Paté de pipas de girasol y tomates secos

Presentación

¿Buscas una alternativa vegetariana o vegana al paté de carne o pescado?

¿Quieres presentar algo distinto e inesperado sobre tus rebanadas?

Prepara este paté: es sencillamente increíble. Las pipas aportan una textura ideal, además del agradable sabor de girasol con el cual los tomates secos y la albahaca combinan de forma perfecta.

Presume de esta saludable receta para los entremeses en tu próxima quedada 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min (+1 noche para las pipas)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pipas de girasol (sin cáscara): 500 g
  • Tomates secos: 15 (aprox.)
  • Cebolla: 1 pequeña
  • Ajo: 1 diente
  • Albahaca: algunas hojas
  • Aceite de los tomates secos: 3 cucharadas
  • Pimentón dulce: ⅓ cucharada
  • Guindilla: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Deja las pipas a remojo en agua fría durante una noche entera. Al día siguiente retira las pipas del agua.

Limpia y pica el ajo y la cebolla. A continuación hazlos freír en el aceite de los tomates secos, sazonando con sal, pimienta, pimentón y guindilla, pero sin dejar que se doren demasiado.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 90

En tu robot tritura las pipas escurridas y el sofrito con su aceite aromatizado hasta lograr un paté de la consistencia que desees (más o menos liso). Comprueba si hace falta sazonar con alguna especia más y, eventualmente, mezcla para repartirla.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve sobre pan recién horneado (por ejemplo este delicioso garlic knot) o sobre una rebanada tostada.

Conserva en la nevera en un contenedor hermético.

Anuncios

Gambas con ajo

Presentación

Las gambas con ajo son un clásico al que no puedes renunciar y que harán la boca agua a quienquiera entre en tu cocina y huela el prometedor aroma del ajo salteado.

Sirve un plato saludable y tan aromático como sencillo en tu mesa, sin necesidad de pasarte más de 15 minutos cocinando.

Estas gambas son perfectas como entremés o como ración de picoteo cuando tengas amigos o familiares de visita, pues al prepararse tan rápidamente tendrás más tiempo para pasártelo bien en su compañía y no los dejarás hambrientos… pero cuidado: aunque sea un plato tan fácil de preparar es muy probable que acabe convenciendo a tus comensales a volver más a menudo, ¡así que elige bien a quienes servirlo! 😜


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 16 piezas

Ingredientes

  • Gambas grandes: 16
  • Ajo en polvo: ½ cucharadita
  • Ajo fresco: 1 diente
  • Pimienta negra: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Aceite de oliva: lo suficiente

Realización

Limpia las gambas crudas, eliminando cabeza, cáscara e intestino.

Sazona con ajo en polvo, sal y pimienta.gambas con ajo.jpg

En una olla calienta un poco de aceite de oliva y pon un diente de ajo limpio cortado por la mitad: deja que se dore para que suelte su aroma.

Saltea las gambas cuando el aceite esté caliente. Cocina las gambas en dos turnos, para que la sartén no pierda calor de golpe.

Da la vuelta a las gambas para que se doren por ambos lados y entonces cubre con tapa, para asegurarte que se cocinen por dentro también.

Retira de la sartén y clava un palillo de madera en cada gamba.

Emplata y sirve.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Decora el con un poco de perejil o utiliza incluso como especia picándolo y añadiéndolo poco antes de finalizar la cocción.

Sirve caliente, recién cocinado.

Bruschette con pimientos y queso crema

Presentación

Las bruschette con pimientos y queso crema son un entremés fácil y rápido, pero lleno de sabor, perfecto cuando tienes que inventarte algo de repente pero con el potencial para transformarse de un snack frugal en un sabroso plato único o en una comida para llevar.

