Tartaletas de masa de hojaldre con calabacín, jamón y quesos

Presentación

Las tartaletas de masa de hojaldre son unos entremeses muy sencillos de realizar y que, por los bonitos que son, piden a gritos ser mordidos 😉

Son una versión de la quiche, pero hecha con masa de hojaldre (lo que las hace mucho más rápidas de preparar).

El relleno recién salido del horno es delicioso: jamón cocido, queso fundido que aún hila y frescos calabacines.

Si quieres una versión vegetariana, mira en las sugerencias al final de la receta 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Calabacines: 2 medianos
  • Jamón cocido: 100 g
  • Queso Gouda/Edam/Havarti: 100 g
  • Masa de hojaldre: 1 confección
  • Huevos: 2 medianos
  • Nata liquida (o vegetal): 4 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra: 3 cucharadas
  • Queso Parmigiano Reggiano: 50 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Curcuma: al gusto para el color (opcional)
  • Cebollino: al gusto

Realización

Limpia los calabacines y elimina las extremidades. Con un cuchillo o una mandolina pica los calabacines en rodajas y cocínalos en una sartén con el aceite de oliva durante unos 5 min.mini tartaletas de masa de hojaldre con calabacines

En la espera, bate los huevos en un bol con la nata, el Parmigiano rallado y el cebollino picado, la pimienta, la curcuma y una pizca de sal.

Extrae la masa de hojaldre de la nevera (debe trabajarse fría) y saca con un cortador para masa o un cuenco 6 círculos de unos 10 cm de diámetro.

Cubre los moldes para tartaletas redondas, untados con un poco de aceite o mantequilla, con la masa de hojaldre. Con lo que haya sobrado de los recortes de la masa, puedes realizar unos sutiles cordones para reforzar y decorar los bordes externos de las tartaletas.

Coloca en el fondo de cada tartaleta un poco de jamón, cubre con queso y rodajas de calabacín. Vierte por encima de cada porción aproximadamente unas 2 cucharadas del compuesto líquido de nata y huevos batidos.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el queso Gouda por Havarti, Edam u otros del mismo tipo.

Si quieres un sabor más fuerte, sustituye el jamón cocido por bacon crujiente o chorizo picante.

Si quieres una versión vegetariana, elimina el jamón y añade trocitos de queso azul o simplemente incorpora una cucharadita de curry en el compuesto de huevos y nata para dar más carácter al plato 😉

Anuncios

Rosca salada de masa brioche con relleno

Presentación

Soluciona tu comida con una sola receta que pondrá la sonrisa en la cara a todos.

Prepara una rosca salada de suavísima masa brioche con un relleno increíble y altamente personalizable.

Esta versión tiene “gusto pizza”: lleva una salsa de tomate riquísima, jamón cocido, crujiente bacon y queso… que se fundirá será absolutamente irresistible 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 20 min (+3 h reposo)
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Harina de fuerza: 450 g
  • Leche: 110 g
  • Huevos: 3 medianos
  • Levadura fresca: 15 g (tipo saccaromices cerevisiae)*
  • Mantequilla: 90 g
  • Sal: 2-3 cucharaditas

PARA EL RELLENO:

  • Tomate triturado: 125 ml
  • Cebolla: 1/2
  • Mantequilla: 2 cucharadas
  • Albahaca seca: 1 cucharadita
  • Orégano seco: 1 cucharadita
  • Queso Gouda: 300 g
  • Jamón cocido: 200 g
  • Bacon: 200 g

*En alternativa, levadura seca del mismo tipo: 8 g


Realización

La preparación es bastante sencilla, pero te aconsejo emplear una amasadora eléctrica para ahorrar tiempo.

Para preparar la masa, vierte en el bol de tu amasadora la harina, la sal, los huevos y la mantequilla troceada, que debe estar bien blanda para que se incorpore bien a la masa.

