Mini cheesecakes de Gorgonzola con coulis de higos

Presentación

Sorprende a tu pareja con unas impactantes cheesecakes con aromático Gorgonzola, delicado Requesón y sabroso Parmigiano Reggiano.

Las tartitas, aunque tengan una pinta increíble, son sencillas de realizar, y se sirven con una deliciosa coulis de higos.

Venga, ni te lo pienses, empecemos ya 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 45 min (+4 h en la nevera)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 12 mini cheesecakes (Ø 5,5)

Ingredientes

PARA LAS CHEESECAKES

  • Crackers: 100 g
  • Nueces sin cáscara: 50 g (+ 12 enteras para la decoración)
  • Mantequilla: 50 g (+ para untar los moldes)
  • Huevos: 2
  • Parmigiano Reggiano: 50 g
  • Queso crema para untar: 250 g (sabor natural)
  • Requesón: 200 g
  • Gorgonzola dulce: 100 g
  • Gorgonzola picante: 100 g
  • Pan rallado: para los moldes

PARA LA COULIS

  • Higos maduros: 800 g (= 30 higos medianos/pequeños)
  • Mantequilla: 25 g
  • Azúcar: 40 g
  • Agua: 50 ml

Realización

Empezaremos con la realización de las mini cheesecakes.

Tritura los crackers junto con las nueces en tu trituradora hasta que su consistencia resemble la del polvo. Entonces añade la mantequilla anteriormente derretida.

Mezcla con un tenedor para repartir la mantequilla: habrás obtenido un compuesto parecido a las migas.

Entonces coge los moldes para magdalenas y úntalos con mantequilla. Esparce un poco de pan rallado para que luego sea más sencillo extraer las tartitas.

Coloca un poco del compuesto de crackers molidos y, empleando una cuchara, presiona para que se compacte en el fondo de cada molde.

Pon los moldes en el frigorífico para que la mantequilla se endurezca.

En un bol mezcla los huevos con el Parmigiano Reggiano rallado, añade el queso crema, el requesón y los dos tipos de Gorgonzola.

Trabaja la crema ayudándote con la batidora eléctrica.

Cuando hayas logrado una consistencia homogénea, repártela entre los 12 moldes.

Mini cheesecakes de gorgonzola con coulis de higosHornea en horno pre-calentado a 180°C durante aproximadamente 25-30 min, cubriendo la superficie con una hoja de película de aluminio (para evitar que se dore exageradamente).

Deja enfriar a temperatura ambiente y luego deja que repose en la nevera durante mínimo 4 horas.

En la espera, prepararemos la coulis de higos.

Corta los higos por la mitad, extrae la pulpa con una cucharadita y ponla en una olla.

Añade la mantequilla y el azúcar y luego enciende la placa.

Cuando la mantequilla esté derretida, vierte el agua y deja cocinar durante un par de minutos después de la ebullición.

Cuando la salsa esté más densa, deja enfriar a temperatura ambiente y entonces en la nevera durante una hora.

A la hora de emplatar, desmoldea las mini cheesecakes, colócalas en un plato y esparce por encima la coulis de higos. Decora cada tortita con las nueces.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el Gorgonzola picante con queso azúl.

 

Nuestras 5 recetas de 2016 más visualizadas

Querid@s amig@s,

hoy, último día del 2016, hemos decidido rendir homenaje a este año en el cual nos hemos atrevido a fundar este Blog, en el cual estamos invirtiendo mucho cariño y pasión.

La forma en la cual lo haremos es proponer una recopilación de las 5 recetas que más interés han despertado entre vosotros a lo largo del año.

Así que, antes de dejaros a las recetas, quisieramos dar os las gracias por vuestro apoyo e interés desde el primer día en el que empezamos a publicar nuestras entradas.

Os deseamos un feliz, sabroso y apasionante 2017, que os deje mucho tiempo para disfrutar y cocinar en nuestra compañía! 😉

Y ahora, *redoble de tambores*

LAS RECETAS MÁS VISUALIZADAS DE 2016:


1°  Rosas de masa de hojaldre con calabacines, queso y jamón 

Rollitos de masa de hojaldre con calabacines


Rollitos de masa de hojaldre con quesos y jamón

rollitos philadelphia


Tortitas de masa para churros con hierbas aromáticas y calabacines

tortitas de calabacin


Rogaliki – Croissants con masa de requesón rellenos de confitura

Rogaliki


Cheesecake – Tarta de queso

cheesecake

 

Cheesecake – Tarta de queso

Presentación

La Cheesecake o tarta de queso es una tarta muy celebre cuyas orígenes remontan al 776 a.C. en la isla griega de Delos, donde se servía este postre a los atletas en los primeros juegos olímpicos de la historia. Los Romanos exportaron la receta desde Grecia y fueron los artífices de su propagación en toda Europa.

Siglos después apareció en los EEUU, gracias a los inmigrantes europeos que la trajeron consigo. En 1872 en lechero americano, James L. Kraft, inventó por accidente un queso fresco pasteurizado que llamó Philadelphia y que hoy en día se emplea en muchas versiones, sobre todo en aquellas sin cocción.

Esta versión horneada que os propongo emplea queso Quark, un queso fresco de origen alemán, que le confiere una textura muy cremosa y delicada. No queda más que deciros que está para chuparse los dedos 😋


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Requesón: 250 g
  • Queso Quark a la vainilla: 250 g
  • Maizena (ámido de maíz): 2 cucharadas abundantes
  • Huevos: 4 medianos
  • Mantequilla: 125 g (1/2 confección)
  • Azúcar: 80 – 100 g
  • Aroma: 2 ml (vainilla o ron)

Realización

Rompe los huevos, separando las yemas de las claras en dos boles distintos. Bate las claras a punto de nieve. Bate las yemas con azúcar hasta que obtengas un compuesto claro y voluminoso (80 g si el queso quark está ya azucarado o si prefieres la tarta menos dulce; 100 si el queso quark no lleva azúcar o si prefieres la tarta más dulce).

Trocea la mantequilla y ponla en un bol grande. Con una batidora, mezcla bien para que se deshaga. Vierte también el requesón, el queso quark y
el aroma. Vuelve a mezclar hasta que obtengas una crema homogénea.

Ahora añade las yemas a los quesos y mezcla. Aparta la batidora y coge una cuchara o una espátula de silicona: hay que añadir las claras a punto de nieve.
[Truco: para incorporar las claras debidamente, no utilices una batidora porque desaprovecharás la estructura a punto de nieve. Hay que hacer movimientos desde abajo hacía arriba en el mismo sentido (horario o anti-horario) con la espátula 😉 ].

En cuanto hayas obtenido un compuesto uniforme habrás terminado.

Prepara el molde para horno: úntalo con muy poco de aceite y coge papel vegetal para horno y reviste el molde: el aceite mantendrá el papel en su sitio. 😉 Intenta hacer cortes al papel donde haga falta para evitar los pliegues que arruinarían la forma de la tarta.

Vierte la masa en el molde y hornea en horno ventilado a 180°C durante unos 25 min (tiene que quedar ligeramente dorada y el tiempo puede variar dependiendo de tu horno).

Deja enfriar, extrae del molde y sirve.

cheesecake tarta de queso

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir el postre en muchas maneras: con chocolate fundido, con coulis de frutos rojos, con fresas frescas, con nata batida o con gelatina de frutas por encima (sabor melocotón, frutos rojos, fresas, …).