Mousse de requesón con peras caramelizadas y láminas de almendras

Presentación

Un postre simple y muy goloso… ¡pero libre de culpa!

Podrás disfrutar a tope de esta mousse hasta el fondo del tarro porque está hecha con un requesón muy ligero, aromatizado con cáscara de limón, intercalado con unas capas de jugosas peras caramelizadas y unas crujientes láminas de almendras… ¡todo lo mejorcito sin el menor remordimiento!

Descubramos juntos cómo preparar este postre que está para chuparse los dedos… ¡o para chupar las cuchara! 🥄


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Requesón: 300 g
  • Azúcar: 1 cucharada
  • Azúcar glás: ½ cucharada (puedes aumentar hasta 1)
  • Limón: zumo de ½ y cáscara
  • Láminas de almendras: 20 g

Realización

Pela y limpia las peras y córtalas en trocitos. Pon las peras en una sartén, añade el zumo de limón y esparce un poco de azúcar. Deja que se caramelicen uniformemente hasta que cobren un bonito color ámbar. Entonces deja que se enfríen.

Mousse de requesón con peras caramelizadas y láminas de almendras

Si tu requesón tiene exceso de líquido, deberías colocarlo sobre un colador de malla fina durante unos minutos.

Pasa el requesón por una prensa de patatas o machácala con un tenedor, añade el azúcar glás y la cáscara rallada del limón. Mezcla bien.

Ahora emplata: en tus tarritos o copas coloca un poco de peras, mousse de requesón y más peras. Acaba decorando con láminas de almendras.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Conserva el postre en la nevera durante un máximo de 2 días.

Puedes sustituir las peras por manzanas y, si no te gustan las almendras, combinar las manzanas con uvas pasas.

Ensalada de rúgula con melocotones, cecina y frutos secos

Presentación

Lleva tus ensaladas a otro nivel: empieza con una base de rúgula y añáde todo tipo de colores, texturas y sabores.

Los melocotones van a sorprenderte y su combinación con el intenso y salado queso feta y los crujientes frutos secos te harán desear comer este plato tan saludable y rico.

Además, este plato vegetariano puede convertirse en algo aún más goloso con unas rosas de cecina 😉

A mi se me está haciendo agua la boca… ¿y a tí?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Rúgula: 2 confecciones
  • Melocotones: 4 grandes, maduras pero firmes
  • Cecina: 100 g
  • Feta: 50 g
  • Mezcla de frutos secos sin cáscara (pipas de girasol, almendras, nueces, piñones, cacahuetes): al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: al gusto
  • Maggi o vinagre balsámico: al gusto

Realización

Lava los melocotones y córtalos en trozos pequeños.

Lava la rúgula y escúrrela.

Coloca sobre un plato la rúgula, los melocotones, enrolla de cecina y añádela al plato. Sazona con aceite y maggi o vinagre.

Añade por último el queso feta troceado y los frutos secos.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si no te gusta el queso feta, puedes sustituirlo por trozos de Parmigiano Reggiano o por trozos de otros quesos frescos o incluso algo más atrevido e intenso como el Roquefort o el Gorgonzola.

Si quieres una versión vegetariana, puedes prescindir de la cecina 😉

Cebra de mascarpone con amaretti

Presentación

Déjate conquistar por este triunfo de sabores…

El reconfortante sabor de la leche en el cremoso mascarpone se une a la almendra de los amaretti y al inconfundible cacao, en capas parecidas a las de las cebras que se alternan de forma tan acertada en este postre y están intercaladas por crujientes trozos de galleta.

Olvídate de todo mientras saboreas este divertido postre 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min (+2h en la nevera)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Mascarpone: 400 g
  • Azúcar glás: 100 g
  • Cacao: 2-3 cucharaditas
  • Amaretti: 100 g + para decorar
  • Huevos: 3 medianos
  • Sal: 1 pizca
  • Aroma de almendra: 2 ml

Realización

Bate las claras de huevo a punto de nieve, hasta que estén firmes.
(Nota: lo están si, dando la vuelta al cuenco, se quedan firmes en su sitio, sin caerse al suelo 😉 )

En otro bol mezcla el mascarpone con el azúcar glás, el aroma y la pizca de sal.

cebra de mascarpone y amaretti.jpg

Añade una yema a la vez, mezclando para que se incorpore bien.