[Truco: si tienes prisa y no tienes mantequilla fuera de la nevera, deja calentar los trozos de mantequilla durante unos 20 segundos en el microondas a máxima potencia, pero cuidado con que no se derrita 😉 ]

Calienta la leche para que sea caliente (pero no tanto como para que te quemes si la tocas, es decir a menos de unos 45°C). En la leche disuelve la levadura.

[Truco: para que la levadura no pierda su capacidad de levantar la masa no hay que pasarse con la temperatura de la leche, pero el hecho de que sea caliente va a ayudar a que crezca mejor y más rápidamente]

Añade entonces la leche a los demás ingredientes en el bol y deja que amase durante unos 5 minutos: tienes que lograr una masa homogénea y elástica.

Deja reposar la masa, tapada con un trapo, durante 2 horas en un sitio caliente.

En la espera, puedes cocinar el bacon  en una sartén (no hace falta añadir grasa), para que esté bien crujiente.

Asimismo, puedes preparar la salsa de tomate: en una sartén añade unas cucharadas de mantequilla y la cebolla picada. Deja que se dore. Añade orégano y albahaca y mezcla. Incorpora el tomate triturado y deja cocinar un par de minutos. Aparta del fuego.

Pasado ese tiempo de reposo, notarás como la masa ha más que doblado su volumen.

Ahora hay que amasar un poco sobre la encimera bien enharinada, para obtener la consistencia perfecta.

[Nota: La masa es por su naturaleza un poco blanda.]

Con un rodillo, extiende la masa sobre papel vegetal hasta lograr un rectángulo de unos 50 cm de largo y unos 30 de ancho.

rosca salada de masa brioche con relleno 2

Unta toda la superficie con la salsa de tomate (enfriada) y sucesivamente coloca lonchas de queso y por encima bacon y jamón cocido.

Ayudandote con la hoja de papel vegetal sobre la cual has extendido la masa, enrolla ésta última.

Coge un molde con aro de 28 cm de diámetro y coloca el rollo. Junta las extremidades del rollo para crear una rosca.

Deja que repose durante unos 30-60 minutos tapada con un trapo.

Unta la superficie de la rosca con un poco de aceite de oliva (emplea un pincel de silicona para repartir todo uniformemente).

Hornea unos 35 minutos (aprox.) a 180°C hasta que esté bien dorado.

Deja enfriar unos minutos y sirve.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes revolucionar el relleno: sustituye la salsa de tomate con pesto; cambia el jamón cocido y el bacon por chorizo, mortadella, salsichón, etc. y emplea el tipo de queso que prefieras (havarti, cheddar, edam, queso azúl).

Si quieres una versión vegetariana, sustituye los embutidos por lonchas de calabacines, patatas, berenjenas o emplea olivas, alcaparras, etc.

Conserva durante 3-4 días bajo una campana de cristal.

Se puede congelar.

Pastel salado con calabacines, queso y embutidos

Presentación

En verano nos apetece algo frío y ligero que se pueda servir a la familia y a los amigos.

¿Qué mejor idea que un pastel salado?

Este es muy ligero, bien aireado, y se queda agradablemente húmedo gracias a los calabacines. Además tiene todo lo más apetecible: ¡queso y embutidos!


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Calabacines: 200-250 g
  • Huevos: 3 medianos
  • Harina: 250 g
  • Fécula de patatas/ Harina de maíz: 50 g
  • Aceite de girasol: 120 g
  • Leche: 150 ml
  • Levadura química: 15 g (= 1 sobre)
  • Sal: 2 cucharaditas
  • Azúcar: 1/2 cucharadita
  • Wurstel tipo Frankfurt: 100 g
  • Chorizo picante: 50 g
  • Queso Gouda: 100 g

Realización

Limpia los calabacines y elimina las extremidades. Rállalos por la malla gruesa de un rallador.

Pica el chorizo en cubitos y saltéalo en una sartén para que quede crujiente.

Pica en cubitos los wurstels y el queso también.

