Bizcocho bundt de otoño – sin mantequilla

Presentación

Este bizcocho bundt encierra todo el sabor y los aromas del otoño en cada mordisco 😉

Lleva jugosas manzanas, crujientes nueces, almendras, dulces uvas pasas y aromático ron. Unas delicias de esta estación que aprovecharemos al 100%.

Degústalo en el desayuno para empezar el día con buen humor y muchas vitaminas, o alegra una tarde lluviosa con suave y húmedo trozo de tarta, acompañado por una taza de té o café.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 50 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Nueces: 50 g (sin cáscara)
  • Almendras: 50 g (sin cáscara)
  • Uvas pasas: 50 g
  • Manzanas: 2
  • Ron: 35 ml (=1 vaso para chupitos)
  • Agua/té: 65 ml
  • Azúcar: 90 g
  • Harina de trigo: 300 g
  • Levadura química: 1 sobre (=16 g)
  • Huevos: 3 medianos
  • Aceite de girasol: 80 g (=100 ml)
  • Cáscara rallada de 1 naranja
  • Aroma: 2 ml (ron o naranja)

Realización

Pon a remojo las uvas pasas en un poco de té (Nota: si lo prefieres puedes emplear también zumo de naranja o agua).

Empieza a picar las nueces y las almendras.

Limpia las manzanas y trocéalas en cubitos.

IMG_0699

Empezamos a preparar la masa en un bol grande: rompe los huevos y mézclalos con el azúcar, el aceite, el agua y el ron.

Tamiza en el bol la harina junto a la levadura. Mezcla hasta que la masa quede homogénea. Incorpora el aroma y mezcla.

Añade la cáscara rallada de naranja, las uvas pasas escurridas (apretadas para eliminar el exceso de líquido), las nueces, almendras y manzanas troceadas. Mezcla.

Unta el molde bundt (26 cm de diámetro) con un poco de aceite de girasol (o también mantequilla, si lo prefieres) y esparce harina. Vierte la masa en el molde.

(Nota: no te preocupes si te parece que haya poca masa con respecto a las manzanas, nueces, etc.: crecerá mucho).

Hornea a 180°C durante apróx. 45 min (el tiempo varía dependiendo de cada horno): puedes emplear función estática o ventilada.

Para comprobar si el bizcocho está listo, realiza la prueba del palillo: cuando se aproxima la hora de sacar la tarta del horno, clava en la masa un palillo largo de madera (como los que se emplean para brochetas). Si sale limpio la tarta está lista, mientras que si sale cubierto de masa líquida déjalo en el horno y repite la prueba tras unos minutos.

Una vez sacado del horno, espera unos 5-10 minutos para sacar el bizcocho del molde.

Déjalo enfriar completamente y degusta tu bizcocho bundt de otoño 😉

Bizcocho bundt de otoño - sin mantequilla
Bizcocho bundt de otoño – sin mantequilla

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el ron por amaretto u otro licor que te guste. Si lo prefieres, también puedes eliminar el alcohol y sustituirlo por agua o té.

Puedes emplear 50g de nueces y 50g de almendras o también 100g de uno solo de los dos.

Si no te gusta la uva pasa, incorpora en su lugar gotas de chocolate o prescinde simplemente de este ingrediente.

Conserva durante 3 días bajo una campana de vidrio o en una bolsita de plástico, para que se quede húmedo y suave como recién horneado.

Bizcocho suave de plátano y ron

Presentación

¿Has comprado unos maravillosos plátanos hace unos días y ya están muy maduros y no sabes que hacer con ellos?

¿Ya has probado los pancakes con frutas y ahora te apetece un delicioso bizcocho?

Pues para de buscar porque aquí tienes la solución a todo: un bizcocho de plátano muy sabroso, perfumado, suave y húmedo que le gusta a todo el mundo.

Además, es muy versátil: puedes presentarlo en muchas maneras (las encuentras al final de la receta) para sorprender siempre a tus comensales 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 270 g
  • Huevos: 3
  • Azúcar: 80 g
  • Mantequilla: 100 g
  • Leche: 3 cucharas
  • Plátanos: 4 medianos (o 3 grandes)
  • Limón: un poco de zumo
  • Levadura química: 1 sobre (=16 g)
  • Aroma de ron: 2 ml (sustituible por vainilla o mantequilla)
  • Sal: 1 pizca

Realización

Derrite la mantequilla en una olla o en el microondas y deja que se enfríe un poco.

