Macarrones con panceta crujiente y berenjenas

Presentación

Los Macarrones con panceta crujiente y berenjenas son un primer plato extremamente sabroso que conquista a todos los comensales.

La fragancia de la panceta resalta el sabor delicado de la berenjena que, privada de su amargor, es perfecta para hacer felices a los niños más exigentes.

Esta receta no solo es adapta para ser comida caliente, recién hecha, sino que se puede degustar también tibia o fría, para aliviar el calor de los días de verano, sin renunciar a la pasta.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Macarrones: 350 g
  • Berenjenas: 2
  • Panceta curada: 200 g
  • Aceite vegetal: para freír
  • Mantequilla: 2-3 cucharadas
  • Parmigiano Reggiano o Queso de cabra curado: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Empieza pelando las berenjenas, para quitar la piel amarga.

TRUCO: si quieres eliminar por completo el amargor de las berenjenas en general, puedes cortarlas en rodajas y echarles sal gruesa por encima, dejando que ésta saque el liquido durante 15-30 minutos.
Quitando la piel y friendo la berenjena no es necesario hacer este paso.

Corta las berenjenas en cubitos y fríelas en aceite vegetal. Cuando estén doradas, sácalas y ponlas sobre papel de cocina, para quitar el exceso de grasa.

Sazona las berenjenas con pimienta y sal (cuidado con ésta porque depende de lo salada que esté la panceta).

En una sartén caliente deja que la panceta, cortada en cubitos o palillos finos, se convierta en una delicia crujiente. No hace falta añadir mantequilla o aceite puesto que la panceta desprenderá su sabrosa grasa.

No hay que tirar esa grasa, ni escurrirla, porque va a condimentar la pasta y a donarle un inconfundible olor.

Cocina la pasta: deja hervir el agua con sal y luego verte la pasta. Mezcla bien frecuentemente (empezando ya desde cuando echas los macarrones).

Escurre el agua cuando estén listos y añade rápidamente un poco de mantequilla, para que no se peguen al fondo de la cazuela caliente. Incorpora la panceta con su grasa y mezcla.

Por último puedes añadir las berenjenas.

Cuando emplates, espolvorea en en centro del plato un poco de queso Parmigiano Reggiano o, si prefieres, queso de cabra curado.
Cuidado con la cantidad: hay que tomar en cuenta cuanto sal contiene ya el plato (panceta, pasta, berenjenas) y no exagerar.

TRUCO: Prueba siempre antes de servir, para saber si hay que hacer algún ajuste 😉

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si hace mucho calor, prepara el plato con antelación y deja que se enfríe antes de consumar este primer plato.

Si quieres añadir un ingrediente más que combina muy bien con la panceta y las berenjenas: echa un poco de requesón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s