Incorpora las claras poco a poco y de forma delicada, mezclando desde abajo hacia arriba, para no desperdiciar las burbujas de aire: así el postre se quedará ligero.

Ahora divide la masa en dos partes: a una añade los amaretti previamente triturados (tienen que quedar como un polvo) y a la otra añade el cacao. Mezcla ambas, por separado, para que queden homogéneas.

Ahora empieza a asemblar el postre: en unas copas altas coloca primero una masa, luego un poco de amaretti ligeramente desmenuzados, y a continuación la otra masa y más galletas y repite hasta terminar las masas. Finaliza decorando con las galletas.

Pon a enfriar durante 2 h en la nevera.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Incorpora gotas de chocolate o láminas de almendras entre las capas si te sientes indulgente 😉

Bizcocho polaco con levadura fresca, melocotones y almendras – ciasto drożdżowe

Presentación

¿Has preparado alguna vez un bizcocho con levadura de panadería… esa fresca que encuentras en cubitos? ¿¡No?! ¡Hay que solucionarlo inmediatamente!

Si nunca has probado un bizcocho de este tipo no sabes realmente lo que te estás perdiendo… la increíble suavidad de la masa recién salida del horno se puede comparar con una nube y los melocotones frescos de finales de temporada aportan su aroma y dulzura y se mezclan con el toque crujiente de las almendras.

Disfruta de este bizcocho ligero con tus desayunos, acompañado por una taza de leche, o durante la merienda o una pequeña pausa café… y verás como desaparece rápido 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 50 minutos (+1 h de reposo)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Leche (de vaca/vegetal): 1 vaso
  • Aceite de girasol: 1 vaso
  • Azúcar: ¾ vaso
  • Huevos: 4 medianos
  • Levadura fresca: 1 cubito (= 25 g; tipo saccaromyces cerevisiae)*
  • Harina de fuerza: 4 vasos (puedes utilizar la normal, si no tienes la de fuerza)
  • Sal: 1 pizca
  • Aroma: 2 ml (vainilla, mantequilla o ron)
  • Melocotones/Nectarinas: 2 grandes
  • Almendras en láminas: al gusto

*sustituible por levadura seca en las proporciones indicadas en la confección por el fabricante.


Realización

Bate los huevos con el azúcar y el aroma hasta lograr un compuesto espumoso.

Calienta un poco la leche. Disuelve la levadura fresca troceada en un poco de ella.

Añade al compuesto de huevos la leche con levadura, el resto de leche y el aceite. Mezcla.

Tamiza la harina en el bol y mezcla todo hasta lograr una masa elástica y homogénea.

Cubre un molde (de unos 26 cm de diámetro) con papel vegetal y vierte allí la masa.

Deja reposar durante al menos 1 hora (incluso 1,5 h) en un sitio tibio-cálido, cubriendo con un trapo limpio.

Cuando falten unos minutos, enciende el horno, para que se vaya calentando a 180ºC. Asimismo, empieza a lavar los melocotones y a cortarlos en trozos.

Remueve el trapo: la masa habrá más que duplicado su volumen. Coloca la fruta por encima y esparce las láminas de almendras. Hornea durante aproximadamente 45 min.

[Ojo: los tiempos de horneado varían dependiendo del horno, por lo tanto es conveniente efectuar la prueba del palillo para controlar que esté listo → clava en el centro del bizcocho (donde no haya fruta) un palillo de madera: si sale limpio, puedes sacar el bizcocho del horno].

Bizcocho polaco con levadura fresca, melocotones y almendras - ciasto drożdżowe
Bizcocho polaco con levadura fresca, melocotones y almendras – ciasto drożdżowe

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes utilizar otros tipos de fruta para este bizcocho: ciruelas, ruibarbo, fresas, melocotones en almíbar, todo tipo de frutos rojos, etc…

Puedes añadir por encima de la fruta un poco de lo que los polacos llaman kruszonka y los alemanes streusel: es una especie de crumble de harina (100 g) con azúcar (50 g) y mantequilla fría o margarina sin sal (60 g) que aportará mucho gusto y textura al postre.