Sirve esta delicia rústica tanto a adultos como niños, disfrutando no solo de su sabor sino que también de su bajo coste y versatilidad: puedes personalizar la receta siguiendo las numerosas ideas al final de la receta (en el apartado sugerencias) o seguir tu fantasía 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan: 8 rebanadas
  • Pimientos rojos: 2
  • Queso crema: 200 g
  • Ajo: 4 dientes
  • Aceite de oliva virgen extra: 3 cucharadas
  • Vinagre balsámico: 2 cucharaditas
  • Romero fresco: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

bruschette con pimientos y queso cremaLava el pimiento y elimina la extremidad. Corta a la mitad, elimina el interior (semillas, etc.) y corta en tiritas.

Calienta una sartén grill (o una sartén anti-adherente) y asa los pimientos.

En un bol mezcla el aceite de oliva, el vinagre balsámico, el ajo limpiado y triturado, el romero y una pizca de sal.

Retira los pimientos del fogón, ponlos en el bol y mezcla para repartir bien el condimento.

Coloca las rebanadas sobre la sartén grill y tuesta por ambos lados.

Unta cada rebanada con queso crema y coloca los pimientos por encima.

Decora con un poco de romero.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes escoger, en lugar del queso crema natural, uno aromatizado al las hierbas, al ajo o incluso a los pimientos.

Si, por otra parte quieres conservar el sabor natural, pero quieres probar otro tipo de queso fresco, si tienes la oportunidad de lograr la robiola italiana o el stracchino italiano quedarás asombrad@.

Si en lugar del romero prefieres albahaca, sustituye sin problema… o incorpora piñones o anacardos para decorar.

Aunque el sabor del pimiento recién asado es innegablemente exquisito, si tienes muchísima prisa y necesitas recortar el tiempo de preparación, puedes “hacer trampa” y utilizar pimientos del piquillo 😉

Crostini con anchoas sobre paté de coliflor y ajo salteado

Presentación

Unos crostini crujiente por fuera y aún suave por dentro… untado con una generosa cantidad de paté de coliflor aromatizado con el delicado sabor del ajo salteado en aceite de oliva.

Cada rebanada está valorizada por la intensa nota de los filetes de anchoa y la frescura de unas hojas de perejil.

¿A qué esperas para poner esta increíble delicia en tu mesa?


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

Para el paté de coliflor

  • Coliflor: 1
  • Ajo: 2 dientes
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Para los crostini

  • Pan: lo suficiente
  • Filetes de anchoas en aceite: 1 para cada crostini
  • Aceite de oliva virgen extra: lo suficiente
  • Perejil: para decorar

Realización

Limpia la coliflor y el ajo.

Divide la coliflor en flores y pica el tallo en trocitos. Divide cada ajo a mitad por el sentido largo.

crostini con anchoas sobre paté de coliflor y ajo

En una sartén vierte un poco de aceite de oliva, y deja sofreir el ajo. Añade la coliflor y sazona con sal y pimienta. Deja que se cocine, cerrando con tapa, si necesario, hasta que esté blando.

En tu batidora vierte el contenido de la sartén (ajo incluido), 3-4 cucharadas de agua y 3 cucharadas de aceite. Ajusta sal y pimienta si necesario. Tritura todo hasta lograr una crema lisa.

Esparce con un pincel de silicona un poco de aceite sobre cada rebanada de pan. Ponlo en tu tostadora o en el horno con función grill hasta que esté crujiente por fuera, pero aún ligeramente blando en el interior.

Unta el pan con el paté de coliflor y ajo y coloca sobre cada crostino una anchoa.

Pica ligeramente el perejil y decora con él cada rebanada.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el perejil por orégano fresco.

Si quieres sazonar el paté con algún ingrediente especial, añade un poco de curry a la coliflor 😉

Pesto de ajo de oso

Presentación

Entre los meses de marzo y mayo se puede recoger ajo de oso en flor y su fragancia es muy peculiar.