Bate los huevos en un bol y añade el azúcar.

[Nota: los plátanos muy maduros suelen ser dulces, personalmente considero que 80 g son suficientes para que el bizcocho sea dulce como para disfrutar varias porciones sin cansarse. Sin embargo, puedes incrementar la dosis a tu gusto (30-50 g más) si eres fan de los bizcochos muy dulces].

Bate los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que logres un compuesto claro y espumoso que ha doblado su volumen.

Pela los plátanos y aplástalos con un tenedor. Rocía el puré de plátano con zumo de limón y mezcla para repartir: así evitarás que el plátano se oxide y se vuelva negro.

Añade los plátanos a los huevos batidos mientras sigues mezclando con la batidora.

Añade las 3 cucharadas de leche y el aroma (el de ron es sorprendente junto al plátano). Mezcla.

Añade la harina tamizada con la levadura: así la masa ganará más aire y será más ligera. Mezcla hasta que obtengas una consistencia homogénea.bizcocho de platano

Por último, mientras sigues mezclando, añade la mantequilla poco a poco, para que se incorpore totalmente.

Recubre el molde (rectangular de 22x10cm o circular de 24 cm) de papel vegetal o, en alternativa, úntalo con mantequilla y recubre con un poco de harina.

Verte la masa en el molde y hornea en horno pre calentado a 180°C durante aprox. 30-35 min (el método infalible es la prueba del palillo de madera: clávalo en varios puntos en los últimos minutos de cocción y si sale limpio es porque el bizcocho está listo).

Extrae del horno, deja que se enfríe un poco y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar el bizcocho durante 3 días bajo una campana de cristal o cubierto con película transparente, pero espera a que esté frío para taparlo. Evita exponerlo a calor extremo: si la temperatura del ambiente es muy elevada, conserva en la nevera.

Resultado de imagen de chocolate dropsPuedes añadir canela si te gusta su sabor o pepitas de chocolate.

Si quieres decorarla un poco o añadir más dulzura a posteriori, puedes recubrir el bizcocho con un glaseado (azúcar glás + algunas cucharadas de zumo de limón).

Otra, de las muchísimas versiones en las que puedes servirlo es cortado horizontalmente por la mitad y untado con Nocilla o Nutella.

Bizcocho de mármol

Presentación

Cada bloque de mármol es distinto de otro, por su color y estrías.

Cada porción de este postre también… porque esta es la receta para preparar un asombroso bizcocho de mármol.

Prepara esta delicia para deleitar tu paladar y cautivar a la vista de los afortunados que la probarán.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de trigo: 200 g
  • Maizena: 100 g
  • Leche: 190 ml
  • Cacao: 3 cucharaditas
  • Azúcar: 180 g
  • Mantequilla: 250 g
  • Levadura: 1 sobre (15 g)
  • Aroma: 2 ml
  • Huevos: 4
  • Sal: 1 pizca

Realización

Bate a punto de nieve las claras.

Mezcla las yemas con tu batidora de varitas o con la amasadora.

Mezcla la mantequilla a temperatura ambiente (cuanto más suave esté, mejor) con la batidora.

Añade el azúcar y bate hasta que la consistencia sea cremosa.

Añade las yemas batidas y mezcla.

Tamiza la harina, la maizena, la levadura y la sal.

Incorpora poco a poco la mezcla de harina, alternando con 190 ml de leche.masas tarta marmol.JPG

Añade las claras, mezclando con una cuchara desde abajo hacia arriba.

Cuando logres una consistencia homogénea, divide la masa en dos partes: cada una en un bol.

En un bol añade tres cucharaditas de cacao. Mezcla otra vez.

Unta con mantequilla un molde y espolvorea harina por encima.

Vierte la masa sin cacao en el molde.

Con una cuchara añade la masa de cacao. Con un tenedor remueve ligeramente la superficie.

Hornea a 180°C (en horno caliente y ventilado) hasta que el palillo de madera salga limpio (25 min).bizcocho-de-marmol-cortado

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Conserva esta tarta durante 3-4 días bajo una campana de cristal o en la nevera, si hace mucho calor.

