Cebra de mascarpone con amaretti

Presentación

Déjate conquistar por este triunfo de sabores…

El reconfortante sabor de la leche en el cremoso mascarpone se une a la almendra de los amaretti y al inconfundible cacao, en capas parecidas a las de las cebras que se alternan de forma tan acertada en este postre y están intercaladas por crujientes trozos de galleta.

Olvídate de todo mientras saboreas este divertido postre 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min (+2h en la nevera)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Mascarpone: 400 g
  • Azúcar glás: 100 g
  • Cacao: 2-3 cucharaditas
  • Amaretti: 100 g + para decorar
  • Huevos: 3 medianos
  • Sal: 1 pizca
  • Aroma de almendra: 2 ml

Realización

Bate las claras de huevo a punto de nieve, hasta que estén firmes.
(Nota: lo están si, dando la vuelta al cuenco, se quedan firmes en su sitio, sin caerse al suelo 😉 )

En otro bol mezcla el mascarpone con el azúcar glás, el aroma y la pizca de sal.

cebra de mascarpone y amaretti.jpg

Añade una yema a la vez, mezclando para que se incorpore bien.

Incorpora las claras poco a poco y de forma delicada, mezclando desde abajo hacia arriba, para no desperdiciar las burbujas de aire: así el postre se quedará ligero.

Ahora divide la masa en dos partes: a una añade los amaretti previamente triturados (tienen que quedar como un polvo) y a la otra añade el cacao. Mezcla ambas, por separado, para que queden homogéneas.

Ahora empieza a asemblar el postre: en unas copas altas coloca primero una masa, luego un poco de amaretti ligeramente desmenuzados, y a continuación la otra masa y más galletas y repite hasta terminar las masas. Finaliza decorando con las galletas.

Pon a enfriar durante 2 h en la nevera.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Incorpora gotas de chocolate o láminas de almendras entre las capas si te sientes indulgente 😉

Anuncios

Energéticos polos de café y cacao

Presentación

El verano tiene muchas ventajas… y el calor como excusa para comer helados y polos es seguramente una de ellas 😉

¿Porqué comprar los polos en el supermercado si puedes prepararlos tú sol@, más saludables y 100% personalizables según tus gustos y exigencias?

Estos polos son perfectos para quienes quieren refrescarse y disfrutar de una deliciosa y energética dosis de café. El aromático café además está potenciado por el redondo sabor del cacao… pero puedes sustituir por canela molida si te gusta más el toque especiado (las sugerencias al final de la receta).

Si queréis rebajar la intensidad y el robusto sabor del café podéis emplear leche o nata… básicamente podéis preparar la fórmula que más os agrade 😀 ¡y la pausa café ya no será la misma!


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 5 min (+4 h en el congelador)
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 8 polos

Ingredientes

  • Café largo: 300 ml
  • Agua/Leche/Nata: 100 ml aprox.
  • Cacao amargo en polvo: 4 cucharadas escasas
  • Azúcar o edulcorante: al gusto

Realización

Disuelve el cacao amargo en el café aún caliente y endulza a tu gusto (recuerda que el dulzor del polo no queda tan intenso como parece cuando está líquido 😉 ). polos café y cacao.jpg

Si quieres emplear nata o leche, de vaca o vegetal (aquí una guía para elegir la mejor leche vegetal) puedes añadirla ahora, o simplemente añadir los mismos 100 ml de agua o café, para una versión más light, vegana y clásica de los polos. Deja enfriar.

Vierte la mezcla en los moldes para polos y cierra con la cobertura con el palillo incorporado.

(Truco: si no tienes los moldes, puedes emplear unos vasos de plástico desechables, cubrirles con película de aluminio o transparente, perforar el centro con un cuchillo y clavar ahí los habituales palitos de madera o, si tampoco los tienes, una cuchara de metal con la parte redonda dentro al líquido, para que queden sujetos en posición recta 😉 )

Pon los polos en el congelador durante al menos 4 horas o hasta que estén sólidos.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si, en lugar de emplear cacao, quieres probar la versión especiada con canela (puedes añadir una pizca de las especias nórdicas o para tarta de calabaza también), te aconsejo utilizar azúcar vainillado para sacarle todo el provecho 😉

Juega con las leches vegetales para dar un toque especial a tus polos: prueba la leche de avellana y te sorprenderás 😉

Bizcocho de chocolate con frutos rojos – sin lactosa

Presentación

Este bizcocho te hará desear madrugar para comerlo en tu desayuno, hacer una pausa para deleitarte con él o llegar a casa antes para saborearlo.

