Cheesecake – tarta de queso

Presentación

La Cheesecake o tarta de queso es una tarta muy celebre cuyas orígenes remontan al 776 a.C. en la isla griega de Delos, donde se servía este postre a los atletas en los primeros juegos olímpicos de la historia.

Los Romanos exportaron la receta desde Grecia y fueron los artífices de su propagación en toda Europa.

Siglos después apareció en los EEUU, gracias a los inmigrantes europeos que la trajeron consigo.

En 1872 en lechero americano, James L. Kraft, inventó por accidente un queso fresco pasteurizado que llamó Philadelphia y que hoy en día se emplea en muchas versiones, sobre todo en aquellas sin cocción.

Esta versión emplea queso Quark, un queso fresco de origen alemán, que le confiere una textura muy cremosa y delicada.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 35 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Requesón: 250 g
  • Queso Quark a la vainilla: 250 g
  • Maizena (ámido de maíz): 2 cucharadas abundantes
  • Huevos: 4 medianos
  • Mantequilla: 125 g (1/2 confección)
  • Azúcar: 80 – 100 g
  • Aroma: 2 ml (vainilla o ron)

Realización

Rompe los huevos, separando las yemas de las claras en dos boles distintos.

Bate las claras a punto de nieve.

Bate las yemas con azúcar hasta que obtengas un compuesto claro y voluminoso (80 g si el queso quark está ya azucarado o si prefieres la tarta menos dulce; 100 si el queso quark no lleva azúcar o si prefieres la tarta más dulce).

Trocea la mantequilla y ponla en un bol grande.
Con una batidora, mezcla bien para que se deshaga. queso quark.jpg

Verte también el requesón, el queso quark y
el aroma. Vuelve a mezclar hasta que obtengas una crema homogénea.

Ahora une a los quesos las yemas y mezcla.

Cuando hayas incorporado las yemas, aparta la batidora y coge una cuchara o una espátula de silicona: hay que añadir las claras a punto de nieve.

TRUCO: para incorporar las claras debidamente, no utilices una batidora porque desaprovecharás la estructura a punto de nieve. Hay que hacer movimientos desde abajo hacía arriba en el mismo sentido (horario o anti-horario).

cheesecake preparacion.JPGEn cuanto hayas obtenido un compuesto uniforme habrás terminado.

Prepara el molde para horno: úntalo ligeramente con un poco de aceite y coge papel vegetal para horno y reviste el molde (el aceite lo dejará en su sitio). Intenta hacer cortes al papel donde haga falta para evitar los pliegues que arruinarían la forma de la tarta.cheesecake horno

Verte la masa en el molde y hornea en horno ventilado a 180°C durante unos 25 min (tiene que quedar ligeramente dorada y el tiempo puede variar dependiendo de tu horno).

Extrae del molde, deja enfriar un poco y sirve.

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes servir el postre en muchas maneras: con chocolate fundido, con coulis de frutos rojos, con fresas frescas, con nata batida o con gelatina de frutas por encima (sabor melocotón, frutos rojos, fresas, …).

Tapas de brócoli y quesos

Presentación

¿Que hay de mejor de una tarde con una buena peli o un partido en compañía de amigos y con la mesa llena de exquisitas tapas para picar?

Prepara estas sabrosísimas y saludables tapas de brócoli con gouda y Parmigiano Reggiano con las simples instrucciones que encontrarás más abajo.

Te encantarán tanto, que casi no podrás concentrarte en lo que haya en la tele 😉


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 40 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Brócoli: 1 mediano (400-500 g)
  • Pan rallado: 80-100 g
  • Huevo: 1
  • Cebolla: 1/2
  • Queso gouda / edam: 50 g
  • Parmigiano Reggiano: 2 cucharadas
  • Mantequilla: un poco
  • Nuez moscada: al gusto
  • Orégano: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de girasol: para freír

Realización

Limpia el brócoli y separa sus ramas. Elimina la parte gruesa del tallo.

Hierve los brócoli en agua salada hasta que sean cocidos.

En la espera pica la cebolla, sazona con las especias y salpimienta. En una sartén pon un poco de mantequilla y la cebolla. Deja que se dore.