Puedes recubrir la tarta con glaseado de chocolate, si te sientes indulgente 😉

Bizcocho 7 tarros con manzanas y uva pasa

Presentación

Este bizcocho es la receta infalible con la que siempre has soñado.

Es tan sencilla de preparar y sus proporciones tan fáciles de recordar que, lamentablemente para mi, esta receta ya no volverás a consultarla 😉

El bizcocho se llama 1,2,3 en España, 7 tarros en otros países por una razón: la medida base es el tarro del yogur, que se llena de los demás ingredientes y convierte a la báscula en algo innecesario.

Por si aún no te parece maravilloso, voy a darte más razones para adorarla.

Es altamente personalizable: puedes utilizar lo que tengas en casa (aceite o mantequilla, la fruta que más te apetezca, gotas de chocolate, … yo te propongo la versión con manzanas y uva pasa) o puedes quitar la fruta y emplearla como base para tartas rellenas.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Yogur: 1 tarro (= 125 ml; sabor natural o de fruta)
  • Harina de trigo: 2 tarros
  • Fécula de patatas/Maizena: 1 tarro*
  • Aceite de girasol/Mantequilla: 1 tarro
  • Azúcar: 1 tarro**
  • Huevos: 3
  • Aroma: 2 ml (vainilla y mantequilla, vainilla, naranja,…) [facultativo]
  • Limón: ralladura de 1
  • Levadura química: 10 g
  • Manzana: 1
  • Uva pasa: 1 puñado

* puede sustituirse por 1 tarro de harina (es igual de buena, pero menos húmeda)
** un tarro es suficiente, sobre todo si empleas uva pasa y yogur de fruta, pero al emplear yogur natural no azucarado, añade más azúcar (hasta un máximo de 2 tarros)


Realización

Pela y limpia la manzana. Córtala en 8 trozos y luego en lonchas no demasiado gruesas.

Añade una cucharada de mantequilla a una sartén caliente y saltea la manzana hasta que se ablande un poco. Añádele la ralladura del limón también.

[Truco: hidrata la uva pasa durante 10 minutos en tres cucharadas de zumo de fruta, ron o té para una consistencia menos seca y un sabor más rico]

Divide las claras de las yemas. Monta las claras hasta que estén a punto de nieve.

masa para bizcocho 7 tarros.JPGAhora bate las yemas hasta que dupliquen el volumen y su color se haga más claro [facultativo: hay quien no las bate, pero así la consistencia quedará mejor].

Añade a las yemas el yogur, la harina, la fécula/maizena, el azúcar, el aroma y el aceite/mantequilla derretida.

Mezcla todo hasta que quede homogéneo.

Incorpora la manzana y la uva pasa. Mezcla otra vez.

Ahora faltan solo las claras.

Empleando una cuchara (y ya no la batidora, si la estabas utilizando), mezcla desde abajo hacia arriba la masa: así no desperdiciarás el aire de las claras.

Cuando la masa haya quedado homogénea, empieza a revestir tu molde de papel vegetal.

Calienta el horno a 180°C y, en la espera vierte la masa en el molde.

Hornea la tarta en modalidad ventilada.

Tarda aproximadamente una media hora, pero la única manera infalible de saber si está lista es la prueba del palillo: clava un palillo de madera (de esos para brochetas) en el centro de la tarta y si sale limpio, sin masa pegajosa adherida está en su punto.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

bizcocho 7 tarros cortado.JPGLa tarta es quizás la más versátil que exista.

Si quieres cambiar la fruta por otra de temporada, puedes hacerlo sin ningún problema: cualquier tipo de fruta fresca, salteada o en almíbar queda genial.

Si no quieres fruta pero te apetece chocolate: añade unas cucharadas de cacao a la masa y un poquito más de levadura o unas gotas de chocolate.

Añadiendo colorante alimentar, tienes literalmente un arco-iris de posibilidades.