Es un bizcocho húmedo, muy bien aireado, con un gusto exquisito e intenso de cacao combinado con unas dulces y ligeramente ácidas fresas, cerezas y piña.

Es una elección muy saludable para ti y tu familia y es la receta más versátil para adecuarse a tus necesidades: puedes emplear leche vegetal para una versión sin lactosa, agua si quieres un bizcocho muy light o leche de vaca para una receta más tradicional… queda maravilloso de todas formas 😉

¡Y al final de la receta todas las clave para personalizar este bizcocho al máximo (sin gluten, etc…) !


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 2 ½ vasos [se puede sustituir con harina de arroz]
  • Azúcar: 1½ vasos [se puede aumentar hasta 2 vasos]
  • Huevos: 4 medianos
  • Leche vegetal: 1 vaso [se puede sustituir por agua o leche de vaca]
  • Cacao amargo: ½ vaso
  • Aceite de girasol: 1 vaso
  • Aroma: 2 ml (almendras, ron o vainilla)
  • Levadura química: 1 sobre (= 16 g)
  • Sal: 1 pizca
  • Fresas: 5-6 grandes
  • Cerezas: 15
  • Piña en almíbar: 2 rodajas

Realización

En un bol, bate los huevos con el azúcar y la pizca d sal hasta que la masa sea clara y espumosa.

Añade el aroma y gradualmente la leche vegetal.bizcocho de chocolate con frutos rojos
[Ojo: puedes emplear la leche que prefieras (aquí una guía para elegir la mejor), aunque comprueba su contenido de azúcar para que no te salga demasiado dulce].

Incorpora también el aceite poco a poco, mezclando cada vez que añades.

Añade la harina con el cacao y la levadura, tamizando todo. Mezcla hasta que la masa quede uniforme.

Vierte la masa en un molde para horno de unos 26 cm de diámetro (si lo prefieres puede ser también un molde bundt, con aro) cubierto con papel vegetal.

Coloca sobre la superficie las fresas troceadas, las cerezas cortadas por la mitad y trocitos de piña.

Hornea en horno ya caliente a 180°C en horno estático durante unos 40 minutos o a 160°C durante 40 minutos si pones ventilación.
[Ojo: los tiempos de horneado varían dependiendo del horno, por lo tanto es conveniente efectuar la prueba del palillo para controlar que esté listo → clava en el centro del bizcocho un palillo de madera: si sale limpio, puedes sacar el bizcocho del horno].

Deja que se enfríe antes de desmoldear.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Conservar durante 3 días bien cubierto y lejos de excesivo calor o humedad.

Puedes sustituir las frutas por lo que prefieras: peras, naranjas, etc.

Puedes incluso rallar cáscara de naranja o poner un poco de licor aromatizado en lugar del aroma.

Para un bizcocho blanco: sustituye la dosis de cacao con Maizena (amido de maíz) 😉

Si en lugar de fruta quieres un bizcocho clásico, puedes incluir gotas de chocolate en el interior o glasear la superficie con chocolate fundido.

Para una versión sin gluten: usa harina de arroz en lugar de harina de trigo.

 

Golosas torrijas al chocolate

Presentación

No hay Semana Santa sin torrijas, pero esto no significa que no se pueda innovar y ser creativos.

Lo que tiene de mejor la receta hay que conservarlo, pero vamos a hacer algún sencillo cambio, pero que va a dar una vuelta a todo el sabor de las torrijas… ¡¡¡Añadiremos el chocolate!!!

Seguro que estás curios@ jejeje, por lo que empecemos ya 😉

 


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan para torrijas: 1 confección*
  • Leche de vaca o vegetal: aprox. 1 litro
  • Vainilla en rama: 1 unidad
  • Cacao en polvo: 3-4 cucharaditas
  • Azúcar granulado: al gusto
  • Huevos: 3
  • Aceite de girasol: para freír

*puedes sustituir por otro tipo de pan (aquí las indicaciones)


Realización

Corta el pan para torrijas en rebanadas espesas, si no tienes ya las rebanadas separadas.

Si no encuentras pan para torrijas, échale un ojo a este artículo sobre qué pan es mejor elegir para que tus torrijas tengan la textura ideal.

