Huevos a la escocesa

Presentación

Los huevos a la escocesa son huevos cocidos en agua hirviendo y revestidos de una capa crujiente de carne picada empanada.

Existen muchas variaciones de la receta dependiendo de la región del Reino Unido o de lo Países Bajos en la que se preparen.

La versión original escocesa lleva el huevo entero para cada “albóndiga”, pero mi re visitación emplea cuartos de huevo, para que sean más pequeñas y fáciles de comer.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Huevos: 5 medianos
  • Carne picada: 400 g (puede ser de salchicha, de cerdo, mixta, etc…)
  • Pan rallado (normal o con ajo y perejil)
  • Aceite para freír (de girasol, de cacahuetes)
  • Cebolla: 1/2
  • Mantequilla: un trocito
  • Orégano: al gusto
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

Realización

Lo primero: pon 4 huevos en una cacerola y llénala de agua fría.

TRUCO: no pongas los huevos directamente en el agua hirviendo porque podrían romperse por el choque térmico.

Ahora pon la cacerola a calentar hasta que hierva. A los 5 minutos puedes apagar y escurrir los huevos. Para que se enfríen más rápido puedes poner los huevos en agua fría.

Pela los huevos y déjalos por un lado.

Prepara el sofrito de cebolla, poniendo en una sartén la cebolla finamente picada y la mantequilla. La cebolla tiene que parecer hecha de cristal.

Ha llegado el momento de preparar la carne: toma la carne picada que hayas elegido y sazónala con sal, pimienta y orégano. (Si no te gusta el orégano, puedes poner alguna hierba distinta). Incorpora el huevo crudo y mezcla muy bien para que la carne adquiera una consistencia homogénea y suave. Une la cebolla y termina de mezclar.

uova scozzese procedimento
Para realizar las “albóndigas” crea pequeñas hamburguesas de carne y coloca un cuarto de huevo (cortado por el lado largo) con la yema a contacto con la carne.

Envuelve el huevo con la carne como en la foto. uova scozzese 4.JPG

Ahora hay que empanar la carne rellena con pan rallado (si lleva ajo y perejil será más aromático).

En cuanto tengas listos todos los huevos a la escocesa puedes freírlos en aceite vegetal hasta que estén bien dorados.

¡Listos!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Si quieres que tu emplatado resulte más impactante, corta el huevo a la escocesa por el lado largo y apoya una mitad a la guarnición que hayas elegido (por ejemplo calabacinos fritos), para que sobresalga y cautive la mirada.kanapka uovo scozzese.jpg

Puedes conservar el huevo a la escocesa durante unos 2 días en la nevera.

Es posible utilizar el huevo a la escocesa para unos bocadillos deliciosos. Intenta combinarlo con tomate y pepinillos encurtidos: ¡te gustará!

Anuncios

Crostatine de mermelada

Presentación

Las “Crostatine” son pequeñas tartas de crujiente masa brisée rellenas de confitura de fruta o Nutella.

La receta, muy conocida por las abuelas italianas, es un clásico para la merienda, el desayuno o como postre.

Estas delicias se pueden realizar con la ayuda de los más pequeños, que lo pasarán genial decorando las tartas.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 30 min (+30min en la nevera)
  • Tiempo cocción: 20 min
  • Coste: muy bajo
  • Dosis: para 3-4 personas (18 Tartas)

Ingredientes 

  • Harina: 200 g
  • Mantequilla (fría, sin sal): 100 g
  • Agua (muy fría, sin gal): 70 ml
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de azúcar
  • Mermelada / Confitura / Nutella: a gusto

Realización

Para realizar las crostatine se empieza haciendo la masa brisée.

Hay que mezclar (a mano o con la batidora) la harina, la pizca de sal, el azúcar y la mantequilla. El aspecto del compuesto resultará bastante arenoso.

Tras poner todo en un bol, incorpora poco a poco el agua muy fría, mezclando bien para que la masa quede homogénea.

Entonces, hay que crear una pequeña bola y dejarla reposar en la nevera por mínimo 30 min. Esta etapa es fundamental para que la mantequilla vuelva a solidificarse.

Tras la espera, saca la masa de la nevera y, con la ayuda de un rodillo de cocina, extiende la masa brisée hasta llegar a un espesor de medio centímetro.

