Galletas de masa sablée – sin levadura

Presentación

Estas galletas de masa sablée te recordarán las galletas de mantequilla suecas… ¡sí, esas deliciosas de la caja azul de lata!

Pero si no quieres utilizar mantequilla y buscas una versión sin lactosa, puedes prepararlas también con margarina: ¡salen fenomenales también!

No necesitas levadura para prepararlas y la consistencia es fantástica: crujiente y al mismo tiempo friable.

Como no llevan levadura, son perfectas para ser decoradas antes del horneado (con cortadores de fondant, por ejemplo) o con glaseados y sprinkles 😉

¿A qué esperas para prepararlas?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30min (+2h en la nevera)
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 480 g
  • Mantequilla o margarina: 225 g
  • Azúcar: 150 g
  • Huevo: 1 mediano
  • Sal: 1 pizca (no hace falta si utilizas margarina)
  • Aroma: 2 ml (sabor vainilla, mantequilla, nata, naranja, limón, ron)
  • Ralladura de 1 naranja: opcional

Realización

Si utilizas la mantequilla, déjala a temperatura ambiente unos 20 minutos antes de preparar la receta o caliéntala durante unos segundos en el microondas para que tenga la consistencia de una pomada densa. Si utilizas margarina para untar, este paso no es necesario.

En un bol vierte la mantequilla y el azúcar y mezcla bien. Añade el huevo, el aroma, la ralladura de piel de naranja y, si utilizas mantequilla, la pizca de sal. Mezcla bien con la espátula o, si lo prefieres, con un batidor de varillas.

Tamiza la harina en el bol. Empieza mezclando con la espátula y después amasa con tus manos. Saca la masa del bol si te resulta más fácil amasar sobre la encimera. Amasa durante 1-2 minutos para lograr una masa uniforme.

Forma una bola y colócala de vuelta en el bol. Cubre con película transparente o un trapo húmedo y deja que repose unas 2 horas en la nevera: de esta forma la masa se relajará volviéndose más lisa y la mantequilla se solidificará.

Pasado ese tiempo, enciende el horno a 180ºC con ventilador para que se vaya calentando.

Extiende una parte de la masa sobre una encimera ligeramente enharinada hasta lograr un espesor de unos 4-5 mm.

Con un molde para sacar galletas, un cortapizza o un corta pasta con los bordes ondulados, saca tus galletas de la forma que prefieras: yo utilicé la tercera opción para reducir el exceso de pasta entre una lámina de masa y otra.

Coloca las galletas sobre una bandeja cubierta con papel para horno.
(Truco: si necesitas separar la masa de la encimera porque pusiste demasiada poca harina, desliza un cuchillo de hoja larga debajo de la galleta para que no se te deforme mucho, algo que suele pasar si lo haces con los dedos 😉 )

Lo que sobró de masa vuelve a amasarlo con otro trozo de masa y repite los pasos anteriores hasta agotarla.

Hornea las galletas hasta que los bordes estén ligeramente dorados: harán falta unos 10-15 minutos dependiendo del horno. Retira la bandeja y deja enfriar.

Galletas de masa sablée
Galletas de masa sablée

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Antes de hornear las galletas, puedes marcar la superficie de tus galletas con tu cortador para fondant 😉

Puedes decorar la superficie de las galletas con glaseado blanco (azúcar glás y suficiente zumo de limón para lograr una consistencia líquida y cubriente) o colorado, añadiendo unas gotas de colorante alimentar. Esparce un poco de coco rallado, chocolate rallado, nueces o sprinkles. También puedes utilizar chocolate derretido: deja que tu fantasía vuele.

Puedes conservar las galletas durante hasta un mes en un contenedor hermético.

Galletas pascuales en forma de huevo

Presentación

Las galletas pascuales son un divertido postre que puedes servir el día de Pascua para sorprender a tus comensales.

