Conejitos pascuales

Presentación

¡Feliz Domingo de Resurrección a todos!

Hay que celebrar en alegría y en familia este día especial, haciendo las cosas que más nos apetecen y relajan.

Y, debido a que a todos nos encanta cocinar, también se puede preparar algo riquísimo que nos recuerde al espíritu pascual, como unos conejitos pascuales 😉

Venga, preparemos esta receta juntos, empezando por una suavísima masa brioche.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 3 h
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de fuerza: 650 g
  • Leche: 150 g
  • Huevos: 4 medianos + 1 para el acabado
  • Azúcar: 120 g
  • Levadura fresca: 20 g (10 g si empleas levadura seca, tipo saccaromices cerevisiae)
  • Mantequilla: 120 g
  • Sal: una pizca
  • Aroma: 2 ml (vainilla o limón)
  • Cáscara de limón: 1 unidad
  • Uva pasa: para decorar

Realización

La preparación es muy sencilla, pero te aconsejo emplear una amasadora eléctrica para ahorrar tiempo.

Verte en el bol de tu amasadora la harina, el azúcar, la pizca de sal, el aroma, la ralladura de cáscara de limón (ojo a que esté bien lavada) y 4 huevos.

Ahora hay que trocear en el bol la mantequilla, que debe estar bien blanda para que se incorpore bien a la masa.

[Truco: si tienes prisa y no tienes mantequilla fuera de la nevera, deja calentar los trozos de mantequilla durante unos 20 segundos en el microondas a máxima potencia, pero cuidado con que no se derrita 😉 ]

Calienta la leche para que sea caliente (pero no tanto como para que te quemes si la tocas, es decir unos 45°C).

En la leche disuelve la levadura.

[Truco: para que la levadura no pierda su capacidad de levantar la masa no hay que pasarse con la temperatura de la leche, pero el hecho de que sea caliente va a ayudar a que crezca mejor y más rápidamente]

Añade entonces la leche a los demás ingredientes en el bol y deja que amase durante unos 5 minutos: tienes que lograr una masa homogénea y elástica.

Deja reposar la masa, tapada con un trapo, durante 2 horas en un sitio caliente.

Pasado ese tiempo, notarás como la masa ha más que doblado su volumen.

Ahora hay que amasar un poco sobre la encimera bien enharinada, para obtener la consistencia perfecta.

La masa es por su naturaleza un poco blanda.

Ha llegado el momento de preparar los conejitos 😀

Hay dos formas muy divertidas que os quiero proponer hoy: conejito de perfil y conejito de espaldas.

CONEJITO DE PERFIL

Coge un poco de masa y crea una tira cilíndrica de 1,5 cm de diámetro, larga unos 25-30 cm.

Enróllala sobre sí misma, para lograr una espiral.

conejito pascual de perfil - antes de hornearColoca la espiral sobre una bandeja cubierta con papel vegetal.

Ahora coge un poco de masa y haz una gota con ella: será la cabeza. En la parte puntiaguda de la gota haz una incisión que llegue hasta la mitad de la misma. Aparta las dos extremidades para obtener las dos orejas.

Coloca la cabeza por encima de la espiral, tratando de hacerlo dirigiendo el morro del conejo (la parte redonda de la antigua gota) en la dirección de las patas (la extremidad que sobresale de la espiral).

[Hay que utilizar, sin duda alguna, un poco de imaginación para visualizar el conejito jeje 🙂 ]

Por último, con otro poquito de masa, haz una bolita y pégala a la espiral para obtener la cola.

Decora la cabeza del conejito con una uva pasa: el ojo visible del animal de perfil.

Bate un huevo y, con un pincél de silicona u otro apto para cocina, esparcelo sobre los conejitos: así tendrás un acabado lúcido.

Si te apetece, puedes espolvorear un poco de azúcar sobre las colas de los conejos.

CONEJITO DE ESPALDAS

Coge un poco de masa y trata de formar una tira cilíndrica de unos 2 cm de diámetro y unos 25 cm de largo.conejito pascual de espaldas - antes de hornear.JPG

Coloca la tira sobre la bandeja cubierta con papel vegetal.

Empieza a doblarla delicadamente por la mitad.

Coge las extremidades y enróllalas sobre sí mismas dos veces.  Las extremidades serán las orejas, por lo que hay que darle una forma más puntiaguda.

Trata de dar una forma circular a la base del conejo (ahí donde antes has doblado la tira).

En el hueco que te ha quedado del círculo coloca una bolita de masa: ya tienes la cola 😉

Bate un huevo y, con un pincél de silicona u otro apto para cocina, espárcelo sobre los conejitos: así tendrás un acabado lúcido.

conejito pascual de espaldasSi te apetece, puedes espolvorear un poco de azúcar sobre las colas de los conejos.


 

Cualquier conejito hayas elegido, debes hornear a 180°C (horno pre calentado) hasta que estén bien dorados.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes decorar los conejitos de perfil con un lazo al cuello.

Los conejitos son mejores el mismo día en el que se hornean, pero aguantan hasta 3 días bajo una campana de cristal o en una bolsita de plástico.conejito pascual - de perfil.JPG

Si quieres lograr la misma suavidad de lo recién horneado incluso en los días siguientes, puedes calentarlos en el microondas durante unos 15-20 segundos a máxima potencia.

Los conejitos pueden cortarse por la mitad y enriquecerse con mermeladas, natillas y nutella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s