Trubochki – Conos de hojaldre con nata y frambuesas

Presentación

Los conos de hojaldre con nata batida y frambuesas son un postre exquisito, de origen ruso (Трубочки), que no podrás dejar de comer… cono tras cono, tras cono… ¡pues son adictivos!

En esta estación tan caliente, son el postre frío perfecto para deleitarse tras una comida o para acompañar un café.

La capa de masa de hojaldre, crujiente y azucarada por fuera y ligeramente gomosa por dentro está rellena de deliciosa y aireada nata batida, que con su textura cremosa y su toque de vainilla combina a la perfección con la frescura y vivacidad de la frambuesa.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 2 confecciones (rectangulares)
  • Azúcar granulado: para esparcir
  • Yemas: 2
  • Agua: 3 cucharadas
  • Nata para batir: 500 ml (ya azucarada)*
  • Extracto de vainilla: 2 ml
  • Frambuesas: 32

Realización

Extrae la masa de hojaldre de la nevera (pues tiene que estar fría cuando se utiliza) y corta 8 largas tiras de cada rectángulo (es decir, 16 tiras sumando ambas confecciones).

Utilizando como soporte un cono de acero para repostería (o también moldes cilíndricos de acero), crea un cono de masa envolviendo el molde desde la punta con el hojaldre, dejando que cada giro solape ligeramente el anterior.

Coloca los conos sobre una bandeja para horno cubierta de papel vegetal, tratando de poner el final de la tira por debajo (entre el molde y la bandeja).

Bate las yemas con el agua y, con un pincel, esparce por encima del hojaldre. En seguida, esparce azúcar granulado para que adhiera bien a la masa.

conos de hojaldre con nata y frambuesas.jpg

Hornea en horno ya caliente a 180°C hasta que estén bien dorados.

Tras haber extraído la bandeja del horno deja enfriar antes de quitar el molde cónico.

En la punta del cono coloca una frambuesa.

Bate la nata fría, recién sacada de la nevera, con un a batidora eléctrica o un batidor de varillas añadiendo el extracto de vainilla. No batas durante demasiado tiempo, pues no queremos que la nata se convierta en mantequilla. (Nota: si empleas nata no azucarada, tendrás que añadir azúcar).

Rellena una manga pastelera con la nata batida y utilízala para rellenar los conos, mejor si empleando una boquilla decorativa.
(Nota: si no dispones de una manga pastelera, emplea una jeringa para repostería o crea tu propia manga (1) haciendo un cono con papel vegetal y cortando la punta o (2) rellenando con nata una bolsita de plástico para verduras y cortando un ángulo de la misma).

Termina decorando cada cono con una frambuesa, colocándolo sobre la nata.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si quieres una versión diferente, puedes poner una cucharadita de confitura de frutos rojos o un poco de Nutella/Nocilla en la punta del cono y rellenar hasta el borde con nata batida.

Puedes también utilizar otra fruta: arándanos, melocotones, piña… tanto frescos como en almibar… y además de poner un trocito para decorar, puedes poner más dentro del cono 😉

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s