Bizcocho polaco con ciruelas y streusel – con levadura fresca (Ciasto drożdżowe)

Presentación

Los bizcochos polacos son muy variados en términos de tipos y sabores, aunque sin duda uno de mis favoritos es este suavísimo bizcocho con levadura fresca, ciruelas y streusel, cuyo nombre original es ciasto drożdżowe ze śliwkami i kruszonką. 🍰

La masa es muy suave y esponjosa y uno de sus puntos de fuerza es que al día siguiente no tiende a secarse tanto como muchas otras versiones: se queda hidratado.

Aunque puedas utilizar diversos tipos de fruta, la combinación de las ciruelas, con su punto agrio y firmeza, y del streusel, con su punto dulce y textura crujiente y al mismo tiempo suave, es exquisita.

Una vez horneado, utilizarás este saludable bizcocho para tus meriendas, tus desayunos y cualquier otra ocasión que tengas para picar porque es adictivo. 🤩


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 2h 30min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Leche (de vaca/vegetal): 1 vaso
  • Aceite de girasol: 1 vaso
  • Huevos: 4 medianos
  • Azúcar: ¾ vaso
  • Levadura fresca: 1 cubito (= 25 g; tipo saccaromyces cerevisiae)*
  • Harina de fuerza: 4 vasos (puedes utilizar la normal, si no tienes la de fuerza, o hacer mitad y mitad)
  • Aroma: 2 ml (vainilla, mantequilla o ron)
  • Sal: 1 pizca

*sustituible por levadura seca en las proporciones indicadas en la confección por el fabricante.

PARA DECORAR:

  • Harina: 100 g
  • Mantequilla/Margarina: 60 g
  • Azúcar: 50 g
  • Aroma: unas gotas (vainilla, mantequilla o ron)
  • Ciruelas: 6-8

Realización

En un bol grande, casca los huevos y vierte el azúcar y el aroma. Bate hasta lograr un compuesto espumoso.

Calienta un poco la leche.
(Ojo: la leche no debería quemarte si entra a contacto con tu piel: si lo hace, vas a anihilar la levadura, así que tienes que esperar a que se enfríe un poco).
Trocea la levadura fresca (o congelada) y disuelvela en un poco de leche.

Añade al compuesto de huevos lo que sobra de leche, la levadura disuelta y el aceite. Mezcla.

Ahora tamiza la harina encima de la mezcla de líquidos y mezcla todo hasta lograr una masa homogénea. Puesto que la masa tiene una consistencia suficientemente líquida, puedes utilizar un batidor de varillas.

Deja reposar durante 1,5 h en un sitio tibio-cálido, cubriendo el molde con un trapo limpio (sin que entre a contacto con la masa).

En la espera, prepara el streusel: en un bol vierte la mantequilla/margarina, el azúcar y un poco de aroma y remueve con una espátula para repartir bien los ingredientes. Entonces vierte la harina encima y sigue mezclando hasta lograr una consistencia uniforme. Aplasta bien el streusel para compactarlo y deja que repose en la nevera.

Cubre un molde grande (para orientarte: si es rectangular 34x22cm y si es circular 27cm Ø) con papel vegetal y vierte allí la masa. No deberías llenar el molde más de la mitad de su altura: tanto durante la fermentación como durante su cocción, la masa va a subir mucho.

Pasado ese tiempo, enciende el horno y deja que llegue a 180ºC.

Bizcocho polaco con ciruelas y streusel antes de hornear
Bizcocho antes de hornear

Mientras tanto, empieza a lavar las ciruelas y a cortarlas en gajos de unos 5-8 mm de espesor o, si lo prefieres, en mitades. Remueve el trapo: la masa habrá más que duplicado su volumen. Ahora cubre la superficie con ciruelas, apretando ligeramente cada gajo para fijar su posición.

Saca el streusel de la nevera y del bol apriétalo bien para compactarlo. A continuación, rállalo por la malla gruesa de tu rallador. Esparce el streusel sobre el bizcocho tratando de hacerlo de forma bastante uniforme.