En un bol bate los huevos con la sal y el azúcar hasta que quede una masa bien aireada.

Añade la leche y el aceite y mezcla.pastel salado con calabacines queso y embutidos 2

Incorpora la harina, la fécula y la levadura tamizándolas. Mezcla para que quede una masa homogénea.

Añade los calabacines, los wurstels, el chorizo y el queso y mezcla.

Cubre un molde (yo empleé uno rectangular de 18×30 cm) con papel vegetal y vierte la masa en el molde.

Hornea en horno pre-calentado a 180°C durante aprox. 30 min (depende de cada horno). (Truco: la forma mejor para averiguar si el pastel está listo es realizando la prueba del palillo de madera: lo clavas en varios puntos del pastel y si sale limpio ya puedes sacarlo del horno).

Extrae el pastel del horno y sirve.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes saborear lonchas del pastel aún calientes o frías.

Conserva el pastel bajo una campana de cristal o en la nevera, tapada con película transparente.

El contenido del pastel es altamente personalizable: puedes sustituir las salchichas tipo Frankfurt con jamón cocido, el chorizo picante por chorizo dulce, el queso Gouda por Havarti o queso para sandwich, etc.

Tarta salada de berenjenas, queso y jamón

Presentación

¿Quieres saborear las berenjenas en una receta deliciosa, con queso fundido y jugoso jamón cocido?

Esta Parmigiana alternativa, con gustosos quesos, es apta para cualquier paladar y cuela incluso en los platos de los peques que no aman las verduras 🙂


Información

  • Dificultad: media
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Berenjenas: 2 grandes
  • Queso Gouda/Edam: 300 g
  • Jamón cocido: 250 g
  • Parmigiano Reggiano: 50 g
  • Aceite de girasol: para freír

PARA EL REBOZADO:

  • Harina de trigo: 100 g
  • Huevo: 1 grande
  • Agua: 70 ml
  • Sal: al gusto
  • Especias: al gusto (curry, pimientón dulce, pimientón picante, sazonador para pollo,…)

Realización

Quita la piel de las berenjenas.

Corta las berenjenas en lonchas largas, espesas unos 7 mm.

Prepara el rebozado mezclando todos los ingredientes, empleando las especias que más te gusten.

Calienta el aceite en la sartén.

Reboza las lochas de berenjena en el rebozado y fríelas.

Deja que se doren y luego colócalas sobre papel de cocina para absorber el exceso de aceite.

En una bandeja para el horno coloca una capa de berenjenas y por encima lonchas de queso y lonchas de jamón cocido.

Luego repite los estratos hasta terminar y ralla el Parmigiano Reggiano por encima.

berenjenas con quesos y jamon horneadasCalienta el horno a 180°C y deja que se cocine hasta que el queso esté derretido.

Entonces pon el horno en función grill para que se cree una capita crujiente con el Parmigiano.

Emplata y sirve 🙂

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes emplear mortadella si prefieres o un tipo de queso distinto, como el havarti.

Puedes conservarlo durante 2 días bajo una campana de cristal o en la nevera.

Cordon Bleu de berenjenas

Presentación

Si las berenjenas no sabes como cocinarlas has llegado a la receta más indicada para convertirte en un fan de esta verdura.

Esta receta es infalible también con los peques a los cuales cuesta comer hortalizas.

La idea es una versión alternativa y más ligera del clásico Cordon Bleu: la carne se sustituye por una berenjena y la magia se cumple 😉

Déjate tentar por esta delicia… un comfort food asequible y saludable (puedes cocinarlo en el horno).


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Berenjenas: 2
  • Jamón cocido: 150-200 g
  • Mozzarella: 3 bolitas (o 150-200 g en lonchas)
  • Huevos: 2
  • Parmigiano Reggiano rallado: 30 g
  • Pan rallado: lo suficiente
  • Harina: lo suficiente
  • Nuez moscada: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

Lava bien las berenjenas y cortalas en rodajas de 1 cm de espesor (al cocinarse bajarán de volumen 😉 ).