Esta variedad de ajo selvático tiene muchísimas propiedades: depura, baja el nivel de colesterol y la tensión arterial, es antibiótico y antimicotico, etc. Además está lleno de vitaminas y minerales y por eso lo comen los osos, que se despiertan de su letargo y buscan esta delicia para coger fuerzas tras el largo ayuno invernal 😉

Esta versión del pesto lleva este precioso vegetal y sabrosas nueces que podrás emplear para condimentar un buen plato de pasta, para deleitar tu paladar poniéndolo sobre una rebanada de pan crujiente.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Ajo de oso: 70 g
  • Nueces enteras: 10
  • Aceite de oliva virgen extra: 100 ml
  • Limón: 1
  • Parmigiano Reggiano: 50 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

pesto de ajo de osoLava varias veces y con atención el ajo, secandolo al final. Elimina la cáscara de las nueces y ralla la cáscara de medio limón, teniendo cuidado para no rallar la parte blanca.

Pon en tu batidora los siguientes ingredientes: ajo, nueces, cáscara rallada y 2 cucharadas de zumo de limón, el queso rallado y el aceite. Sazona con sal y pimienta.

Tritura todo hasta lograr una crema homogénea.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes probar una versión distinta del pesto sustituyendo las nueces por almendras.

Si quieres un sabor muy intenso, cambia el Parmigiano Reggiano por queso Pecorino.

Si quieres una versión con sabor más suave y más digerible, puedes calentar unos minutos el pesto al baño maría, pero aconsejo comerlo crudo.

Si quieres acompañar esta salsa a un plato de degustación de quesos, elimina de la receta al Parmigiano Reggiano 😉

Brócoli con salsa especial

Presentación

Los brócoli: amor u odio.

Tanto si los adoras, como si los detestas, debes probarlos con esta deliciosa y rápida salsa… servida en elegantes cuencos mono porción para que cada comensal pueda deleitarse con la cantidad deseada.

El eneldo y el ajo quedan de maravilla con los esta verdura y la salsa será la clave para conquistar a los más escépticos, niños incluidos 😉


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 25 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Brócoli: 1,5 kg
  • Mayonesa: 150 ml
  • Yogur natural: 75 ml
  • Eneldo: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Ajo: 1/2 diente

Realización

Limpia los brócoli y divide las flores.

En una olla pon los brócoli con agua y un poco de sal. Deja que se cocinen cubiertos con la tapa.brocoli con salsa deliciosa.JPG

Limpia el ajo y pícalo muy finamente.

Pica también un poco de eneldo fresco.

Mezcla mayonesa (mejor si fina y menos espesa) con el yogur natural. Sazona con sal, pimienta y añade el ajo y el eneldo.

Escurre los brócoli y emplátalos.

Al lado de las verduras, en cada porción, sirve la salsa en un mini-cuenco.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prepara la salsa poco antes de servirla.

Puedes emplear la salsa también para carne o pescado.

Puré de coliflor, requesón y ajo salteado

Presentación

Como cualquier plato de asado, polpetas o pollo requiere una guarnición de verduras, ¿porqué optar por el omnipresente puré de patatas que, aun siendo rico, aburre un poquitín?

Ofrece a tus comensales un cremoso puré de coliflor que está deliciosamente enriquecido con requesón y tiene un toque inconfundible de ajo salteado.

Además, la receta tiene bajos niveles de hidratos de carbono y grasas, así que mejor empecemos a prepararla ya 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Ajo: 2 dientes
  • Coliflor: 1-1,5 kg
  • Mantequilla: 2 cucharadas
  • Requesón: 80 g
  • Cebollino: para decorar
  • Aceite de oliva virgen extra: 5 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Puré de coliflor con requesón y ajo salteadoLimpia el ajo, corta los dientes en 4 trocitos y deja que se doren en una sartén con unas gotas de aceite.

Corta las flores de coliflor y ponlas en una olla con agua salada para que en unos 10-15 min se ablanden. Controla con un tenedor que sean suaves.