La galleta es de mucha calidad, quizás la mejor que hayas probado, pues recuerda a las galletas de mantequilla danesas.

La forma de huevo pega muy bien con estas fiestas y la «yema» de estas galletas será toda una delicia: se trata de una crema al limón muy golosa 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LAS GALLETAS:

  • Mantequilla: 125 g
  • Azúcar: 70 g
  • Huevo: 1 mediano
  • Harina de trigo: 250 g
  • Aroma: 2 ml (limón, almendras o vainilla)
  • Cáscara de 1 limón

PARA LA CREMA:

  • Agua: 120 ml
  • Zumo de limón: 50 ml
  • Azúcar: 45 g
  • Maizena: 20 g
  • Cáscara de 1 limón
  • Colorante amarillo

 


Realización

Empezaremos por las galletas.

Deja la mantequilla fuera de la nevera durante media hora para que se ablande o si prefieres, teniendo cuidado de no llegar a derretirlo, ablándalo en el microondas.

Bate el huevo con el azúcar empleando una batidora de varillas eléctrica o manual, hasta que doble el volumen.

Añade el aroma, la cáscara de limón (lavado con anterioridad) y la mantequilla derretida y mezcla con la batidora.

Tamiza la harina y añádela en dos fases (primero una mitad y mezcla, luego la otra). Mezcla hasta lograr una consistencia homogénea.

Deja reposar la masa en la nevera por media hora, para que se endurezca.

En la espera prepara la crema al limón.

Lava bien el limón para poder rallar su cáscara. Exprime también el zumo y fíltralo por un colador de malla pequeña.

En una olla junta el azúcar, el zumo de limón y el agua. Deja calentar y cuando esté a punto de hervir, añade la maizena y mezcla mucho con una batidora de varillas para evitar que se formen grumos. Añade algunas gotas de colorante para lograr un bonito color amarillo. Cuando la crema se haya espesado, aparta del fuego: enfriándose logrará la consistencia correcta.

Vuelve a la masa para las galletas. galletas de pascua.JPG

Extiende la masa sobre la encimera con la ayuda de un rodillo de cocina, logrando un espesor de medio cm aproximadamente. Con un cortador de galletas en forma de huevo saca las galletas. Coge mitad de las galletas recortadas y practica un ulterior corte con un cortador más pequeño (o un vaso muy pequeño, como para chupitos): será el punto en el cual colocaremos la yema.

Coloca las galletas sobre un molde para horno cubierto con papel vegetal. Hornea en horno pre-calentado a 180°C hasta que estén ligeramente doradas.

Deja enfriar completamente y esparce sobre una galleta entera una cucharadita de crema al limón.

Esparce azúcar glás sobre las galletas con el hueco y colócalo por encima de la galleta entera. Rellena con más crema.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir la crema por natilla a la vainilla si quieres conservar el color de la yema.

Si lo prefieres, podrías untar las galletas con Nutella y rellenar el hueco con natilla al sabor chocolate.

Prueba también otros sabores de natilla: fresa, coco, dulce de leche, etc…

Puedes preparar las mismas galletas con un cortador en forma de flor: obtendrás unas maravillosas margaritas 😉

Button cookies – Galletas botón

Presentación

¿Te has aburrido de todas las galletas en comercio?

¿Ya no sabes que forma darle a las galletas caseras que preparas?

¡Esta es la receta que te hace falta! Galletas botón 🙂

Prepara la harina, la mantequilla e invita a alguien para el tomar el té esta tarde…

[P.S. encuentra el simpático intruso en la foto jeje]


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Mantequilla sin sal: 125 g
  • Harina de trigo: 250 g
  • Azúcar: 70 g
  • Huevo: 1 mediano
  • Aroma: 2 ml (vainilla/almendra/limón/naranja)

Realización

Deja la mantequilla fuera de la nevera durante media hora para que se ablande o si prefieres, teniendo cuidado de no llegar a derretirlo, ablándalo en el microondas.

