Mozzarella in carrozza

Presentación

La mozzarella in carrozza es una receta italiana originaria de Nápoles, pero difusa también en la región de Roma.

Se trata de una verdadera glotonería: suave pan de molde, cubierto por una crujiente y dorada capa y con un suave e hilante corazón de mozzarella derretida… ¡no hay quien pueda resistirse!

Con este entremés o plato único podrás conquistar incluso al paladar más exigente, pero sin tardar demasiado en prepararlo y sin complicaciones… que es un rasgo maravilloso de la receta jaja 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pan blanco de molde: 600 g (= 12 rebanadas)
  • Mozzarella de bufala:  500 g
  • Huevos: 5 grandes
  • Harina de trigo: 100 g
  • Pan rallado: 300 g
  • Sal: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Empieza cortando la mozzarella en lonchas de 1 cm de espesor. Colócalas sobre una hoja de papel absorbente, cubre con otra hoja y aprieta delicadamente con tus manos para quitar el exceso de líquido. Si es necesario, repite hasta que las lonchas estén suficientemente secas.

Cubre una rebanada de pan con las lonchas de mozzarella (sin que sobresalgan), sazona con sal y coloca otra rebanada por encima. Presiona ligeramente con tus manos para compactarlo todo. Repite hasta terminar los ingredientes.

Rompe los huevos en un bol y vierte harina en un plato y pan rallado en otro.

Reboza los bocadillos pasándolos en harina, luego en huevo (dejando escurrir el exceso antes del siguiente paso) y finalmente en pan rallado.
(Nota: si no quieres ensuciarte mucho las manos, ayúdate con dos tenedores 😉 )

mozzarella in carrozza

En una sartén vierte aceite y deja que llegue a temperatura. Empieza a freír pequeñas cantidades a la vez (para que la temperatura no baje de golpe) hasta que estén bien doradas, dando la vuelta.

Retira y coloca sobre papel absorbente antes de emplatar.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes realizar un doble rebozado para que quede más crujiente: reboza la primera vez y luego deja los bocadillos en la nevera durante unos 15 minutos antes de volver a pasarlos en huevo y pan rallado.

Anuncios

Paté de pipas de girasol y tomates secos

Presentación

¿Buscas una alternativa vegetariana o vegana al paté de carne o pescado?

¿Quieres presentar algo distinto e inesperado sobre tus rebanadas?

Prepara este paté: es sencillamente increíble. Las pipas aportan una textura ideal, además del agradable sabor de girasol con el cual los tomates secos y la albahaca combinan de forma perfecta.

Presume de esta saludable receta para los entremeses en tu próxima quedada 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 10 min (+1 noche para las pipas)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Pipas de girasol (sin cáscara): 500 g
  • Tomates secos: 15 (aprox.)
  • Cebolla: 1 pequeña
  • Ajo: 1 diente
  • Albahaca: algunas hojas
  • Aceite de los tomates secos: 3 cucharadas
  • Pimentón dulce: ⅓ cucharada
  • Guindilla: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Deja las pipas a remojo en agua fría durante una noche entera. Al día siguiente retira las pipas del agua.

Limpia y pica el ajo y la cebolla. A continuación hazlos freír en el aceite de los tomates secos, sazonando con sal, pimienta, pimentón y guindilla, pero sin dejar que se doren demasiado.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 90

En tu robot tritura las pipas escurridas y el sofrito con su aceite aromatizado hasta lograr un paté de la consistencia que desees (más o menos liso). Comprueba si hace falta sazonar con alguna especia más y, eventualmente, mezcla para repartirla.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Sirve sobre pan recién horneado (por ejemplo este delicioso garlic knot) o sobre una rebanada tostada.

Conserva en la nevera en un contenedor hermético.