Hornea durante aproximadamente 45 min.
[Ojo: los tiempos de horneado varían dependiendo del horno, por lo tanto es conveniente efectuar la prueba del palillo para controlar que esté listo → clava en el centro del bizcocho (donde no haya fruta) un palillo de madera: si sale limpio, puedes sacar el bizcocho del horno].

Deja enfriar antes de desmoldar y cortar.

Bizcocho polaco con ciruelas y streusel - con levadura fresca (Ciasto drożdżowe)
Bizcocho polaco con ciruelas y streusel – con levadura fresca (Ciasto drożdżowe)

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes preparar este bizcocho con la fruta que prefieras (arándanos, frambuesas, fresas, etc.), aunque tienes que probar esta versión light y veraniega con melocotones y almendras (sin streusel) 😉

Si lo prefieres, puedes desmenuzar el streusel a mano: es la forma más sencilla y se utiliza mucho, aunque quedan trozos de diferentes tamaños y no cubres la superficie de forma tan uniforme que al rallar todo y esparcirlo después.

Conserva el bizcocho en una bolsita de plástico (o alternativa biodegradable) o bajo una campana de vidrio. Guárdalo en la nevera si hace calor: así evitas que la fruta se deteriore y que el bizcocho se seque.

El streusel (o kruszonka) está en su punto más crujiente al salir del horno y se ablanda naturalmente un poco con el paso del tiempo. A diferencia de otras preparaciones con masa de brioche, no te aconsejo calentar el bizcocho al microondas porque la mantequilla del streusel se ablanda y pierdes completamente la textura crujiente (aunque, si no te importa puedes hacerlo 😉 ).

Bizcocho de rosas con confitura de pétalos de rosas – con levadura de panadería

Presentación

Hoy os propongo un nuevo bizcocho con levadura de panadería, con un twist floreal en más de un sentido 🌹🍰

Este bizcocho tiene una pinta maravillosa y el primer elmento floral está precisamente en la presentación: está compuesto por varias rosas de masa que se expanderán de forma sorprendente en tu molde y llenarán tu mesa de alegría.

Pero el segundo toque floreal lo encontráis en el relleno: he utilizado una confitura de pétalos de rosas que tiene un sabor y un olor increíbles. Además, su color destaca las espirales de las rosas de la masa, creando un efecto visual precioso, incluso cuando cortas un trozo.

Si no encontráis o no podéis preparar la confitura de rosas, si queréis innovar con los rellenos o simplemente os habéis enganchado a la consistencia del bizcocho (¡que es parecida a la de los donuts! 🍩), explorad las ideas que os dejo al final de la receta 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 3h 15min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de fuerza: 500 g (o harina de trigo o mezcla de ambas)
  • Fécula de patatas o almidón de maíz (maizena): 80 g
  • Huevos: 2 medianos
  • Azúcar: 80 g
  • Mantequilla o margarina derretida: 90 g (o 100 ml de aceite vegetal)
  • Leche tibia (de vaca o vegetal) o agua: 220 ml
  • Levadura de panadería fresca: 12,5 g (medio cubito o 5,5 g de levadura seca*)
  • Aroma: 2 ml (sabor almendras, vainilla, mantequilla, ron, etc)
  • Confitura de rosas: lo suficiente

* Comprueba en el envase de tu levadura seca la proporción exacta respecto de la levadura fresca, puesto que puede variar.


Realización

Vierte la levadura fresca desmenuzada en un vaso con un poco de leche tibia y una cucharadita de azúcar para que se disuelva. Mezcla bien.
(Ojo: si utilizas levadura seca instantánea, puedes mezclarla a la harina directamente; pero si tu levadura no lo es, entonces sigue este paso. Aquí te explico el motivo 😉 )

En un bol casca los huevos y vierte el azúcar y el aroma. Bátelos con un batidor de varillas hasta lograr un compuesto espumoso.

Añade a este bol el resto de la leche tibia y la mantequilla o margarina derretida. Vuelve a batir un poco.

