Atún marinado en salsa de miel, soja, guindilla y almendras

Presentación

La Navidad y Año Nuevo se acercan y con ellas las ganas de buscar un segundo plato de pescado que pueda satisfacer nuestros paladares y asombrar nuestros familiares en estos días de fiesta. Esta receta cumple indudablemente con ambos requisitos: el atún marinado en salsa de miel, soja, guindilla y almendras es una verdadera exquisitez que merece un sitio especial en tu mesa. 🐟

Los frescos filetes de atún absorben los distintos y complementares aromas de su marinado: la dulce y viscosa miel 🍯, la sabrosa salsa de soja que aporta el toque umami y la salinidad a nuestro pescado, el refrescante aroma de limón 🍋 y el atrevido (pero delicado) matiz picante de la guindilla 🌶️.

Estos sabores, atrapados en el pescado, se mantienen en su tierno interior mientras el rápido salteado sella el exterior creando una capa crujiente rematada por la textura y el aroma de la almendra picada.

¡No dudes más: esta gustosa receta se prepara de forma sencilla y muy rápida y puedes aprovechar el tiempo de marinado para preparar otro plato! 😉


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Filetes de atún: 4 porciones individuales
  • Salsa de soja: 4 cucharadas
  • Salsa Louisiana/Tabasco*: 1-2 cucharadas
  • Zumo de limón o lima: 4 cucharadas
  • Miel: 3 cucharadas
  • Almidón de maíz (Maizena): 1 cucharadita
  • Aceite de oliva virgen: 2 cucharadas
  • Almendras: 10 (sin cáscara)

*Sustituible por unas rodajas de guindilla fresca machacadas en un mortero.


Realización

Empieza preparando la salsa en la que marinaremos el atún. En un bol grande vierte la miel, el zumo de limón o lima, la salsa de soja y la salsa picante (Lousiana o Tabasco) y las almendras finamente picadas. Mezcla bien para emulsionar la salsa.

Tras haber secado los filetes de atún con una hoja de papel absorbente, colócalos en el bol. Mueve los filetes para asegurarte que se hayan bañado todos en la salsa y a lo largo de toda la superficie. Tapa con un plato y deja que el pescado se marine durante unos 20 minutos, removiendo los filetes al menos un par de veces para asegurarte que la salsa penetre de forma uniforme.

Pasado ese tiempo, pon una sartén a calentar (fuego mediano-alto). Cuando haya llegado a temperatura, saca un filete del bol y colócalo en la sartén. El tiempo de cocción depende del grosor de tu filete: buscamos sellarlo por fuera, dejando una capa crujiente, pero queremos dejarlo rosa y suave por dentro. No lo cocines mucho y asegúrate frecuentemente que la textura siggue suave apretando en el centro con un tenedor.

La salsa que ha quedado en el bol la vamos a aprovechar: añade la maizena y mezcla bien. Sobre la sartén que hayas utilizado para los filetes, vierte la mezcla y deja que se espese a fuego mediano. Vierte esa salsa sobre tu filetes o en cuenco que sirvas a parte.

Sirve inmediatamente.

Atún marinado en salsa de miel, soja, guindilla y almendras
Atún marinado en salsa de miel, soja, guindilla y almendras

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir las almendras picadas por sésamo blanco o negro.

Si quieres un toque más oriental, sustituye el aceite de oliva por aceite de sésamo.

Para un aroma cítrico más potente, ralla un poco de la cáscara del limón o lima en tu salsa. 😉

Empanadas con calabacín, atún y crujiente panceta

Presentación

Las empanadas son uno de las tapas o entrantes más amados y versátiles: su crujiente envoltorio puede encerrar rellenos muy diversos y siempre deliciosos. 🥟 Hoy vamos a preparar una versión express, ahorrando tiempo con una masa ya preparada, y dejando todo el protagonismo al relleno.