Bate el huevo con el azúcar empleando una batidora de varillas eléctrica o manual, hasta que doble el volumen.

Añade el aroma y la mantequilla derretida y mezcla con la batidora.

Tamiza la harina y añádela en dos fases (primero una mitad y mezcla, luego la otra). Mezcla hasta lograr una consistencia homogénea.

Deja reposar la masa en la nevera por media hora, para que se endurezca.

Pasado ese tiempo, extiende la masa con un rodillo sobre la encimera ligeramente enharinada.galletas boton preparacion.JPG

Con un cortador de galletas o una copa tipo flauta recorta las galletas.

Con un cortador de masa de diámetro más pequeño incide los círculos, sin llegar a cortarlos por completo, para crear el borde del botón.

Para terminar, con un palillo de madera (como los para brocheta) haz 4 agujeros.

Enciende el horno a 180°C.

Cuando esté caliente hornea las galletas, colocadas sobre una bandeja cubierta de papel vegetal.

galletas boton[OJO: distancia las galletas como mínimo unos 2 cm entre sí, si no quieres arriesgarte a que se peguen]

Saca del horno después de unos 12-15 min, ligeramente dorados.

Deja que se enfríen antes de servir.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar las galletas durante más de una semana en un contenedor hermético (lata o plástico), bajo una campana de cristal o en una bolsita de plástico cerrada.

Prueba las galletas con leche, café, té o colacao… que buenas son! 😛

 

 

Galletas con mantequilla de la sartén (o sin lactosa)

Presentación

¿Te apetece comerte unas galletas pero no tienes en casa? Aquí tienes el remedio más rápido que existe.

Estas galletas caseras a la mantequilla las puedes preparar en unos 20 minutos aunque seas muy torpe en cocina, porque son muy sencillas de hacer y no hace falta hornearlas.

Tan solo necesitas los ingredientes, una sartén y un cortador de masa (o, si no tienes, un vaso o un cuchillo): ¡no tienes excusas para no prepararlas!


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 3 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 150 g
  • Mantequilla o margarina: 50 g
  • Azúcar: 30 g
  • Leche de vaca o vegetal: 20 g (o una clara de huevo)
  • Levadura química para postres: 3 g
  • Aroma: 1 ml (vainilla/nata/mantequilla/limón)
  • Ralladura de la cáscara de 1 limón

Realización

En un bol verte la harina, la levadura, el azúcar, la leche, el aroma, la mantequilla fría (cortada en cubitos, para que sea más fácil mezclar) y la ralladura de la cáscara de 1 limón.

Con tus manos mezcla todo hasta que obtengas un panecillo homogéneo.

formine.jpg

Espolvorea un poco de harina sobre la encimera y extiende la masa hasta que sea alta unos 4-5 mm aprox. Puedes utilizar un rodillo para que salga todo uniforme.

Con el cortador de masa que hayas elegido o con un vaso recorta galletas.

(Ojo: si no quieres que la masa se te pegue a la encimera, comprueba que haya harina por debajo).

Si no tienes ni cortador ni vaso, puedes cortar cuadrados, triángulos o rombos con un cuchillo.

Ahora enciende la placa y pon una sartén a calentar.

Coloca las galletas sobre la sartén y deja que se cuezan a baja temperatura durante unos 4 minutos por cada lado (Total: 8 min). Puedes tapar la sartén.

Si te gustan blandas, puedes comerlas aún calientes, mientras que si prefieres las galletas crujientes, espera unos 20-30 min para que se enfríen y lleguen a esa textura.

Si te apetece, puedes decorar con azúcar glas o con chocolate fundido.

Galletas con mantequilla de la sartén (o sin lactosa)

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servirlas con una taza de té o chocolate caliente.

Si quieres unas galletas con mermelada, nutella o dulce de leche, extiende mas la masa para que quede más sutil y, tras la cocción, unta una galleta y cierra con otra.