Delicada ensaladilla de pollo, pepinos, piña y huevos cocidos

Presentación

Si te apetece una ensaladilla refrescante con sabores muy diversos, pero caracterizada por su talante delicado, esta receta es para ti. 😉

Prepara esta guarnición que aprovecha las sobras de pollo asado o guisado 🍗 y las mezcla con refrescante pepino 🥒, dulce piña 🍍, un toque de atrevidos pepinillos agridulces y cremosos huevos 🥚, el todo envuelto por deliciosa mayonesa con una pizca de pimienta.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pollo asado/guisado: ½
  • Pepinos frescos: 2 medianos
  • Pepinillos agridulces: 2 pequeños
  • Huevos: 8
  • Piña (en almíbar o fresca): 3-4 rodajas
  • Mayonesa: al gusto
  • Sal/Sazonador líquido Maggi: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza preparando los huevos cocidos duros:

  • Si utilizas huevos recién sacados de la nevera, ponlos en una olla con agua fría que vas a dejar subir de temperatura despacio hasta hervir: desde el momento en el que el agua hierva, los huevos tienen que cocinarse 11 minutos.
  • Si utilizas huevos a temperatura ambiente, ponlos en agua hirviendo: desde el momento en el que el agua hierva, los huevos tienen que cocinarse unos 12 minutos.

Pasado ese tiempo, tira el agua caliente y cubre los huevos con agua fría. Así podrás pelar los huevos mucho antes.

Mientras los huevos se enfrían, quita la piel del pollo y despega la carne de los huesos y del cartílago. Pica el pollo en pequeñas tiras o cubitos.

Tras haber quitado la piel de los pepinos frescos, córtalos en cubitos. Corta en cubitos los pepinillos agridulces también.

Trocea la piña y vierte todos los ingredientes picados en un bol.

Elimina la cáscara de los huevos y, con un cortador de huevos o un cuchillo, pica los huevos duros en cubitos (primero en lonchas, luego en tiras y luego en cubitos). Viértelos en el bol.

Sazona con sal y pimienta, añade mayonesa, mezcla y prueba si hace falta sazonar más.

Delicada ensaladilla de pollo, pepinos, piña y huevos cocidos

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Esta ensaladilla puede modificarse de muchas formas: puedes añadir cebolla para un toque más decidido, quitar la piña y sustituirla por (o simplemente añadir) chorizo salteado o apio verde picado, etc.

Si quieres prepararla con antelación y has añadido mayonesa, guarda tu ensaladilla en la nevera y sácala unos 20 minutos antes de servir.

Ensalada de esparragos trigueros, tomates cherry, nueces y feta

Presentación

Esta ensaladilla primaveral se convertirá pronto en una de vuestras favoritas. La vinagreta es espectacular.

Aunque no haga falta mucho esfuerzo para preparar este plato, pues es muy sencillo, es una verdadera delicia… al fin y al cabo, las cosas mas simples son siempre las mejores.

Este plato tendrá un efecto «wow» garantizado… y además es un plato saludable, con agradables texturas y una cautivadora combinación de sabores, que podéis permitiros incluso si estáis en el medio de la «operación bikini» 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

VINAGRETA

  • Vinagre balsámico: 6 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra: 1/4 de taza
  • Mostaza de Dijón: 2 cucharaditas
  • Miel: 2 cucharaditas
  • Ajo: 1 diente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

ENSALADILLA

  • Espárragos: 1 kg
  • Tomates cherry: 250 g
  • Nueces sin cáscara: 80 g
  • Queso feta: 125 g
  • Aceite de oliva virgen extra: 2 cucharadas.

Realización

Lava los espárragos. Elimina la parte final del tallo, que es la más clara y más dura. Para saber hasta donde cortar, empieza a doblar el espárrago desde la extremidad: si se rompe crujiendo, habrá que eliminar más. Luego, corta con un cuchillo para tener un corte limpio. Lo que quede de espárrago, pícalo en trozos de unos 5 cm.

Cocina los espárragos en una sartén con unas cucharadas de aceite de oliva, hasta que estén blandos.

En la espera, lava los tomates y pártelos por la mitad.

Pica las nueces.

Pica el diente de ajo con un cuchillo o emplea un picador de ajos.