El atún es una elección típica para el relleno, pero en lugar de juntar este ingrediente con el clásico tomate o con huevo cocido, vamos a optar por los calabacines y a añadir un toque crujiente y sabroso con la panceta. De esta forma incluirás unas saludables verduras en tus empanadas y probarás una nueva combinación que ya no dejarás de preparar. 😉

Además, en el apartado de sugerencias no te pierdas una combinación vegetariana con 2 pescados que te gustará tanto como ésta 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Obleas gigantes para empanadillas: 16 (= 280 g)
  • Calabacines: 2 medianos
  • Cebolla: ½
  • Atún en aceite de oliva: 2 latas (= 160 g escurridos)
  • Panceta salada/Bacon ahumado: 80 g
  • Mejorana: al gusto (opcional)
  • Cubito para caldo: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza preparando el relleno.

Corta la panceta salada en tiras cortas o cubitos pequeños. Limpia la cebolla y pícala finamente. Lava los calabacines y elimina las extremidades. Ralla los calabacines por la malla gruesa de tu rallador.

Vierte un chorrito de aceite en la sartén y primero dora la panceta: queremos una textura crujiente. Entonces incorpora la cebolla y, cuando esté dorada, añade los calabacines. Sazona con pimienta, el cubito de caldo (en lugar de la sal) y mejorana. Deja que se hagan hasta estar blandos. El líquido de los calabacines tiene que haber evaporado completamente para que las empanadas salgan bien. Apaga el fuego, añade el atún desmenuzado, mezcla bien y deja enfriar.

Cuando el relleno esté frío o, al menos, tibio, coge las obleas de masa. Coloca un par de cucharadas abundantes de relleno en el centro, teniendo cuidado de dejar 1 cm libre para sellar el borde sin problema. Dependiendo de lo que te resulte más cómodo, dobla la oblea sobre la encimera o sujetándola entre tus manos (entre el pulgar y los otros dedos) y aprieta con las yemas de los dedos de la otra mano para sellar los bordes.
[Truco: si la masa se despega, puedes humedecer los bordes con un poquito de agua. Esto hará que se pegue más fácilmente 😉 ]
Para asegurarte de haber sellado perfectamente las empanadas, aprieta los bordes con un tenedor.

Vierte abundante aceite en una olla y fríe unas pocas empanadas a la vez hasta que se queden bien doradas por ambos lados. Coloca las empanadas fritas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Empanadas con calabacín, atún y crujiente panceta
Empanadas con calabacín, atún y crujiente panceta

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Las empanadas pueden consumirse al día siguiente también, pero su textura crujiente está en su mejor punto durante unas horas después de su preparación: después tienden a ablandarse.

Si lo prefieres, sustituye la panceta salada por chorizo (dulce o picante) picado y salteado en una sartén para que esté crujiente.

Si no quieres juntar carne con pescado o buscas una versión vegetariana, puedes sustituir la panceta por cubitos de salmón ahumado y salteado en una sartén: ¡queda exquisito!

Penne a la Carlofontina

Presentación

La pasta a la Carlofontina es un primer plato de origen italiano, precisamente de la cocina de la Isla Cerdeña, que hoy en día se está llegando a conocer en toda Italia… ¡y hoy lo vamos a compartir con tod@s vosotr@s cocinillas para que lo llevéis a vuestras mesas!

Esta combinación, no tan obvia, resulta sorprendente por su frescura y mezcla de texturas: el intenso sabor de la albahaca, de los piñones y del queso curado que encierra el pesto a la genovesa se funde con éxito con la agradable acidez de los tomates cherry y el sabroso atún.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Penne/Pasta corta: 350 g
  • Pesto a la genovesa: 200 g
  • Atún en aceite de oliva: 200 g
  • Tomates cherry: 100 g
  • Cebolla: 1 mediana
  • Aceite de oliva virgen extra: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

Pon a hervir agua con sal, para echar la pasta cuando esté hirviendo. Remueve frecuentemente, desde el principio para evitar que se pegue.penne a la carlo-fontina2.jpg

En la espera, prepara el pesto fresco a la genovesa siguiendo esta receta (o utiliza un pesto de bote de buena calidad, si tienes mucha prisa 😉 ).

Limpia y pica finamente la cebolla. Deja que se sofría con un poquito de aceite.

