Yorkshire Pudding

Presentación

El Yorkshire Pudding es una pequeña cesta de masa, inventada en el condado inglés de Yorkshire, que complementa los asados de carne ricos de jugos y salsas de forma únicamente deliciosa.

Tras probar esta receta (adaptada a partir de una de Gordon Ramsay) es imposible no querer repetirla cada vez que haya estofados, roastbeef o asados.

¡Asegúrate abundar con la cantidad, porque volará de la mesa en unos minutos!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 5 min + 30 min de reposo en la nevera
  • Tiempo cocción: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 6 personas

Ingredientes

  • Huevos: 4 (grandes)
  • Leche: 350 ml (1 taza y media)
  • Sal: 1/2 cucharadita
  • Harina de trigo: 300 ml (1 taza y un cuarto)
  • Aceite vegetal: 60 ml

Realización

Mezcla con una batidora los huevos, la leche, la harina y la sal. El compuesto tiene que ser liso y homogéneo.

Deja el bol en la nevera durante mínimo 30 min (puede quedarse incluso un día entero, si quieres prepararlo con mucha antelación). 

Pre-calienta el horno a 220°C.

Puedes utilizar un molde de acero individual para magdalenas  o una bandeja con moldes (foto al lado) o, incluso los moldes individuales desechables de aluminio. Rellena cada molde con una cucharadita de aceite vegetal y pon la bandeja en el horno.

Hay que conseguir un aceite muy, muy, muy caliente, casi tiene que ser humeante, por lo que tienes que dejarlo calentar durante unos 5 minutos cuando el horno ya haya llegado a los 220°C.

En cuanto extraigas la bandeja del horno, verte la masa hasta la mitad del molde (o incluso menos si es bastante alto). La masa debería chisporrotear. Vuelve a poner la bandeja en el horno rápidamente y espera unos 15-20 min, hasta que los puddings hayan crecido bastante y hayan adquirido un bonito color dorado.

Trata los puddings como si fueran soufflés: no abras la puerta del horno durante su cocción.

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias 

Sirve los Yorkshire Puddings con abundante jugo de carne (que los ingleses suelen adensar para obtener una salsa) o con salsa de cebollas si prefieres una versión vegetariana.

Utilízalos para complementar y guarnir asados y estofados, al lado de las verduras, y obtendrás un plato particularmente completo.