Tortitas de coliflor con salsa amatriciana

Presentación

Las tortitas pueden convertirse en un verdadero as en la manga, gracias a su versatilidad, a las infinitas combinaciones de ingredientes y a su carácter apetecible. 🥞😋

Tienes que estrenar estas tortitas de coliflor con salsa amatriciana porque: 1) el conjunto tiene potencial para causar adicción, 2) es una receta con bajo contenido de hidratos de carbono (así que come sin remordimientos 😉 ), 3) en muy poco tiempo te queda un plato que tus ojos querrán devorar.

Son geniales como entremés, plato único o tapa y la coliflor pasa desapercibida a los peques. Puedes personalizar la salsa a tu gusto o para un plato 100% vegetariano: en el apartado de sugerencias encuentras unas ideas 😉

¿A qué esperas para prepararlas?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LAS TORTITAS:

  • Coliflor: ½ grande
  • Huevos: 2 medianos
  • Harina de trigo: 4 cucharadas abundantes
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

PARA LA SALSA AMATRICIANA:

  • Tomate triturado: 300 g
  • Cebolla: ½ grande
  • Panceta salada, guanciale o bacon ahumado: 80-100 g
  • Jengibre molido o guindilla molida: al gusto (opcional)
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de girasol: para sofreír

Realización

Empieza preparando la salsa.

Corta la panceta salada o el guanciale en tiras.
(Nota: aunque la receta original italiana no utiliza el bacon ahumado, si lo tienes puedes utilizarlo junto a la panceta o sólo: la salsa queda un poco diferente pero está muy rica 😉 ).

Limpia la cebolla y pica finamente una mitad.

Vierte un poquito de aceite en la sartén y deja que se caliente. Añade la panceta y deja que se cocine a fuego alto hasta dorarse ligeramente y lograr un punto crujiente. Entonces añade inmediatamente la cebolla, remueve y baja a fuego mediano: deja que se poche.

Añade el tomate triturado, mezcla y prueba si hace falta sazonar con sal y pimienta. Si te gusta un sabor redondo y muy ligeramente picante, añade un poco de guindilla molida o de jengibre: aunque no estén tampoco en la receta original, siéntete libre de personalizar la salsa a tu gusto.

Deja que se cocine tapada durante unos 10 minutos y luego apaga.

Ahora empieza a preparar las tortitas.

Limpia la coliflor quitando las hojas y eventuales imperfecciones. Trocea un poco la mitad para que entre con facilidad en tu batidora/robot de cocina. Activa tu batidora y deja que desmenuce la coliflor hasta reducirla en algo parecido a un cous cous.
(Ojo: si tu batidora es pequeña, tal vez sea mejor que desmenuces primero un cuarto de coliflor, vacíes el recipiente y luego repitas con la otra parte 😉 ).

En un bol grande, casca dos huevos, sazona con sal y pimienta y bátelos unos 30 segundos con un tenedor. Vierte la coliflor desmenuzada en ese bol y mezcla para repartir el huevo. Añade las cucharadas de harina y mezcla bien otra vez.

Ahora vamos a ver si las tortitas tienen la consistencia correcta para ser fritas con facilidad. Calienta bien el aceite en la sartén (no tiene que ser abundante, pero sí tiene que cubrir toda la superficie de la sartén) y vierte una cucharada abundante de compuesto sobre la sartén, aunque trata de hacer unas tortitas más bien pequeñas para que te resulte fácil dar la vuelta. Aplasta un poco con la cuchara para reducir el espesor y espera a que se dore por un lado.
Cuando esté dorada, intenta dar la vuelta utilizando unos tenedores y/o una pala para fritos: si la tortita se queda firme y no se parte en trocitos, entonces puedes seguir friendo; sin embargo, si se parte, recoge la masa de la sartén, añádela al bol y pon 2 cucharadas más de harina. Mezcla y vuelve a freír.

Fríe las tortitas por ambos lados hasta que queden bien doradas o ligeramente marrones. Colócalas sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Sirve con la salsa al lado o directamente encima.

Tortitas de coliflor con salsa amatriciana
Tortitas de coliflor con salsa amatriciana

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prueba las tortitas con otras salsas: pruébalas con un estofado de carne, con ragú, con salsa de tomates y verduras para una versión vegetariana, etc.

Si quieres que el plato resulte más fácil de digerir y reducir las molestias que puede provocar la coliflor, cocina esta verdura durante unos 3 minutos al microondas después de haberla triturado. Deja enfriar un poco antes de juntar con los huevos batidos.

Ñoquis de coliflor salteados

Presentación

Aprende a hacer una versión diferente de los ñoquis de patatas, con un ingrediente inesperado: ¡la coliflor!

Esta verdura otorga un sabor muy delicado y especial a los ñoquis y además recude su aportación de hidratos de carbono, para que puedas disfrutarlos sin remordimientos y sabiendo que, además de ser caseros, son muy saludables.