Trata de obtener un número par de rodajas y acopla las de diámetro parecido.

Grilla las berenjenas en una grilla anti-adherente.Resultado de imagen de eggplant slices

Coge una rodaja y rellénala con jamón (a mi me gusta bien abundante) y una loncha de mozzarella. Evita los bordes, para que luego no salga el relleno.

Coloca otra rodaja de berenjena por encima, haciendo coincidir los bordes entre sí.

Pasa el “sandwich” de berenjena en la harina y luego en los huevos batidos (a los cuales habrás añadido el queso rallado, una pizca de sal y nuez moscada).

Finalmente baña los cordon bleu en el pan rallado.

[Nota: si te gusta el pan rallado con perejil y ajo, puedes utilizarlo para dar más sabor al plato.]

En este procedimiento ten cuidado con que las dos rodajas no se separen.

Repite con todas las rodajas.

Ahora hay que decidir como cocinarlas.

1. EN EL HORNO

Cubre una bandeja o un molde con papel vegetal.cordon bleu de berenjenas.jpg

Vierte sobre la superficie de los cordon bleu un poco de aceite y hornea a 180°C en horno ya caliente.

Deja que se cocinen unos 10 minutos por lado (recuerda de añadir un poco de aceite sobre la superficie de los cordon bleu trás el giro – el tiempo varía dependiendo del horno).

Sazona con sal (al gusto).

2. EN LA SARTéN

Pon el aceite a calentar en una sartén. En cuanto esté caliente, coloca los cordon bleu.

Gira al otro lado cuando esté dorado.

Sazona con un poco de sal (al gusto).

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir un poco de tomate en el interior del cordon bleu, para una versión “pizza”.

 

Rosas de masa de hojaldre con calabacines, queso y jamón

Presentación

Las Rosas de masa de hojaldre son bonitas flores de suave masa con calabacines, jamón cocido y queso.

Los calabacines cortados en rodajas, al ser enrollados, proporcionan un efecto que resembla verdaderas rosas.

El queso se queda muy cremoso y el jamón añade un toque especial a esta delicia de sabor muy delicado.

Las Rosas son de muy fácil realización y no hace falta cocinar ningún ingrediente antes de utilizarlo así que tan solo necesita ser horneado.

Prepara esta receta para sorprender en aperitivos, fiestas y comidas.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 2 confecciones
  • Jamón cocido: 200 g (en lonchas)
  • Queso gouda o edam: 200 g (en lonchas)
  • Calabacines: 1 grande o 2 medianos
  • Orégano: al gusto (opcional)

Realización

TRUCO: La masa de hojaldre tiene que estar fría cuando se utiliza, así que déjala en la nevera hasta el momento en el que empezarás a prepararla.

Prepara todos los otros ingredientes para el uso y ponlos sobre la encimera.

Coge el calabacín y lávalo bajo el agua. Con un trapo absorbe el agua para secarlo.

Con el cuchillo corta la extremidad superior y luego empieza a cortar rodajas de unos 2-3 mm de ancho.

Extrae de la nevera 1 confección de masa de hojaldre y ábrela, quitando delicadamente el papel para horno (¡pero no lo tires! Hay que utilizarlo para cubrir la bandeja para el horno).

MASA RECTANGULAR: Es posible que hayas comprado la masa de hojaldre de forma rectangular (por ejemplo en el Lidl), que es la más aconsejable para esta receta, puesto que te quedarán rollitos uniformes.

MASA CIRCULAR: Es la más fácil de encontrar (Alcampo, Gigante, …) y se puede utilizar igualmente en la receta. Es probable que los rollitos de los extremos sean más pequeños, ¡pero son igualmente buenos!

Coloca la masa sobre la encimera y empieza a cortar tiras de unos 3 cm de ancho.

