Tarta salada de berenjenas, queso y jamón

Presentación

¿Quieres saborear las berenjenas en una receta deliciosa, con queso fundido y jugoso jamón cocido?

Esta Parmigiana alternativa, con gustosos quesos, es apta para cualquier paladar y cuela incluso en los platos de los peques que no aman las verduras 🙂


Información

  • Dificultad: media
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Berenjenas: 2 grandes
  • Queso Gouda/Edam: 300 g
  • Jamón cocido: 250 g
  • Parmigiano Reggiano: 50 g
  • Aceite de girasol: para freír

PARA EL REBOZADO:

  • Harina de trigo: 100 g
  • Huevo: 1 grande
  • Agua: 70 ml
  • Sal: al gusto
  • Especias: al gusto (curry, pimientón dulce, pimientón picante, sazonador para pollo,…)

Realización

Quita la piel de las berenjenas.

Corta las berenjenas en lonchas largas, espesas unos 7 mm.

Prepara el rebozado mezclando todos los ingredientes, empleando las especias que más te gusten.

Calienta el aceite en la sartén.

Reboza las lochas de berenjena en el rebozado y fríelas.

Deja que se doren y luego colócalas sobre papel de cocina para absorber el exceso de aceite.

En una bandeja para el horno coloca una capa de berenjenas y por encima lonchas de queso y lonchas de jamón cocido.

Luego repite los estratos hasta terminar y ralla el Parmigiano Reggiano por encima.

berenjenas con quesos y jamon horneadasCalienta el horno a 180°C y deja que se cocine hasta que el queso esté derretido.

Entonces pon el horno en función grill para que se cree una capita crujiente con el Parmigiano.

Emplata y sirve 🙂

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes emplear mortadella si prefieres o un tipo de queso distinto, como el havarti.

Puedes conservarlo durante 2 días bajo una campana de cristal o en la nevera.

Berenjenas fritas

Presentación

Las Berenjenas son una verdura bastante infravalorada, pero esta versión les confiere un sabor y una textura que captura a cualquiera.

Las berenjenas fritas son una alternativa a las patatas fritas que resulta ser más saludable, menos calórica y un verdadero estimulante para la pérdida de peso, gracias a sus altos niveles de vitamina B y fibras.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Berenjenas: 3-4
  • Aceite vegetal para freír
  • Sal: al gusto
  • Harina de trigo: para rebozar

Realización

La receta es muy sencilla.

Hay que cortar la parte superior de la berenjena (la parte verde) y tirarla.

Con un pelador o un cuchillo, elimina la piel, así ya no tendrá ese amargor que incomoda a los niños y a muchas personas. 

Al igual de que harías con unas patatas, crea lonchas de berenjena cortándola por el lado largo.

Ahora crea palillos, cortando en sentido perpendicular las lonchas de antes.

Deberías haber conseguido algo muy parecido a las patatas fritas en forma.

Pon las berenjenas en un bol y espolvorea unas cucharadas de harina. Mezcla bien con las manos, para que cada palillo esté bien rebozado.

Calienta en una sartén o en tu freidora el aceite vegetal (aconsejo el de girasol o cacahuetes).

TRUCO: Si quieres saber si el aceite tiene ya la temperatura correcta, moja la punta de un palillo de berenjena: tiene que chisporrotear y se tienen que hacer burbujas alrededor.

Fríe las berenjenas y cuando estén bien doradas, escúrrelas y colócalas sobre papel de cocina, para eliminar el aceite en exceso.

Sazona con sal y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar las berenjenas durante un día, pero no las pongas dentro de una bolsa de plástico o bajo una campana de cristal o se perderán su textura crujiente.