Rigatoni a la ceniza

Presentación

¿Ha llegado la hora de almorzar y aún no sabes que preparar? ¡No hay problema! Llegan a tu mesa los rigatoni a la ceniza.

Es un primer plato que se prepara en muy poquito, como mucho unos 15 minutos, y que añade a un clásico como la pasta con Gorgonzola, olivas negras molidas.

Este paté de olivas proporciona un sabor especial y además queda muy bien para la vista: las olivas trituradas parecen cenizas de verdad, y de aquí el nombre.

Deja probar esta delicia a tus comensales y evita improvisar: ya tienes la solución para la comida 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Rigatoni: 350 g (o macarrones, pajaritas, etc.)
  • Queso Gorgonzola dulce: 180 g
  • Olivas negras: 40 (sin hueso)
  • Nata líquida: 120 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Pon en el bol de tu batidora las olivas y tritúralas ligeramente. Si lo prefieres, emplea un cuchillo y pica finamente.

rigatoni a la ceniza

En una olla pon a hervir agua salada.

Mientras esperas que llegue a ebullición, elimina la piel y trocea en cubitos. Ponlo en una sartén con la nata líquida. Deja que el queso se derrita, mezclando de vez en cuanto.

Cocina la pasta y escúrrela 2-3 minutos antes del tiempo, poniéndola directamente en la sartén. Añade un cucharón de agua de cocción y termina de cocinar la pasta, mezclando frecuentemente.

Al final de la cocción, incorpora las olivas trituradas y mezcla bien.

Emplata y espolvorea un poco de pimienta recién molida.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se aconseja consumir en seguida, pero puede conservarse en la nevera durante dos días.

Si quieres enriquecer la receta con hierbas aromáticas, puedes probar con el tomillo o orégano.

Si, por otra parte, quieres dar un toque especial, añade azafrán a la crema de queso.

Si eres muy golos@, puedes espolvorear Parmigiano Reggiano por encima y gratinar al horno esta delicia 😉

Filetes de ternera con Gorgonzola

Presentación

¿Un plato sencillo que traiga el buen humor a la mesa? ¡Aquí lo tienes!

Los filetes de ternera acompañados por el robusto aroma y sabor del queso Gorgonzola son una delicia que no puedes perderte.

Empieza a calentar la sartén ya, que empezamos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 6 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Filete de ternera: 600 g (cortado en lonchas finas)
  • Gorgonzola: 60 g
  • Pimienta: al gusto

Realización

Cocina la carne en una sartén caliente, a fuego mediano.filete de ternera al gorgonzola.jpg

Gira los filetes y coloca por encima unos trocitos de gorgonzola.

Baja el fuego y tapa la sartén. Deja cocinar hasta que se derrita el queso.

Sazona con pimienta (no suele hacer falta sal, porque el gorgonzola suele llevar ya).

Emplata y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el gorgonzola por queso azúl, si lo prefieres.

Crostini de polenta con salsa de Gorgonzola y Parmigiano Reggiano

Presentación

Estos exquisitos crostini de polenta con salsa de Gorgonzola y Parmigiano Reggiano alegran la mirada y el paladar 😉

Sirve este gustoso plato originario del norte de Italia como entremés, segundo plato vegetariano o como un pincho con tu cóctel o cerveza.

La textura de los crostini es fantástica y se junta con éxito con la cremosa salsa de quesos.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Polenta a cocción rápida: 375 g
  • Parmigiano Reggiano: 40 g
  • Gorgonzola: 200 g
  • Mantequilla: 40 g
  • Leche: 500 ml
  • Nata líquida: 50 ml
  • Romero: 2 ramas
  • Aceite de oliva virgen extra: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza preparando la polenta.

En una olla deja hervir 1,5 l de agua con un poco de sal.

Vierte la polenta «como lluvia», mezclando enérgicamente con un batidor de varillas.

Cocina durante unos 7-8 minutos: la polenta estará lista cuando empezará a desprenderse de las paredes de la olla.

Baja la temperatura de la placa e incorpora la mantequilla. Remueve.

Vierte la polenta sobre una tabla y extiéndela (con la ayuda de una espátula, por ejemplo) hasta que tenga un espesor de 1,5 cm.