Si quieres emplear LECHE DE VACA:

  • En una olla verte la leche de vaca.
  • Abre la rama de vainilla y extrae con un cuchillo el contenido de la misma. Incorpóralo a la leche y deja que la leche se cocine durante unos 5 minutos a fuego mediano, para que absorba los aromas.
  • Añade 3 cucharaditas de cacao en polvo y mezcla para que se disuelva.
  • Apaga y deja que se enfríe un poco.

Si quieres emplear LECHE VEGETAL:

  • Para quienes prefieran leche vegetal, sugiero escoger una leche aromatizada a la vainilla [por ejemplo de soja] y simplemente emplearla fría sin emplear la rama de vainilla, añadiendo directamente las 3 cucharaditas de cacao
    Si lo prefieres, puedes elegir una leche aromatizada al cacao y entonces añadir la rama de vainilla.

Ahora, bate los huevos con un tenedor.

En un plato verte el azúcar granulado y una cucharadita de cacao en polvo. Mezcla.

Coge las rebanadas y empápalas en la leche, para que se mojen uniformemente, incluso en el interior.

Pasa cada rebanada en los huevos batidos, mojando cada lado.

torrijas cacaoColoca las rebanadas en una sartén caliente, donde has puesto previamente unas cucharadas de aceite.

Deja que se doren por ambos lados.

Extrae y rápidamente coloca sobre papel de cocina, para eliminar el exceso de aceite.

Aún calientes, deben pasarse en el azúcar por ambos lados.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Habitualmente, las torrijas se sirven frías. Sin embargo, para tranquilizar aquellos que no logran esperar a que se enfríen para comerlas, garantizo personalmente que son muy gustosas incluso calientes 🙂

Pueden conservarse durante un día bajo una campana de cristal o cubiertas con película transparente.

Lazos cacao y almendra

Presentación

No hay nada mejor que desayunar con unas galletas caseras que saben a mantequilla y almendra.

Estos lazos de cacao y almendras son adictivos e increíblemente deliciosos.

Y si decides ofrecer algunos a tus amigos o familiares se quedarán asombrados por lo bonitos que son!


Información

  • Dificultad: media
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Mantequilla: 125 g
  • Azúcar: 70 g
  • Huevo: 1 mediano
  • Harina de trigo: 250 g
  • Cacao amargo en polvo: 2-3 cucharaditas
  • Aroma: 2 ml (almendras o vainilla)

Realización

Deja la mantequilla fuera de la nevera durante media hora para que se ablande o si prefieres, teniendo cuidado de no llegar a derretirlo, ablándalo en el microondas.

Bate el huevo con el azúcar empleando una batidora de varillas eléctrica o manual, hasta que doble el volumen.galletas - lazos de cacao y almendra.JPG

Añade el aroma y la mantequilla derretida y mezcla con la batidora.

Tamiza la harina y añádela en dos fases (primero una mitad y mezcla, luego la otra). Mezcla hasta lograr una consistencia homogénea.

Divide la masa en dos.

A una añade las 2-3 cucharaditas de cacao (la cantidad depende de cuanto oscura quieras la masa o de lo oscuro que sea tu cacao). Mezcla bien, hasta que el cacao se haya repartido uniformemente.

Deja reposar las dos masas en la nevera por media hora, para que se endurezca.

Divide cada bolita de masa en 4 partes. Forma largas tiras cilíndricas de unos 40 cm.

Si te resulta difícil de trabajar puedes hacer más tiras, más cortas.

Trenza una tira blanca con una al cacao.

Corta las galletas con un cuchillo cada 4 cm.

Enciende el horno a 180°C.

lazos de cacao y almendra.JPGCuando esté caliente hornea las galletas, colocadas sobre una bandeja cubierta de papel vegetal.

[Ojo: distancia las galletas como mínimo unos 2 cm entre sí, si no quieres arriesgarte a que se peguen]

Saca del horno después de unos 12-15 min, ligeramente dorados.

Deja que se enfríen antes de servir.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar las galletas durante más de una semana en un contenedor hermético (lata o plástico), bajo una campana de cristal o en una bolsita de plástico cerrada.

Prueba las galletas con leche, café, té o colacao… que buenas son! 😛

Salami de chocolate

Presentación

Un postre que sea fácil de hacer, barato, que no requiera horneado y que ponga todos de acuerdo no es sencillo de encontrar.

¡Pero existe!

