Gelatina de pollo y verduras

Presentación

Si estás buscando alguna solución para una cena con muchos invitados, éste es el segundo plato que puedes preparar el día anterior, quitándote algo de la lista ya.

La gelatina de pollo es un plato simple de preparar, muy bonito de ver y sin duda de efecto, gracias a las decoraciones de verduras que lleva en el fondo… o, mejor dicho, por encima en cuanto lo emplates 😉

Además es perfecto cuando te ha sobrado caldo y sus ingredientes (especialmente: pollo y zanahorias), para crear algo distinto y que encanta a los peques.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Tiempo de reposo: 2 h (mínimo)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 3 personas

Ingredientes

  • Pollo: 2 pechugas + 2 patas
  • Gelatina en láminas: 1 paquete (para 500 ml)
  • Guisantes: 1/3 lata (para decorar)
  • Zanahorias: 2 medianas
  • Cebolla: 1 (para el caldo)
  • Otras verduras para el caldo – opcional (puerro, patata, apio, perejil …)
  • Huevos: 2
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza preparando el caldo: en una olla pon el pollo, las zanahorias, la cebolla, las otras verduras para caldo, 500 ml de agua. Salpimienta.

Deja que se cocine durante unos 40 minutos (comprueba que la carne esté cocida).

Pon los huevos a cocinar: deja que se hagan durante 5-6 min desde la ebullición.

En un vaso o plato hondo pon un poco de agua y deja mojar la gelatina (cola de pescado) durante unos 10 min.

Extrae el pollo cocido: quita la piel y la grasa y elimina todos los huesos que hay. Sé preciso. Trocea la carne.huevo duro rodajas

Corta las zanahorias del caldo en rodajas.

Corta rodajas de huevo duro.

Elige 3 cuencos para tu gelatina. Puedes elegir un cuenco o un molde con forma particular, para que tu plato sea más original. 

Empieza a decorar los cuencos que hayas elegido con una o más rodajas de huevo (donde haya yema cocida, no solo clara), unas rodajas de zanahorias y un poco de guisantes.

Por encima añade la carne de pollo.

Quita las demás verduras del caldo. Añade un poco más de sal y pimienta (puesto que en la gelatina suele parecer más sosa de lo que es, si no añades sal extra).

Extrae la gelatina del agua y apriétala para escurrir el agua. Pon la gelatina en el caldo caliente y remueve hasta su completa disolución.

Verte lentamente el caldo por encima de los platos con carne y verduras y deja que se enfríen hasta llegar a temperatura ambiente.

Ahora puedes ponerlos en la nevera, donde tienen que reposar unas 2 horas mínimo. Si lo dejas más tiempo, mejor.

Extrae una hora antes de servir, para que vuelva a estar a temperatura ambiente.

Sirve extrayendo la gelatina boca abajo.
(Si no sale, corta alrededor del contorno interno del cuenco con un cuchillo.)

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se puede servir la gelatina junto con rábano picante rallado. Si necesario, puedes hacerlo más suave con un poco de mayonesa.

La gelatina se conserva durante 2-3 días en la nevera.

Puedes poner otras verduras más en la gelatina, para que sea a tu gusto.

Si quieres preparar una gelatina un poco más alta, puedes hacer varias capas de verduras y carne.

Anuncios

Un comentario en “Gelatina de pollo y verduras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s