(Para la masa rectangular: mejor cortes por el lado corto, para que los rollitos no sean gigantes)

(Si empleas masa rectangular todas las tiras son iguales, mientras que si es circular, habrá unas más largas y otras más cortas. No te preocupes, lo tienes todo bajo control 😉 )

Ahora hay que rellenar la masa siguiendo este esquema:rollitos calabacin

Coloca sobre cada tira de masa las rodajas de calabacín, solapando un poco las rodajas, tratando de que se salgan solo por un lado de la tira. (El otro lado tiene que estar limpio para que la base sea estable y las rosas se queden de pié)

Añade tiras de queso sobre el calabacín, y finalmente tiras de jamón cocido.
Esparce orégano si te gusta.IMG_1157.JPG

Ahora enrolla las rodas desde un extremo de la tira hasta el final.

Prepara todas las tiras así hasta acabar.

Entonces extrae la otra masa de hojaldre de la nevera y empieza desde el principio.

Cubre las bandejas para horno con el papel para horno que viene en la misma confección de masa (o con otra si tienes) y coloca las rosas a unos 4-5 cm de distancia entre sí: van a expandirse en el horno y no tienen que pegarse.

Cuando lo tengas todo preparado, hornea las bandejas en el horno ventilado ya pre-calentado, a 200° C durante unos 20 min. (¡Cuidado con el tiempo porque puede cambiar dependiendo de tu horno!)

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar los rollitos durante 2 días, bajo una campana de cristal o en la nevera si hace mucho calor.

Se pueden comer calientes o fríos.

El relleno puedes variarlo a tu gusto: cambiar el queso gouda por queso crema; no poner jamón por si lo acompañas con otros platos de carne, etc… ¡consulta las otras recetas de rollitos de masa de hojaldre en el blog!

Żurek – sopa con salchicha, jamón y huevos

Presentación

El Żurek es una sopa que es muy representativa de la cocina polaca.

Este plato típico tiene un sabor muy particular, característico y decidido.

No puede faltar en el Domingo de Resurrección, pero es tan deliciosa que se prepara durante todo el año.

Sus ingredientes determinantes son los huevos, el jamón cocido y la salchicha, en una base de caldo que tu mismo crearás rápidamente.

¡A cocinar!


Información

  • Dificultad: mediana
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 8 personas

Ingredientes

  • Zanahorias: 2 medianas
  • Cebolla: 1 pequeña
  • Apio rábano: 1/4
  • Jamón cocido: 300 g
  • Salchicha: 1
  • Ajo: 3-4 dientes
  • Perejil: al gusto
  • Mejorana: al gusto
  • Kren (salsa de rábano picante* – horseradish): al gusto
  • Huevos: 8 (1 para cada persona)
  • Nata liquida: 250 ml
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Mantequilla: al gusto
  • Limón: lo suficiente

*la salsa de rábano picante se puede comprar en las tiendas Carrefour, Alcampo y Lidl o la puedes realizar tu solo (pero es más complicado encontrar el rábano en raíz).


Realización

En una olla pon las zanahorias peladas, el apio rábano, el perejil, el ajo y 1,5 litros de agua.

Mole la pimienta y añádela con la cantidad de sal que estimes oportuna.

Deja que cocine a baja temperatura durante unos 15 min.

Añade la salchicha y sigue cocinando todo por otros 30 min.

Extrae la salchicha.

Del caldo que hayas obtenido, elimina las verduras.

En una olla distinta, deposita la cebolla precedentemente pelada y picada en cubitos. Sazona con sal y un poco de pimienta.

Deja que se cocine con mantequilla, hasta hacerse transparente. Entonces añade la mejorana (1 cucharadita aprox.) y el jamón cocido cortado al estilo julienne. Deja que se dore.

Corta la salchicha en rodajas (y en medias rodajas si el diámetro de la salchicha es muy grande).

Añadir el caldo a la cebolla y al jamón; mezcla e incorpora las zanahorias (que has apartado del caldo) cortadas en cubitos y la salchicha.

