Orecchiette con pulpo, tomates cherry y aceitunas

Presentación

Si te apetece una delicia que deleite tu paladar con su gusto y texturas y capture tu mirada con sus colores y formas no puedes perderte este primer plato.

Prepara las orecchiette combinadas con sabroso pulpo, intensas aceitunas, el toque ligeramente acidulado de los tomates cherry y una nota dulce y cítrica de la cáscara de limón caramelizada.

Ya… lo sé… suena increíblemente tentador… y tus comensales y tu quedaréis muy satisfechos con el resultado 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pulpo: 500 g
  • Tomates cherry: 300 g
  • Cáscara de 1 limón
  • Azúcar: 1 cucharadita
  • Aceitunas: 60 g
  • Orecchiette: 400 g
  • Ajo: 2 dientes
  • Guindilla: 2 frescas
  • Aceite de oliva: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Cocina el pulpo en agua con sal y un poco de vinagre hirviendo, durante unos 45 minutos, hasta que esté tierno. Déjalo enfriar el el agua de cocción.

Lava el limón y corta la cáscara en tiras sutiles (tratando de guardar unicamente la parte amarilla y no la blanca), y ponlas en un poco de agua hirviendo dos veces, cambiando el agua entre una inmersión y otra. Escurre y deja caramelizar en una sartén pequeña añadiendo una cucharadita de azúcar.

Corta el pulpo en trocitos.

Lava los tomates y córtalos por la mitad.

orecchiette con pulpo olivas y tomates cherry.jpg

En una sartén grande, calienta el aceite con los dientes de ajo triturados y las guindillas picadas (Nota: si quieres que sea menos picante, no pongas las semillas).

Añade a la sartén el pulpo, los tomates y las aceitunas. Sazona con sal.

Cocina la pasta en abundante agua salada hirviendo, mezclando frecuentemente. Escurre cuando estén en su punto y junta con el condimento, añadiendo también la cáscara de limón, un poquito de aceite de oliva crudo y un poco de pimiento recién molido.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve este plato tanto caliente como frío, disfrutándolo en cualquier temporada 😉

Usa las aceitunas sin hueso para dejarte llevar por este plato sin preocupaciones.

Anuncios

Arroz venere con mechones de calamares y camarones

Presentación

El arroz venere con mechones de calamares y camarones es un primer plato muy particular y gustoso que encierra todo el sabor del mar y la sofisticación de una preparación elegante.

El arroz venere es un riso naturalmente negro, con un toque dulce y un aroma peculiar que durante la cocción se potencia: es un ingrediente ideal para quienes quieran preparar un plato vistos con arroz negro perfumado, pero sin tener que emplear colorantes naturales como la tinta de calamar.

El arroz venere combina muy bien tanto con condimentos de marisco y pescado como con verduras… además su particular fibra lo hace siempre crujiente y no se pasa nunca 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 50 min
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Arroz negro Venere: 300 g
  • Mechones de calamares: 150 g
  • Camarones: 150 g
  • Aceite de oliva virgen extra: 50 g
  • Vino blanco: 20 g
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Perejil: al gusto

PARA EL CALDO:

  • Camarones (los restos)
  • Aceite de oliva virgen extra: 60 g
  • Ajo: 1 diente
  • Agua: 1 litro
  • Perejil (los tallos)
  • Pimienta: al gusto
  • Cebolla: 80 g
  • Sal: al gusto

Realización

Empieza preparando el caldo.

Elimina la cáscara de los camarones y luego, con un cuchillo, efectúa una incisión en el dorso para poder extraer delicadamente el intestino. Coloca la pulpa limpia en la nevera y guarda las cáscaras. Vierte en una olla el aceite, añade el diente de ajo limpio, la cebolla picada gruesamente y las cáscaras de los camarones (que aportarán sabor).

Deja sofreír durante unos 5 minutos, mezclando de vez en cuando, y esfuma el vino blanco. Cubre con agua, añade los tallos del perejil y los granos de pimienta y deja cocinar durante unos 15 minutos.

Una vez que se haya reducido, filtra el caldo por un colador de malla fina. De esta forma, has logrado un caldo muy aromático.

Guarda un cucharón del caldo y vierte el resto en una olla, añade un poco de sal y deja que llegue a ebullición. Entonces vierte el arroz en el caldo hirviendo y deja que se cocine durante el tiempo indicado en la confección, mezclando de vez en cuando.

En la espera, prepara el condimento. arroz negro con calamares y camarones

Vierte el aceite en una sartén, añade un diente de ajo limpio y deja que se sofría. Entonces, extrae el ajo, que ya ha cumplido su función, añade los mechones de calamares, deja que se doren y esfuma con vino blanco.

Añade el cucharón de caldo y deja cocinar durante unos minutos. Cuando el arroz esté casi en su punto, escúrrelo y viértelo directamente en el interior de la sartén con los calamares. Entonces añade también los camarones, sazona con sal y pimienta y deja que la cocción del arroz finalice, mezclando de vez en cuando.