Ahora hay que incorporar los ingredientes secos que quedan: tamiza la harina y la fécula o maizena.

Mezcla con tus manos hasta lograr un compuesto homogéneo. Desplaza la masa a una encimera ligeramente enharinada y amasa unos 5-7 minutos más hasta lograr una masa elástica y lisa.

Vuelve a colocar la masa en el bol, tápala con un trapo húmedo y deja que repose unas 2 h en un lugar caliente.

Transcurrido ese tiempo, vuelve a esparcir harina sobre tu mesa y trabaja un poco tu masa. Con la ayuda de un rodillo, extiende la masa hasta lograr un rectángulo de unos 50×30 cm.

Con la ayuda de una espátula de silicona, esparce la confitura sobre todo el rectángulo de manera uniforme. Ahora envuelve la masa sobre el lado más largo, creando un rollito de 50 cm de largueza.

Divide el rollito en 14 partes de igual largueza (aprox. 3,5 cm cada uno).

Coge tu molde para tarta (26 cm de diámetro) y revístelo con papel de horno, sin olvidar recubrir los bordes.

Ahora coloca las rosas de masa hasta cubrir toda la superficie de forma más o menos uniforme. Ahora deja que repose unos 30 minutos más cubierta con el trapo húmedo: pasado este tiempo verás como han crecido en volumen y se han rellenado los espacios entre una rosa y otra.

Hornea en horno ya caliente a 180ºC (horno estático) o 170ºC (horno ventilado) durante 35 minutos aprox.
(Ojo: el tiempo de horneado varía dependiendo del horno: ten cuidado cuando han pasado ya los 25 minutos 😉 )

Una vez que esté bien dorada, extráela del horno y deja que se enfríe antes de desmoldarla.

Bizcocho de rosas con confitura de pétalos de rosa - con levadura de panadería
Bizcocho de rosas con confitura de pétalos de rosa – con levadura de panadería

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes esparcir azúcar glás encima, si te gusta.

Prueba esta receta con otros rellenos:

  • Nocilla o Nutella,
  • crema pastelera o natilla del gusto que prefieras,
  • mantequilla mezclada con azúcar y canela, al estilo cinnamon buns o como esta corona trenzada con extra de nueces,
  • otra confitura (prueba esta con higos verdes y limón).

Puedes añadir a cualquier relleno algún elemento extra que combine de maravilla y aporte texturas nuevas: fruta troceada y salteada, nueces picadas, trocitos de chocolate, coco rallado, fruta seca, etc.

Bizcocho de masa brioche con espiral de manzanas y cerezas

Presentación

Semana Santa está aquí y este Domingo hay que celebrarlo a lo alto, recordando que lo importante no son las circunstancias atípicas en lo que lo transcurrimos, sino ya poder celebrar un día que representa la esperanza. 🕊️

Si quieres probar algo diferente a las torrijas tradicionales, a las torrijas con sabor a chocolate y esta semana ya te has comido una abundante ración de conejitos pascuales, te invito a hornear (incluso el día anterior) este delicioso bizcocho de suavísima masa brioche con una hermosa espiral de manzanas salteadas y cerezas en almíbar.

Este postre no es complicado y no te robará muchísimo tiempo de preparación, pero sí tendrás que esperar un poco para que la levadura de panadería haga su magia en un lugar calentito… ¡ya sabes que todo lo bueno requiere tiempo! 😉

Su aspecto te dejará cautivada y lo mismo le pasará a quienes tengan la suerte de probarlo antes de que lo acabes porque, te advierto, que su textura muy ligera y su delicado sabor dulce hacen que después de cada trozo te apetezca otro. 😋


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 3 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Harina de fuerza: 400 g
  • Levadura fresca: 15 g (aprox. 1 sobre de 5,5 g de levadura seca o lo que indique su fabricante)
  • Huevos: 3 medianos
  • Leche de vaca o vegetal: 110 g
  • Mantequilla o margarina: 90 g
  • Azúcar: 100 g
  • Sal: 1 pizca
  • Aroma: 2 ml (sabor vainilla, ron, cítricos, mantequilla)