El salami de chocolate es una divertida receta que puedes hacer con los más pequeños y luego degustar en compañía de todos.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Galletas Marías: 200-220 g
  • Mantequilla: 130-150 g
  • Chocolate negro: 80 g
  • Cacao amargo: 50 g
  • Azúcar glás: 70 g
  • Avellanas sin cáscara: 80 g
  • Leche: 3 cucharadas
  • Aroma de almendra/ron: 2 ml

Realización

Extrae la mantequilla de la nevera algunas horas antes de empezar o calientala durante unos segundos en el microondas: debe estar muy suave (pero no derretida!).

En un bol desmenuza las galletas, pero sin exagerar, porqué no queremos que se reduzca todo en polvo.

Añade el cacao y el azúcar a las galletas y mezcla.

Derrite el chocolate a baño-maría o en el microondas y deja que se enfríe un poco.

Junta el chocolate con los ingredientes en el bol. Añade la mantequilla y las cucharadas de leche y mezcla con tus manos.

salami de chocolate.jpgIncorpora las avellanas y sigue trabajando con las manos hasta que te parezca que todo se ha repartido homogéneamente.

Trata de compactarlo y de darle una forma cilíndrica. Puedes ayudarte esparciendo sobre la encimera un poco de azúcar glás o cacao y seguir trabajando la masa.

Sella el salami como si fuese un caramelo en un poco de película de aluminio y deja que repose en la nevera por lo menos 3 horas.

Cuantas más horas lo dejes, más compacto estará.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes incluso prepararlo al día anterior y dejarlo en la nevera.

Si quieres darle un toque más divertido, puedes envolverlo en papel colorado y ponerle la pegatina “salami” o emplear cuerda para que parezca salami de verdad.

Bizcocho de mármol

Presentación

Cada bloque de mármol es distinto de otro, por su color y estrías.

Cada porción de este postre también… porque esta es la receta para preparar un asombroso bizcocho de mármol.

Prepara esta delicia para deleitar tu paladar y cautivar a la vista de los afortunados que la probarán.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 200 g
  • Maizena: 100 g
  • Leche: 190 ml
  • Cacao: 3 cucharaditas
  • Azúcar: 180 g
  • Mantequilla: 250 g
  • Levadura: 1 sobre (15 g)
  • Aroma: 2 ml
  • Huevos: 4
  • Sal: 1 pizca

Realización

Bate a punto de nieve las claras.

Mezcla las yemas con tu batidora de varitas o con la amasadora.

Mezcla la mantequilla a temperatura ambiente (cuanto más suave esté, mejor) con la batidora.

Añade el azúcar y bate hasta que la consistencia sea cremosa.

Añade las yemas batidas y mezcla.

Tamiza la harina, la maizena, la levadura y la sal.

Incorpora poco a poco la mezcla de harina, alternando con 190 ml de leche.masas tarta marmol.JPG

Añade las claras, mezclando con una cuchara desde abajo hacia arriba.

Cuando logres una consistencia homogénea, divide la masa en dos partes: cada una en un bol.

En un bol añade tres cucharaditas de cacao. Mezcla otra vez.

Unta con mantequilla un molde y espolvorea harina por encima.

Vierte la masa sin cacao en el molde.

Con una cuchara añade la masa de cacao. Con un tenedor remueve ligeramente la superficie.

Hornea a 180°C (en horno caliente y ventilado) hasta que el palillo de madera salga limpio (25 min).bizcocho-de-marmol-cortado

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Conserva esta tarta durante 3-4 días bajo una campana de cristal o en la nevera, si hace mucho calor.

Puedes recubrir la tarta con glaseado de chocolate, si te sientes indulgente 😉

Galletas con nata y cacao

Presentación

Empieza el día de forma positiva desayunando con estas crujientes galletas con nata y cacao.

Son perfectas para despertar los sentidos y darle rumbo a tu día.

Prueba a mojarlas en té, café o leche… ¡te sorprenderán! 😉


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 250 g
  • Cacao en polvo: 50 g (puro y sin azúcar)
  • Nata líquida: 60 ml
  • Azúcar granulado: 150 g
  • Huevo: 1
  • Aroma: 1 ml (almendra o naranja)
  • Mantequilla: 80 g
  • Levadura química: 1/2 sobre (8 g)
  • Sal: 1 pizca

Realización

En un bol tamiza la harina con la levadura y el cacao.

