Ñoquis grises – Szare Kluski

Presentación

Las Szare Kluski son un plato similar a los ñoquis que, como se entiende por el nombre, proviene de Polonia, y de forma particular del Voivodato de la Grande Polonia.

El nombre significa ñoquis grises, puesto que se solían realizar con una variedad de patatas que, al reposar trituradas y crudas durante un tiempo, adquirían un color ligeramente gris.

La mayoría de las patatas en España no suelen reaccionar así, pero de vez en cuando puede pasar.

El proceso natural de cambio de color no altera para nada su delicioso sabor y da al plato un aspecto particular y especial.


Información

  • Dificultad: normal
  • Tiempo preparación: 45 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Patatas: 500 g
  • Fécula de patatas: 2 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Cebollas: 2
  • Mantequilla: 3 cucharadas

Realización

La realización requiere que se pelen las patatas y se rallen con la parte más fina del rallador.

Es posible utilizar una batidora que triture con su lama las patatas, ahorrando mucho tiempo.

Hay que coger un trapo de gaza limpio y colocar un poco de patatas trituradas a la vez, envolviendo el trapo y presionando para que salga el agua de las patatas. IMG_0490.JPG

No tires ese liquido amarillo que sale: consérvalo en un bol, porque después de unos 20 minutos se depositará en el fondo una capa de almidón de patatas (fécula) natural, que se emplea en la masa.

IMG_0489.JPGCuando ya aparezca la fécula en el bol, elimina el liquido que hay encima y verte el fluido blanco denso en las patatas escurridas.

Añade también las cucharadas de fécula de patatas (o si no la encuentras, prueba con la fécula de maíz – cambia un poco la consistencia pero es buena igualmente).

Pon una pizca de sal y mezcla todo meticulosamente.

Ya ha llegado el momento de empezar a crear las bolitas.

TRUCO: si quieres crear ñoquis de forma más rápida y uniforme, coge un buen trozo de masa y amasa un cilindro de 3 cm de diámetro. Como si fuera un chorizo, corta lonchas de 1-1,5 cm de ancho y con las manos moldéalas un poco, para que queden esféricas.

Con el pulgar presiona en el centro, para crear un pequeño surco que recogerá mejor el condimento. IMG_0491.JPG

Pon las Kluski en el agua salada hirviendo y dejalás hasta que sean cocidas.

Mientras esperas, pica una cebolla (no hace falta hacerlo muy finamente) y  saltéala con mantequilla, sazonando con sal y pimienta.

Emplata los ñoquis con cebolla y mantequilla por encima y ¡listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si te apetece añadir un poco de carne a la receta, prepara un poco de panceta curada en la sartén, para incorporarla a la cebolla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s