PARA EL RELLENO:

  • Manzanas: 2
  • Cerezas en almíbar: 10 aprox.
  • Cáscara de 1 limón
  • Confitura o mermelada de fruta: 3-4 cucharadas (sabor cereza, manzana, maracuyá, etc)

Realización

Mezcla en tu batidora todos los ingredientes, recordándote de emplear una mantequilla suave, cuya consistencia sea la de una pomada (si es demasiado sólida, calientala unos segundos en el microondas, pero cuidado con que no se derrita 😉 )

Deja reposar la masa en un sitio caliente durante 1,5 h, cubierto con un trapo.

En la espera, pela las manzanas, córtalas en 4 trozos y elimina el centro. Ahora utilizando la malla grande de un rallador ralla las manzanas en una sartén. Añade la cáscara rallada por la malla fina de un limón previamente lavado y deja que se cocine a fuego medio-alto durante unos 3 minutos, mezclando con frecuencia desde el principio para que la manzana no se oxide. Al final añade las cucharadas de confitura y mezcla para que se disuelva homogéneamente. Apaga y deja enfriar.

Prepara las cerezas quitando los huesos (si los hay) y cortándolas por la mitad.

Cuando haya transcurrido el tiempo y la masa haya doblado su volumen inicial, esparce un poco de harina sobre tu encimera y amasa para que la masa se haga más compacta y homogénea. Con la ayuda de un rodillo extiende la masa para lograr un rectángulo de 0,8 – 1 cm de espesor en el que un lado sea de la misma longitud que el largo de tu molde.

FOREMKA BLACHA DO PIECZENIA CIASTA 26x13 KEKSÓWKA • Arena.pl

(Ojo: tu molde debe ser rectangular y con los bordes altos, porque la masa va a crecer bastante fuera y dentro del horno 😉 )

Ahora esparce uniformemente las manzanas y las cerezas sobre todo el rectángulo, pero dejando 1 cm de cada borde para que te resulte más sencillo enrollar el bizcocho. Procede a enrollar la masa sobre el lado que tiene el mismo ancho de tu molde.

Cubre el molde con papel para horno y coloca el rollo en su interior. Cubre con un trapo y deja reposar en un sitio caliente otros 30-45 minutos.

Transcurrido ese tiempo, calienta el horno a 180ºC con ventilador y hornea hasta que la masa esté bien dorada. Cuando tenga este color efectúa la prueba del palillo de madera: si sale limpio de masa tras clavarlo en el centro (Ojo porque el relleno manchará un poco), estará listo para sacarlo.

Bizcocho de masa brioche con espiral de manzanas y cerezas
Bizcocho de masa brioche con espiral de manzanas y cerezas

Deja enfriar antes de sacarlo del molde y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si quieres un acabado lúcido, puedes esparcir con un pincel de cocina un poco de huevo batido sobre la superficie del bizcocho antes de hornearlo. Ten cuidado porque el huevo hace que el bizcocho se ponga colorado más pronto, aunque el interior necesite más tiempo. Si quieres un acabado mate, entonces esparce con el pincel un poco de leche.

Si te gusta decorar con azúcar perlado, puedes esparcirlo antes de hornear.

Si quieres que el bizcocho se vuelva más suave, por ejemplo dos días después de hornearlo, puedes poner tu trozo de bizcocho en el microondas unos 5-10 segundos y volverá a ser una nube. Conserva en una bolsita de plástico o bajo una campana de cristal (ponlo en la nevera si hace calor).