En el bol de tu batidora añade a los brócoli la cebolla, el huevo, el queso gouda, el Parmigiano Reggiano rallado y más especias. Reduce todo a una masa fina y cremosa.tapas brocoli

Ahora añade también un poco de pan rallado (mejor si con ajo y perejil), hasta lograr la consistencia que buscas:
– para algo menos calórico y de sabor más intenso, limita el pan rallado (te quedará un poco más blando a la hora de rebozarlo);
– si prefieres una tapa más firme y fácil de rebozar y freír, añade más pan rallado.

(Sin embargo, al enfriarse la tapa se volverá automáticamente más firme, por lo que realmente depende de como de cómod@ quieres que sea rebozar y freír 😉 )

Ahora coge el compuesto y crea unas pequeñas bolitas.
Aplástalas un poco para que te queden unas tortitas de unos 4 cm de diámetro aprox.

Rebozalas en pan rallado.

tapas de brocoli 1.JPGEn una sartén pon a calentar aceite de girasol para freír.

Fríe las tortitas de brócoli por ambos lados hasta que se doren.

Retíralas de la sartén y deposítalas sobre papel para cocina, para eliminar el aceite en exceso.

Sirve calientes o frías.

¡BUEN PROVECHO!


Sugerenciastapas rellenas.jpg

Puedes servir las tapas con una salsa de queso fundido para mojar o por encima.

Si prefieres tener un relleno de queso (y jamón cocido por ejemplo) al tener el queso en la tortita, puedes poner un poco en el interior de cada bolita.

Pescado a la “griega”

Presentación

El pescado a la “griega” es un segundo plato de pescado empanado y frito con muchas verduras por encima.banderas

Aunque el nombre parezca relacionar la receta con Grecia, en realidad este plato es de origen polaco y su nombre original es Ryba po grecku.

En Polonia este segundo plato es conocido por cualquier familia y realizado frecuentemente, incluso en verano, puesto que es apto para servirse frío.

Para la receta se puede emplear distintos tipos de pescado y disfrutar de un plato saludable y bonito de ver, gracias a las distintas y coloridas verduras.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min + tiempo para marinar (opcional)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Merluza / Lubina / Panga: 4 filetes
  • Zanahorias: 3
  • Cebolla: 1/2
  • Puerro: 1/3
  • Apio: 2 tallos
  • Perejil (fresco): al gusto
  • Concentrado de tomate: 2 cucharaditas
  • Huevos: 2
  • Aceite extra-virgen de oliva: lo suficiente
  • Aceite de girasol: para freír
  • Limón: un poco de zumo
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Sazonadores y especias para pescado (ajo, cebolla, orégano, perejil, apio, pimentón…)
  • Pan rallado: lo suficiente (mejor si con perejil y ajo)

Realización

pesce marinato.JPGEmpieza preparando los filetes de pescado (merluza, lubina, panga u otro que prefieras): salpimienta y sazona cada uno con las especias que más te gustan. Añade aceite extra-virgen de oliva y un poco de zumo de limón.

Si posible, deja a marinar unas horas, para que los sabores sean absorbidos por el pescado.

verduras pescado crudas.JPG
En la espera empieza a trabajar las verduras:
Pica finamente la cebolla, el puerro y el apio;
Con la malla grande del rallador ralla las zanahorias peladas;
Si te gusta el perejil pica un poco de sus hojas y tallos.

En una sartén con aceite extra-virgen de oliva cocina la cebolla picada a temperatura baja. Sazona con especias, sal y pimienta.

verduras pescado.JPGCuando la cebolla esté blanda, incorpora las demás verduras y mezclamos. Añade un poco de agua para que las verduras se ablanden fácilmente y sigan hidratadas. Al final añade dos cucharaditas de concentrado de tomate y mezcla.

Cuando todas estén cocidas, apaga el fuego y aparta para que reposen.

Ahora volvemos al pescado.

En un cuenco rompe dos huevos y bátelos. En un plato verte el pan rallado (mejor si con ajo y perejil).

Corta cada filete por la mitad (por el lado corto, no el largo!) y reboza primero en huevo y después en pan rallado.

En una sartén pon aceite de girasol y deja que se caliente. Fríe los filetes rebozados hasta que sean dorados.