Personalmente, me encanta recién salido del horno porqué es muy suave y tibio, así que recomiendo calentar cada porción durante unos 10 segundos en el microondas antes de servir para obtener el mismo efecto, aunque es cuestión de gustos y es delicioso frío también.

Si quieres llevar este postre a niveles estelares, puedes cortar el bizcocho por la mitad, en sentido horizontal, y untar con confitura casera de melocotones… pero ten cuidado: el bizcocho se hace aún mas peligrosamente adictivo 😉

Pajaritas con crema de pimientos y almendras

Presentación

¿Te apetece un primer plato vegetariano absolutamente irresistible?

Pajaritas en su punto envueltas en una cremosa salsa hecha con pimientos salteados y crujientes almendras… suenan idílicas 😉

No podrían prepararse más fácilmente, pero te garantizo que lograrás impresionar a tus comensales con un plato de pasta enriquecido con esta creativa salsa.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pajaritas: 350 g
  • Pimientos rojos: 250 g (ya limpios)
  • Cebolla blanca: 1 pequeña
  • Aceite de oliva virgen extra: 50 ml
  • Almendras: 20 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

pajaritas con crema de pimientos y almendrasLimpia la cebolla y pícala en cubitos. Deja sofreír en una sartén con una cucharada de aceite de oliva.

Pica también el pimiento fresco en cubitos y añádelo a la sartén. Sazona con sal y pimienta y deja cocinar con tapa a fuego bajo hasta que los pimientos se ablanden.

En la espera, pon a hervir agua con sal en una olla. Cuando esté herviendo, vierte la pasta y remueve a menudo, para evitar que se pegue.

Ahora, mientras la pasta llega a su punto, tritura en tu batidora los pimientos cocinados, añade las almendras y lo que queda de aceite de oliva (unos 40 ml) hasta lograr una crema lisa.

Escurre las pajaritas y condimenta con la salsa.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes esparcir queso rallado por encima (Parmigiano Reggiano o queso de cabra/oveja) o decorar con perejil.

Sirve caliente.

 

Repollitos de Bruselas con panceta, nueces y almendras

Presentación

Prepara este deliciosa receta para dar un rumbo completamente diferente a los repollitos de Bruselas.

El toque crujiente de las nueces y almendras aportará una textura que contrasta con la suavidad de los repollitos y la sabrosa panceta rematará el sabor con su intensa aportación.

Esta guarnición hará que todos, incluidos los más escépticos, adoren los repollitos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Repollitos de Bruselas: 500 g
  • Panceta fresca: 170 g
  • Nueces: 60 g
  • Almendras: 60 g
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Limpia los repollitos eliminando las hojas exteriores y cortando la base. Parte cada uno por la mitad en sentido vertical (es decir, partiendo con el corte la base por la mitad).

Pon a cocinar los repollitos en una olla con agua salada durante 5 minutos.

En la espera, pica la panceta y deja que se fría en una sartén caliente hasta que esté crujiente.

Pica también nueces y almendras, aunque no hace falta desmenuzarlas excesivamente.

Escurre los repollitos y añádelos a la sartén. Añade aceite, si es necesario y sazona con sal y pimienta.

Incorpora las nueces y almendras, mezcla y emplata.

Repollitos de Bruselas con panceta, nueces y almendras
Repollitos de Bruselas con panceta, nueces y almendras

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes emplear unicamente nueces si lo prefieres.

Si tienes panceta curada y no fresca, puedes emplearla igualmente, aunque ten cuidado con la sal 😉

Bizcocho bundt de otoño – sin mantequilla

Presentación

Este bizcocho bundt encierra todo el sabor y los aromas del otoño en cada mordisco 😉

Lleva jugosas manzanas, crujientes nueces, almendras, dulces uvas pasas y aromático ron. Unas delicias de esta estación que aprovecharemos al 100%.

Degústalo en el desayuno para empezar el día con buen humor y muchas vitaminas, o alegra una tarde lluviosa con suave y húmedo trozo de tarta, acompañado por una taza de té o café.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 50 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Nueces: 50 g (sin cáscara)
  • Almendras: 50 g (sin cáscara)
  • Uvas pasas: 50 g
  • Manzanas: 2
  • Ron: 35 ml (=1 vaso para chupitos)
  • Agua/té: 65 ml
  • Azúcar: 90 g
  • Harina de trigo: 300 g
  • Levadura química: 1 sobre (=16 g)
  • Huevos: 3 medianos
  • Aceite de girasol: 80 g (=100 ml)
  • Cáscara rallada de 1 naranja
  • Aroma: 2 ml (ron o naranja)

Realización

Pon a remojo las uvas pasas en un poco de té (Nota: si lo prefieres puedes emplear también zumo de naranja o agua).