Prueba a jugar con el relleno y termiinarás enamorándote de lo versátil que es este dulce:

  • peras y almendras laminadas con confitura de ciruelas,
  • trocitos de piña en almíbar con mermelada de maracuyá,
  • crema pastelera/natilla a la vainilla con fresas frescas,
  • natilla al chocolate (o nocilla con mascarpone) con avellanas picadas,
  • natilla al coco con láminas de coco seco, almendras laminadas y ralladura de lima,
  • queso quark a los arándanos con frutos del bosque,
  • cualquier otra combinación que te sugiera tu fantasía 😉

Bizcocho polaco con levadura fresca, melocotones y almendras – ciasto drożdżowe

Presentación

¿Has preparado alguna vez un bizcocho con levadura de panadería… esa fresca que encuentras en cubitos? ¿¡No?! ¡Hay que solucionarlo inmediatamente!

Si nunca has probado un bizcocho de este tipo no sabes realmente lo que te estás perdiendo… la increíble suavidad de la masa recién salida del horno se puede comparar con una nube y los melocotones frescos de finales de temporada aportan su aroma y dulzura y se mezclan con el toque crujiente de las almendras.

Disfruta de este bizcocho ligero con tus desayunos, acompañado por una taza de leche, o durante la merienda o una pequeña pausa café… y verás como desaparece rápido 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 50 minutos (+1 h de reposo)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Leche (de vaca/vegetal): 1 vaso
  • Aceite de girasol: 1 vaso
  • Azúcar: ¾ vaso
  • Huevos: 4 medianos
  • Levadura fresca: 1 cubito (= 25 g; tipo saccaromyces cerevisiae)*
  • Harina de fuerza: 4 vasos (puedes utilizar la normal, si no tienes la de fuerza)
  • Sal: 1 pizca
  • Aroma: 2 ml (vainilla, mantequilla o ron)
  • Melocotones/Nectarinas: 2 grandes
  • Almendras en láminas: al gusto

*sustituible por levadura seca en las proporciones indicadas en la confección por el fabricante.


Realización

Bate los huevos con el azúcar y el aroma hasta lograr un compuesto espumoso.

Calienta un poco la leche. Disuelve la levadura fresca troceada en un poco de ella.

Añade al compuesto de huevos la leche con levadura, el resto de leche y el aceite. Mezcla.

Tamiza la harina en el bol y mezcla todo hasta lograr una masa elástica y homogénea.

Cubre un molde (de unos 26 cm de diámetro) con papel vegetal y vierte allí la masa.

Deja reposar durante al menos 1 hora (incluso 1,5 h) en un sitio tibio-cálido, cubriendo con un trapo limpio.

Cuando falten unos minutos, enciende el horno, para que se vaya calentando a 180ºC. Asimismo, empieza a lavar los melocotones y a cortarlos en trozos.

Remueve el trapo: la masa habrá más que duplicado su volumen. Coloca la fruta por encima y esparce las láminas de almendras. Hornea durante aproximadamente 45 min.

[Ojo: los tiempos de horneado varían dependiendo del horno, por lo tanto es conveniente efectuar la prueba del palillo para controlar que esté listo → clava en el centro del bizcocho (donde no haya fruta) un palillo de madera: si sale limpio, puedes sacar el bizcocho del horno].

Bizcocho polaco con levadura fresca, melocotones y almendras - ciasto drożdżowe
Bizcocho polaco con levadura fresca, melocotones y almendras – ciasto drożdżowe

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes utilizar otros tipos de fruta para este bizcocho: ciruelas, ruibarbo, fresas, melocotones en almíbar, todo tipo de frutos rojos, etc…

Puedes añadir por encima de la fruta un poco de lo que los polacos llaman kruszonka y los alemanes streusel: es una especie de crumble de harina (100 g) con azúcar (50 g) y mantequilla fría o margarina sin sal (60 g) que aportará mucho gusto y textura al postre.

Personalmente, me encanta recién salido del horno porqué es muy suave y tibio, así que recomiendo calentar cada porción durante unos 10 segundos en el microondas antes de servir para obtener el mismo efecto, aunque es cuestión de gustos y es delicioso frío también.

Si quieres llevar este postre a niveles estelares, puedes cortar el bizcocho por la mitad, en sentido horizontal, y untar con confitura casera de melocotones… pero ten cuidado: el bizcocho se hace aún mas peligrosamente adictivo 😉