Lava los tomates y corta cada uno en 4 trozos. Añade los tomates a la cebolla y deja que se cocinen unos 5 minutos a fuego bajo, para que sigan crujientes al final. Pasado este tiempo, apaga el fuego e incorpora en la sartén el atún escurrido y ligeramente desmenuzado con un tenedor. Añade también el pesto y mezcla bien.

Cuando la pasta esté en su punto, escúrrela y viértela en la sartén con el condimento.

Mezcla y emplata.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prepara esta pasta también con antelación, sirve fría o vuelve a calentar (también en el horno 😉 ).

Medallas de atún y calabacín al curry

Presentación

Una advertencia antes de que decidas servir esto en tu mesa: si lo dejas probar a alguien, ¡ya no hay vuelta atrás! Te perseguirán para que les prepares más y más y más.

Estas medallas son divinas y conquistarían absolutamente a cualquiera.

Son una receta vegetariana, con una crujiente capa por fuera y una carnosa pero delicada textura en el interior.

El sabor del calabacín se une triunfalmente al del atún, y el curry es el toque perfecto para conferir innegable carácter al plato.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Calabacines: 2
  • Huevo: 1 mediano
  • Atún en aceite: 240-320 g (≃ 3-4 latas de 80 g)
  • Pan rallado: 100 g + para rebozar
  • Parmigiano Reggiano: 90 g
  • Cebolla: 1/2
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Curry: 1 cucharadita abundante
  • Guindilla molida: al gusto
  • Aceite de oliva: 3 cucharadas
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Lava los calabacines y elimina las extremidades. Ralla cada calabacín por la malla fina de un rallador. Exprime los calabacines, cogiendo pequeñas porciones entre tus manos y apretando, para eliminar el agua en exceso.

Ralla también por la malla fina media cebolla limpiada.

En una sartén, añade el aceite y deja sofreír la cebolla rallada.

Sazona con sal y pimienta. Añade los calabacines y deja que se cocinen para que evapore más agua. Añade el curry y unas pizcas de guindilla picante para redondear el sabor (no hace falta que se perciba el picor).

Escurre el aceite de 3 o 4 latas de atún (la cantidad puedes ajustarla dependiendo de cuanto pescado quieras añadir).

Ralla el queso Parmigiano Reggiano por la malla fina del rallador.

medallas de calabacines y atun al curry 1.JPG

En un bol bate ligeramente un huevo. Añade los calabacines con cebolla, el Parmigiano y el atún. Añade también unas 5 cucharadas de pan rallado y mezcla.

(Nota: Si notas que la masa es demasiado mojada y no suficientemente cohesiva, añade más pan rallado. La cantidad hay que acertarla un poco observando la masa, pues depende de cuanta agua lleven los calabacines).

Coge unas porciones de unos 40 g de masa y haz una bolita con tus manos. Aplasta hasta lograr una medalla de más de 1 cm de espesor.

Reboza las medallas en pan rallado.

medallas de calabacines y atun al curry 2

En una olla pequeña y profunda vierte abundante aceite de girasol (la profundidad de aceite debe ser mayor del espesor de las medallas).

Fríe en aceite caliente las medallas por ambos lados, hasta que se doren bien.

(Nota: Sugiero que pruebes a freír solo una medalla para probar si la consistencia es correcta o si hace falta más pan rallado 😉 )

(Ojo: no pongas demasiadas medallas a la vez o la temperatura del aceite bajará de golpe.)

Escurre las medallas sobre papel de cocina y sirve.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

medallas de calabacines y atun al curryPuedes servir tanto calientes como fríos… son absolutamente deliciosos de ambas formas.

Puedes añadir perejil picado en la masa, si te gusta 😉

Puedes hornear también estas medallas a 180°C, colocadas sobre una bandeja con papel vegetal, esparciendo un poco de aceite de oliva por encima y dando la vuelta cuando se doren por un lado.

Zanahorias de masa de hojaldre rellenas

Presentación

Las zanahorias de masa de hojaldre son unos originales entremeses: unas falsas mini zanahorias de crujiente masa de hojaldre rellenas de una sabrosa crema al atún.

