Makowiec – Tarta de semillas de amapola (sin lactosa)

Presentación

De vez en cuando hay que concederse un postre que requiere más trabajo, pero cuyo sabor te atrapa y te hace olvidar todo lo demás.

El makowiec es una de las recetas más refinadas de la cocina polaca 🇵🇱 que, con las indicaciones muy claras y los trucos revelados por mi abuela Lucía y mi mamá Margarita, te saldrá mejor que si hubiera salido de una repostería polaca. 😉

Esta tarta debe su nombre a su ingrediente estrella, las semillas de amapola (mak, en polaco). Tras una peculiar preparación soltarán un sabor muy característico que hay que probar al menos una vez en la vida y que combina de maravilla con los ricos sabores de la mezcla de nueces y otros frutos secos.

El makowiec es uno de los postres más típicos de las grandes fiestas, Navidad y Semana Santa, ¡pero es tan exquisito que acabarás horneándolo con mucha más frecuencia! 🍰


Información

  • Dificultad: mediana
  • Tiempo preparación: 2 h
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA EL RELLENO DE SEMILLAS DE AMAPOLA:

  • Semillas de amapola: 250 g
  • Fruta seca (uva pasa, albaricoque, cáscara de naranja confitada, nueces, almendras,…): al gusto
  • Huevos: 2
  • Fécula de patatas/Maizena: 1 cucharada
  • Miel: 1 cucharada
  • Mantequilla sin sal/margarina: 1 cucharada (= 25 g)
  • Aroma: 2 ml (almendra, vainilla, naranja o ron)

PARA LA MASA:

  • Harina de trigo: 300 g
  • Huevos: 2
  • Aceite de girasol: 100 g
  • Azúcar: 60 g
  • Levadura química: 1 sobre (=16 g)
  • Aroma: 2 ml (almendra, vainilla, naranja o ron)

Realización

Lo primero que hay que hacer es poner las semillas en una cacerola, cubriéndolas de agua por un par de centímetros.

Remueve las semillas con una cuchara y deja que el agua se estabilice: así podrás ver si en la superficie flotan posibles impurezas, como fragmentos (más claros) del tallo de la amapola. Retira esas eventuales impurezas y repite el proceso hasta que ya no haya.

Si utilizas semillas entera, déjalas a remojo durante una hora. Si utilizas semillas ya molidas, entonces puedes pasar directamente al siguiente paso.

Cocina las semillas durante unos 20 minutos a fuego medio, añadiendo agua a la olla si es necesario.

En la espera pica las nueces y los otros tipos de fruta seca en cubitos.
[Truco: si has decidido poner uvas pasas, te aconsejo hidratarlas durante unos 15 minutos, por lo menos, en zumo de naranja, almíbar de piña, té o en un poco de ron. 😉  La consistencia seca dejará paso a una versión más jugosa y sabrosa.]

Escurre las semillas con un colador de malla fina y vierte el contenido en el bol de la trituradora.
[Nota: puedes emplear una batidora con las lamas de acero montadas o también la picadora de carne con una malla muy fina.]

Sigue triturando durante unos 5 minutos por lo menos, o unas 3 veces en la picadora para carne. El objetivo es conseguir que la amapola suelte su leche.

Ahora pasamos a preparar la base de masa brisée (= quebrada).

En un bol vierte la harina, el azúcar, la levadura y mezcla. Casca los huevos, añade el aroma y el aceite. Mezcla bien y amasa durante el tiempo estrictamente necesario para lograr una masa uniforme y compacta. Al llevar aceite no hace falta dejar reposar la masa.

Coge el molde para tarta que vas a emplear (rectangular, cuadrado o redondo) y cúbrelo con papel vegetal. Si consigues cubrir los bordes además del fondo, aún mejor.
[Truco: para que el papel no se mueva, antes de colocar el papel para horno unta el molde con unas gotas de aceite 😉 ]

Guarda 1/4 parte de la masa: la utilizaremos más tarde para decorar la superficie.

Ahora tenemos que revestir el molde con el resto de la masa.
[Truco: coge una hoja de papel para horno y coloca el molde encima. Perfila los bordes del molde sobre el papel con un lápiz para tener un guión. Da la vuelta al papel y coloca encima la masa. Extiéndela con la ayuda de un rodillo hasta exceder los límites del dibujo de unos 2-3 cm. Luego coge la hoja con la masa y dale la vuelta con delicadeza encima del molde, para colocar la masa en su sitio. Utiliza las yemas de tus dedos para asegurarte que adhiere a las paredes del molde y que la superficie es bastante regular. Recorta con un cuchillo los bordes si te parecen irregulares y añade esas sobras al tercio de masa para decorar.
No te preocupes si la masa se rompe: puedes volver a pegar grietas o hacer parches con la masa que te sobra. 😉 ]

Coge la masa que habías apartado y extiéndela con un rodillo hasta lograr un rectángulo de un espesor de 5 mm. Con un cuchillo o un cortador para pizza recorta unas tiras.

Ahora ha llegado el momento de finalizar la preparación del relleno: divide las yemas y las claras en dos boles. Con tu batidor de varillas, bate las claras a punto de nieve (están en su punto cuando te salen unas cimas al mezclar y deberías poder dar la vuelta al bol sin que las claras se caigan 😉 ). Vierte el azúcar y el aroma en el bol con las yemas y bate hasta lograr una consistencia clara y espumosa.

Entonces añade a las claras la miel y la mantequilla/margarina blanda y mezcla otra vez. Incorpora las semillas de amapola, la fécula y los frutos picados y mezcla hasta lograr una masa uniforme. Por último, añade las claras y remueve todo con delicadeza utilizando una espátula y haciendo movimientos desde abajo hacia arriba para no desperdiciar las burbujas de aire.

Vierte el relleno sobre la base de masa brisée y nivela la superficie con una espátula o una cuchara. Coloca las tiras de masa para decorar la superficie.

Hornea la tarta durante unos 20 minutos (cuidado: el tiempo es orientativo, puesto que depende de cada horno) o hasta que notes que las tiras estén bien doradas.

Deja que se enfríe un poco antes de desmoldarlo con cuidado.

Makowiec – Tarta de semillas de amapola (sin lactosa)

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar la tarta durante unos 3-4 días bajo una campana de cristal o en una bolsita de plástico (o equivalente biodegradable). Guarda en la nevera si hace calor.

Puedes añadir un poco de glaseado real por encima, decorando con formas de zig-zag.

El entrecruzado en superficie es decorativo: puedes cambiarlo por las formas que más te gusten (círculos, flores, hojas, estrellas, etc.). Asimismo, si lo prefieres, puedes poner una capa de masa o evitar por completo el revestimiento (quizás poniendo el glaseado encima de forma uniforme).

Anuncio publicitario

7 comentarios en “Makowiec – Tarta de semillas de amapola (sin lactosa)

  1. Carabiru dijo:

    Es la primera vez que veo esta tarta, y la verdad es que me llama poderosamente la atención.
    Últimamente estoy viendo tantas recetas que quiero probar que me veo acabando el 2017 rodando, jajajaja.

    ¡Un saludo!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s