También es una forma muy lista de incluir más verduras a una de las comidas preferidas por los niños… sin que se den cuenta 😉

Empieza ya a ponerte el delantal: la receta no es complicada y vas a quedarte con una sonrisa nada más saborear estos ñoquis de coliflor.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Coliflor: ½ kg
  • Huevos: 2 medianos
  • Harina de trigo: ½ kg
  • Sal: 2 cucharaditas
  • Mantequilla: al gusto (sustituible por margarina)
  • Romero: 1 ramita (sustituible por salvia)

Realización

Trocea la coliflor para ahorrar tiempo de cocción y ponla a hervir en agua salada con una cucharadita de sal. Cuando esté blanda escúrrela y deja enfriar.

Para obtener un puré de coliflor liso, utiliza un machacador de patatas, una prensa de patatas o tu batidora eléctrica.

Al puré de coliflor añade los huevos y la harina tamizada. Mezcla todo con tus manos hasta que te quede una masa homogénea.

Transfiere la masa sobre una encimera enharinada y sigue amasando durante unos minutos.
[Ojo: la cantidad de harina es aproximada, porque dependiendo del tipo de harina o del nivel de hidratación de la coliflor puede hacer falta un poco menos o un poco más. Si la masa es demasiado suave para ser manipulada entonces hay que añadir más harina -aunque la consistencia es naturalmente más suave que la de los ñoquis de patatas-, pero cuando la masa no se pega a la encimera enharinada entonces ya hay suficiente. No queremos pasarnos con la cantidad de harina o se volverán demasiado duros.]

Divide la bola de masa en cuatro partes, para que trabajarla resulte más sencillo. Coge una y empieza a formar una serpiente de masa, manteniendo en el proceso la encimera enharinada. Aplasta ligeramente la serpiente para obtener una forma más característica.

Con un cuchillo, corta los ñoquis con cortes diagonales hasta acabar con una serpiente y seguir con la siguiente.
[Truco: para que obtener un corte más limpio, puedes enharinar el cuchillo antes de empezar a cortar y repetir si hace falta 😉 ]

Pon a cocinar los ñoquis un poco a la vez en agua salada (con una cucharadita de sal) hirviendo y remueve con frecuencia y delicadeza. Cuando empiecen a flotar, deja que se cocinen un minuto más antes de retirarlos.

Derrite la mantequilla en una sartén, dejando que se aromatice con un poco de romero, y añade los ñoquis para que pueda crearse una capa crujiente en su exterior. Remueve con frecuencia hasta que estén dorados.

Ñoquis de coliflor salteados

Emplata y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el romero con salvia o por cebolla cortada a la julienne y sofrita, bacon o chorizo sofritos, verduras y gambas salteadas, etc. ¡El único lçimite es tu fantasía!

Si lo prefieres, puedes condimentar los ñoquis con tu salsa favorita (boloñesa, tomate, pesto a la genovesa, pesto de calabacín con o sin gambas, etc.) aunque unas opción como una salsa cremosa de nata y quesos, tal vez con nueces, también exalta muy bien el sabor delicado sin cubrirlo.

Si eres fan de los ñoquis más blanditos, puedes emplatar nada más haberlos hervido, sin pasarlos por la sartén 😉

Crostini con anchoas sobre paté de coliflor y ajo salteado

Presentación

Unos crostini crujiente por fuera y aún suave por dentro… untado con una generosa cantidad de paté de coliflor aromatizado con el delicado sabor del ajo salteado en aceite de oliva.

Cada rebanada está valorizada por la intensa nota de los filetes de anchoa y la frescura de unas hojas de perejil.

¿A qué esperas para poner esta increíble delicia en tu mesa?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

Para el paté de coliflor

  • Coliflor: 1
  • Ajo: 2 dientes
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Para los crostini

  • Pan: lo suficiente
  • Filetes de anchoas en aceite: 1 para cada crostini
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Perejil: para decorar

Realización

Limpia la coliflor y el ajo.

Divide la coliflor en flores y pica el tallo en trocitos. Divide cada ajo a mitad por el sentido largo.

crostini con anchoas sobre paté de coliflor y ajo

En una sartén vierte un poco de aceite de oliva, y deja sofreir el ajo. Añade la coliflor y sazona con sal y pimienta. Deja que se cocine, cerrando con tapa, si necesario, hasta que esté blando.

En tu batidora vierte el contenido de la sartén (ajo incluido), 3-4 cucharadas de agua y 3 cucharadas de aceite. Ajusta sal y pimienta si necesario. Tritura todo hasta lograr una crema lisa.

Esparce con un pincel de silicona un poco de aceite sobre cada rebanada de pan. Ponlo en tu tostadora o en el horno con función grill hasta que esté crujiente por fuera, pero aún ligeramente blando en el interior.

Unta el pan con el paté de coliflor y ajo y coloca sobre cada crostino una anchoa.

Pica ligeramente el perejil y decora con él cada rebanada.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el perejil por orégano fresco.