Escurre del agua y colócalas sobre papel de cocina, para que éste absorba cuanta mas agua. No queremos una crema demasiado líquida 😉

En una batidora pon la coliflor, el ajo, un poco de sal, el requesón y la mantequilla (mejor si a temperatura ambiente para que no sea excesivamente dura). Deja que se reduzca en puré.

Sirve en un cuenco y decora con un poco de aceite, pimienta y cebollino picado.

 

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes añadir alguna especia como el comino o el curry, si quieres darle un sabor más marcado.

El puré puede ser re calentado.

Ensaladilla fría de remolacha

Presentación

Si te gusta la remolacha o quieres atreverte a probarla en una original versión, corre a comprarla, porqué hoy vamos a preparar una sencilla pero sabrosa ensaladilla fría de remolacha aromatizada al ajo.

Esta guarnición polaca combina divinamente con pollo, asados, carne a la parrilla y es una muy buena elección para estos días de sol, perfectos para una una barbacoa en compañía.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Remolacha roja cocida: 2-3 unidades
  • Ajo: 1/2 diente *
  • Mayonesa: 1-2 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

*la cantidad de ajo puede modificarse al gusto. Si no te gusta el ajo, sustituye con cebollino picado.


Realización

Ralla la remolacha roja con la malla gruesa de un rallador.

Sazona con sal y pimienta.ensaladilla remolacha y ajo

Con un moledor de ajos desmenuza el ajo e incorpóralo a la remolacha.

Añada la mayonesa (dependiendo de la densidad de la mayonesa varía ligeramente la cantidad).

Mezcla y sirve.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

La ensaladilla se sirve fría: esto significa que la puedes preparar con horas de antelación y emplatarla pocos minutos antes de servir.

Puedes conservar sin problema esta guarnición en la nevera 1 día.

Evita exponer la mayonesa a fuentes de calor por tiempo prolongado.

Calamares con olivas

Presentación

¿Tienes ganas de pescado pero ya te aburren tus habituales recetas?

Hoy te propongo una deliciosa combinación de calamares y olivas al vino blanco y tomate que gustará a todos.

Y si no te apetece salir a comprar pescado fresco… puedes hacer una trampilla… con anillos de calamares descongelados, que seguramente tienes en tu congelador.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Calamares: 1 kg
  • Olivas negras: 200 g
  • Tomate triturado: 80 g
  • Cebolla: 1
  • Vino blanco: 100 ml
  • Mantequilla: 50 g
  • Perejil: al gusto
  • Ajo: 1 diente
  • Aceite de oliva virgen extra: 3 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Limpia los calamares eliminando la piel, el cartílago y las entrañas.

Lava los calamares bajo el agua corriente.

Corta anillos de calamares de un centimetro de ancho.

En una sartén, pon a calentar la mantequilla y el aceite.

Pica la cebolla y el perejil y limpia el diente de ajo.

En la sartén coloca el ajo con la cebolla picada. Sazona con sal y pimienta.

Deja que la cebolla se fría hasta dorarse y entonces añade los calamares, que se deben cocinar unos 5 minutos a temperatura media.

Añade el vino blanco y espera a que evapore.calamares con olivas 2.jpg

Añade la salsa de tomate y finalmente las olivas negras.

Cocina durante unos 5 minutos, evitando que la salsa se retire demasiado (entoces deberías añadir un poco de agua), y entonces añade el perejil picado.

 

Acompaña con un poco de pan tostado y ¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Es aconsejable servir el plato recién cocinado.

Puedes emplear anillos descongelados si no tienes calamares frescos.

El plato se conserva un día en la nevera y puede ser recalentado en una sartén.

Se puede congelar si el pescado empleado era fresco.

Para un sabor más delicado, puedes utilizar olivas verdes… y si te sientes creativo las olivas con anchoas 😉

Garlic Knots

Presentación

Los Garlic Knots son saludables panecillos con un aroma único de ajo, mantequilla y hierbas provenzales.