Empieza a picar las nueces y las almendras.

Limpia las manzanas y trocéalas en cubitos.

IMG_0699

Empezamos a preparar la masa en un bol grande: rompe los huevos y mézclalos con el azúcar, el aceite, el agua y el ron.

Tamiza en el bol la harina junto a la levadura. Mezcla hasta que la masa quede homogénea. Incorpora el aroma y mezcla.

Añade la cáscara rallada de naranja, las uvas pasas escurridas (apretadas para eliminar el exceso de líquido), las nueces, almendras y manzanas troceadas. Mezcla.

Unta el molde bundt (26 cm de diámetro) con un poco de aceite de girasol (o también mantequilla, si lo prefieres) y esparce harina. Vierte la masa en el molde.

(Nota: no te preocupes si te parece que haya poca masa con respecto a las manzanas, nueces, etc.: crecerá mucho).

Hornea a 180°C durante apróx. 45 min (el tiempo varía dependiendo de cada horno): puedes emplear función estática o ventilada.

Para comprobar si el bizcocho está listo, realiza la prueba del palillo: cuando se aproxima la hora de sacar la tarta del horno, clava en la masa un palillo largo de madera (como los que se emplean para brochetas). Si sale limpio la tarta está lista, mientras que si sale cubierto de masa líquida déjalo en el horno y repite la prueba tras unos minutos.

Una vez sacado del horno, espera unos 5-10 minutos para sacar el bizcocho del molde.

Déjalo enfriar completamente y degusta tu bizcocho bundt de otoño 😉

Bizcocho bundt de otoño - sin mantequilla
Bizcocho bundt de otoño – sin mantequilla

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el ron por amaretto u otro licor que te guste. Si lo prefieres, también puedes eliminar el alcohol y sustituirlo por agua o té.

Puedes emplear 50g de nueces y 50g de almendras o también 100g de uno solo de los dos.

Si no te gusta la uva pasa, incorpora en su lugar gotas de chocolate o prescinde simplemente de este ingrediente.

Conserva durante 3 días bajo una campana de vidrio o en una bolsita de plástico, para que se quede húmedo y suave como recién horneado.

Pasta con pesto de tomates secos, pecorino y almendras

Presentación

¿Cansad@ de la pasta con el clásico pesto a la genovesa? ¿Buscas una alternativa intrigante?

Este sabroso primer plato vegetariano es la respuesta a todo y se prepara en pocos minutos con la ayuda de una batidora 😉

Los tomates secos confieren al pesto un toque dulce que crea un delicioso contraste con el aroma picante del queso Pecorino, la agradable textura de las almendras y el característico y robusto sabor del aceite de oliva virgen extra.

Pon ya el agua a calentar, que empezamos 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pasta: 400 g (penne rigate, rigatoni, pajaritas, linguine, etc.)
  • Tomates secos: 20 medianos
  • Pecorino: 100 g
  • Almendras: 50 g
  • Albahaca: al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: 7-8 cucharadas

Realización

Pon a hervir el agua, añadiendo sal cuando llegue a ebullición.

En la espera, en tu batidora junta los tomates secos, la albahaca, las almendras y el pecorino. Añade el aceite de oliva y tritura todo.

Pon la pasta en agua hirviendo y mezcla cada minuto (desde el principio) para evitar que se pegue entre sí.pasta con pecorino tomates secos y almendras

Cuando la pasta esté al dente (falta 1-2 minutos de cocción más o menos), guarda un cucharón abundante de agua de cocción, y escurre la pasta.

En una sartén junta la pasta con el pesto de tomates secos. Añade un poco del agua de cocción que has guardado hasta lograr una salsa cremosa. Deja cocinar durante 1-2 minutos.

Emplata y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir la albahaca por perejil si lo prefieres.

Conserva la pasta con pesto de tomates secos, pecorino y almendras durante un día. Puede volverse a calentar.