Cocina hasta que esté herviendo desde hace 5 min. Entonces añade el kren (una cucharada aprox. – pero depende mucho del gusto personal) y el ajo crudo cortado con una prensa de ajos.

Deja que se cocine durante 5 min más.

Incorpora la nata liquida, mezcla y deja que siga cocinándose durante 2 min. 

En el plato para sopa, corta el huevo que has precedentemente cocido en 4 o 8 trozos con un cuchillo, cortando por la mitas, y luego por la mitad otra vez (o puedes utilizar la maquina de la imagen para que salga preciso y lo hagas más sencillamente).

Añade la sopa, esparce un poco de pimienta molida y sirve caliente.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Regula a tu gusto el kren, puesto que es picante y tiene un sabor bastante intenso, pero no olvides que diluido en la sopa será menos fuerte de lo que parezca cuando lo pruebes con una cuchara.

Puedes conservar la sopa durante 2 días en la nevera.

Crêpes con espinacas, jamón y queso

Presentación

Las Crêpes con espinacas, jamón y queso son un plato muy intrigante y gustoso.

Siempre estamos acostumbrados a la versión dulce de las crêpes, pero hay que probar absolutamente la combinación salada porque merece la pena.

El relleno de esta receta resalta todo el potencial que tienen las crêpes, gracias a su goloso sabor y a toda su cremosidad.


Información

  • Dificultad: mediana
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

CRÊPES:

  • Leche: 250 ml
  • Agua: 50 ml
  • Harina de trigo: 150 g
  • Aceite vegetal: 1 cuchara + para la sartén
  • Huevos: 2 medianos
  • Sal fina: al gusto

RELLENO:

  • Espinacas: 300 g
  • Jamón cocido: 100 g
  • Queso mozzarella / gruyere: 150 g

BECHAMEL:

  • Leche: 250 ml
  • Mantequilla: 25 g
  • Harina de trigo: 25 g
  • Sal fina: al gusto
  • Nuez moscada molida: al gusto

Realización

En un bol, bate los huevos. Añade el aceite y mezcla un poquito.

Incorpora también la leche y el agua con la pizca de sal. Mezcla bien para obtener un compuesto homogéneo.

Deja reposar durante unos 10-15 min.

En la espera, preparamos el bechamel: en una olla calentamos la leche (posiblemente entera) con sal y nuez moscada recién molida.beszamel-1.jpg
En una olla distinta derrite la mantequilla. Cuando esté liquida, (con la placa a temperatura baja), incorpora la harina tamizada y mezcla con un batidor de varillas, para evitar que se hagan grumos. El color que tienes que lograr es dorado.
La leche hay que incorporarla al compuesto de harina y mantequilla poco a poco, mezclando enérgicamente.
Deja que el bechamel se cocine a baja temperatura, para que la textura sea más espesa.

Coge el compuesto para crêpes y calienta una sartén anti-adherente (de unos 15 cm de diámetro) a una temperatura alta, untando la superficie con un poquito de aceite.

Verte en la sartén un cucharón de compuesto en el centro, utilizando la otra mano para esparcirlo mediante movimientos rotatorios de la sartén. Cocina durante 1 min (aprox) por lado.

Sigue así, hasta acabar con el compuesto.

(Ojo: Si es la primera vez que lo haces, podría resultar un poco complicado o no salirte perfecto, pero no te desmoralices, que practicando se aprende 😉 )

Cocina las espinacas con una pizca de sal en una sartén (si hace falta añade un chorrito de agua o de caldo).

Coge una crêpe y esparce un poco de bechamel. Coloca las espinacas, el queso a trocitos o rallado.

Finalmente, añade el jamón cocido (si te gusta crujiente, puedes saltearlo en la sartén).

Ahora tienes que decidir como servir este plato:
1) puedes doblarlo por la mitad 1 vez (en la foto que aparece en la portada lo doblé así)

2) puedes doblarlo 2 veces y te saldrán cuartos de circulo

3) puedes crear unos cannoli, enrollando las crêpes rellenas y, si hace falta, bloquearlos con palillos escarbadientes.

