Pasta alla puttanesca (Tagliatelle a la puttanesca)

Presentación

Lo que los extranjeros más asocian a la cocina italiana es sin duda el binomio «pizza y pasta». En efecto, hay que reconocer que los italianos destacan por su gran fantasía para condimentar de formas diferentes y siempre gustosas un trozo de masa y un puñado de pasta.

Hoy vamos a enfocarnos en esta segunda parte del binomio, preparando un primer plato italiano 🇮🇹 muy conocido: la Pasta alla puttanesca 🍝.

Esta receta, en la que el tipo de pasta (larga o corta) es totalmente intercambiable, se caracteriza por una salsa hecha con ingredientes potentes e inconfundibles. Las anchoas 🐟 se derriten en un aceite aromatizado con ajo y guindilla 🌶️ y se mezclan con las intensas alcaparras, las gustosas aceitunas y el refrescante tomate 🍅, para envolver las tagliatelle en una espesa capa de sabores que te van a encantar.

Disfruta de esta receta, cuyo origen se contiende entre el Lacio y la Campania, en familia o entre amigos: no tardarás nada en prepararla y no tiene ninguna dificultad. 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Tagliatelle (u otro tipo de pasta): 400 g
  • Tomate triturado: 400 g
  • Filetes de anchoas (en aceite): 25 g
  • Aceitunas negras sin hueso: 100 g
  • Alcaparras: 10 g
  • Ajo: 2 dientes
  • Guindilla: al gusto
  • Aceite de oliva: 2 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • [Perejil fresco: opcional]

Realización

En una olla pon a hervir agua con sal. Cuando hierva, vierte las tagliatelle y remueve con frecuencia desde e principio para evitar que se pegue.

Mientras tanto prepara la salsa puttanesca.

Pica las alcaparras, apartando algunas enteras para la guarnición. Pica las aceitunas también.

En una sartén vierte el aceite de oliva y añade los dientes de ajo pelados para que se doren. Añade los filetes de anchoas y desmenúzalos con la ayuda de una cuchara de madera/espátula de silicona y del calor. Agrega las alcaparras, las aceitunas y la guindilla (fresca y picada o seca, en trozos o molida).
[Nota: Si te preocupa dosificar la guindilla picante, opta por guindilla molida y agrégala poco a poco después de haber añadido el tomate triturado: así controlarás exactamente la intensidad. 😉 ]

Mezcla y deja cocinar un minuto. A continuación, añade el tomate triturado y mezcla bien. Deja que se cocine a fuego mediano durante unos 10 minutos. Cubre parcialmente con la tapa para que la salsa se espese, pero no en exceso.
[Truco: en todo momento, puedes alcanzar la textura perfecta añadiendo agua del grifo (= salsa más líquida) o dejándola evaporar quitando la tapa (= más espesa).]

Escurre la pasta cuando esté en su punto y mézclala con la salsa puttanesca, a la que habrás quitado los dientes de ajo.

Emplata añadiendo un poco más de salsa sobre las tagliatelle, unas alcaparras enteras y, si lo deseas, un poco de perejil fresco recién picado.

Tagliatelle alla puttanesca
Tagliatelle alla puttanesca

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

La pasta debería comerse caliente y recién hecha, pero puedes conservarla en un recipiente hermético y en la nevera durante 1 día.

Linguine con mini pulpos y aceitunas negras

Presentación

Atrévete a mezclar el marisco y las aceitunas en este primer plato de inspiración italiana.

Estos mini pulpos quedarán impresionantes tras haberse dorado y haber absorbido el aroma del ajo, con las intensas aceitunas negra y el ligeramente ácido toque de la salsa que envuelve tan bien a las linguine… ya lo sé… con tan solo leerlo y ver la foto se hace ya la boca agua…

¡Hay una solución: !hay que prepararlo en seguida!

Tardarás solo 30 minutos para presentar esta delicia en tu plato 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Linguine/Spaghetti: 350 g
  • Mini pulpos: 800 g (ya limpios)
  • Tomate cherry pelados: 200 g
  • Concentrado de tomate: 2 cucharadas
  • Aceitunas negras: 24
  • Vino blanco: 80 ml
  • Ajo: 2 dientes
  • Guindilla: al gusto
  • Perejil: al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra: 2 cucharadas
  • Sal: al gusto

Realización

Vierte los mini pulpos en un colador y lávalos con abundante agua. Escúrrelos bien.

En una olla pon a hervir el agua para la pasta, añadiendo sal.

Limpia el ajo y tritúralo finamente con la guindilla. Hazlo sofreír con un poco de aceite en una olla grande (luego tendrá que caber la pasta).

Añade los mini pulpos y deja que se doren durante unos 3 minutos a alta temperatura, mezclando de vez en cuando. Sazona con sal y deja esfumar el vino.

pasta con mini pulpos y aceitunas

Con una espumadera retira los mini pulpos y déjalos a un lado y en un sitio caliente.

En la misma sartén añade el concentrado, los tomates y su líquido y las aceitunas también. Deja cocinar la salsa durante unos 7 minutos a baja temperatura.

Entonces añade los mini pulpos, vuelve a sazonar con sal si es necesario y deja cocinar durante un par de minutos. Luego apaga y mantén caliente.