Prepara la vinagreta: en una pequeña sartén, lleva a ebullición al vinagre balsámico líquido y deja que se reduzca a la mitad.
(Nota: si empleas un vinagre envejecido varios años, no hace falta este paso, pues no es tan líquido.)

En un bol, vierte el vinagre, añade el ajo picado, la mostaza, la miel, el aceite de oliva, sal y pimienta molida.

Cuando los espárragos estén listos, ponlos en un bol, añade las nueces y los tomates y desmenuza 3/4 partes del queso feta.

Mezcla enérgicamente los ingredientes de la vinagreta para emulsionarla y vierte sobre los espárragos. Mezcla.

Esparce lo que ha quedado del queso feta sobre la superficie (así aparecerá blanco y no manchado de vinagreta) y sirve.

Ensalada de esparragos trigueros, tomates cherry, nueces y feta
Ensalada de esparragos trigueros, tomates cherry, nueces y feta

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si no tienes queso feta, pero aún así quieres ese toque, intenta con un poco de queso azul o gorgonzola (solo o mezclado con queso fresco): su intensidad combina muy bien con los demás ingredientes.

Ensaladilla de brócoli y surimi

Presentación

Esta ensaladilla con mayonesa es una delicia que deberías apuntarte como tu nueva manera favorita de preparar los brócoli.

Sirve los brócoli con una combinación sorprendente de ingredientes: surimi y pepinillos.

¿A qué la idea te intriga? 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Brócoli: 1 mediano
  • Surimi: 220 g
  • Pepinillos agridulces: 2 medianos
  • Mayonesa: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Limpia el brócoli y deja que se cocine en agua salada.

Escurre cuando esté listo, deja enfriar y pica en trocitos.IMG_6247.JPG

Pica también unos pepinillos en cubitos.

Corta los palitos de surimi en rodajas.

Aparta un puñado de cada tipo de ingredientes para la guarnición.

Junta todos los ingredientes en un bol y añade unas cucharadas de mayonesa, un poco de sal y pimienta. Mezcla.

Sirve la ensaladilla a cada comensal, colocando por encima de la misma un poco de los ingredientes que habías guardado (y no mezclado con la mayonesa) para exaltar los colores del plato.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes emplear los pepinillos encurtidos agridulces, al estilo polaco o a la bavaresa, o también los pepinillos fermentados (ogórki kiszone).

Ensaladilla fría de remolacha

Presentación

Si te gusta la remolacha o quieres atreverte a probarla en una original versión, corre a comprarla, porqué hoy vamos a preparar una sencilla pero sabrosa ensaladilla fría de remolacha aromatizada al ajo.

Esta guarnición polaca combina divinamente con pollo, asados, carne a la parrilla y es una muy buena elección para estos días de sol, perfectos para una una barbacoa en compañía.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Remolacha roja cocida: 2-3 unidades
  • Ajo: 1/2 diente *
  • Mayonesa: 1-2 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

*la cantidad de ajo puede modificarse al gusto. Si no te gusta el ajo, sustituye con cebollino picado.


Realización

Ralla la remolacha roja con la malla gruesa de un rallador.

Sazona con sal y pimienta.ensaladilla remolacha y ajo

Con un moledor de ajos desmenuza el ajo e incorpóralo a la remolacha.

Añada la mayonesa (dependiendo de la densidad de la mayonesa varía ligeramente la cantidad).

Mezcla y sirve.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

La ensaladilla se sirve fría: esto significa que la puedes preparar con horas de antelación y emplatarla pocos minutos antes de servir.

Puedes conservar sin problema esta guarnición en la nevera 1 día.

Evita exponer la mayonesa a fuentes de calor por tiempo prolongado.

Ensaladilla inspirada con caballa del sur

Presentación

El otro día estaba leyendo una receta de una estrella de la cocina polaca cuyos libros son verdaderos best-sellers… la monja Anastazja.

Me entraron muchas ganas de hacer una ensaladilla con algunos de los ingredientes que ella mezclaba: pescado y maíz.

Así me dejé inspirar y creé esta ensaladilla que os propongo hoy.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Maíz: 1 lata
  • Caballa del sur: 2 latas (180 g) – mejor si en aceite de girasol
  • Pepinillos agridulces: 3 grandes
  • Huevos: 5
  • Cebolla: 1/2
  • Queso gouda/edam/havarti: 200 g
  • Mayonesa: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

La receta no podría ser más sencilla.

