Pechugas de pollo a la Norma

Presentación

Después de probar este plato, las pechugas de pollo rebozadas dejarán de ser el clásico, pero aburrido, segundo de carne blanca, para convertirse en algo seductor para los ojos y el paladar.

Añadir la triunfal combinación siciliana de berenjenas, tomates y Ricotta salada curada (o Pecorino) a las pechugas va a revalorizar este segundo y esta receta quedarse en tus menús para las quedadas entre amigos, las cenas en familia o las comidas de los peques.

Al final de la receta encuentras algunas sugerencias para una versión light que corta en calorías, pero no en sabor 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pechuga de pollo: 600 g (en lonchas)
  • Tomates pelados enteros: 400 g
  • Berenjena: 1
  • Pecorino: 50 g
  • Ricotta salada curada: para decorar (sustituible por Pecorino)
  • Cebolla: ½
  • Huevos: 2 medianos
  • Albahaca fresca: al gusto
  • Orégano: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pan rallado: para rebozar
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Empecemos preparando la salsa.

Limpia la cebolla, pícala finamente y deja que se dore en aceite de oliva virgen extra. Añáde los tomates pelados picados en trozos, el orégano, un poco de albahaca y sal y pimienta al gusto. Deja que la salsa se cocine hasta que esté espesa.

Mientras tanto, elimina las extremidades de la berenjena y corta primero unas lonchas finas (que utilizaremos para decorar) y pica el resto en cubitos. Fríe tanto las lonchas como los cubitos en aceite de girasol hasta que estén doradas y deja escurrir sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Incorpora los cubitos a la salsa de tomate y aparta las lonchas para después.

Ahora vamos a preparar el pollo.

Pechugas de pollo a la norma

Ralla el Pecorino, anádele pan rallado y mezcla. Sazona el pollo con sal y pimienta, pásalo por los huevos batidos y después y rebózalo en el pan rallado con queso.

Fríe las pechugas de pollo en aceite caliente hasta que estén doradas y deja que el papel absorbente retire el exceso de aceite.

Ahora ya podemos emplatar: coloca las pechugas de pollo y encima la salsa caliente, añade las lonchas de berenjena fritas para decorar junto a un poco de Ricotta salada rallada y unas hojas de albahaca fresca.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prepara el plato poco antes de servirlo, para que esté caliente.

Para una versión light:

  1. Puedes preparar las pechugas de pollo al horno si lo prefieres: una vez rebozadas, coloca las pechugas encima de una bandeja cubierta con papel para horno y esparce un poco de aceite encima antes de hornear;
  2. Evita freír los cubitos de berenjena y deja que se cocinen en la sartén donde preparas la salsa: añádelos cuando la cebolla esté dorada y antes de incorporar el tomate.

Si es la primera vez que te asomas a la salsa a la norma, prueba el primer plato original del que deriva esta receta: te va a encantar 😉

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s