Tras esta complicada decisión 😉 poco antes de comer las crêpes, para que el queso y el bechamel se derritan bien, puedes cocinarlas en la sartén con un poco de mantequilla a temperatura medio alta, e incluso te saldrán maravillosamente crujientes, o puedes hornearlas con mantequilla por encima a 200°C durante unos 15 min.

Emplata 2 para cada persona. ¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si te gusta la textura blandita de las crêpes, substituye horno o sartén por el microondas en la cocción final: hacen falta 1-2 min y el queso se derretirá igualmente.

Rollitos de masa de hojaldre con queso y jamón

Presentación

Los rollitos son deliciosas espirales de masa de hojaldre rellenos de suave queso y jamón cocido.

Se trata de una receta muy fácil y golosa que convertirá toda comida o buffet en un éxito asegurado.

Esta comida finger food encantará a todos: hombres y mujeres, adultos y niños.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Tiempo cocción: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 2 confecciones
  • Jamón cocido: 400 g (en lonchas)
  • Queso gouda o edam: 300 g (en lonchas)
  • Queso crema: 150 g (Philadelphia o similar)
  • Orégano: al gusto

Realización

TRUCO: La masa de hojaldre tiene que estar fría cuando se utiliza, por lo que déjala en la nevera hasta el momento en el que empezarás a prepararla.

Extrae de la nevera 1 confección de masa de hojaldre y ábrela, quitando delicadamente el papel para horno (¡pero no lo tires! Hay que utilizarlo para cubrir la bandeja para el horno).

MASA RECTANGULAR: Es posible que hayas comprado la masa de hojaldre de forma rectangular (por ejemplo en el Lidl), que es la más aconsejable para esta receta, puesto que te quedarán rollitos uniformes. Lo importante, es que orientes la masa con el lado más largo cerca de ti, para que puedas rellenarla y enrollarla mejor.

MASA CIRCULAR: Es la más fácil de encontrar (Alcampo, Gigante, …) y se puede utilizar igualmente en la receta. Es probable que los rollitos de los extremos sean más pequeños, ¡pero son igualmente buenos!

Extiende la masa de hojaldre sobre la encimera y empieza distribuyendo la mitad del queso crema con una espátula o una cuchara. Intenta hacerlo de forma uniforme.

Espolvorea el orégano sobre el queso crema y coloca la mitad del jamón cocido sobre toda la masa de hojaldre.

Finalmente, añade la mitad de queso en lonchas, intentando crear unas filas paralelas al borde de la encimera más cercano a ti (desde la izquierda hasta la derecha, para que te sea más claro). Esta indicación es una referencia para que luego puedas enrollar correctamente la masa de hojaldre y obtener queso en todos los rollitos. pasta sfoglia.jpg

Ha llegado el momento de enrollar la masa y hay que hacerlo desde el extremo más cercano a ti (el más cercano al borde de la encimera 😉 ) en adelante. girelle philadeplhia.JPG
El rollo que ha quedado hay que cortarlo con un cuchillo (mejor si de filo liso), creando rollitos de 1 – 1,5 cm de ancho.

Hay que disponer los rollitos sobre la bandeja con papel para horno como en la foto (con un lado del relleno hacía abajo).

Ahora puedes poner la bandeja en el horno ventilado ya pre-calentado, a 200° C durante unos 20 min. (¡Cuidado con el tiempo porque puede cambiar dependiendo de tu horno!)

Repite lo mismo con la otra confección de masa de hojaldre y listo.

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar los rollitos durante 2 días, bajo una campana de cristal o en la nevera si hace mucho calor.

Se pueden comer calientes o fríos.

El relleno puedes variarlo a tu gusto (pesto y queso brie; con jamón serrano, con tomate triturado, etc…): ¡consulta las otras recetas de rollitos en el blog!