En mi opinión, esta es la mejor receta de pan que haya horneado. Son particularmente esponjosas, suaves y deliciosas.

Su textura aguanta tranquilamente un par de días, pero calientes son un trocito de paraíso.

Son gustosos solos, o en combinación con quesos y embutidos.

Así que si tienes un ratito libre, durante un fin de semana o un día lluvioso, te recomiendo sinceramente que pruebes esta receta.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min (+ 1h 20 de reposo de la masa)
  • Tiempo cocción: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Harina de trigo: 480 g
  • Azúcar: 15 g
  • Levadura seca (Saccaromices Cerevisiae): 1 sobre
  • Sal: 1 cucharadita
  • Aceite extra-virgen de oliva: 2 cucharadas
  • Leche: 60 ml
  • Agua: 270 ml

*puedes utilizar 300 g de harina normal y 180 de harina de fuerza: la masa crecerá más

PARA UNTAR:

  • Ajo: 3 dientes
  • Mantequilla: 3 cucharadas
  • Hierbas provenzales: 1 cucharada
  • Sal: una pizca

Realización

En un bol une la harina con la levadura, el azúcar y la sal. Añade el agua caliente, la leche y el aceite de oliva.

Si mezclas manualmente la masa, hazlo durante unos 7 minutos; si mezclas con una planetaria es suficiente hacerlo durante unos 3 minutos.

Cuando hayas conseguido una masa uniforme y suave, deposítala en un bol limpio bastante más grande de la bola de masa, tapando herméticamente con película transparente (o, si no la tienes con un trapo limpio húmedo).

Deja que la masa repose en un lugar posiblemente caliente durante 1 h.

Tras este tiempo, tu masa debería haber doblado su volumen.

Ayudándote con una balanza, divide la masa en porciones de 60 o 80 gramos cadauna.

Con cada porción crea una “serpiente” de 20 cm (para bolas de 60 g) o de unos 25 cm (para bolas de 80 g), siendo delicado con la masa para que no eliminar el aire que contiene.

Ahora hay que hacer el nudo (knot) que da el nombre a este pan.

Coge la serpiente de masa y haz un nudo en el centro. No aprietes demasiado.

Ahora te quedará un extremo a cada lado del nudo. Coge cada uno y dóblalo por debajo del nudo.

garlic knots procedimento.jpg

Posiciona cada panecillo sobre el molde para horno cubierto con papel de horno, dejando bastante espacio entre uno y otro. Ahora los panecillos tienen que crecer otra vez durante unos 20 min.

Mientras esperas prepara el compuesto para untar la superficie de los garlic knots.

Coge la mantequilla y consigue una consistencia de pomada (puedes calentar un poco en el microondas, si hace falta).

Con una prensa de ajos, reduce los tres dientes limpios en trocitos. Incorpora el ajo a la mantequilla y mezcla.

IMG_1107.JPGDespués de los 20 min, con un pincel de silicona esparce la mantequilla sobre los panecillos, intentando cubrir toda la superficie que no está a contacto con el molde.

Ahora coge las hierbas y la sal y espolvorealos por encima.

Calienta el horno a 180°C y, cuando ya tenga esa temperatura, hornea los panecillos.

Hacen falta unos 20 min (aprox.) en horno ventilado. No tienen que cocinarse demasiado.

Si posible, sírvelos aun calientes, para enfatizar su sabor y aroma.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

IMG_1117Puedes preparar esta cantidad o incluso una más grande y luego congelar una parte, para tenerlos listos cuando quieras.

Se pueden comer solos o con quesos y embutidos.

La consistencia extremadamente suave es perfecta también para desayunar con pan y mermelada: tan solo esparce con mantequilla la superficie (evitando ajo, sal y hierbas).

Aguantan 1-2 días si conservados bajo campana de cristal o en una bolsita de plástica.