Coloca el pescado en un plato grande (para servir muchas porciones) y cubre con las verduras.

Sirve inmediatamente o espera a que se enfríe.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

pescado a la griegaPrueba este plato frío: es gustoso y sin duda perfecto para el verano, los buffets y para picar.

Abunda en la cantidad si prefieres cocinar de una vez para dos comidas.

Si te parece más cómodo, puedes servir porciones individuales para cada comensal.

Delicia a la banana

Presentación

¿Te apetece un postre cremoso y muy muy muy goloso que se puede comer con una cuchara?

Prueba la Delicia a la Banana, un trifle con galletas, nata batida, natillas a la vainilla y plátanos enriquecidos con dulce de leche o caramelo.

Concédete este postre tan simple de realizar cuanto exquisito de saborear.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Plátanos (Bananas): 1-2
  • Natillas a la vainilla: 400 g (3 porciones individuales)
  • Nata para montar: 200 ml
  • Galletas: 200 g (María / Digestive / Biscoff Lotus)
  • Mantequilla: 50 g
  • Dulce de leche / Caramelo: 100 ml

Realización

Elige una galleta que te guste: yo propongo 3 distintas porqué sé que combinan bien con los demás ingredientes.

galletas mix.png

  1. Las Lotus – Biscoff son deliciosas galletas caramelizadas que dejan un sabor aromático y casi especiado en la boca. Son ideales para marcar el sabor del caramelo o para darle ese toque si decides emplear dulce de leche. (En el Alcampo puedes encontrar su versión de marca blanca Speculoos, que es igualmente buena 😉 )
  2. Las Marías son las clásicas buenas galletas que todos tenemos en casi y que son muy versátiles y más delicadas y suaves si comparadas con las otras dos alternativas.
  3. Las Digestive son galletas muy especiales que amas u odias. Combinan muy bien con este postre si quieres dejar un regusto sorprendente: un poco salado. Ese toque de sal viene bien para compensar la dulzura del dulce de leche y, sobre todo, para el caramelo, realzando su sabor.

Ahora que ya tienes las galletas, tienes que molerlas. Puedes hacerlo en tu batidora o simplemente poner las galletas en una bolsita y machacarlas con un rodillo de cocina.
Tampoco tienes que convertirlas en polvo 🙂

En una olla o en tu microondas derrite la mantequilla.

En un bol verte las galletas molidas y la mantequilla. Mezcla bien.

En un bol monta la nata a punto de nieve, manualmente o con tu batidora, añadiendo un poco de azúcar si no lleva.

TRUCO: si bates la nata fría, recién salida de la nevera, te saldrá a punto de nieve sin problemas.

Pela los plátanos (bananas) y córtalos en rodajas.

En un vaso, posiblemente ancho, o en una copa para postres empieza a crear capas:

  • galletas molidas (presiona un poco para que sea firme y nivelado);
  • natilla de vainilla;
  • rodajas de plátano;
  • nata batida;
  • un chorrito de dulce de leche o de caramelo;
  • y repite entre 1 y 3 veces desde el principio (galletas, natilla, etc…)


Al final coloca, por encima de las galletas molidas y de un chorrito de dulce de leche o caramelo, una rodaja de plátano para decorar.

Repite esto para los otros 3 vasos/copas para postre.

Sirve inmediatamente o deja reposar un poco en la nevera antes de servir.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar el postre en la nevera hasta 3 horas antes de servir. Corta la rodaja de plátano fresca para decorar antes de servir.

Puedes dejarlo más pero el riesgo es que se desmonte la nata y que las rodajas de plátano se oxiden.Resultado de imagen de trifle containers

Puedes también servir el postre en un gran contenedor para trifle, evitando así las porciones individuales.
Desde ese contenedor, con un cuchara o cucharón, sirves una porción a cada persona en un plato.
(Es bonito de ver hasta cuando hay que repartirlo, pero sinceramente un poco más incomodo.)

Sopa de tomate

Presentación

La Sopa de tomate es una sopa polaca muy rápida de hacer y sin duda saludable.

Puedes servirla sola, con arroz (mi versión favorita) o con la pasta para sopas que prefieras.

