Tortitas de masa para churros con hierbas aromáticas y calabacines

Presentación

Estas Tortitas son unas exquisitas tapas que puedes preparar con masa para churros enriquecida con calabacines y hierbas aromáticas.

¿Porque no disfrutar de los churros en su versión salada y además tan rica y sabrosa?

Deleita tu paladar con este plato que puedes servir como entremés, tapa, pincho o aperitivo.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 130 g
  • Agua: 200 ml
  • Mantequilla: 120 g
  • Levadura química para postres: 1 cucharadita
  • Huevos: 2 medianos
  • Calabacín: 1 pequeño
  • Cebolla: 1/4
  • Sal: 5 g
  • Pimienta: al gusto
  • Orégano: al gusto (opcional)
  • Mejorana: al gusto (opcional)
  • Sazonador para pollo: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Pica muy finamente un poco de cebolla y deja que se dore con una nuez de mantequilla.

Ralla el calabacín en la malla gruesa del rallador y deja que se cocine durante no más de un minuto con la cebolla. Salpimienta. Aparta para que se enfríe un poco.

En una olla deja derretir la mantequilla con el agua y la sal a temperatura baja (3-4 sobre 9 en la placa).

En un bol mezcla la harina con la levadura, la pimienta, el orégano, la mejorana (y/u otras especias que te gusten) y un poco de sazonador para pollo.

Cuando la mantequilla esté completamente derretida, sube la temperatura para que al agua empiece a hervir. Entonces añade toda la harina especiada en el mismo momento, volviendo a temperatura baja.

Mezcla rápidamente con un batidor de varillas y sigue haciéndolo hasta que espese tanto que puedas crear una bola sólida.

Coloca la masa en un bol donde pueda enfriarse y sigue removiendo.

En cuanto la masa esté fría, añade los huevos y remueve enérgicamente, hasta que notes que se ha incorporado completamente.

Ahora puedes añadir el calabacín con la cebolla y mezcla para que todo se reparta homogéneamente.

Calienta aceite de girasol en una olla (a temperatura 6-7 sobre 9).

Mete la masa en una manga pastelera o simplemente utiliza una cuchara, y cuando el aceite haya llegado a estar caliente (o sea: si sumerges un poco de masa chisporrotea), empieza a crear pequeñas tortitas y deposítalas directamente en la sartén.

Notarás que la masa se hincha un poco. Cuando veas que se ha dorado bien por un lado (y se ha vuelto más rígida) da la vuelta y deja que se haga por ese lado también.tortitas calabacin.jpg

NOTA: Las tortitas de unos 5-6 cm de diámetro son más fáciles de girar que las más grandes 😉

Escurre las tortitas sobre papel para cocina y sirve.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si prefieres algo más tradicional, puedes dar la forma de churros a la masa, empleando una manga pastelera.churros con calabacin y queso fundido

Puedes poner lonchas de queso por encima de las tortitas o de los churros cuando estén aún calientes, para que se derrita encima.

Si prefieres una salsa con la que servir estas delicias, puedes preparar una con queso crema, hierbas provenzales o cebolleta.