Emplata, espolvoreando por encima un poco de hojas de perejil picadas.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve aún caliente.

Puedes conservar en la nevera durante un día.

Si quieres transformar este plato con un toque particular, añade unos pimientos y calabacines salteados en una sartén.

Si te apetece probar una variante, utiliza arroz basmati o arroz salvaje 😉

Paccheri con pesto de calabacines y gambas

Presentación

Una de las combinaciones de ingredientes más exitosa es sin duda la de gambas y calabacines.

Para variar, puedes preparar un irresistible primer plato en el cual los calabacines son la base para un gustoso y fresco pesto que se junta a la perfección con las gambas y los paccheri.

Esta es una receta original, impactante pero sencilla, que deberás incluir en tus cenas veraniegas con amigos y familia.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Paccheri: 400 g (sustituible por cualquier tipo de pasta)

PARA EL PESTO:

  • Calabacines: 200 g
  • Piñones: 30 g
  • Albahaca: 10 g
  • Aceite virgen extra de oliva: 125 ml
  • Parmigiano Reggiano: 30 g
  • Pecorino: 30 g
  • Sal: al gusto

PARA LAS GAMBAS:

  • Gambas: 250 g
  • Ajo: 1 diente
  • Aceite virgen extra de oliva: 30 g
  • Sal: al gusto

 


Realización

Empieza preparando poniendo a hervir el agua para la pasta con un poco de sal.

Coge las gambas: con un cuchillo, talla su caparazón por toda la largueza y, con la punta, retira el intestino.

En una sartén anti-adherente vierte un poco de aceite de oliva y dora el diente de ajo (limpiado previamente). Cuando esté dorado, retíralo, y añade las gambas. Deja cocinar durante unos 5 minutos a temperatura mediana, hasta que su exterior sea ligeramente crujiente.

Mientras esperas que las gambas estén listas, vierte los paccheri e el agua hirviendo, mezcla, y prepara el pesto.

Lava los calabacines y elimina las extremidades. Cortalos y sazona con un poco de sal.

En tu batidora junta los calabacines, los piñones y las hojas de albahaca (anteriormente limpiadas delicadamente con un trapo seco). Incorpora también el Parmigiano Reggiano rallado, el Pecorino y el aceite de oliva virgen extra.paccheri con pesto de calabacines y gambas

Tritura todo hasta lograr un compuesto cremoso, sazona con una pizca de sal y aparta.

Cuando la pasta esté al dente (aprox. 1 minuto antes de que esté lista), retira los paccheri, guardando el agua de cocción.

Lo siguiente es terminar la cocción de la pasta en la sartén donde están las gambas. Cocina durante un minuto (hasta lograr la consistencia deseada de la pasta), añadiendo un poco de agua de cocción.

Al final, con el fogón apagado, añade el pesto de calabacines y mezcla bien.

Emplata y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Enriquece este plato con unas almendras tostadas en la sartén con las gambas o, si quieres un toque de color, con unos tomates cherry.

Puedes emplear cualquier tipo de pasta en el lugar de los paccheri: tanto larga (espaguetis, linguine, bucatini, etc.) como corta (macarrones, hélices, farfalle, trofie, etc.).

Si prefieres un pesto original (“a la genovesa”), realizado principalmente con albahaca, aquí encuentras la receta 😉

Puedes conservar este primer plato durante un día en la nevera.

Brochetas de gambas y piña a la parrilla

Presentación

A finales de abril ya entran ganas de encender la barbacoa y pasar unas tardes muy entretenidas con la compañía de unos buenos amigos, unas copas y buena comida.

Aunque los amigos se repitan, la comida no debería hacer lo mismo: es interesante variar las portadas, sobre todo porqué hay muchas recetas que quedan siempre por probar.

Hoy, estoy convencida, te propongo una que nunca has realizado: gambas con piña 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Gambas: 400 g
  • Piña: 1
  • Perejil: al gusto
  • Sal: al gusto

Realización

La realización no podría ser más sencilla.gambas con piña

Limpia las gambas, quitando la cáscara.

Limpia la piña y corta en trocitos de la dimensión de las gambas.

Prepara las brochetas alternando gambas y piña.

Colócalos en la barbacoa y deja que se cocinen por ambos lados.

Sazona con sal y perejil fresco picado.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sazonar con guindilla molida si quieres un toque picante 😉

También puedes preparar la receta a la plancha o en una sartén adecuada.

Cocktail de gambas y surimi

Presentación

Si te apetece experimentar una versión nueva del clásico e infalible cocktail de gambas, ¡prueba con el surimi!

Este entremés será toda una joya en tu mesa y te hará lucir frente a los invitados sin duda alguna, porque es riquísimo y tan sencillo de hacer que terminarás de prepararlo en unos minutos 😉


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Gambas: 400 g   (tamaño: muy pequeñas)
  • Surimi: 300 g  (Palitos de Mar – Cangrejo)
  • Ensalada: al gusto

PARA LA SALSA ROSA:

  • Mayonesa: 200 g
  • Ketchup: 50 g*
  • Zumo de naranja: 20 g
  • Brandy: 20 g

*se puede sustituir por tomate frito o menor cantidad de concentrado de tomate


Realización

Pon a cocer las gambas crudas en agua salada.