Añade el azúcar, la pizca de sal, el aroma y la mantequilla troceada (a temperatura ambiente – consistencia cremosa).galletas recortadas cacao y nata.JPG

Mezcla todo hasta que la mantequilla se haya incorporado por completo, dividiéndose todo en muchas migas.

Añade la nata y el huevo y vuelve a amasar todo hasta lograr una bolita lisa y homogénea.

Deja reposar la masa durante unos 30 minutos en la nevera, tapando con película transparente.

Pasado el tiempo necesario, extiende la masa sobre una encimera enharinada ayudándote con un rodillo hasta lograr unos 7 mm de espesor.

galletas cacao y nata.JPGCon un cortador de galletas, un vaso o un cuchillo obtén las galletas.

Coloca las galletas sobre una bandeja revestida de papel vegetal.

Hornea a 180°C durante unos 10-15 min (el tiempo varia mucho dependiendo del horno).

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

galletas con cacao y nata.JPGAcompaña estas galletas con un té, una infusión de fruta, un café o un cacao.

Puedes regalar estas galletas a alguien especial.

Las galletas aguantan más de dos semanas en una bolsita de plástico, en un contenedor de lata o bajo una campana de cristal.

Galletas caseras al cacao – sin mantequilla

Presentación

Las galletas caseras nos recuerdan la infancia y su olor por la casa es algo inolvidablemente placentero.

Esta fácil receta se prepara rápidamente y estoy segura que puedes prepararlos ahora mismo, porque ya tienes todo lo necesario en tu cocina.

Hornea estas saludables galletas para la merienda o el desayuno tuyo o de los niños, y mójalos en el té, café o chocolate.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 5 min + 30 min de reposo
  • Tiempo cocción: 7-10 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Huevos: 2 medianos
  • Harina de trigo: 320-350 g
  • Azúcar: 90 g (puede ser vainillado)
  • Aceite de girasol: 75 ml
  • Levadura química para postres: 4 g (= una cucharadita)
  • Cacao amargo en polvo: 1-2 cucharadas
  • Aroma: 1 ml (mantequilla, nata, almendra, ron, …) – opcional

Realización

En un bol ponemos los huevos, el azúcar, la levadura, el aceite de girasol y el aroma.

Mezclamos todo manualmente o con batidora (tipo mixer o de mano).

Un poco a la vez, sin parar de mezclar, añadimos la harina.

Cuando la masa ya es compacta, seguimos trabajándola sobre la encimera y no en el bol.

La cantidad de harina indicada no es precisa porque hay un sistema mucho más fiable para saber cuanta es suficiente: para de añadirla cuando la masa deja de ser pegajosa.

(Esta “medida” empírica se debe sobre todo a las distintas variedades de harina, al tamaño de los huevos, etc…)

Sigue trabajando la masa un poco con las mano hasta que quede homogénea.

Añade ahora una cucharada de cacao amargo en polvo sobre la masa.

Masa para galletasSigue trabajando la masa hasta que absorba homogéneamente (= se colore uniformemente) el cacao. Si notas que quieres un tono más oscuro, incorpora dos cucharadas.

Entonces deja que repose en la nevera durante 30 min, para que luego sea más fácil recortar galletas.

Sin embargo, si tienes mucha prisa, puedes acortar el tiempo a la mitad, o dejarla unos 5-10 min en el congelador.

Transcurrido el tiempo de reposo, con un rodillo de cocina extiende la masa hasta lograr unos 4-5 mm de espesor.

Con tu cortador de galletas, con un vaso o con cuchillo, recorta tus galletas.IMG_1324.JPG

Con lo que te sobre de masa, recorta más galletas tras haber vuelto a amasar y extender.

Coloca las galletas sobre una bandeja con papel de horno.

Hornea las galletas a 170°C con ventilación encendida, durante 7-10 min .

Sirve calientes o frías.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

IMG_1345.JPGSi prefieres un acabado brillante, puedes esparcir (con un pincel) una clara de huevo un poco batida, por encima de la galleta antes de hornearla.

Además, puedes espolvorear una pizca de azúcar granular por encima de cada galleta.

Las galletas se pueden conservar durante una semana, mejor si en un contenedor de lata.

Prueba también las galletas sin cacao y sin mantequilla 😉 El procedimiento es el mismo.

Mug cake de cacao con fresas y chocolate

Presentación

Si estás buscando a un postre delicioso para sorprender tu pareja o un dessert muy rápido para impresionar unos invitados inesperados no busques más: ¡Acabas de encontrar la receta perfecta!