Su base de caldo la convierte en un primer plato muy sabroso y aromático.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Tomate triturado o Passata: 400 g
  • Caldo: 250 ml
  • Nata: 100 ml
  • Arroz / Pasta para sopas: 300 g (opcional)
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

En una olla verte el tomate triturado y el caldo y mezcla. Añade sal y pimienta.

Deja que se cocine unos 15 minutos, para que los aromas y sabores de los ingredientes se junten.

En un pequeño bol verte un cucharón de sopa y la nata. Mezcla para que quede uniforme. Este pasaje es necesario para evitar que la nata se quede separada de la sopa (como pasa con agua y aceite).

Ahora incorpora la nata mezclada en la sopa y remueve bien.

Deja cocinar durante 2 minutos y apaga el fuego.

Si te apetece comer la sopa con arroz o pasta para sopas (letras, cuadraditos, estrellas, …), cocina el arroz/la pasta en una olla con agua salada y, cuando esté lista, ponla en el cuenco antes de verter la sopa.

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar la sopa durante 2 días en la nevera. 

Puedes añadir perejil, si te gusta, o más pimienta para decorar.

También puedes darle un toque más a tu presentación si poner una cucharadita de nata en la sopa.

Si no te gusta (o no puedes comer nata), puedes omitirla.

 

Gelatina de pollo y verduras

Presentación

Si estás buscando alguna solución para una cena con muchos invitados, éste es el segundo plato que puedes preparar el día anterior, quitándote algo de la lista ya.

La gelatina de pollo es un plato simple de preparar, muy bonito de ver y sin duda de efecto, gracias a las decoraciones de verduras que lleva en el fondo… o, mejor dicho, por encima en cuanto lo emplates 😉

Además es perfecto cuando te ha sobrado caldo y sus ingredientes (especialmente: pollo y zanahorias), para crear algo distinto y que encanta a los peques.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Tiempo de reposo: 2 h (mínimo)
  • Coste: normal
  • Dosis: para 3 personas

Ingredientes

  • Pollo: 2 pechugas + 2 patas
  • Gelatina en láminas: 1 paquete (para 500 ml)
  • Guisantes: 1/3 lata (para decorar)
  • Zanahorias: 2 medianas
  • Cebolla: 1 (para el caldo)
  • Otras verduras para el caldo – opcional (puerro, patata, apio, perejil …)
  • Huevos: 2
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza preparando el caldo: en una olla pon el pollo, las zanahorias, la cebolla, las otras verduras para caldo, 500 ml de agua. Salpimienta.

Deja que se cocine durante unos 40 minutos (comprueba que la carne esté cocida).

Pon los huevos a cocinar: deja que se hagan durante 5-6 min desde la ebullición.

En un vaso o plato hondo pon un poco de agua y deja mojar la gelatina (cola de pescado) durante unos 10 min.

Extrae el pollo cocido: quita la piel y la grasa y elimina todos los huesos que hay. Sé preciso. Trocea la carne.huevo duro rodajas

Corta las zanahorias del caldo en rodajas.

Corta rodajas de huevo duro.

Elige 3 cuencos para tu gelatina. Puedes elegir un cuenco o un molde con forma particular, para que tu plato sea más original. 

Empieza a decorar los cuencos que hayas elegido con una o más rodajas de huevo (donde haya yema cocida, no solo clara), unas rodajas de zanahorias y un poco de guisantes.

Por encima añade la carne de pollo.

Quita las demás verduras del caldo. Añade un poco más de sal y pimienta (puesto que en la gelatina suele parecer más sosa de lo que es, si no añades sal extra).

Extrae la gelatina del agua y apriétala para escurrir el agua. Pon la gelatina en el caldo caliente y remueve hasta su completa disolución.

Verte lentamente el caldo por encima de los platos con carne y verduras y deja que se enfríen hasta llegar a temperatura ambiente.

Ahora puedes ponerlos en la nevera, donde tienen que reposar unas 2 horas mínimo. Si lo dejas más tiempo, mejor.

Extrae una hora antes de servir, para que vuelva a estar a temperatura ambiente.

