Cremosas espinacas con 3 quesos y panceta cruijente

Presentación

Las espinacas son unas verduras que amas o odias.

Yo las adoro y esta es la receta que prefiero a la hora de prepararlas.

Si eres de los que no aprecian esta verdura, o intentas cautivar a niños y escépticos de las espinacas, esta versión convierte a todos en fans sin precedentes 😉

Los quesos confieren sabor y cremosidad a las espinacas, mientras que la panceta crujiente complementa perfectamente el plato con su potente aroma.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 20 min
  • Coste: mediano
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Espinacas (frescas o congeladas): 400 g
  • Panceta curada: 100 g *
  • Mozzarella: 125 g
  • Queso crema o quesitos para untar (triángulos): 70 g
  • Parmigiano Reggiano: al gusto
  • Mantequilla: un poco
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

*Si eres vegetariano simplemente no pongas panceta, o pon queso azul en su lugar.


Realización

ESPINACAS FRESCAS: Elimina la base dura con un cuchillo. Lava cuidadosamente las espinacas (incluso más veces si necesario) bajo agua corriente y seca las hojas. 

ESPINACAS CONGELADAS: Abre la confección.

Verte las espinacas en la sartén, con unas cucharadas de mantequilla. Deja que se cocinen hasta que sean blandos.

Si utilizas espinacas congeladas, puede hacer falta alguna cucharada de agua.

Sazona con sal y pimienta.

Mientras las espinacas se cocinan, corta la panceta en palillos o en cubitos y fríela en una sartén. Si es muy grasa, no hace falta añadir mantequilla, pero si es magra, añade una cucharadita.

Corta la mozzarella en cubitos y ralla el Parmigiano Reggiano.

Incorpora el queso mozzarella, y el queso crema o los quesitos. Mezcla bien con una cuchara de madera o d silicon. Añade también el Parmigiano Reggiano.

Baja la temperatura durante unos 2 minutos y  añade la panceta. Apaga la placa, dejando que los quesos sigan derritiendose y cogiendo el sabor de la panceta.

Emplata las espinacas calientes: el queso será cremoso y filamentoso y la panceta crujiente.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Puedes cambiar los quesos con los que prefieras, incluso incorporando queso azul, gorgonzola, fontina, taleggio, queso de cabra, etc…

Si quieres experimentar algo distinto o no tienes panceta, puedes poner chorizo, jamón o jamón cocido.

Para los vegetarianos: substituye la panceta por un queso como el queso azul o simplemente no pongas nada más. El plato es igual de rico sin panceta 😉

 

Anuncios

Un comentario en “Cremosas espinacas con 3 quesos y panceta cruijente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s