Cocina los huevos hasta que estén duros (unos 5 minutos desde que el agua hierve).Resultado de imagen de egg cutter

(Nota: pon los huevos en la cacerola con agua fría desde el principio de la cocción. De ponerlos fríos de la nevera directamente en agua hirviendo podrían romperse por el shock térmico)

Pica los huevos en cubitos con un cuchillo o con el muy cómodo utensilio.

Pica finamente la cebolla y sazónala con sal y pimienta.

Pica también los pepinillos.

ensaladilla-inspiradaRalla el queso (empleando la malla grande) o córtalo en cubitos.

Escurre el maíz y la caballa del sur y trocea ésta última.

Junta todo en un bol y añade la mayonesa hasta obtener la consistencia deseada.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Resultado de imagen de makrela wędzonaPuedes añadir cebollino y otros ingredientes que te gustan.

La caballa del sur puede sustituirse por atún claro u otros pescados, incluso aquellos frescos ahumados (deberías probar esa versión: está deliciosa 😉 )

Coleslaw – Ensalada de repollo, zanahoria y manzana

PRESENTACIÓN

Esta ensalada de repollo, zanahoria y manzana es ideal para los días calurosos de verano o para una guarnición fresca y crujiente. 🥗 🥕🍏

Esta mezcla de verduras y fruta, posiblemente inusual para el paladar de muchos hispanohablantes, es realmente sorprendente y te cautivará desde el primer bocado.

Esta simple y antigua receta proviene de los Países Bajos 🇳🇱, donde con la abreviación koolsla se hace referencia a la combinación de repollo y zanahoria, en principio aliñada con aceite o vinagreta. El nombre actualmente más popular en el extranjero, coleslaw, se desarrolla cuando la receta llega a mediados de siglo XIX en el Reino Unido. Hoy, sin embargo, os propongo una variación con manzana y mayonesa forjada en Polonia 🇵🇱, donde desde hace muchas décadas se encuentra en los platos de adultos y pequeños: es una de las guarniciones más típicas al lado de tortitas de patatas con gulash o de asados de carne. 


INFORMACIÓN

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 3-4 personas

INGREDIENTES

  • Repollo blanco: 1/2 mediano;
  • Zanahorias: 2 medianas;
  • Manzana: 1/2;
  • Cebolla: 1/4 mediana;
  • Mayonesa: 3-5 cucharadas:
  • Sal: al gusto;
  • Pimienta: al gusto;
  • Zumo de limón: un poquito (para evitar que las manzanas se oxiden).

REALIZACIÓN

La realización de la ensalada es muy simple, puesto que todos los ingredientes son crudos.

El repollo hay que cortarlo finamente en juliana (3-5 mm de anchura, no más).

La cebolla hay que picarla muy fina también, para que su aporte sea lo mas delicado y homogéneo posible, sazonarla con sal y pimienta y removerla antes de añadirla al bol.

Las zanahorias y las manzanas peladas hay que rallarlas utilizando la malla más grande del rallador.

[Truco: Las manzanas es conveniente rallarlas por últimas y, para evitar del todo que se oxiden, rociarlas con unas gotas de limón para que dejen de cambiar de color. 😉 ]

Ahora hay que juntarlo todo en un bol y añadir las cucharadas de mayonesa. Dependiendo de lo fina o espesa que esté la mayonesa, puede hacer falta un ajuste en la cantidad.

Y con tal solo mezclar bien, ¡ya está lista tu ensalada crujiente!

Coleslaw - ensalada polaca de repollo, zanahoria y manzana
Coleslaw – ensalada polaca de repollo, zanahoria y manzana

¡BUEN PROVECHO!


SUGERENCIAS

Consuma la ensalada dentro de 2 días y tápala con película transparente antes de ponerla en la nevera.

¡Combina extraordinariamente con platos de carne!

Prueba la ensalada con un aliño clásico de aceite y sal o de aceite y vinagre. Puedes también experimentar añadiendo hierbas aromáticas como el eneldo, tanto a la versión polaca, como a la neerlandesa.