Sirve extrayendo la gelatina boca abajo.
(Si no sale, corta alrededor del contorno interno del cuenco con un cuchillo.)

¡Lista!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Se puede servir la gelatina junto con rábano picante rallado. Si necesario, puedes hacerlo más suave con un poco de mayonesa.

La gelatina se conserva durante 2-3 días en la nevera.

Puedes poner otras verduras más en la gelatina, para que sea a tu gusto.

Si quieres preparar una gelatina un poco más alta, puedes hacer varias capas de verduras y carne.

Rogaliki – Croissants con masa de requesón rellenos de confitura

Presentación

Los Rogaliki son pequeños croissants polacos que se preparan con una variación de la masa brisé realizada con requesón.

La receta es extremamente simple: cada uno de los 3 ingredientes de la masa está presente en la misma cantidad, así que puedes diminuir o aumentar  la dosis sin problemas.

La masa en sí no lleva azúcar, porque la dulzura la proporciona la confitura o mermelada del relleno.
Por lo tanto, esta receta es perfecta para cualquiera, incluso para quien tenga que cuidar de su glicemia o para quien desee regalarse un capricho dulce… pero no tan dulce 😉
Sin embargo, si eres muy golos@, he añadido la receta para un magnifico glaseado y las indicaciones para añadir coco rallado o nueces picadas.

Prepara estos croissant para disfrutarlos con thé, café o chocolate, sea a la hora del desayuno o sea en cualquier otro momento.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

PARA LA MASA:

  • Requesón: 250 g
  • Harina de trigo: 250 g
  • Mantequilla sin sal: 250 g
  • Confitura/Mermelada de fruta: lo suficiente para el relleno (fresa, arándanos, ciruelas, melocotones)

PARA DECORAR: (Opcional)

  • Azúcar glás
  • Zumo de limón
  • Agua
  • Coco rallado / Nueces

Realización

En un bol verte la harina, el requesón y la mantequilla fría (sin sal) cortada en trocitos.

Mezcla todo a mano o con una batidora eléctrica hasta que la masa quede homogénea.

Deja que la masa repose unos 20-30 min en la nevera, pare que se compacte.

cortesEspolvorea harina sobre la encimera y extiende una parte la masa con rodillo de cocina.

Intenta obtener un círculo de unos 25-30 cm de diámetro, espeso unos 3 mm.

Con un cuchillo o un cortador para pizza consigue unos 8 triángulos de masa, haciendo cortes a lo largo de las líneas diametrales.

kruche rogaliki 2.JPGCon una cucharadita coloca un poco de confitura o mermelada a 1,5 cm del borde exterior, en cada triángulo.

Ahora empieza a enrollar un triángulo a la vez desde el exterior del círculo hasta el centro.

Al principio de la “maniobra” ten cuidado para no aplastar el punto donde está la confitura (y de manera especial si empleas mermelada, al ser más líquida) para que no salga del triángulo o complique su cierre.

Aprieta ligeramente los bordes mientras enrollas, para sellar la confitura en su lugar.

En cuanto tengas el croissant listo, coloca la punta final de la masa (por debajo y dobla ligeramente los dos extremos hacía un lado, para obtener la característica forma de este postre.IMG_8696.JPG

Repite la operación hasta terminar los triángulos y, posteriormente la masa.

Coloca los rogaliki en una bandeja para horno cubierta con papel para horno.

Hornea a 180°C en horno pre-calentado (posiblemente ventilado) hasta que se doren.

Como habrás notado, la masa no lleva azúcar, así que la dulzura deriva de la confitura o mermelada.

Sin embargo, para aquellos que no se conforman con la cantidad (que ya se nota) de dulce, es posible decorar el postre con:

  1. Azúcar glás espolvoreado por encima;
  2. Glaseado con coco rallado.

El glaseado se realiza de la siguiente manera:lukier.jpg

En un pequeño bol verte medio vaso de azúcar glás y 1 cucharada de zumo de limón. Añade 2-3 cucharadas de agua caliente y mezcla. El compuesto tiene que quedar espeso y homogéneo pero si lo notas demasiado seco, añade una cucharada de agua más a la vez, hasta lograr una consistencia parecida a la que ves en la foto.