Ahora, dependiendo de los utensilios de cocina que tengas puedes elegir dos vías:

  1. CON MOLDES
    Unta los moldes con un poco de mantequilla, para que no se quede pegada la tarta.
    Coge la masa y la ponla encima de los pequeños moldes. Hay que apretar un poco para que adhiera y se corte el exceso en los bordes.
    Los recortes vuelve a amasarlos y extenderlos: después los utilizarás para decorar.
    Rellena los moldes con mermelada, confitura o Nutella hasta un poco por debajo del borde.
    La masa que te ha sobrado ahora puedes cortarla en finas tiras y decorar cada tarta creando rombos o puedes crear 5 pequeñas bolitas y crear con ellas pétalos, como los de la foto.
  2. SIN MOLDES
    Coge la masa y córtala utilizando un vaso* (por ejemplo los empleados para beber agua).
    Pon los círculos sobre una bandeja recubierta con papel para horno.
    Con la masa que ha sobrado de los recortes hay que crear un borde para que no sobresalga el relleno que has elegido.
    La forma mas sencilla es volver a cortar con el mismo vaso más rodajas y, con otro vado mas pequeño, hacer un corte concéntrico. Te quedará un borde que hay apretar por encima de la base.
    IMG_0471La otra manera es más laboriosa, pero es muy bonita de ver: crear una marco parecido a un cordón.
    Hay que coger dos largas tiras de menos de unos 3mm de anchura y pegar una extremidad a la otra.
    Entonces puedes proceder a trenzarlas hasta el final y pegar el extremo suelto.
    Cuando ya tienes el cordón listo lo envuelves alrededor del círculo de masa y juntas los extremos para cerrar el anillo (si hace falta corta el exceso).IMG_0468Ahora puedes rellenar cada crostatina con el relleno que hayas elegido (mermelada, confitura o Nutella) hasta rellenar el centro y quedando por debajo del borde.
    Finalmente puedes decorar las tartas como prefieras. Las con cordón pueden quedarse tal y como están, pero si te apetece, puedes utilizar la masa que te ha sobrado: córtala en finas tiras y crea rombos, o crea 5 pequeñas bolitas y forma pétalos, como los de la foto principal.

Ha llegado el momento de hornear tu creación!
HORNO VENTILADO: Pon la bandeja con las mini tartas en el horno ya pre calentado, a 160° durante 20 minutos.
HORNO ESTÁTICO: Pon la bandeja con las mini tartas en el horno ya pre calentado, a 180° durante 25 minutos.

¡Cuidado con el tiempo, porque puede variar dependiendo del horno!
Lo importante es que tenga un bonito color dorado.

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

La masa brisée puede congelarse sin problema: puedes hacer más y dejarla en el congelador para utilizarla más adelante o puedes prepararla con antelación si tienes poco tiempo.

Las Crostatine pueden conservarse bajo una campana de cristal durante unos 2-3 días.

Crujientes albóndigas con olivas negras

Presentación

Estas albóndigas son un capricho culinario que se me ha ocurrido como versión al revés de una receta italiana originaria de la ciudad de Ascoli, las olivas a la ascolana.

En tal receta, las olivas son muy grandes y se rellenan de carne picada y, tras ser empanadas, se fríen. Aquí vamos a hacerlo al contrario: olivas por dentro y carne por fuera.

Estas albóndigas son perfectas para niños y buffets.


Información

  • Dificultad: baja
  • Tiempo preparación: 15 min
  • Coste: normal
  • Dosis: para 4 personas

Ingredientes

  • Carne picada: 300 g (mixta, de cerdo, de vacuno)
  • Olivas: una lata (sin hueso)
  • Huevos: 1 mediano
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Orégano: al gusto
  • Pan rallado (normal o con ajo y perejil)
  • Aceite para freír (de girasol, de cacahuetes)

Realización

Se empieza preparando la carne picada: hay que sazonarla con sal, pimienta y orégano (o distintas hierbas).

NOTA: si te gusta, puedes echarle un poco de curry a la carne 😉

Hay que añadir el huevo crudo y mezclar muy bien, hasta que la carne quede homogénea y suave.

Crea una pequeña bola de carne y allánala con tu mano. En el centro, pon la oliva entera sin hueso y sella las extremidades para cerrar la albóndiga.

Empana cada albóndiga con el pan rallado (que si lleva ajo y perejil sabe más rico) y hazla freír hasta que se dore.

¡Listo!

¡BUEN PROVECHO!


Sugerencias

Las albóndigas pueden comerse calientes y frías y aguantan hasta 3 días en la nevera.

Si te apetece servirlas en un buffet, puedes cortarlas por la mitad y rellenar el hueco del hueso con queso crema (por ejemplo el Philadelphia con hierbas) utilizando una manga pastelera.