Si quieres sazonar el paté con algún ingrediente especial, añade un poco de curry a la coliflor 😉

Pizza con base de coliflor – sin gluten

Presentación

Nunca has probado, ni imaginado algo así.

Concédete el capricho de una pizza sin sentirte culpable: esta masa está hecha con deliciosa y delicada coliflor, que aporta una textura sorprendentemente agradable.

Prepara esta receta sin gluten también durante una dieta low carb para alegrar tu día y saborear un trocito de paraíso.

El sabor de la masa, por supuesto, no es igual al del pan, sino que aromatizado con las especias que prefieras (aquí un poco de ajo y curry), pero el topping puede ser tu favorito (puedes personalizarlo completamente) 😉

Al final del post, ¡consejos para una versión 100% vegetariana!


Información

  • Dificultad: mediana
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Coliflor: 1 mediana/grande
  • Huevos: 2 medianos
  • Mozzarella para pizza/Gouda: 1/4 taza
  • Parmigiano Reggiano: 1/4 taza
  • Ajo deshidratado: al gusto
  • Curry: al gusto (opcional)
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

PARA EL TOPPING (personalizable):

  • Mozzarella/Gouda: 8 lonchas
  • Jamón cocido: 8 lonchas
  • Chorizo picante: 50 g
  • Tomate fresco: 1 mediano
  • Orégano/albahaca: al gusto

Realización

Limpia la coliflor y elimina las hojas.

Con un rallador para queso, ralla en coliflor por la malla fina.

(Nota: si tienes prisa puedes emplear una batidora de comida).

Divide la coliflor rallada en 4 partes y deja que cada una se cocine en el microondas durante 2 minutos.

(Nota: recuerda emplear una vajilla apta para microondas 😉 )

Cuando hayas cocinado toda la coliflor, deja que se enfríe un poco antes de seguir.

Ha llegado el momento de eliminar el exceso de agua de la coliflor, para asegurarnos de que la base para pizza sea firme. Con tus manos, coge un poco de coliflor rallada y aprieta para que salga cuanta más agua posible. Alternativamente, puedes utilizar un colador de malla fina y apretar la coliflor con un cuenco o una cuchara.

A continuación, la coliflor escurrida debe mezclarse en un bol con los dos huevos, la sal, la pimienta, el Parmigiano Reggiano y la Mozzarella. Mezcla todo.

pizza con base de coliflor 2.JPG

Sobre una bandeja para horno cubierta con una hoja de papel vegetal, extiende la masa tratando de obtener bien un rectángulo, bien unas pizzas redondas. Trata de repartir la masa de forma uniforme, nivelándola con tus manos.

Hornea a 220°C hasta que la base para pizza esté ligeramente dorada.

En la espera, pica el chorizo y saltéalo en una sartén para que suelte un poco de grasa y sea crujiente.

Extrae la bandeja del horno y coloca el topping (queso, jamón cocido, lonchas de tomate, chorizo crujiente y orégano/albahaca). Vuelve a hornear unos minutos hasta que se funda el queso.

Extrae del horno y sirve.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Personaliza tu pizza como prefieras: si quieres una versión completamente vegetariana, para el topping emplea mozzarella, queso azúl y completa con verduras (pimientos, cebolla, alcachofas, olivas, etc…) o atún 😉

pizza con base de coliflor 2.JPG

Puré de coliflor, requesón y ajo salteado

Presentación

Como cualquier plato de asado, polpetas o pollo requiere una guarnición de verduras, ¿porqué optar por el omnipresente puré de patatas que, aun siendo rico, aburre un poquitín?

Ofrece a tus comensales un cremoso puré de coliflor que está deliciosamente enriquecido con requesón y tiene un toque inconfundible de ajo salteado.

Además, la receta tiene bajos niveles de hidratos de carbono y grasas, así que mejor empecemos a prepararla ya 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Ajo: 2 dientes
  • Coliflor: 1-1,5 kg
  • Mantequilla: 2 cucharadas
  • Requesón: 80 g
  • Cebollino: para decorar
  • Aceite de oliva virgen extra: 5 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Puré de coliflor con requesón y ajo salteadoLimpia el ajo, corta los dientes en 4 trocitos y deja que se doren en una sartén con unas gotas de aceite.

Corta las flores de coliflor y ponlas en una olla con agua salada para que en unos 10-15 min se ablanden. Controla con un tenedor que sean suaves.

Escurre del agua y colócalas sobre papel de cocina, para que éste absorba cuanta mas agua. No queremos una crema demasiado líquida 😉

En una batidora pon la coliflor, el ajo, un poco de sal, el requesón y la mantequilla (mejor si a temperatura ambiente para que no sea excesivamente dura). Deja que se reduzca en puré.

Sirve en un cuenco y decora con un poco de aceite, pimienta y cebollino picado.

 

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir alguna especia como el comino o el curry, si quieres darle un sabor más marcado.

El puré puede ser re calentado.