Solomillo de pavo con calabacines y queso brie

Presentación

Prepara el solomillo de pavo de una forma diferente de lo habitual…

Esta receta te propone un plato de inspiración oriental, con un sabor ligeramente agridulce y picante, completado con crujientes calabacines y cremosos trocitos de queso brie.

Sirve este segundo plato ligero y gustoso para dar un rumbo diferente a la cena 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Solomillo de pavo: 600 g
  • Calabacines: 2 medianas
  • Queso brie: 120 g
  • Salsa de soja: 4 cucharadas
  • Vinagre balsámico: 2 cucharadas
  • Miel: 2-3 cucharadas
  • Mantequilla: 2 cucharadas
  • Guindilla molida: 1 cucharadita
  • Pimienta: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

Limpia los calabacines y corta rodajas finas.

Corta el solomillo en trocitos. Sazona con sal, pimienta y guindilla.Solomillo de pavo con calabacines y queso brie.JPG

En una sartén caliente con un poco de mantequilla, pon la carne a cocinar y cuando esté ligeramente dorada por fuera, añade la salsa de soja y el vinagre balsámico, para que evapore el alcohol.

Cuando la salsa se haya reducido un poco, añade la miel y mezcla todo.

Incorpora ahora los calabacines.

Cuando la miel esté caramelizada y la carne esté envuelta de una salsa suficientemente densa, apaga el fuego.

Emplata la carne y los calabacines y añade el brie troceado por encima.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir semillas de sésamo o cacahuetes salteados para completar el plato, si te gusta la idea 😉

Pollo agridulce con miel y vinagre balsámico

Presentación

El pollo agridulce es un plato oriental que me parece delicioso.

Todas las recetas que he visto y probado llevan muchas salsas orientales distintas, por lo que me pregunté como podía crear una versión igual de gustosa, pero con ingredientes más comunes y presentes prácticamente cualquier cocina occidental.

Así que, después de algunas pruebas de mezclas, he encontrado la combinación perfecta: miel, vinagre de balsámico y guindilla molida.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechuga de pollo: 400 g
  • Miel: 5 cucharadas
  • Crema de vinagre balsámico de Modena: 4 cucharadas
  • Guindilla molida: 1 cucharadita (al gusto)
  • Puerro: 1 mediano
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Mantequilla: lo suficiente

Realización

Corta las pechugas de pollo en trocitos y sazónalas con sal y pimienta.

pollo agrodolceCalienta una sartén con unas cucharadas de mantequilla.

Pon el pollo en la sartén y añade un poco de guindilla molida (no te pases, siempre puedes añadir más después). Deja que se cocine a fuego alto, removiendo de vez en cuando.

En la espera, limpia un puerro y corta  rodajas de unos 3-4 mm aprox. y cocínalo en otra sartén con mantequilla, para que mantenga su color vivido.

Cuando el pollo esté bien dorado, añade la crema de vinagre balsámico, la miel y mezcla un poco.

Finalmente incorpora más mantequilla y un poco de agua.

Ahora deberías notar que se ha formado un fluido color caramelo oscuro. Deja que se espese hasta que consigas el espesor que deseas. (No lo dejes durante demasiado tiempo en la sartén para que no se seque excesivamente).

A la hora de emplatar, coloca un poco de puerro por encima de la carne, para exaltar los colores vívidos de este plato.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir este plato con una ensalada fría de repollo o con patatas. Intenta encajarla con sabores delicados para que sea la pieza central de la comida.

Si te apetece combinarla con arroz, excelente elección: te saldrá una versión aún más oriental.

Fideos orientales con carne y verduras

Presentación

Los Fideos con carne y verduras son una exquisitez que nunca puede faltar en los menús de los restaurantes chinos.

Este plato muy típico de la cocina oriental se puede realizar también en casa, empleando ingredientes simples y genuinos que, sin duda alguna, sorprenderán a los que lo prueben.

Atrévete a cocinar algo distinto hoy y ¡manos a la obra!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Noodles / Fideos chinos de huevo: 300 g
  • Carne picada: 200 g (de vacuno, cerdo o mixta)
  • Repollo: 170 g
  • Cebolla: 1 mediana
  • Puerro: 1 mediano
  • Pimiento rojo: 1 mediano
  • Zanahorias: 2 medianas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de oliva extra-virgen: al gusto
  • Orégano: al gusto*
  • Guindilla molida: al gusto*
  • Curry: al gusto *

*si prefieres no emplearlas, puedes prescindir de estas especias o cambiarlas por otras


Realización

Empieza picando finamente la cebolla y sazonando con sal y pimienta.

Corta por la mitad (por el lado largo) el puerro y pícalo finamente, obteniendo unos semi-círculos. ensaladazanahoria.jpg

Las zanahorias tienes que pelarlas y, utilizando el pelador, crea unas largas laminas muy finas. Corta las laminas por la mitad, mas o menos, para acortar la largueza.

Corta también el repollo en láminas sutiles, obteniendo trozos de no más de 4 cm de largo.

Deja que la cebolla se cocine un poco en una sartén con aceite. Incorpora el puerro.

Añade el pimiento rojo cortado en palillos finos y deja que se ablande un poco.

Luego hay que poner las zanahorias en la sartén y, después de unos minutos, el repollo.

Deja que se cocine todo durante uno minutos más y controla si hace falta más sal, pimienta o aceite.

En una sartén distinta, pon la carne picada con un poco de aceite (o mantequilla si prefieres), sazona con sal, pimienta, curry, orégano y guindilla molida.

1556734.jpgDeja que se dore y sea crujiente.

Une los contenidos de ambas sartenes en una y mezcla. Ajusta con especias, si es necesario.

Pon a hervir agua salada y cocina los fideos chinos (los de la foto son de Lidl -semana oriental-, pero en Alcampo siempre hay y de distintas marcas).

Los fideos suelen tardar entre los 3 y 5 minutos en estar en su punto, pero depende de la marca que hayas elegido, por lo que prueba personalmente para que no se pasen.

Escurre los fideos y mézclalos bien con el condimento.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservarlos en la nevera, tapados con película transparente, durante un día y calentarlos en la sartén cuando prefieras consumarlos.

Se recomienda comerlos calientes o tibios. Sin embargo, si lo prefieres, puedes probarlos fríos.

Puedes congelar los fideos cocinados y condimentados con carne y verduras: es recomendable dividir todo en porciones individuales antes de depositarlas en el congelador.

Las verduras se pueden substituir sin problema alguno y se pueden incorporar otros: por ejemplo calabacines, etc..