Fügassa genovesa

Presentación

La Fügassa a la genovesa es una especialidad de la cocina italiana de la región Liguria, y en particular de la ciudad de Genova.

Es un bollo extremamente bueno, muy suave y delicado, exaltado por la fragancia de las hierbas y del aceite extra-virgen de oliva.

Esta delicia tiene que reposar durante más de 2h para lograr esa ternura y ligereza.

Se puede comer solo, con embutidos y quesos y es perfecto como entremés, para sustituir con estilo el pan, o para aperitivos (siempre que no termine antes de llegar a servirse 😉 )


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min + 2 h 30 min de reposo
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Harina de fuerza: 300 g
  • Harina de trigo: 300 g (o harina de fuerza para esta parte también)
  • Levadura fresca en cubito: 1 cubito = 25 g (tipo Saccaromices Cerevisiae)
  • Sal: 15 g
  • Agua: 400 ml
  • Azúcar: 2 cucharaditas
  • Aceite extra-virgen de oliva: 140 ml
  • Sal gruesa: al gusto
  • Orégano o romero: al gusto (opcional)

Realización

Disuelve la sal en el agua tibia y vértela en el bol de la batidora (o en cualquier bol si mezclas manualmente), junto con el azúcar y 40 ml de aceite de oliva.

Mezcla para que se emulsione todo.

Añade la mitad de la harina en el bol y mezcla hasta que se cree una masa líquida lisa.

Ahora incorpora la levadura fresca y mezcla con la batidora durante 1-2 min (o manualmente durante más tiempo).

Por último, verte lo que ha quedado de las harinas y mezcla otra vez hasta obtener una masa homogénea, pero bastante pegajosa.

Verte la masa en un bol espolvoreado con harina y deja que repose durante 1 h 30 min en un sitio caliente, tapado con un trapo limpio.

Verte 50 ml de aceite de oliva sobre la bandeja para horno que utilizarás en la cocción.

Coloca la masa sobre toda la bandeja untada y trata de conseguir una forma rectangular.

Con un pincel de cocina (mejor si de silicona), esparce un poco aceite de oliva pfugassa buchior encima, para que no se quede seca la superficie, mientras reposa durante 30 min más en un lugar caliente.

Ahora, con las yemas de tus dedos, presiona la superficie de la fügassa y crea unos agujeros bastante profundos (pero sin romper el fondo de la masa).

Verte el aceite de oliva que ha quedado (50 ml) por encima de la masa. Notarás que los agujeros se llenan de aceite: así debe ser.

Por última vez, deja reposar la masa (ya no hace falta taparla) durante 30 min en un lugar caliente.

Esparce un poco de sal gruesa y las hierbas que prefieras: orégano o romero (Yo adoro el orégano, así que suelo elegir esa opción, aunque a veces varíe con la otra).

Ha llegado el momento de hornear la fügassa en horno ventilado ya caliente a 200°C durante unos 15 min.

Si quieres que la masa se quede aún más húmeda, puedes pulverizar un poco de agua por encima, antes de ponerla en el horno.

Extrae la bandeja y sirve esta delicia caliente, tibia o fría.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Te resultará más fácil cortar la fügassa cuando esté tibia o fría.

Se puede servir sola o con embutidos o quesos.

Puedes elegir entre romero, orégano u otras hierbas que prefieras.

Se conserva durante unos 2-3 días, bajo una campana de cristal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s