Deja que se enfríe y después, con un cuchillo, corta porciones de 3×8 cm.

(Truco: para que el cuchillo no se pegue a la polenta, mojalo en agua antes de cada corte)

Coloca la polenta sobre una bandeja para horno cubierta con papel vegetal.

Unta la polenta con un poco de aceite y esparce el romero picado por encima.

Hornea en horno ya caliente a 200°C durante unos 5 min (aprox.).

crostini de polenta con salsa de gorgonzola y parmigiano reggiano

(Nota: si quieres una versión aún más crujiente, puedes freír la polenta en aceite de girasol o cacahuetes).

Emplata los crostini.

Ahora prepara la salsa.

En una olla, junta la leche con la nata y calienta a baja temperatura.

Retira del fogón y añade el Gorgonzola troceado y el Parmigiano Reggiano rallado. Mezcla.

Vuelve a poner la olla sobre la placa a baja temperatura y sazona con pimienta.

Deja cocinar durante unos minutos.

Vierte la salsa bien caliente en una salsera y sirve con los crostini de polenta.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el Gorgonzola con queso azúl.

Mini cheesecakes de Gorgonzola con coulis de higos

Presentación

Sorprende a tu pareja con unas impactantes cheesecakes con aromático Gorgonzola, delicado Requesón y sabroso Parmigiano Reggiano.

Las tartitas, aunque tengan una pinta increíble, son sencillas de realizar, y se sirven con una deliciosa coulis de higos.

Venga, ni te lo pienses, empecemos ya 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 45 min (+4 h en la nevera)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 12 mini cheesecakes (Ø 5,5)

Ingredientes

PARA LAS CHEESECAKES

  • Crackers: 100 g
  • Nueces sin cáscara: 50 g (+ 12 enteras para la decoración)
  • Mantequilla: 50 g (+ para untar los moldes)
  • Huevos: 2
  • Parmigiano Reggiano: 50 g
  • Queso crema para untar: 250 g (sabor natural)
  • Requesón: 200 g
  • Gorgonzola dulce: 100 g
  • Gorgonzola picante: 100 g
  • Pan rallado: para los moldes

PARA LA COULIS

  • Higos maduros: 800 g (= 30 higos medianos/pequeños)
  • Mantequilla: 25 g
  • Azúcar: 40 g
  • Agua: 50 ml

Realización

Empezaremos con la realización de las mini cheesecakes.

Tritura los crackers junto con las nueces en tu trituradora hasta que su consistencia resemble la del polvo. Entonces añade la mantequilla anteriormente derretida.

Mezcla con un tenedor para repartir la mantequilla: habrás obtenido un compuesto parecido a las migas.

Entonces coge los moldes para magdalenas y úntalos con mantequilla. Esparce un poco de pan rallado para que luego sea más sencillo extraer las tartitas.

Coloca un poco del compuesto de crackers molidos y, empleando una cuchara, presiona para que se compacte en el fondo de cada molde.

Pon los moldes en el frigorífico para que la mantequilla se endurezca.

En un bol mezcla los huevos con el Parmigiano Reggiano rallado, añade el queso crema, el requesón y los dos tipos de Gorgonzola.

Trabaja la crema ayudándote con la batidora eléctrica.

Cuando hayas logrado una consistencia homogénea, repártela entre los 12 moldes.

Mini cheesecakes de gorgonzola con coulis de higosHornea en horno pre-calentado a 180°C durante aproximadamente 25-30 min, cubriendo la superficie con una hoja de película de aluminio (para evitar que se dore exageradamente).

Deja enfriar a temperatura ambiente y luego deja que repose en la nevera durante mínimo 4 horas.

En la espera, prepararemos la coulis de higos.

Corta los higos por la mitad, extrae la pulpa con una cucharadita y ponla en una olla.

Añade la mantequilla y el azúcar y luego enciende la placa.

Cuando la mantequilla esté derretida, vierte el agua y deja cocinar durante un par de minutos después de la ebullición.

Cuando la salsa esté más densa, deja enfriar a temperatura ambiente y entonces en la nevera durante una hora.

A la hora de emplatar, desmoldea las mini cheesecakes, colócalas en un plato y esparce por encima la coulis de higos. Decora cada tortita con las nueces.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el Gorgonzola picante con queso azúl.