El Mug Cake es un postre muy chocolatoso que se puede preparar en 5 minutos y cocer en 45 segundos al microondas.

Gusta a todos, niños y adultos, sin excepciones y se puede presentar de distintas formas: con azúcar glas, con fruta fresca de temporada, con nata batida, etc… el único límite es tu fantasía.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 5 min
  • Tiempo de cocción: aprox. 1 min para cada taza
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA EL MUG CAKE:

  • Harina de trigo: 80 g
  • Azúcar: 80 g (granulado)
  • Cacao amargo en polvo: 20 g
  • Levadura química en polvo: 4 g
  • Leche fresca: 60 g
  • Aceite vegetal: 25 g (de girasol, de semillas, etc..)
  • Huevos: 1 (mediano)

PARA LA SALSA DE CHOCOLATE Y LA FRUTA:

  • Cacao amargo en polvo: una cucharada
  • Mantequilla: una cucharada
  • Agua: una cucharadita
  • Azúcar: una cucharada (granulado)
  • Fresas: al gusto

Realización

Utilizando un batidor de varillas manual o una batidora eléctrica, bate el huevo con el azúcar: hay que lograr un compuesto blanco y espumoso.

En un bol distinto, tamiza la harina, el cacao amargo y la levadura. Mezcla todo con una cuchara para que los polvos se junten homogéneamente.

Añade poco a poco la mezcla al compuesto de huevo y azúcar, incorporando al mismo tiempo una pequeña cantidad de leche, sin olvidarte de mezclar.

En cuanto hayas incorporado todo, sin dejar de batir el compuesto, verte el el aceite creando un chorrito (no te pases con la cantidad que viertes para que el aceite no forme una capa por encima del compuesto, muy difícil de incorporar). 

El aspecto del fluido debería ser lúcido y homogéneo.

Ahora puedes coger las tazas que hayas elegido (mejor las para te o capuchino) y llénalas hasta muy poco por encima de la mitad.
No hay que llenarlas hasta el borde o durante la cocción se saldrá el contenido.

TRUCO: si quieres comer el mug cake directamente desde la taza, puedes verter directamente el compuesto en ésta.
Sin embargo, si prefieres servirla como en la foto, es decir sobre un plato y con alguna salsa o rodeada de fruta, es mejor que untes el interior de la taza con un poco de mantequilla (así será más fácil desprender el postre). 😉

¡Ha llegado el momento más divertido: la cocción!

Pon una taza en el microondas, tras haber seleccionado la 700 W o la máxima potencia posible (más Watts o el 100%), déjala durante unos 45 segundos. (¡No te pierdas el espectáculo de como crece!)

A los 45 segundos, clava un palillo de madera en el postre para ver si el interior está cocido o sigue liquido (Si sobre el palillo no se ha pegado nada, está listo).

Si aún hace falta cocerlo más, vuélvelo a poner en el microondas durante unos 5-10 segundos más, después de los cuales haz otra vez la prueba del palillo (y repítela más veces si hace falta).

Esta verificación es indispensable, puesto que es la única manera de averiguar el tiempo perfecto para que se quede esponjosa pero cocida con TU microondas y la potencia de la que dispones.

(Mi ejemplo: con 700 W suele cocinarse entre los 45 y los 55 segundos)

En cuanto hayas determinado el tiempo justo para que se cueza, deja cada taza en el microondas por ese tiempo y a la misma potencia y tendrás tu postre listo.

Si quieres preparar la salsa de chocolate: pon en una cacerola el azúcar y el cacao amargo y añade el agua y la mantequilla (no ya fundida, sino que aún solida) y caliéntalo suavemente, hasta que se cree una crema lucida. No lo lleves a hervir.

En cuanto se enfríe, puedes disponer el postre con la base boca abajo y cubrirlo con la salsa. El lado, puedes colocar la fruta que hayas elegido, por ejemplo fresas, y lo único que queda es sorprender a tus comensales o disfrutarlo con un buen libro.

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

mug cake internet.jpg

Puedes preparar el postre incluso la tarde del día anterior para tener un gustoso desayuno.

Puedes renunciar a la salsa de chocolate y ponerle azúcar glas, natillas o nata batida. ¡Así lo tendrás listo aún más rápido!

El mug cake se puede conservar durante 2 días bajo una campana de cristal o en la nevera (si hace mucho calor).