Déjalas unos 4 minutos desde que el agua hierve.

Escúrrelas y deja que se enfríen.surimi y gambas.JPG

Péla las gambas o, si estás entre los afortunad@s que las han comprado peladas, comprueba si no hay que remover trocitos de cascara en alguno.

Corta los palitos de surimi en rodajas de unos 7 mm de ancho.

Coge unas copas para postre o unas copas para Martini y reviste el fondo con unas hojas de ensalada limpias y secas.

Por encima, coloca la mezcla de gambas y surimi.

Ahora hay que preparar la salsa rosa.

En un bol junta la mayonesa con el ketchup y mezcla.

cocktail-gambas-y-surimiAhora añade una cucharadita de los líquidos a la vez. Sigue mezclando hasta que se incorpore totalmente a la mayonesa antes de añadir más (así no hay riesgo de que se corte 😉 )

Ahora coloca un poco de salsa rosa por encima de la mezcla de gambas y surimi.

Personalmente no suelo mezclar el cocktail y lo sirvo así, para que cada uno remueva los ingredientes.

Pero si lo prefieres, puedes mezclar gambas, surimi y salsa a parte y luego colocar todo por encima de la ensalada.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerenciascocktail-de-gambas-y-surimi

Es posible preparar las gambas y el surimi con algunas horas de antelación y, pocos minutos antes de servir, añadir la salsa.

Es aconsejable no dejar la salsa expuesta al aire por mucho tiempo antes de servir.

Espaguetis con almejas

Presentación

Los espaguetis con almejas son uno de los platos más famosos y apreciados de la cocina de napolitana. Ahí, llaman a este plato “Vermicelli” con almejas.

Quien pasa por Nápoles, tal y como tiene que probar la pizza y los helados, no puede no pararse y degustar este delicioso y delicado plato.

La almeja que se emplea en la receta original es la almeja japonesa (vongola verace en italiano), pescada en el Mar Mediterráneo, muy sabrosa y corposa.

Esta es la versión que mi papá ha ido perfeccionando a lo largo de los años, con consejos y trucos de chefs italianos.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min (+ 3 h de remojo de las almejas)
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Espaguetis: 350 g
  • Almejas: 1 kg
  • Perejíl: 1 ramo
  • Ajo: 2 dientes
  • Vino blanco: 1/2 vaso
  • Guindilla: un poco
  • Aceite extra-virgen de oliva: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Pon las almejas en un colador con malla no demasiado fina. El colador colócalo en un bol lleno de agua, para que las almejas puedan soltar la arena que posiblemente contengan.

Déjalas a remojo durante 3 h.

Cuando ese tiempo haya transcurrido, extrae el colador y notarás que en el fondo de bol se ha depositado una capa de arena.

Enjuaga rápidamente las almejas bajo agua corriente y escúrrelas.

Ahora, para entender si hay almejas muertas que no hayan soltado la arena, coge una tabla de cortar blanca (por ejemplo las de plástico) y bate cada almeja sobre ella. Si notas que sale algún grano de arena, tira esa almeja.

(Ojo: mejor tirar 4-5 almejas que estropear la comida para 4 personas, porque tan solo hace falta 1 llena de arena para estropear el plato).

Pon a calentar en una olla aceite con los dientes de ajo pelados y un trocito de la guindilla (tienes que regularte dependiendo de lo picante que esté tu guindilla). Cuando empiecen a dorarse, verte las almejas. Tapa la olla.

Cuando notas que las almejas empiezan a abrirse, añade el medio vaso de vino blanco y tapa otra vez.

Deja que se cocinen a fuego alto hasta que no se abran todas (o casi).

No dejes que estén demasiado tiempo calentándose, porque se volverán demasiado secas. Ten cuidado sobre todo si lo dejas cocinar mucho por unas 5-6 almejas que no se abren (podrían no hacerlo en absoluto porque estaban muertas antes de la cocción y tendrás que tirarlas o podrían soltar arena).

Ahora coge una parte de las almejas y elimina su concha, mientras la otra parte la dejarás con la cáscara para decorar el plato.

Pon a hervir el agua salada y cocina la pasta. No dejes que se cocinen por completo, sino que tienen que estar aún bastante crudos (media cocción).

Coge la pasta escurrida y ponla en la olla donde incorporarás también las almejas sin concha y su jugo de cocción. Añade el perejil.

Deja que se cocine a temperatura no muy alta.

Cuando la pasta esté cocinada,puedes servir el plato, poniendo como decoración las almejas con concha por encima de la pasta. Espolvorea un poco de perejil.

No te olvides poner el la mesa unos platos para tirar las conchas 😉

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Este plato debe comerse exclusivamente caliente, porque el aceite frío se volvería solido y la receta perdería mucho sabor.

Si quieres acompañar con vino, sirve un Chardonnay blanco o un Vermentino.

¡No pongas queso por encima!