Ahora, con un pincel de cocina (de silicona u otro material), esparce un poco de glaseado por encima de los rogaliki enfriados.

Ahora puedes dejar tus croissants así o puedes decorar aún más esparciendo coco rallado o nueces picadas por encima del glaseado cuando éste esté aún mojado (así el coco o las nueces se quedarán pegadas).

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes conservar los rogaliki durante una semana bajo una campana de cristal, en un contenedor de lata o en una bolsita de plástico.

El coco rallado combina con cualquier confitura, mientras que las nueces pueden ser más complicadas de combinar.

Las mermeladas suelen ser más dulces y líquidas. Si empleas mermelada es más probable que se salga por los lados durante la cocción, así que asegúrate de haber sellado muy bien la masa.

Nutellino – licor a la Nutella

Presentación

El Nutellino es un licor realizado con gustosa Nutella, para un chupito o una copa dulce con todo el aromático sabor de cacao y avellana.

La preparación es muy sencilla y no requiere envejecimiento alguno.

Puede servirse frío o a temperatura ambiente, solo o al lado de postres y tartas de chocolate, nueces o café.


Información

  • Dificultad: muy baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 1 botella (= aprox. 1 litro)

Ingredientes

  • Nutella: 350 g (o Nocilla)
  • Leche: 300 g
  • Nata líquida: 300 g
  • Azúcar: 50 g (opcional)
  • Alcol para licores: 125 ml

Realización

En una olla calienta la leche con la nata.

Añade el azúcar y deja que siga calientandose hasta casi hervir, pero sin que llegue a ebullición. 

Apaga rápidamente e incorpora la Nutella, removiendo hasta su completa disolución.

Prueba un poco, para ver si la dulzura te parece suficiente (considerando que aún falta añadir el alcohol). De no ser así,  añade el azúcar y mezcla un poco.

Deja que se enfríe, mezclando de vez en cuando para evitar que se forme una película sobre la superficie.

Cuando el compuesto esté frío, añade el alcohol y mezcla muy bien.

Embotella y ¡listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Conserva el licor preferiblemente en la nevera, aunque puedas guardarlo fuera también.

Antes de servir, agita la botella tapada, para homogeneizar el líquido y disolver eventuales residuos de Nutella en el fondo (se nota si el fondo parece más obscuro).

Vitello Tonnato

Presentación

El Vitello Tonnato, también conocido como Vitel Tonè, es un plato italiano originario de la región Piemonte.

Muchas ciudades piemonteses reivindican este plato, pero es necesario mencionar a dos en particular donde el plato que se sirve resulta exquisito: Alba y Garessio.

El Vitello Tonnato es un segundo plato de carne de ternera asada servida en finas lonchas, condimentado con una salsa a base de atún y decorado con alcaparras.

Esta es nuestra versión. A disfrutarla 😉


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 1 h
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Lomo de ternera: 600 g (o en alternativa Lomo de cerdo)
  • Huevos: 2
  • Alcaparras: 7 + algunas para decorar el plato
  • Limón: 1-2 cucharaditas
  • Mayonesa: 6 cuchardas
  • Anchoas: 3-4 medianas
  • Atún claro: 80 g (puede ser en lata, con aceite de girasol)
  • Mantequilla: un poco
  • Aceite extra-virgen de oliva: un poco
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Especias para asado: al gusto

Realización

En una olla pon unas cucharadas de aceite.

Salpimienta todo el lomo y añade especias para asado (utiliza sazonadores listos o mejorana, ajo, pimientón, cebolla, guindilla, perejil, orégano, …).

Coloca el lomo en la sartén y deja que se dore a temperatura mediana por todos sus lados, cambiando su posición de vez en cuando. Puedes tapar la olla.
Al final de la cocción puedes añadir una cucharada de mantequilla para mejorar el sabor.

En la espera, pon 2 huevos en una olla con agua fría y deja que se cocinen. Tienen que quedarte cocidos, así que calcula unos 5 minutos desde su ebullición. Escurre el agua caliente y deja que se enfríen en agua fría.

Pela los huevos y córtalos en trocitos (no hace falta ser muy precisos, porque emplearemos una batidora a inmersión).

Abre una lata de atún y escurre el aceite.