Preparar las zanahorias de masa de hojaldre es simple y divertido 😉 : hará falta un poco de masa de hojaldre, unas gotas de colorante alimentar y unos conos de aluminio. Rellena las zanahorias con el relleno que de atún o con muchos otros que te sugiero al final de la receta, y termina realizando las hojas de la zanahoria con perejil.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 1 confección
  • Huevo: 1 mediano
  • Colorante alimentar naranja (o amarillo+rojo): lo suficiente
  • Perejil: un ramo
  • Mantequilla: 10 g

PARA EL RELLENO:

  • Queso crema: 100 g
  • Atún en aceite de oliva: 80 g
  • Alcaparras: 3-4 pequeñas
  • Perejil: 1 ramo
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza extendiendo la masa de hojaldre sobre tu encimera. Con un cortador para pizza o un cuchillo, saca tiras de unos 3 cm de anchura.

Unta la superficie de la masa con huevo batido y enrolla las tiras por el lado largo, para lograr una serpiente larga de masa. zanahorias de masa de hojaldre.jpg

Coge los conos de aluminio y esparce un poco de mantequilla por encima. Empezando por el vértice, enrolla las serpientes de masa, tratando de sobreponer cada giro sobre el anterior. Coloca los conos terminados sobre una bandeja cubierta de papel vegetal.

En un cuenco pequeño vierte un cucharón de agua, añade unas gotas de colorante amarillo y un poquito de rojo para lograr un naranja brillante (o simplemente emplea el colorante naranja para paella 😉 ).

Esparce el color sobre los conos con un pincel para cocina.

Hornea a 200°C (en horno estático ya caliente) durante unos 10 minutos.

En la espera, prepara el relleno: en un bol junta el atún escurrido, el queso crema, las alcaparras, el perejil, sal, pimienta y tritura todo con tu batidora de mano, hasta lograr una crema homogénea.

Extrae la bandeja del horno y cuando la masa esté fría, separa cada cono de aluminio del hojaldre con cuidado, para que no se partan o crujan.

Rellena las zanahorias con el relleno (empleando una manga pastelera será mucho más sencillo 😉 ). Termina creando las hojas de la zanahoria con un poco de perejil.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Consume pronto, para aprovechar al máximo la textura crujiente de la masa de hojaldre.

Puedes sustituir el relleno de atún por relleno al jamón, paté de anchoas, tapenade de olivas, queso crema con tomates secos o por ensaladilla rusa.

Si quieres cambiar el perejil, una alternativa ideal para el relleno de atún es el eneldo.

Flores primaverales con rellenos varios

Presentación

Con el principio de la primavera las plantas y las flores nos asombran con sus colores y fragancias.

¿Porqué no trasladar esa alegría a la mesa?

Preparemos juntos unos rápidos sandwiches con 3 gustosos rellenos, aptos para cualquier paladar y ocasión 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan de molde sin corteza

RELLENO VERDE:

  • Queso crema (natural o con hierbas)
  • Cebollino verde/Albahaca

RELLENO ROJO:

  • Queso crema (natural o con pimientos)
  • Pimientos rojos del piquillo
  • Atún en aceite de oliva
  • Guindilla

RELLENO AMARILLO:

  • Mayonesa
  • Huevo cocido
  • Curry
  • Bonito del norte

Realización

Con un cortador de galletas con forma de flor recorta el pan de molde.flores con varios rellenos

Empleando un cortador de sección circular más pequeño incide la mitad de las flores (serán la parte superior del sandwich y dejarán ver el relleno).

Para el relleno VERDE: mezcla el queso crema, mejor si ya con hierbas, con cebollino o albahaca (elige el que prefieras) picado muy finamente.

Para el relleno ROJO: pica un poco de guindilla fresca y tritúrala con los pimientos del piquillo, el atún y el queso, hasta lograr una pasta homogénea.

Para el relleno AMARILLO: pica finamente las claras cocidas (o tritúralas). Mezcla las yemas con el bonito, añade las claras e incorpora la mayonesa.

Unta los rellenos sobre las flores sin agujero.

Cubre el pan con las flores en las que has empleado en cortador circular.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puede conservar las flores durante dos días en la nevera.

Los rellenos son perfectamente personalizables según tus gustos.