Erbazzone – pastel de espinacas

Presentación

El erbazzone es una de mis meriendas favoritas, aunque, al gustarme tanto, muchas veces ni llegaba hasta la tarde 🙂

Es un plato perfecto para todo: desayuno, merienda, entremés, aperitivo, etc…

Se trata de una receta italiana, precisamente de la ciudad de Reggio Emilia, que combina espinacas, panceta y queso Parmigiano Reggiano en un pastel particularmente sabroso y rustico que gusta a grandes y peques.

Además del relleno, lo que caracteriza el erbazzone es su sutil masa que envuelve las espinacas y que es absolutamente deliciosa.


Información

  • Dificultad: mediana
  • Tiempo preparación: 1 h 15 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Espinacas: 1 kg (pueden ser congeladas)
  • Cebolletas: 2 pequeñas
  • Panceta: 50 g (opcional – no para los vegetarianos)
  • Parmigiano Reggiano: 6-7 cucharadas
  • Harina de trigo: 300 g
  • Aceite extra-virgen de oliva: 4 cucharadas (se puede sustituir con 1 cucharada abundante de tocino)
  • Agua tibia: lo suficiente
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Prepara la masa: mezcla a la harina el aceite (o tocino), la sal y el agua.

Cuando la masa sea uniforme, apartala, cubierta con película transparente, para que repose durante media hora mínimo.

En una sartén pon la panceta cortada en cubitos. Cuando esté dorada, añade las cebolletas picadas. Sazona con sal y pimienta.

En el momento en el que la cebolla esté hecha también, pon las espinacas hasta que se cocinen y absorban el sabor de la panceta y de la cebolla.

Cuando todo esté listo, apaga el fuego.

Cuando el relleno esté frío, añade el Parmigiano Reggiano rallado y mezcla.

Vuelve a coger la masa y divídela en dos partes.

Extiende la masa hasta que sea sutil y coloca una capa sobre la bandeja (de unos 60 cm) bien untada con aceite.

Coloca el relleno sobre la masa, intentando hacerlo de forma uniforme.

Recubre el relleno con la otra sutil capa de masa, creando un borde de pasta sobrante a los lados. Si quieres decorar los bordes puedes hacerlo pinchando con tus dedos o decorando con un tenedor.

Con un tenedor pincha la masa, creando agujeros que durante la cocción evitaran que la masa se hinche de forma no uniforme.

Hornea a 200°C, con sistema ventilado, durante 25-30 min (controla el tiempo por si con tu horno hace falta menos o más tiempo).

Casi al final de la cocción, unta la superficie con abundante aceite o con tocino, salando ligeramente con sal gruesa y vuelve a hornear.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Prueba el erbazzone caliente y frío, es igual de bueno en ambas versiones.

Si te gusta la masa más blanda y menos crujiente, pon durante unas horas el erbazzone bajo una campana de cristal.

Puedes acompañar el erbazzone con embutidos o comerlo solo.

¡Si prefieres una bandeja rotonda sale igual de bonita!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s