grande del diámetro del molde y colócalo sobre la masa. Rellénalo con arroz, lentejas o alubias secas, para que pesen y sujeten la masa en su lugar durante la primera cocción.

Ahora hornea la masa durante 15 min a 190° C (con horno ya caliente).

Mientras la masa se cuece, puedes batir los huevos (1 entero y 3 yemas) en un bol, añadir la nata junto a las pizcas de pimienta y nuez moscada. Mezcla bien y comprueba si hace falta sal (cuidado con esto porque la panceta curada suele estar bastante salada).

Después de los 15 min, extrae la quiche, quita el papel con las alubias (o lo que hayas puesto).

Unta el fondo con un poco de clara de huevo, utilizando un pincel (yo utilizo el de silicona, porque es muy práctico y fácil de limpiar).

Vuelve a hornear la masa durante otros 5-10 min más a 170° C, hasta que se dore.

Cuando esté lista, extrae el molde y vierte la panceta y el jamón junto con el queso rallado, intentando hacerlo de forma uniforme.

Mezcla bien la nata con huevos antes de verterla en el molde (puesto que las especias probablemente se hayan precipitado en el fondo) y cubre el relleno hasta el borde.

Hornea por última vez la quiche a 170° C durante 15-20 min, hasta que se dore la superficie.

Antes de servirla, deja que repose unos 10 min en el molde, para que se compacte y sea más fácil de cortar.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes comerla aún caliente o fría, puesto que es muy buena de las dos formas, aunque cuanto más fría esté, más compacta será.

Puedes reemplazar el jamón cocido por salchichas, jamón curado, u otros embutidos: esta es la versión original pero eres libre de cambiarla a tu gusto.quiche-de-verduras.jpg

Se puede conservar en la nevera o incluso preparar con horas de antelación.

Si quieres experimentar con verduras, tienes literalmente un arco-iris de posibilidades 😉