Puedes eliminar la fruta y fécula/maizena y obtendrás el clásico bizcocho 1,2,3: un poco más seco, pero ideal para ser mojado con ponche. Resultado de imagen de pan di spagna farcitoPuedes cortarlo por la mitad y rellenarlo de nata, mermeladas, cremas, natillas, ganache, etc…

La tarta, si no desaparece antes 😉 , aguanta 3-4 días bajo una campana de cristal o en una bolsita de plástico. (En verano, se aconseja guardar la tarta en la nevera por su contenido de fruta)

Ambasador – Bizcocho de chocolate con cerezas confitadas

Presentación

El Ambasador es un esponjoso y húmedo bizcocho de chocolate, enriquecido con cerezas confitadas. Esta receta polaca la venimos realizando desde hace décadas en mi familia y la tengo apuntada en mi libro de recetas como Ambasador, es decir «embajador».

Toda mi familia y muchas amigas conocemos este bizcocho por este nombre, pero nadie conoce el verdadero origen de su denominación. Sin embargo, me atrevería a decir que si piensas visitar a alguien y no quieres hacerlo con las manos vacías, esta delicia te abrirá cualquier puerta y, a cualquier embajador, este as en la manga le vendría útil. 😜

Pero si hay una cosa sobre la cual no cabe duda es que este bizcocho es tan exquisito que es, desde siempre, mi favorito.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 8 personas

Ingredientes

  • Huevos: 4 medianos
  • Harina: 2 vasos
  • Levadura química: 2 cucharaditas
  • Azúcar granulado: 1  vaso
  • Mantequilla sin sal: 250 g (1 pastilla)
  • Leche: 1/2 vaso
  • Cacao amargo en polvo: 3 cucharadas
  • Aroma de almendras: 1 unidad (2 ml)
  • Cerezas confitadas: al gusto
  • Coco rallado: al gusto (opcional)

Realización

En una cacerola pon el azúcar granulado y el cacao amargo en polvo.

¡No vale sustituir el cacao amargo con Cola Cao, Nesquik u otros preparados!

Calienta la cacerola a baja temperatura y añade la mantequilla.

Añade 7-8 cucharadas de agua.

Deja que la mantequilla se derrita, mezclando de vez en cuando, y sin consentir que llegue a hervir.

Al final incorpora la leche, mezcla, y llena medio vaso con el liquido, para el glaseado.

Separa las yemas de la clara de los huevos en dos boles distintos.

Bate primero las claras del huevo (te aconsejo utilizar una batidora eléctrica para que quede firme: no debería moverse aunque esté bocabajo ) y luego las yemas. 

A las yemas añade el líquido con el cacao (tibio y no caliente), junto con la harina tamizada con levadura. Verte también el aroma de almendras.

Mezcla bien todo (puedes emplear batidora eléctrica), para que el compuesto adquiera una consistencia homogénea.

Añade ahora las claras de huevo…

TRUCO: mezcla con una cuchara (aquí no utilices la batidora eléctrica), con movimientos desde el fondo del bol hacía arriba, siempre en el mismo sentido.
Así la tarta será más ligera y esponjosa.

Unta un molde para tartas (a mi me gusta hacerlo en forma de anillo) con mantequilla y espolvorea uniformemente con harina. Así no te se pegará la tarta al molde. ambasador 1.JPG

Verte la masa en el molde y coloca por encima del compuesto a las cerezas confitadas.

TRUCO: Las cerezas confitadas son cerezas sin hueso que han sido cocinadas en una sartén con azúcar y que se pueden conservar en tarros al vacío.

Ahora hay que pre-calentar el horno a 180°C, mejor si ventilado, y cuando ya haya llegado a temperatura poner el molde.

ambasador 2.JPG

HORNO VENTILADO: Hacen falta unos 25-30 min.

HORNO ESTÁTICO: Pueden hacer falta incluso unos 45 min.
Saca la tarta del molde y, cuando ésta esté tibia, verte el contenido del vaso por encima. Hazlo de manera uniforme, para glasear a toda la superficie.

Si te apetece, puedes espolvorear un poco de coco rallado sobre el glaseado y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes hacer la tarta sin fruta, así aguantará mejor el calor, aunque deberías probar por lo menos una vez que deliciosa está con las cerezas. 

Si prefieres otro tipo de fruta o no tienes cerezas, puedes emplear melocotones frescos o de almíbar, fresas frescas, piña de almíbar, naranjas, etc…

Si quieres hacer esta tarta para los niños puedes sustituir el coco rallado con decoraciones de azúcar colorado.

Puedes cortar la tarta por la mitad, creando dos capas, y rellenarla de nata montada, natillas, ganache de chocolate, etc…