En un bol verte el atún, los huevos, las anchoas, las alcaparras, las cucharaditas de zumo de limón (empieza con 1, luego puedes añadir otra más si te gusta más ácido). Añade una pizca de sal, un poco de pimienta y la mayonesa.

Con tu batidora a inmersión, bate todo hasta que te quede una crema suave y homogénea.

Prueba la salsa y corrige la cantidad de sal, si necesario, y si quieres un poco más de acidez, incorpora alguna alcaparra más o un poco de zumo de limón. Bate un poco más para mezclar todo.

Cuando la carne haya quedado bien tostada, apaga el fuego y deja que se enfríe un poco.

Al notar que el asado está frío, corta lonchas no muy gruesas y emplátalas.

Coloca algunas cucharadas de salsa por encima de la carne (puedes cubrir toda la carne, poner la salsa en el centro de cada loncha o al lado) y decora con algunas alcaparras.

Sirve rápidamente.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes preparar el asado el día anterior y guardarlo en la nevera. Media hora antes de servir lo extraes de la nevera para que llegue a estar a temperatura ambiente y lo único que tienes que preparar al momento es la salsa.

Es conveniente volver a preparar el condimento, más que utilizar aquello del día anterior, puesto que podría oxidarse o secarse un poco.

Evita exponer la salsa al calor. Si necesario, déjala en la nevera el tiempo necesario para que la carne se enfríe, antes de emplatarla.

Galletas caseras – sin mantequilla

Presentación

Las galletas caseras son una delicia que deberíamos concedernos más a menudo, puesto que son muy saludables, sabrosas y, sobre todo, simples de realizar.

Esta receta se prepara rápidamente y con ingredientes que cualquiera tiene en casa.

Hornea estas galletas para la merienda o el desayuno tuyo o de los niños, y mójalos en el té, café o chocolate.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 5 min + 30 min de reposo
  • Tiempo cocción: 7-10 min
  • Coste: bajo
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Huevos: 2 medianos
  • Harina de trigo: 320-350 g
  • Azúcar: 90 g (puede ser vainillado)
  • Aceite de girasol: 75 ml
  • Levadura química para postres: 4 g (= una cucharadita)
  • Aroma: 1 ml (mantequilla, nata, almendra, limón, …) – opcional

Realización

En un bol ponemos los huevos, el azúcar, la levadura, el aceite de girasol y el aroma.

Mezclamos todo manualmente o con batidora (tipo mixer o de mano).

Un poco a la vez, sin parar de mezclar, añadimos la harina.

Cuando la masa ya es compacta, seguimos trabajándola sobre la encimera y no en el bol.

La cantidad de harina indicada no es precisa porque hay un sistema mucho más fiable para saber cuanta es suficiente: para de añadirla cuando la masa deja de ser pegajosa.

pasta-frolla.jpg(Esta “medida” empírica se debe sobre todo a las distintas variedades de harina, al tamaño de los huevos, etc…)

Sigue trabajando la masa un poco con las mano hasta que quede homogénea.

Entonces deja que repose en la nevera durante 30 min, para que luego sea más fácil recortar galletas.

Sin embargo, si tienes mucha prisa, puedes acortar el tiempo a la mitad, o dejarla unos 5-10 min en el congelador.

IMG_1333Ahora, con un rodillo de cocina extiende la masa hasta lograr unos 4-5 mm de espesor.

Con tu cortador de galletas, con un vaso o con cuchillo, recorta tus galletas.

Con lo que te sobre de masa, recorta más galletas tras haber vuelto a amasar y extender.

Coloca las galletas sobre una bandeja con papel de horno.

Hornea las galletas durante 7-10 min a 170°C con ventilación encendida.

Sirve calientes o frías.

¡Listas!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

IMG_1344.JPGSi prefieres un acabado brillante, puedes esparcir (con un pincel) una clara de huevo un poco batida, por encima de la galleta antes de hornearla.

Además, puedes espolvorear una pizca de azúcar granular por encima de cada galleta.

Las galletas se pueden conservar durante una semana, mejor si en un contenedor de lata.

Prueba también las galletas con cacao y sin mantequilla 😉 El procedimiento es el mismo.