En la espera, al haber llegado el agua a ebullición vierte las linguine y deja cocinar hasta que estén «al dente»: es decir, cuando falte poco más de un minuto para que la textura sea perfecta, retira, guardando una parte de agua de cocción en un vaso.

Vierte la pasta en la olla con la salsa y mezcla bien, volviendo a encender el fogón bajo la olla. Si la salsa resulta poca o seca, añade un poco de agua de cocción.

Cuando la pasta esté lista, emplata y esparce un poco de perejil picado.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes utilizar también orégano en lugar del perejil, si lo prefieres 😉

Pollo con tomate, aceitunas y Parmigiano Reggiano

Presentación

Déjate cautivar por este segundo plato de pollo… ¡tendrás que volver a prepararlo en cuanto tus comensales le hayan sacado brillo a la olla que pongas en la mesa!

Este segundo de carne está muy rico y es una exitosa mezcla de ingredientes y texturas.

El tierno pollo está envuelto en una espesa salsa de tomate, aromatizada por un sabroso sofrito, aterciopelada gracias al queso… que también te encontrarás en indulgentes trocitos. El todo, resaltado por el rotundo y ácido sabor de las aceitunas 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechugas de pollo: 2 enteras o 4 mitades
  • Tomate triturado: 350 g
  • Cebollas: 1 grande
  • Aceitunas manzanilla con anchoas/aceitunas negras: 150 g (peso escurrido = 1 lata)
  • Aceite de oliva: lo suficiente
  • Ajo deshidratado: al gusto
  • Orégano: al gusto
  • Guindilla molida: al gusto
  • Cubo para caldo: 1
  • Pimienta: al gusto
  • Parmigiano Reggiano: al gusto

Realización

Limpia la cebolla y pícala finamente. Deja que se sofría en una olla con aceite de oliva. Incorpora el cubo de caldo para que se disuelva y sazona con ajo y pimienta.

Pica la pechuga de pollo en cubitos o tiras y añádela a la olla (con el fogón a máxima temperatura) cuando la cebolla esté bien dorada. Deja que se dore hasta que esté bien cocinado. Pollo olivas y tomate.jpg

Incorpora el tomate triturado y las aceitunas cortadas por la mitad. Sazona con orégano y verifica si hace falta corregir la cuantía de las demás especias.

Mientras se cocina unos minutos, ralla el Parmigiano Reggiano por la malla fina y, si te sobra la cáscara de queso, pícala en cubitos y deja que se cocine con el pollo: se ablandará y aportará mucho sabor.

Cuando hayas finalizado la cocción y la salsa haya absorbido los sabores y se haya espesado, esparce el queso rallado por encima y cubre con tapa unos minutos.

¡Sirve!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes utilizar Grana Padano u otro queso curado, si lo prefieres.

Puedes jugar mucho con las aceitunas: verdes, negras, sin relleno o con anchoas o pimientos 😉

Conserva durante 1 día en la nevera. Se puede volver a calentar.

Orecchiette con pulpo, tomates cherry y aceitunas

Presentación

Si te apetece una delicia que deleite tu paladar con su gusto y texturas y capture tu mirada con sus colores y formas no puedes perderte este primer plato.

Prepara las orecchiette combinadas con sabroso pulpo, intensas aceitunas, el toque ligeramente acidulado de los tomates cherry y una nota dulce y cítrica de la cáscara de limón caramelizada.

Ya… lo sé… suena increíblemente tentador… y tus comensales y tu quedaréis muy satisfechos con el resultado 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pulpo: 500 g
  • Tomates cherry: 300 g
  • Cáscara de 1 limón
  • Azúcar: 1 cucharadita
  • Aceitunas: 60 g
  • Orecchiette: 400 g
  • Ajo: 2 dientes
  • Guindilla: 2 frescas
  • Aceite de oliva: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Cocina el pulpo en agua con sal y un poco de vinagre hirviendo, durante unos 45 minutos, hasta que esté tierno. Déjalo enfriar el el agua de cocción.

Lava el limón y corta la cáscara en tiras sutiles (tratando de guardar unicamente la parte amarilla y no la blanca), y ponlas en un poco de agua hirviendo dos veces, cambiando el agua entre una inmersión y otra. Escurre y deja caramelizar en una sartén pequeña añadiendo una cucharadita de azúcar.

Corta el pulpo en trocitos.

Lava los tomates y córtalos por la mitad.

orecchiette con pulpo olivas y tomates cherry.jpg

En una sartén grande, calienta el aceite con los dientes de ajo triturados y las guindillas picadas (Nota: si quieres que sea menos picante, no pongas las semillas).

Añade a la sartén el pulpo, los tomates y las aceitunas. Sazona con sal.

Cocina la pasta en abundante agua salada hirviendo, mezclando frecuentemente. Escurre cuando estén en su punto y junta con el condimento, añadiendo también la cáscara de limón, un poquito de aceite de oliva crudo y un poco de pimiento recién molido.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve este plato tanto caliente como frío, disfrutándolo en cualquier temporada 😉

Usa las aceitunas sin hueso para dejarte llevar por este plato sin preocupaciones.