Ñoquis de coliflor salteados

Presentación

Aprende a hacer una versión diferente de los ñoquis de patatas, con un ingrediente inesperado: ¡la coliflor!

Esta verdura otorga un sabor muy delicado y especial a los ñoquis y además recude su aportación de hidratos de carbono, para que puedas disfrutarlos sin remordimientos y sabiendo que, además de ser caseros, son muy saludables.

También es una forma muy lista de incluir más verduras a una de las comidas preferidas por los niños… sin que se den cuenta 😉

Empieza ya a ponerte el delantal: la receta no es complicada y vas a quedarte con una sonrisa nada más saborear estos ñoquis de coliflor.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Coliflor: ½ kg
  • Huevos: 2 medianos
  • Harina de trigo: ½ kg
  • Sal: 2 cucharaditas
  • Mantequilla: al gusto (sustituible por margarina)
  • Romero: 1 ramita (sustituible por salvia)

Realización

Trocea la coliflor para ahorrar tiempo de cocción y ponla a hervir en agua salada con una cucharadita de sal. Cuando esté blanda escúrrela y deja enfriar.

Para obtener un puré de coliflor liso, utiliza un machacador de patatas, una prensa de patatas o tu batidora eléctrica.

Al puré de coliflor añade los huevos y la harina tamizada. Mezcla todo con tus manos hasta que te quede una masa homogénea.

Transfiere la masa sobre una encimera enharinada y sigue amasando durante unos minutos.
[Ojo: la cantidad de harina es aproximada, porque dependiendo del tipo de harina o del nivel de hidratación de la coliflor puede hacer falta un poco menos o un poco más. Si la masa es demasiado suave para ser manipulada entonces hay que añadir más harina -aunque la consistencia es naturalmente más suave que la de los ñoquis de patatas-, pero cuando la masa no se pega a la encimera enharinada entonces ya hay suficiente. No queremos pasarnos con la cantidad de harina o se volverán demasiado duros.]

Divide la bola de masa en cuatro partes, para que trabajarla resulte más sencillo. Coge una y empieza a formar una serpiente de masa, manteniendo en el proceso la encimera enharinada. Aplasta ligeramente la serpiente para obtener una forma más característica.

Con un cuchillo, corta los ñoquis con cortes diagonales hasta acabar con una serpiente y seguir con la siguiente.
[Truco: para que obtener un corte más limpio, puedes enharinar el cuchillo antes de empezar a cortar y repetir si hace falta 😉 ]

Ñoquis de coliflor salteados

Pon a cocinar los ñoquis un poco a la vez en agua salada (con una cucharadita de sal) hirviendo y remueve con frecuencia y delicadeza. Cuando empiecen a flotar, deja que se cocinen un minuto más antes de retirarlos.

Derrite la mantequilla en una sartén, dejando que se aromatice con un poco de romero, y añade los ñoquis para que pueda crearse una capa crujiente en su exterior. Remueve con frecuencia hasta que estén dorados.

Emplata y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes sustituir el romero con salvia o por cebolla cortada a la julienne y sofrita, bacon o chorizo sofritos, verduras y gambas salteadas, etc. ¡El único lçimite es tu fantasía!

Si lo prefieres, puedes condimentar los ñoquis con tu salsa favorita (boloñesa, tomate, pesto a la genovesa, pesto de calabacín con o sin gambas, etc.) aunque unas opción como una salsa cremosa de nata y quesos, tal vez con nueces, también exalta muy bien el sabor delicado sin cubrirlo.

Si eres fan de los ñoquis más blanditos, puedes emplatar nada más haberlos hervido, sin pasarlos por la sartén 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s